ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos de opinión

Excusas para dolarizar. El "Misery Index" de los padres de la Convertibilidad.

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Steve Hanke, Misery Index, Índice de Desdicha, dolarización, Chicago Boys, Di Tella boys, neoliberalismo, Cristina Fernández, Jauretche, Federico Bernal, mitrismo, diario La Nación



19-02-2015 | Pocos días atrás, precisamente el 11 de Febrero de este año, la Presidenta, Cristina Fernández le habló a la militancia en el Patio de los Próceres. Allí, desde el balcón, brindó un pequeño pero emotivo discurso en donde destacó la importancia de conservar la alegría frente a las campañas de odio y desánimo que, como pan caliente, salen a vender los representantes del status quo opositor.


Las palabras de la Presidenta fueron de extrema claridad, "el odio, el agravio, la infamia, la calumnia, se los dejamos a ellos; nosotros nos quedamos con el canto, nos quedamos con la alegría". En el mismo sentido, tres días después, en ocasión de inaugurar el Anfiteatro del Bosque en El Calafate, Cristina Fernández aprovechó la oportunidad para destacar que "ningún pueblo puede construir futuro sin alegría, por eso siempre quieren ver tristes a los pueblos" y agregó que los miembros del Gobierno Nacional están "tercamente empecinados en brindar alegría".

Sembrar la desdicha forma parte de una vieja estrategia implementada desde hace muchos años por aquellos que pretenden ver de rodillas a los gobiernos populares que devuelven derechos y alegría al Pueblo. Ya lo decía Arturo Jauretche, "el arte de nuestros enemigos es desmoralizar, entristecer a los pueblos porque los pueblos deprimidos no vencen. Por eso venimos a combatir por el país alegremente. Nada grande se puede hacer con la tristeza".

A propósito de lo anterior y para demostrar, una vez más, cómo los verdugos de la alegría argentina buscan desmoralizarnos, entristecernos y deprimirnos, nada mejor que desentrañar el "Misery Index" (Índice de Desdicha) diseñado nada más y nada menos que por uno de los ideólogos de la Convertibilidad, el economista estadounidense Steve Hanke, y divulgado por el inefable cipayismo vernáculo de La Nación. Veamos de qué se trata.

En su edición impresa, del 12 de Febrero del corriente año, el diario de los herederos de Mitre publicó una nota titulada: "Desdichados: la Argentina, arriba en un ranking mundial". En dicho artículo sin nombre de autor, ya que nadie se atreve a ponerle la firma, La Nación destaca que nuestro país se encuentra formando parte del grupo de países más "desdichados" del globo, junto con Venezuela y Siria (¡Obvio! Se sabe que los recursos hidrocarburíferos son una fuente de infelicidad permanente). Semejante dato estadístico, de extrema objetividad científica, lo arroja el "World Misery Index" elaborado por el economista estadounidense Steve Hanke, de la Johns Hopkins University y el Cato Institute.

Como explica La Nación, la palabra inglesa "misery" "no significa miseria, sino desdicha, aflicción, sufrimiento o hasta tristeza", de manera que lo que mide este índice "no tiene nada que ver con las carencias materiales, sino con una cuestión que repercute exclusivamente en lo anímico. [Sería] algo así como un riesgo país psicológico". Por tanto, para medir el grado de felicidad de los pueblos o, mejor dicho, qué riesgo tiene de perderla, la ecuación que realiza el "Índice de Desdicha" se reduce a sumar las tasas de desempleo, inflación e interés y restarle, a este resultado, el crecimiento del PBI per cápita. Una maravilla de las artes matemáticas.

El mismo Steve Hanke lo explica de la siguiente manera, "cada país apunta a bajar la inflación, el desempleo y las tasas de interés, mientras que pretende engrosar el producto bruto interno per cápita. A través de una simple suma de las tres mencionadas tasas y la resta del crecimiento per cápita de un año del PBI, construí un índice de desdicha que de forma exhaustiva ordena 108 países basados en esa desdicha".

Los resultados arrojados por el "World Misery Index" ordenan a los países de más desdichado a menos desdichado, de manera que ser el primero no es algo bueno. El país que lidera la tristeza según Hanke es, por lejos, Venezuela, con 106,03 puntos, seguido por la Argentina, con 68 puntos, Siria, con 63,90; Ucrania, con 51,8 e Irán, con 49,10. Por si fuera poco, el "Misery Index" también se encarga de establecer cuál es el factor económico causante de la desdicha en cada uno de los casos. Para la Argentina y Venezuela la causa de la infelicidad hay que buscarla en los precios al consumidor, es decir, en la tasa de inflación que poseen, mientras que para los tres países que siguen en el ranking -Siria, Ucrania e Irán- el causante de la tristeza se encuentra en el desempleo.

Lo más llamativo de este ridículo índice de medición de la desdicha de los pueblos son las fuentes que actúan como base de datos desde las cuales se recogen las estimaciones: The National Bureau of Labor Stadistics and Calculations, la Economist Intelligence Unit, El Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional. Organismos que se presentan frente al mundo como el reservorio moral de las naciones mientras que en las sombras se alimentan del sudor y la sangre de los pueblos oprimidos. Los argentinos conocemos muy bien sus recetas y sabemos perfectamente que ninguna de ellas nos hará beber del cáliz de la felicidad.

Hasta aquí hemos descripto los lineamientos básicos que hacen funcionar el "Misery Index" pero todavía resta hacer referencia a su creador. ¿Quién es, entonces, Steve Hank? Economista estadounidense del Cato Institute -uno de los principales think-tanks ultraconservadores de Estados Unidos-, Profesor de la Universidad Johns Hopkins, destacado asesor económico de Ronald Reagan y colaborador de un ex asesor de Margaret Thatcher. Así y todo, su trayectoria no se agota en las fronteras estadounidenses; Steve Hanke fue también asesor económico del gobierno menemista en los años 90 y hoy se dedica a defender a los Fondos Buitres en su disputa con la Argentina.

Tal como señala Federico Bernal, director del OETEC, "este economista, consejero del ex Ministro de Economía Domingo Cavallo, ha sido uno de los principales promotores de la dolarización de la Argentina al menos desde mediados de los años ochenta. De allí en adelante, Hanke profundizó sus estudios para la sustitución del peso por el dólar con Rudi Dornbush (el economista estadounidense que en 2002 propuso extranjerizar el control y la gestión económico-financiera de nuestro país)". Hoy continúa por el mismo camino. Al igual que lo hizo en los 90, Steve Hanke sigue proponiendo dolarizar la economía argentina con el objetivo de terminar con el problema de la inflación. Para el economista del CATO, "el Banco Central de la Republica Argentina (BCRA) debería tomar todos los activos y pasivos en su balance denominado en moneda extranjera y convertirlos a dólares estadounidenses. El Banco Central entonces cambiaría estos dólares para todos los pesos en circulación (base monetaria), a un tipo de cambio fijo".
Pero Hanke no está solo en esta cruzada dolarizadora sino que se encuentra acompañado por los buenos alumnos argentos del Imperio. Entre ellos podemos encontrar, como bien remarca Federico Bernal, a "los Chicago Boys desde el CEMA, la Fundación Mediterránea, FIEL (Bolsa de Comercio de Buenos Aires y SRA entre sus socios fundadores y patrocinantes más importantes a la fecha) y la Universidad Di Tella (desde 1991). En suma, este fue el equipo económico que dolarizó informalmente la economía argentina entre 1976 y 2002. Sus mayores logros: la Convertibilidad con un Banco Central funcionando como mera y patética Caja de Conversión".

La dolarización continúa siendo el caballo de batalla de los grupos económico-financieros internacionales que buscan, sistemáticamente, destruir las economías latinoamericanas con la connivencia de los sectores más recalcitrantes del cipayismo doméstico. A tales fines todas las excusas, justificaciones y artimañas se vuelven válidas, incluso, la creación de un patético, ridículo y poco serio "Índice de Desdicha".

No conformes con las reiteradas intromisiones que durante años ejercieron en la vida política de nuestro país y con las recetas económicas del desastre que nos vendieron, ahora pretenden ofrecernos la fórmula de la felicidad. La buena noticia es que no pasarán porque desde acá podemos ver que lo que llevan en las manos no es un lindo ramo de rosas sino un puñado de flores blancas de Cicuta.




Bibliografia
- Bernal, Federico. "La voz de orden de los Chicago-Di Tella Boys: ¡A dolarizar!". Tiempo Argentino. (12/05/2013). http://tiempo.infonews.com/nota/127186/la-voz-de
-orden-de-los-chicago-di-tella-boys-a-dolarizar

-Bernal, Federico. "La banda desestabilizadora al desnudo". Tiempo Argentino. (09/05/2013). http://tiempo.infonews.com/nota/16518/la-banda-desestabilizadora-al-desnudo

-Bernal, Federico. "El mitrismo del siglo XXI y su zoncera del aislamiento". Tiempo Argentino. (24/12/2014). http://tiempo.infonews.com/nota/141087/el-mitrismo-del-siglo-xxi-y-su-zoncera-del-aislamiento

-Bernal, Federico. "Las lecciones que da el manual del perfecto cipayo latinoamericano". Tiempo Argentino. (20/01/2013). http://tiempo.infonews.com/nota/39883/las-lecciones-que-da-el-manual-del-perfecto-cipayo-latinoamericano

-La Nación. "Desdichados: la Argentina arriba en un ranking mundial". (12/02/2014). http://www.lanacion.com.ar/1767800-desdichados-la-argentina-arriba-en-un-ranking-mundial