ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medios de Comunicación y Estructura de la Información

| Artículos de opinión

Violencia contra la mujer, austeridazo y exclusión social

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
violencia de género, violencia contra la mujer, femicidio, misoginia, sexismo, marcha, Niunamenos, Ni una menos, exclusión, desigualdad, neoliberalismo, diario Clarín, diario Infobae, diario La Nación, violencia doméstica, OMS, España, Grecia, austeridazo, ajuste



03-06-2015 | El miércoles pasado en nuestra nota "Macri y Massa, sin programa de salud" (OETEC - 27/05/15) afirmábamos que "una epidemia, como es el neoliberalismo, no puede mejorar las condiciones de salud de una población (razón de ser de cualquier programa) a la vez que empeorando todos sus indicadores". Consecuentemente, aunque quisieran y así lo comuniquen a la sociedad, no puede el conservadurismo tener ningún programa de salud; más bien, lo único que tienen o pueden ofrecer a la ciudadanía es un plan para destruirla. En este sentido, si bien cierto que los patrones socioculturales (sexismo y misoginia) son claves en la incidencia del femicidio y la violencia contra las mujeres, las políticas neoliberales constituyen un factor igualmente clave para la proliferación de este flagelo. Los medios de comunicación del atraso, la dependencia y la injusticia social tomaron debida nota e intentan llevar agua para su molino. Aquí una respuesta.


La omisión de la OMS
En 2006, un estudio multinacional realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) concluyó que entre el 15% y el 75% de las mujeres experimentan violencia física y/o sexual a manos de un compañero íntimo en algún momento de sus vidas. Más recientemente, en 2013, la misma OMS publicó un segundo informe sobre la prevalencia global de la violencia doméstica contra la mujer, el cual muestra, en función de datos relevados de 141 estudios obtenidos en 81 países que: 1) La violencia contra la mujer -especialmente la ejercida por su pareja y la violencia sexual- constituye un grave problema de salud pública y una violación de los derechos humanos de las mujeres; 2) el 35% de las mujeres del mundo ha sufrido violencia de pareja o violencia sexual por terceros en algún momento de su vida; 3) el 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja refieren haber sufrido alguna forma de violencia física o sexual por parte de su pareja; 4) un 38% de los asesinatos de mujeres que se producen en el mundo son cometidos por su pareja; y 5) estas formas de violencia pueden dar lugar a problemas de salud física, mental, sexual y reproductiva, entre otros problemas de salud, aumentando la vulnerabilidad al VIH (las mujeres que han sufrido maltratos físicos o abusos sexuales tienen una probabilidad 1,5 veces mayor de padecer infecciones de transmisión sexual, incluida la infección por VIH en algunas regiones, en comparación con las mujeres que no han sufrido violencia de pareja). La OMS detalla una larga lista de los factores de riesgo vinculados a la violencia contra la mujer y el femicidio, pero con la cuestión "económica" vinculada exclusivamente a la desigualdad de oportunidades laborales con el hombre. Sin embargo y a la luz de la crisis social y económica en Europa y EE.UU, se observa una relación directamente proporcional entre las políticas de ajuste y austeridad (neoliberalismo) y un incremento exponencial en la violencia doméstica contra la mujer y el femicidio.

El rearme de los agresores...
Entre las innumerables y crecientes investigaciones científicas que ratifican la relación directa antes mencionada, cabe destacar el notable trabajo publicado en diciembre del año pasado en la revista médica "Procedia - Social and Behavioral Sciences" titulado "El rearme de los agresores: la crisis económica y su impacto en la violencia de pareja contra la mujer". Dicho trabajo, cuyos autores son todas mujeres de la Universidad de las Islas Baleares (España), fue presentado en las Primeras Jornadas Internacionales sobre Género y Violencia contra la Mujer en 2014. Allí señalan que "la grave crisis económica que azota actualmente a España tiene un impacto innegable en la vida y las expectativas de los ciudadanos y, en particular, sobre las mujeres. En este trabajo reflexionamos sobre las consecuencias de esta crisis y las medidas de ajuste que están siendo llevadas a cabo (supuestamente) para enfrentarla. En concreto, se analizan los efectos de estas medidas de ajuste sobre la violencia de pareja (rotulada como violencia de género en el ordenamiento jurídico español) y en su acrecentamiento". Las autoras afirman, en este sentido, que las medidas de austeridad y ajuste "están provocando una pérdida de derechos y un retroceso en los modelos relacionales entre hombres y mujeres...". Asimismo, aclaran las investigadoras que "este fenómeno no es exclusivo de España, como muestran los datos procedentes de diferentes países". A propósito, acercan el título del estudio "La crisis griega y los ajustes", el cual demuestra que los casos de abuso sexual a las mujeres aumentaron en un 47% en 2012, en comparación con estudios previos. Afirman al respecto las científicas españolas que "este estudio demuestra que el autor [de los abusos] suele ser un hombre cuarentón, que sufre de estrés laboral y pasa por una situación financiera difícil. Traducido en números, según este estudio, el 44% de los abusadores griegos estaría desempleado, el 39% en una mala situación económica y un 17% no tendría problemas económicos".

Austeridazo en España y la violencia contra la mujer
Siguen las autoras: "Desde mayo de 2010, se asistió a lo que comenzó a llamarse golpe de estado de mercado en España, confirmado por la adopción de una política muy dura de recortes del gasto público, que ha tenido un grave impacto en materia de reducción de las prestaciones de servicios y el bienestar social, con un efecto muy negativo sobre las mujeres (y también sobre los grupos sociales más vulnerables". Luego agregan que "entre los efectos de la crisis y de los ajustes que siguieron, los siguientes han tenido un impacto particular sobre las mujeres y la igualdad: las reformas del mercado laboral, que han facilitado el despido y la flexibilización de las condiciones laborales, que facilitó la liberalización de las horas de trabajo (lo cual se tradujo en posteriores dificultades para conciliar la vida laboral, personal y familiar); el recorte de salarios (que incrementó aún más la brecha salarial relacionada al género) y el aumento de los contratos de empleo precario (más contratos a tiempo parcial y temporales, y menos de duración indefinida). Finalmente, mencionan también que "los recortes de empleos del sector público, sobre todo en los sectores de salud y educación, han llevado, a un aumento del desempleo femenino en sectores altamente feminizados. Los recortes del gasto público en prestaciones sociales (en los campos de la educación, la atención sanitaria o el cuidado de personas dependientes) hacen otra vez a las mujeres responsables de este tipo de tareas, limitando su independencia y su acceso al espacio público".

¡Ni un caso de femicidio, ni una política neoliberal menos!
Los medios de comunicación de una Argentina atrasada, sometida y excluyente -como es costumbre, mintiendo y tergiversando ilimitadamente- pretenden transmitir la idea de que el femicidio y la violencia contra la mujer es una consecuencia más del populismo K y sus efectos nocivos sobre la sociedad argentina. Realizando un breve relevamiento mediático, notamos que el diario Clarín en noviembre de 2011 publicaba, en base a datos de la ONG Casa del Encuentro, la nota "En la Argentina, matan a una mujer cada 30 horas por violencia de género". Allí se señalaba que entre enero y octubre del mismo año, fueron asesinadas 237 víctimas por este flagelo, no perdiendo la oportunidad para enfatizar que "aún más grave es que ese número refleja un incremento de esa violencia en un 10% contra el mismo lapso de 2010". El mismo diario, en marzo de 2015 tituló: "Femicidios: cada diez días muere una chica asesinada" (también tomando como fuente la misma ONG) y criticando la supuesta no implementación de la Ley 26.485. Sin embargo, nada dice de la reducción entre 2013 y 2014 en el número de femicidios, que si bien espantosamente altos, cayeron de 295 a 277. Igual para el diario La Nación, en su nota de ayer "#NiUnaMenos: la marcha contra los femicidios se extiende a Chile y Uruguay". Allí se lee que "la Casa de Encuentro... reveló también que sólo en 2014 hubo 277 femicidios". Por su parte, el diario Infobae en artículo del pasado lunes 1 de junio "Infografía: el femicidio avergüenza a América Latina", sí destaca la reducción de 295 a 277, aunque escribe la nota de tal suerte que parecería una tragedia estrictamente latinoamericana. En este sentido, conviene aclarar, en base al informe citado de la OMS (2013) que América Latina está prácticamente al nivel de Europa en cuanto a prevalencia de violencia doméstica (física y sexual) contra la mujer, muy por debajo de Asia Sud-Oriental y África.

Pero lo que tanto la OMS como la prensa conservadora argentina censuran y seguirán censurando es la relación directa y exponencial entre desigualdad, pobreza y violencia, en este último caso, de todo tipo, incluyendo la de género. ¿Por qué nada dicen los medios conservadores argentinos, a propósito de la marcha de hoy, que el femicidio y la violencia contra la mujer están creciendo a pasos agigantados justamente en aquellos países donde se aplican las políticas económicas que proponen ejecutar en la Argentina a partir de 2016, bajo una administración neoliberal? El ajuste y la austeridad son el principal factor de riesgo del femicidio y la violencia de género fuera de los factores socioculturales. En otras palabras, el combate al femicidio y la violencia (contra la mujer, el hombre y el niño) es indisoluble de la lucha contra el neoliberalismo. ¡Ni un caso de femicidio ni una política neoliberal menos!



Bibliografia
"The Rearmament of Aggressors: The Economic Crisis and its Impact on Intimate Partner Violence against Women". Procedia - Social and Behavioral Sciences. Volume 161, 19 December 2014, Pages 12–17 http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1877042814060960

OMS (2013). Global and regional estimates of violence against women. Prevalence and health effects of intimate partner violence and non-partner sexual violence http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/85239/1/9789241564625_eng.pdf?ua=1

OETEC. "Macri y Massa no pueden tener un programa de salud". Federico Bernal http://www.oetec.org/nota.php?id=1202&area=21

Diario Clarín www.clarin.com/crimenes/Argentina-matan-mujer-violencia-genero_0_599340084.html

Diario Clarín
http://www.clarin.com/edicion-impresa/Femicidios_en_Argentina-asesinatos_adolescentes-violencia_de_genero_0_1329467132.html

Diario Infobae
www.infobae.com/2015/06/01/1732571-infografia-el-femicidio-avergenza-america-latina

Diario La Nación
http://www.lanacion.com.ar/1798026-niunamenos