ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medios de Comunicación y Estructura de la Información

| Artículos Periodísticos

Respuesta al atentado desinformativo de Clarín y La Nación contra la alianza sino-argentina

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
China, CNSA, CONAE, CLTC, Neuquén, estación terrena, Lanata, Clarín, La Nación, alianza estratégica, neoliberalismo



30-06-2015 | La dirección del Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), responde a la avanzada mediática de los medios que rechazan una Argentina socialmente inclusiva, científica y tecnológicamente moderna y soberana.


En julio de 2012 la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la Agencia de Lanzamiento y Control de Satélites de China (CLTC, por sus siglas en inglés) firmaron un Acuerdo de Cooperación por el cual la República Argentina brindará apoyo mediante instalaciones de seguimiento terrestre, únicas en el Hemisferio Sur, a las misiones del Programa Chino de Exploración Lunar (CLEP, por sus siglas en inglés) que lidera la Administración Espacial Nacional China (CNSA, por sus siglas en inglés). Para tal propósito fue seleccionado Bajada del Agrio, en la provincial del Neuquén, como el lugar indicado para construir la estación de seguimiento, comando y adquisición de datos de naves espaciales, la cual deberá estar operativa en 2016. Este acuerdo permite a la Argentina, a través de la CONAE, emplear estas instalaciones de tecnología de avanzada para el desarrollo de actividades de exploración interplanetaria e investigaciones en astronomía. Sin embargo, el Grupo Clarín -así como el diario La Nación y otros del estilo- se esmera en desinformar a la sociedad sobre los verdaderos fines de esta relación bilateral entre la Argentina y China en materia de exploración del espacio profundo.

El Director de Investigación Científica y Tecnológica del OETEC, Ricardo De Dicco, informó al respecto que "el Programa Chino de Exploración Lunar consiste actualmente en tres etapas, bajo la denominación Chang-E, conformada a su vez por siete misiones, siendo cuatro las misiones que fueron completadas hasta el momento. La primera etapa consistió de dos misiones de sobrevuelo de la Luna, la Chang-E 1 realizada en octubre de 2007 y la Chang-E 2 en octubre de 2010. La segunda etapa consistía originalmente de dos misiones para orbitar, alunizar y desplazarse sobre la superficie lunar: la Chang-E 3 realizada en diciembre de 2013, mientras que el éxito de esta descartó el lanzamiento de la Chang-E 4. La tercera etapa consiste en tres misiones para orbitar, alunizar, recoger muestras del suelo lunar y retornar a la Tierra con dichas muestras: la primera fue lanzada en octubre de 2014 y las dos restantes están programadas para 2017 y 2020. El objetivo máximo de este Programa es una misión tripulada durante el período 2025-2030. Estas etapas requieren un control permanente de alta precisión, y para ello se requiere de una red de estaciones terrenas que garanticen el vínculo, la comunicación casi completa y de forma permanente con las sondas espaciales Chang-E y las investigaciones relativas al espacio profundo. En ese sentido, lo que busca China, que actualmente posee dos estaciones en su territorio para establecer estos vínculos de comunicaciones, es contar con una estación terrena en el Hemisferio Sur, y por tal motivo luego de estudiar diferentes sitios en la región optaron por nuestro país y en particular por Bajada del Agrio".

Consultado sobre cuáles fueron las razones para seleccionar a la Argentina y en particular Bajada del Agrio en Neuquén en el proyecto de CLTC, De Dicco informó que "los estudios de pertinencia en diferentes sitios del Hemisferio Sur y de la región comprendió la evaluación de las condiciones que brindaba cada uno. Bajada del Agrio fue seleccionado por CLTC por la limpieza del espectro radioeléctrico en la zona, las condiciones geológicas del terreno y la infraestructura existente en la zona".

Asimismo, el director general del OETEC agregó que "contar con estaciones terrenas como la construida por la Agencia Espacial Europea en Mendoza, inaugurada en diciembre de 2012, y como la que está construyendo CLTC en Neuquén en el presente, otorga una invaluable oportunidad de participar en el acceso a nuevas tecnologías, dispositivos y herramientas para la CONAE, posibilitando además el desarrollo de actividades de investigación del espacio profundo, de exploración interplanetaria, observación astronómica y, en particular, de realizar seguimiento y control de sondas espaciales que orbitan cuerpos celestes de nuestro sistema Solar y la correspondiente adquisición de datos".

En relación al tiempo disponible de utilización de las estaciones terrenas por parte de la Argentina, De Dicco señaló que "tanto en la Deep Space 3 de Malargüe, en Mendoza, que opera la Agencia Espacial Europea desde fines de 2012, como la nueva estación que está construyendo CLTC en Neuquén, la CONAE coordinó con estas agencias espaciales para que la comunidad científica argentina pueda utilizar el 10% del tiempo disponible de las antenas de estas estaciones, lo que permite a nuestros investigadores acceder a estas redes internacionales para sus propios estudios".

En cuanto a las operetas mediáticas del Grupo Clarín y del diario La Nación contra los acuerdos estratégicos con China, Federico Bernal, Director General del OETEC señaló: "Este domingo, el diario Magnetto atacó el acuerdo desde Periodismo para Todos; el mismo día que el diario de Mitre eligió para salir a cuestionar sin fundamentos otro proyecto estratégico para el desarrollo nacional como son las represas hidroeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic en la provincia de Santa Cruz, represas que cuentan con estratégica participación de la República Popular China. Son los intereses de las relaciones carnales con EE.UU. y potencias occidentales, que no han hecho otra cosa que trabado nuestro desarrollo verdadero. Ahora que aparece la primer potencia mundial como aliado estratégico de la Argentina y que rompe la lógica de sometimiento de Occidente para avanzar en acuerdos bilaterales, esos mismos intereses ponen el grito en el cielo y arman las operetas que arman".

Sobre las mismas desinformaciones esgrimidas por el Grupo Clarín, De Dicco agregó que "algunos periodistas de los medios concentrados de desinformación masiva no pueden deducir cuál es el beneficio para los investigadores argentinos de acceder al empleo de estaciones terrenas como las de la Agencia Espacial Europea o de la Agencia de Lanzamiento y Control de Satélites de China por sus limitaciones intelectuales. Ellos y algunos legisladores de la oposición han denunciado la supuesta existencia de anexos secretos en el Acuerdo de Cooperación definitivo suscripto en abril de 2014 entre la Argentina y China para la construcción y operación de la estación terrena de referencia en Bajada del Agrio, lo cual es mentira, razón por la cual fue aprobado por el Congreso Nacional en febrero de este año. También denunciaron que la estación terrena que construye CLTC tendrá fines bélicos, incluso llegando a decir que servirá de plataforma de lanzamiento de misiles balísticos intercontinentales, y hasta muy probablemente se les cruzó por la cabeza a estos ridículos una supuesta red subterránea que conectará la estación con los autoservicios chinos para una inminente invasión... Por supuesto que nada de ello es verdad. La instalación tendrá, como su par europea en Mendoza, fines exclusivamente científicos y pacíficos. ¿Qué tiene que ver una antena de 35 metros de diámetro para el monitoreo y adquisición de sondas interplanetarias con plataformas de lanzamiento de misiles? Nada; son ridículos; son desinformadores seriales".

Finalmente, Bernal señaló que "el emprendimiento del gobierno chino en Neuquén significa una inversión extranjera directa de US$ 50 millones que dará trabajo a más de 400 argentinos, permitiendo el fomento del desarrollo económico y educativo de la zona, la generación de puestos de trabajo local y regional y la promoción del turismo científico con la construcción prevista de un centro de interpretación educativo en el sitio donde se emplazará la antena. Desde el año 2003 la Argentina impulsó el Plan Nacional Espacial, y desde entonces y hasta el día de la fecha se realizó una inversión pública superior a los AR$ 10.000 millones para el desarrollo espacial. Claro que ni Clarín ni La Nación quieren este tipo de desarrollos, al que ven, de la misma manera que con los desarrollos nuclear, hidroeléctrico, satelital, en tecnología TICs, etc., un gasto superfluo. Son centenares de miles de millones de pesos invertidos en una Nación pujante, moderna y soberana, y que las corporaciones mediáticas del menemismo del siglo XXI quisieran ver volcados en las billeteras de accionistas inescrupulosos, el FMI y los fondos buitres".



Bibliografia
- Clarin (28/06/2015): http://www.clarin.com/politica/Avance-chino-Neuquen-anos-impuestos_0_1384062053.html

- Ministerio de Planificación Federal (28/06/2015): http://www.minplan.gob.ar/noticia/21338/comunicado-de-prensa-respecto-a-informe-difundido-en-programa-de-canal-13.html

- CONAE: http://www.conae.gov.ar/index.php/espanol/2015/795-comunicado-de-prensa-respecto-a-informe-difundido-en-programa-de-canal-13

- CNSA: http://www.cnsa.gov.cn