ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Tecnología Espacial y Telecomunicaciones

| Artículos de opinión

Acuerdos con China: ¿más allá de Tierra del Fuego?

Autor | Octavio Ciaravino


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
acuerdos, China, SECOM, Berner, De Vido, telecomunicaciones, Tierra del Fuego, industrialización, inversiones



09-02-2015 | La Secretaria de Comunicaciones acaba de firmar dos acuerdos con su par china, uno referido a inversiones en terminales y en equipos de red 4G y otro entre los correos, además de un posicionamiento común en la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Analizamos los objetivos de la Argentina en su relación asimétrica con China, las oportunidades y las amenazas de esta relación inevitable.


Los objetivos de la Argentina en materia de telecomunicaciones se pueden resumir así: desplegar la red de telefonía móvil 4G lo más rápido posible para que el conjunto de la ciudadanía disfrute de esta tecnología. En este sentido se acordaron facilidades para que las empresas Hawei y TCL inviertan en nuestro país para ensamblar smart phones y para que ofrezcan aquí sus sistemas LTE para el despliegue de las redes 4G. Como segundo objetivo se busca un principio de transferencia tecnológica, es decir, que algo del conocimiento técnico necesario para el mantenimiento y construcción de esta tecnología sea cedida a nuestro país. En forma transversal, subyace otro objetivo de la política económica nacional que es el de reducir el déficit comercial de artefactos electrónicos que se ensamblan en Tierra del Fuego y que en 2014 alcanzó los $ 4.300 millones.

A propósito de esto último, tales objetivos se impulsan y limitan mutuamente. En efecto, si las empresas chinas se radican en Tierra del Fuego para ensamblar los equipos de red para el 4G (antenas, transmisores, etc.) y luego desde allí se los venden a las empresas de telefonía móvil locales tendríamos como resultado un déficit de balanza comercial ya que las empresas de telefonía (Claro, Movistar, Personal y Airlink) podrían adquirir los insumos para las redes en pesos y las divisas saldrían del Banco Central. Una alternativa sería que estos insumos para la red no se ensamblen en el país y que las empresas de telefonía los adquieran directamente al fabricante con sus divisas y luego las ingresen al país como bienes de capital. De esta manera no tendríamos una pérdida de divisas desde el BCRA. Una tercera opción sería que estos equipos se ensamblen en el país pero no en Tierra del Fuego, es decir fuera del sistema de promoción industrial para que exista un estímulo real a la integración de componentes locales, como se ha podido observar en otras industrias que no gozan de diferimientos fiscales, por ejemplo, las ensambladoras de motos cuya integración nacional paso del 37 al 81% entre 2008 y 2014 (1). Si bien puede comprenderse que la integración en micro procesadores y equipos de telecomunicaciones LTE no se podría dar con tanta facilidad, por lo menos se lograría mayor transferencia de tecnología y menor déficit comercial.

Para aprovechar
En telecomunicaciones empresarios chinos quieren invertir en la Argentina, y nosotros queremos que ellos inviertan. De hecho, si en otros países como Colombia o México han invertido sin ninguna promoción industrial, es un buen momento para que aquí hagan lo mismo. También existe otra posibilidad muy a la mano de la SECOM que es canalizar esas inversiones a través de un nuevo actor local: ARSAT. En efecto si las redes de 4G se van a importar casi completamente de China sería lo mejor que el socio local sea el propio Estado y que luego ARSAT se asocie con las telefónicas para sacar provecho de los fierros traídos de China. Esa opción redundará en beneficios de largo plazo para el país.



Bibliografia
(1) Ministerio de industria: http://www.industria.gob.ar/cep/informes-y-estadisticas/industriales/