ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Equipos de aire acondicionado, salud pública y uso racional de la electricidad

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
PRONUREE, ENRE, ENARGAS, Ministerio de Planificación, uso eficiente, uso racional, ahorro, energía eléctrica, aire acondicionado, aires acondicionados, medicina respiratoria, filtros, salud pública, laringitis, faringitis, 24 grados



11-02-2015 | El Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía (PRONUREE) fue creado por el Poder Ejecutivo Nacional a través del Decreto Nº 140, el 21 de diciembre de 2007, con la finalidad de promover, entre los diferentes grupos de usuarios, una utilización eficiente y racional de la energía eléctrica. En dicho decreto se establece que "es propósito del Gobierno Nacional propender a un uso eficiente de la energía, teniendo en cuenta que en su mayoría, la misma proviene de recursos naturales no renovables" y que "propender a la eficiencia energética no es una actividad coyuntural, sino de carácter permanente de mediano a largo plazo". Hay también consideraciones muy importantes en materia de salud.


De acuerdo a los lineamientos del PRONUREE, la Eficiencia Energética (EE) se constituye como "la adecuación de los sistemas de producción, transporte, distribución, almacenamiento y consumo de energía, destinada a lograr el mayor desarrollo sostenible con los medios tecnológicos al alcance, minimizando el impacto sobre el ambiente, optimizando la conservación de la energía y la reducción de los costos" y, por eso mismo, garantizarla resulta un componente imprescindible de la política energética de la República Argentina.

Pero el éxito de las medidas de eficiencia energética no sólo depende de los desarrollos tecnológicos que puedan alcanzarse sino también de la generación de grandes cambios socio-culturales que permitan una modificación de las conductas individuales en materia energética por medio de programas y planes conducidos por organismos especializados (públicos y privados) que se encarguen de educar en pos del uso eficiente de la energía. En este sentido, el Decreto N° 140 que rige el Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía considera "necesario y conveniente que el sector público asuma una función ejemplificadora ante el resto de la sociedad, implementando medidas orientadas a optimizar el desempeño energético".

A propósito de lo anterior, la ejecución del PRONUREE implicó la puesta en práctica de ciertas normativas dentro de los propios edificios de la administración pública, a saber: a) reducción del consumo eléctrico en la vía pública, y en el interior y en marquesinas de edificios públicos; b) reemplazo de lámparas incandescentes por las de bajo consumo en oficinas; c) apagado de las luces ornamentales a partir de la hora 0; d) finalización de las actividades administrativas a las 18 horas; e) capacitación de empleados y funcionarios en buenas prácticas de uso eficiente de la energía; f) instalación de sensores programados para detectar fallas y pérdidas de energía y, por último, g) regulación de la temperatura de los equipos de aire acondicionado en 24° C. Sobre la importancia de este último punto nos ocuparemos a continuación.

Regulación de la temperatura de los equipos de aire acondicionado en 24° C
De cara a las altas temperaturas registradas en verano, muchos usuarios se sirven de los beneficios de la climatización que otorgan los aires acondicionados sin tomar en cuenta los problemas que acarrea el mal uso de los mismos. En este sentido, el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, a través de las diferentes campañas concientizadoras lanzadas desde la implementación del PRONUREE, ha enfatizado en el buen uso que debe hacerse de los aires acondicionados, tanto en el ámbito público como en el privado. Tan es así que en el Anexo II del Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía se establece "la regulación de la temperatura de refrigeración de los equipos de aire acondicionado en venticuatro grados centígrados (24°C) en todos los edificios de la Administración Pública Nacional y la adopción, en cada caso, de las medidas necesarias para evitar pérdidas de energía por intercambio de calor con el exterior".

Por otra parte, ante la falta de conciencia reinante en la sociedad acerca del gasto energético que estos electrodomésticos implican, en el sitio web de la Secretaría de Energía, dependiente de la cartera de Planificación, se alerta sobre el grado de consumo que poseen algunos de los artefactos eléctricos que se encuentran disponibles en el hogar; destacándose entre los cinco (5) primeros -ordenados por mayor consumo- los equipos de aire acondicionado:


Fuente: Ente Nacional Regulador de la Energía (ENRE)

Aires acondicionados y salud pública
Con todo, el alto grado de consumo de los equipos de aire acondicionado no es el único aspecto a considerar a la hora de tomar conciencia acerca del buen uso de la energía eléctrica, en este sentido, el cuidado de la salud también reviste una importancia primordial. Especialistas en neumonología ya han advertido sobre los perjuicios que puede acarrear el mal uso de los acondicionadores de aire funcionando a menos de 24 grados, en ambientes cerrados y con sus filtros sucios. En tales situaciones, los equipos de aire acondicionado pueden contribuir a empeorar los síntomas en personas con enfermedades respiratorias preexistentes y desencadenar resfríos, bronquitis, laringitis, faringitis, sinusitis u otitis en personas con bajas defensas, niños y adultos mayores.

Ana Balanzat, médica pediatra neumonóloga y jefa del Departamento de Pediatría del Hospital de Clínicas, advirtió a la Agencia Nacional de Noticias (Télam) que "no es que el aire acondicionado produzca enfermedades de por sí, las enfermedades las provocan los virus o bacterias que circulan en el ambiente, pero mucho frío o los cambios de bruscos de temperatura pueden favorecer que éstos afecten al organismo" y agregó además que "la falta de ventilación se ve especialmente en casas con aire acondicionado central y en las oficinas en las que las ventanas no se abren, lo mismo que en los ómnibus de pasajeros de larga distancia. Si allí dentro hay personas con infección respiratoria, la posibilidad de contagio aumenta porque es el mismo aire que va recirculando".

En el mismo tono, Sebastián Wustten, coordinador de la Sección de Enfermedades Obstructivas de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, aseguró a la misma agencia de noticias que "los equipos de aire condicionado enfrían el aire, le quitan humedad y tienden a acumular polvo en los filtros; todo lo contrario a la función de las vías respiratorias, porque la nariz actúa calentando, humidificando y filtrando el aire que luego se conduce por las vías respiratorias llegando lo más puro y limpio posible a nuestros alvéolos".

En consecuencia, para un buen uso del aire acondicionado, desde la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria se recomienda: acondicionar los ambientes con temperaturas entre 24 y 27 grados; mantener la humedad del ambiente usando la función de ventilación y mantener los filtros limpios; evitar los cambios bruscos y frecuentes de temperatura para permitir que el organismo se adapte gradualmente; mantenerse bien hidratado y alimentado; continuar con los tratamientos y cuidados para enfermedades respiratorias crónicas; no automedicarse y consultar al médico en caso de síntomas importantes o persistentes.

Consejos útiles y uso eficiente de la energía
De igual forma, la Secretaría de Energía de la Nación establece los siguientes consejos útiles para el uso eficiente y racional de los equipos de aire acondicionado: a) elija colores claros en las paredes y techos, ya que reflejan la luz solar y evitan el calentamiento de los espacios interiores, b) ventile la vivienda en los momentos del día en que el aire es más fresco en el verano; c) limpie regularmente los filtros del aire acondicionado, ahorrará un 10% de energía si mantiene el aparato en buenas condiciones; d) elija el sistema de acondicionamiento más eficiente y acorde a sus necesidades, y asesórese por profesionales; e) el aislar los techos y paredes expuestas al sol, le permite ahorrar aproximadamente un 30% en el consumo energético del aire acondicionado; f) regule el termostato en no menos de 24°, caso contrario, estará incrementando el consumo energético en un 5% por grado.

Relacionado a esto último, investigaciones realizadas por el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) demuestran que con sólo fijar la temperatura del termostato del aparato de aire acondicionado en 24 grados se puede ahorrar entre un 40 y un 50 por ciento de energía que si lo usáramos a 21 grados centígrados, o menos, como suele hacer la mayoría de las personas cuando las temperaturas son muy elevadas.

Conclusiones
En este sentido, la utilización de los equipos de aire acondicionado será segura, beneficiosa y confortable siempre y cuando se la realice de manera conciente ya que, de lo contrario, el mal uso de dichos equipos tenderá a generar no sólo problemas de salud sino también de tipo ambiental debido al desmesurado consumo de energía que conllevan. Por consiguiente, el uso racional y eficiente de dicho recurso se vuelve fundamental a la hora de conservar y aprovechar las fuentes energéticas de nuestro país, tarea para la cual se hace imprescindible la toma de conciencia social acerca de cuáles son los pasos a seguir de cara a la sabia utilización de la energía en todas sus variantes.



Bibliografia
-Decreto del Poder Ejecutivo Nacional N° 140 PRONUREE (2007). Base de datos del Centro de Documentación e Información del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas. http://infoleg.mecon.gov.ar/infolegInternet/anexos/135000-139999/136078/norma.htm

- Ente Nacional Regulador de la Energía (ENRE) acerca del Programa Nacional de Uso Racional y Eficiente de la Energía (PRONUREE) http://www.enre.gov.ar/web/web.nsf/PRONUREE-Principal?OpenPage

- Secretaría de Energía. Consumos Promedio por Artefactos. http://www.energia.gov.ar/contenidos/verpagina.php?idpagina=2854; Recomendaciones para el aire acondicionado http://www.energia.gov.ar/contenidos/verpagina.php?idpagina=2883

- Casa Rosada. Presidencia de la Nación Argentina. Discursos. http://www.presidencia.gob.ar/discursos/2983

-Agencia Nacional de Noticias Télam. Nota de prensa (07/02/2015) http://www.telam.com.ar/notas/201502/94348-el-mal-uso-del-aire-acondicionado-puede-ser-perjudicial-para-la-salud.html