ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medios de Comunicación y Estructura de la Información

| Artículos de opinión

Impuesto a las Ganancias: entre el debate real y la mentira electoral

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
impuesto a las ganancias, paro, Moyano, neoliberalismo, sindicalismo, gobierno popular, trabajadores



09-04-2015 | Como lobo vestido de cordero, el mensaje conservador se filtra maquillado en los discursos de los candidatos a presidente postulados por la oposición. Los empleados de los poderes fácticos que buscan hacerse de las herramientas del Estado son capaces de prometer lo imposible con tal de alcanzar el poder porque saben que, una vez allí avalados por los grupos corporativos que verdaderamente ejercerán el gobierno, podrán borrar con el codo las promesas electorales que escribieron con la mano. Este tipo de maniobras no son nuevas en la Argentina; todavía resuena en la memoria colectiva aquello de la "revolución productiva" que terminó en despidos masivos, pobreza y exclusión social.


Así las cosas, nos encontramos con Mauricio Macri que anunció en plena campaña electoral que, de llegar a ganar las presidenciales este año, "en mi gobierno se va a acabar la inflación y no va a haber más Impuesto a las Ganancias para los trabajadores, (ese tributo) lo va a tener que pagar la gente que más plata gana" y agregó además que "de entrada voy a sacar todas las retenciones a la exportación, todas las economías regionales van a poder exportar libremente, sin restricciones y sin ningún impuesto a la exportación". Por su parte, el candidato del Frente Renovador, Sergio Massa, no se quedó atrás y manifestó que, de acceder a la primera magistratura, "a partir del 1º de enero vamos a tener el gravamen de Ganancias sólo para la categoría de directivo y gerente. Primero vamos a liberar de Ganancias a los trabajadores y en 100 días vamos a levantar el cepo".

Con este tipo de declaraciones, sin ningún tipo de asidero en la realidad impositiva argentina porque son netamente insostenibles en el tiempo, los candidatos a presidente 2015 buscan subirse de cualquier manera al tren de los reclamos por el Impuesto a las Ganancias que ejercieron, mediante un supuesto "paro general" que no fue más que un cese de actividades en el rubro de transporte, las centrales gremiales opositoras al Gobierno Nacional.

Por otra parte, los sindicatos que no sólo olvidaron su origen peronista sino también dónde estaban parados en los años ´90 ahora son los que se encargan de fogonear un paro contra un gobierno que ha mejorado la capacidad adquisitiva de los salarios reales (los más altos de toda América Latina) y que posibilitó que los convenios colectivos de trabajo se realicen con regularidad. Por cierto, el gobierno más peronista desde Perón a esta parte.

Después de todo, hay algo positivo en el reclamo de Ganancias: mientras nuestros trabajadores paran bajo el lema de "no al impuesto" los trabajadores españoles que sufren las políticas leoninas de ajuste del gobierno de Mariano Rajoy se movilizan por "pan, techo y trabajo". Bienvenido sea, entonces, un pedido gremial que muestra a las claras en qué lugar del mundo estamos parados como nación soberana.