ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Río Turbio, el desarrollo federal y la diversificación del parque de generación térmico-fósil

Autor | Lucas Schneider


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
central térmica, Río Turbio, Santa Cruz, carbón, minería, generación eléctrica, SADI, federalismo



16-03-2015 | El presente artículo tiene por objeto caracterizar brevemente el estado de avance de una obra federal como es la Central Térmica Río Turbio y su contribución al sistema eléctrico nacional en cuanto a la diversificación del parque de generación termoeléctrica.


Luego de casi de tres décadas de haberse establecido como proyecto, en el año 2004 el entonces Presidente de la Nación, Dr. Néstor Kirchner, anunció la construcción de la Central Térmica Río Turbio, incluida en el Plan Energético Nacional implementado ese mismo año por el Ministerio de Planificación Federal. Se trata de una central de generación eléctrica en boca de mina, cuyo objetivo no sólo corresponderá al suministro de energía al Sistema Argentino de Interconexión (SADI), sino también a la reactivación del yacimiento carbonífero más importante del país, ubicado al suroeste de la provincia de Santa Cruz y a 3.000 km de la Capital Federal.

Esta central térmica fue diseñada para contar con dos equipos de generación de 120 MW cada uno, que en conjunto suman una potencia instalada de 240 MW. El grupo constructor adjudicatario de la construcción de la mencionada central térmica es una Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Isolux Corsán Ingeniería S.A., Ghesa Ingeniería y Tecnología S.A. y Tecna Estudios y Proyectos de Ingeniería S.A., en la que participó la industria metalúrgica nacional con determinados suministros y en los montajes de componentes electromecánicos. Esta UTE resultó adjudicataria del llamado a Licitación Pública Nacional e Internacional (Nº 12/2006; Exp. Nº409692/2006), por parte del Ministerio de Planificación Federal.

Río Turbio y el desarrollo federal
La decisión de construir esta central forma parte de una política estratégica de Estado en desarrollar e impulsar la diversificación del parque de generación termoeléctrico de la Argentina (en el presente abastecido principalmente con gas natural y en menor medida con fueloil y gasoil), así como también la de aprovechar un recurso energético de producción nacional como es el carbón mineral procedente de Río Turbio.

En igual sentido, es importante destacar que tal iniciativa se enmarca en un plan estratégico para el desarrollo federal del país, como es el Plan Energético Nacional vigente, pensado especialmente para actuar en las regiones más lejanas de los centros urbanos, con condiciones geográficas y meteorológicas adversas. Esta es, en esencia, la búsqueda de una visión distinta de país, país que durante los años 90 denostaba aquellas provincias que no hacían al esquema de depredación colonial tildándolas de "no sustentables".

La construcción de la Central Térmica Río Turbio (CTRT) avanza contra un país desintegrado, atrasado, unitario en su concepción de desarrollo. En efecto, la CTRT es una realidad gracias a la ampliación del SADI, que incluyó la incorporación al mismo de las provincias patagónicas, en el marco del citado Plan Energético Nacional formulado por el Ministerio de Planificación Federal en 2003 e implementado a partir de mayo de 2004. Cuando a comienzos de noviembre de 2014 se inició la prueba hidráulica de la caldera 1 de la CTRT (más otros notables avances como por ejemplo la adquisición de 6 tuneleras nuevas para colocar a disposición reservas carboníferas durante los próximos 40 años), se inició en realidad la colocación de una piedra basal más para una República verdaderamente federal, equitativamente desarrollada y económicamente autosuficiente.

Todos estos avances en las obras refutan las noticias divulgadas desde los principales medios de prensa concentrados, los que realizan críticas infundadas referidas a los costos, el personal y la producción del Yacimiento Carbonífero de Río Turbio, anunciando que hoy es menor que hace 10 años. Este tipo de desinformación que brindan los multimedios reaccionarios siempre buscan formar una imagen negativa de la obra pública en la sociedad, dándole un contendido de obra faraónica sin ningún tipo de planificación, además de tergiversar datos de producción que por cierto si se profundizan en la investigación periodística tiene otras aristas. Por otro lado, estos medios desconocen que también es necesario pensar en un desarrollo federal del país donde no sólo se construyan obras de infraestructura en la región pampeana sino que también otras provincias puedan aprovechar sus recursos naturales otorgándoles un valor agregado. Este es el caso de Río Turbio y su flamante central.

En la actualidad el desafío planteado para el yacimiento es poder industrializar la cuenca carbonífera de Río Turbio, tal y como lo expresó a fines del año pasado el subsecretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal, Lic. Roberto Baratta. Porque si bien la central ya es una realidad, es necesario mirar más allá y poner en perspectiva la energía que se generará en la central y que se consumirá en la provincia (su excedente se volcará al SADI).

Cifras y conceptos
La CTRT tendrá una potencia instalada de 240 MW, conformada por dos turbinas de 120 MW cada una, sistema de aero-refrigeración y caldera con tecnología de lecho fluidizado. Esto último significa que, a diferencia de las usinas termoeléctricas comunes que consumen únicamente combustibles fósiles, las calderas de Río Turbio permiten una mayor flexibilidad en el uso del combustibles a través de la mezcla con otros elementos no contaminantes, además de un mayor aprovechamiento del mismo y una mejor transferencia del calor producido durante la combustión.

Las calderas son del tipo "Foster-Wheeler" de lecho fluidizado (material en suspensión a través de dos corrientes de aire: una del fondo de la caldera, la otra en la mitad del cuerpo y en la zona de combustión), facilitando una combustión más eficiente. Las mismas tienen un 93,5% de efectividad y producen vapor a 128,6 kilos de presión. Las turbinas son Siemens, de origen alemán y sueco (en su parte eléctrica), y, como se dijo precedentemente, tienen una potencia de 120 MW cada una con un rendimiento de 2.185 kilocalorías por kilovatio.

El 10 de Noviembre de 2014 se realizó exitosamente la prueba hidráulica en la Caldera 1 de la CTRT. Al respecto, el Ministerio de Planificación Federal informó que: "Esta prueba es fundamental en el funcionamiento de la Central ya que confirma que todo el ensamble de la caldera de la misma se hizo de forma correcta, y de esta manera permite avanzar con la terminación de la parte final de la caldera y con el posterior encendido. Debe tenerse en cuenta que la caldera de la Central fue ensamblada con elementos que llegaron por separado y luego se colocaron en Río Turbio, por ese motivo, esta prueba resultaba de vital importancia para detectar cualquier fuga o error en el circuito de la caldera".

Según el Ministerio de Planificación Federal, la primera de las dos turbinas quedará operativa en Junio de 2015, mientras que la segunda se estima que pueda lograrlo antes de finalizar el año. Vale destacar que esta obra generó durante su construcción 600 puestos de trabajo directos. El consumo anual de carbón mineral requerido para generación se estima en 1,2 millones de toneladas. Las reservas comprobadas de carbón mineral en el yacimiento Río Turbio se estiman en 345 años.



Bibliografia
OETEC (12/11/2014). Prueba exitosa previa a la puesta en marcha de la Central Térmica Río Turbio. http://www.oetec.org/nota.php?id=806&area=5

OETEC (05/03/2014). Avance de obras en la Central Térmica Río Turbio. http://www.oetec.org/nota.php?id=301&area=5

Schneider, Lucas (04/11/2014). La central térmica Río Turbio: desarrollo federal y diversificación de la matriz energética. Área de Energía del OETEC. http://www.oetec.org/nota.php?id=783&area=5

Schneider, Lucas (15/11/2013). La central térmica en el yacimiento carbonífero de Río Turbio como contribución a la diversificación eléctrica nacional. Área de Energía del OETEC. http://www.oetec.org/nota.php?id=58&area=5

Yacimiento Carbonífero de Río Turbio (YCRT): http://www.ycrt.gov.ar/html/termoelectrica