ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos de opinión

IDESA: recetas económicas para volver a la pizza y al champagne

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
IDESA, PAMI, privatización, usinas, think tanks, desregulación, neoliberalismo, menemismo, Cavallo, Fundación Mediterránea, FIEL, diario La Nación, Sistema Nacional, Seguro de Salud, Adolfo Sturzenegger, Novum Milleniun, Osvaldo Giordano, Jorge Colina



02-07-2015 | Con regularidad solemos toparnos con numerosos informes económicos provenientes de famosos "thinks tanks" neoliberales, los cuales son levantados y publicados por alguno de los matutinos opositores. Nos hemos referido con anterioridad, en sendos artículos, al rol desempeñado por instituciones tales como la Fundación Mediterránea, la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), el Centro de Estudios Macroeconómicos Argentinos (CEMA), la Fundación Producir Conservando, el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina, entre otros. Bajo un velo de aparente neutralidad y objetividad académica todas estas organizaciones defendieron y defienden, a través de sus producciones teóricas, intereses económicos concretos. Pero lo que no hay que olvidar jamás es que, en el cenit del neoliberalismo, todas ellas se encargaron de ubicar a sus mejores cuadros políticos dentro de las diferentes áreas del Estado y de construir un andamiaje de ideas destinado a implementar un plan económico basado en la especulación financiera y la primarización productiva, la concentración económica, la privatización a mansalva, la desregulación de los mercados y la exclusión social. En consecuencia, los servicios prestados por estas usinas del pensamiento conservador y su conjunto de economistas, intelectuales y funcionarios coadyuvaron a darle forma final al modelo neoliberal en la Argentina. Hoy, ya lejos de las esferas estatales, esperan agazapados detrás de sus escritorios la mejor oportunidad para retornar con su política de atraso y empobrecimiento. Toca el turno ahora al Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA). Veremos, entonces, quiénes forman parte de su elenco estable y qué cosas tienen (¡todavía!) para decir.


El favor mediático
No cabe ninguna duda de que este tipo de instituciones no puede sobrevivir ni un inverno sin la colaboración constante de los grandes medios de comunicación que se dedican a levantar cualquier clase de informes, entrevistas, gráficos, estimaciones, opiniones, etc., surgidas en el seno de las mismas. Sin ir más lejos, el diario de la familia Mitre del pasado 22 de junio tituló: "Advierten que la Nación se apropia de más recursos". En dicho artículo, los que "advertían" sobre esto eran los integrantes de IDESA para quienes "el gobierno nacional aumentó entre 2004 y 2014 la porción de la recaudación de impuestos que le corresponde, ya que, debido a la mayor presión tributaria, se quedó con 3 de cada 4 pesos que ingresaron al fisco". Nótese que según el mencionado instituto es el gobierno de Cristina Fernández (y no el Estado Nacional) el que se queda con 3 de cada 4 pesos correspondientes a los impuestos. Pero además, los intelectuales de IDESA dicen estar preocupados ya que los gravámenes suben "pero los servicios públicos no mejoran y en muchos casos se deterioran, porque los recursos están centralizados en el nivel nacional". Llama la atención semejante nivel de preocupación social respecto de los servicios públicos y el bienestar ciudadano sostenida por los integrantes de IDESA ya que, cuando formaron parte del aparato estatal, se encargaron de trabajar en pos de la privatización de dichos servicios.

¿Qué hicieron ayer los que hoy se lamentan?
IDESA se presenta a si misma como un instituto "dirigido por un grupo de profesionales de vasto conocimiento en la formulación e implementación de políticas en áreas sociales, con experiencias concretas en áreas claves de la gestión pública del orden nacional y provincial, y con una larga trayectoria en la labor de asistencia técnica a organismos nacionales e internacionales del sector público y privado". Es cierto. La larga trayectoria política menemista y aliancista de los personajes que componen su directorio es algo para destacar. Lástima que cuando hablan de sus "logros" no mencionen ni por cerca en el marco de qué "gobiernos" los obtuvieron.

Pero antes de dar los nombres de sus eximios integrantes preferimos presentarlos a través de sus prestigiosos currículums. El presidente de IDESA, por ejemplo, es economista, ganador del Premio Fulvio Salvador Pagani que otorga la Fundación Arcor y de la Beca Riesgo y Seguro que otorga la Fundación MAPFRE de España; docente e investigador de la Universidad Católica Argentina, fue Secretario de Ingresos Públicos de la Provincia de Córdoba, Director de la Administración Nacional del Seguro de Salud, Subsecretario de Economía Laboral y Social del Ministerio de Economía de Argentina, Secretario de Empleo del Ministerio de Trabajo, Superintendente de Riesgos del Trabajo y Director General de la Dirección Nacional de Recursos de la Seguridad Social. Además, como investigador, trabajó en el Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea y fue Director Ejecutivo de la Fundación Novum Millenium. Actualmente se desempeña como Secretario de Previsión Social de la Provincia de Córdoba, a cargo de la Caja de Jubilaciones, Pensiones y Retiros de dicha provincia.

Por su parte, el Jefe de Investigaciones de IDESA también es economista; Master of Art in Economic (Georgetown University) y Master in Finance (University of Amsterdam); galardonado con el Premio Fulvio Salvador Pagani 2004 de la Fundación Arcor al mejor trabajo de economía "El Fracaso Sanitario Argentino. Diagnóstico y Propuesta". Fue investigador del Instituto de Trabajo y Seguridad Social de la Fundación Novum Millenium. Ocupó cargos de asesor técnico en la Administración Nacional del Seguro de Salud, en la Subsecretaría de Economía Laboral y Social del Ministerio de Economía, en la Secretaría de Empleo del Ministerio de Trabajo y fue responsable técnico en la gestión del Fondo Nacional de Empleo. Además, trabajó en el sector privado en el área de planeamiento estratégico en la organización de seguros privados de salud para la seguridad social y en organismos internacionales como consultor en temas de formulación y ejecución de políticas sociales.

Los dueños de tan vastos currículums son nada más y nada menos que Osvaldo Giordano y Jorge Colina. Ambos funcionarios en las administraciones de Carlos Menem y Fernando De La Rúa y, por si fuera poco, asesores personales del ex Ministro de Economía, Domingo Cavallo, al ocupar éste funciones públicas durante el menemato y el aliancismo.

La salud pública sometida al mercado
Hoy en día estos oscuros personajes del neoliberalismo más férreo dicen estar preocupados por el estado de los servicios públicos pero cuando fueron administración se encargaron de participar en el diseño de políticas excluyentes, desreguladoras y destructivas del patrimonio público. Nos basta tan sólo un ejemplo para ilustrar sus labores. Durante el gobierno de la Alianza, Domingo Cavallo tuvo la intención de crear un Superministerio Social que tendría por fin garantizar a las aseguradoras privadas de salud un mercado atractivo y millonario gracias a la implementación de un megasistema nacional de salud; un plan, que de haberse llevado a cabo, hubiera significado la lisa y llana extinción del PAMI.

Todo el proyecto había surgido de las investigaciones de la fundación cavallista Novum Milleniun -en aquel entonces presidida por Adolfo Sturzenegger, padre de Federico Sturzenegger-, y tenía por objetivo priorizar la competitividad por sobre las necesidades de la población en materia de salud. No extraña en absoluto, desde que en aquél entonces corrían las épocas del remate sistemático del patrimonio público nacional. En este marco, Giordano y Colina realizaron un informe titulado "Las reformas al sistema de salud ¿El camino hacia un sistema universal, equitativo y eficiente?", publicado en el 2001, donde justificaban a nivel teórico la implementación de sus prácticas políticas. En dicho documento, los autores aseguraban que el sistema de salud público argentino tendría que "subsidiar la demanda y no la oferta", lo cual no hace más que manifestar la intencionalidad de que la salud pública se rija por las leyes del mercado -transformándose en un privilegio para pocos- y no por la accesibilidad de los ciudadanos a los derechos sociales. Es más, los integrantes del actual IDESA creían, a penas iniciados los 2000, que la Argentina gastaba en salud como un país del Primer Mundo pero tenía una mortalidad infantil similar a los países más pobres de América latina, por tanto, la solución consistía en acabar con "la irracionalidad y mala administración" del sistema variado, mixto, existente hasta ese momento y unificar todos los financiamientos posibles (incluyendo los recursos que las provincias destinan a la salud) en un Sistema Nacional de Seguro de Salud, donde se garantice la "competencia" (en un mercado de 25.000 millones de dólares anuales, es decir, el 10% del PBI que en aquél entonces se destinaba a la salud).

A simple vista bien podría pensarse que las iniciativas del proyecto de ley no estarían siendo tan descabelladas, es decir, todo formaría parte de un sistema de salud unificado y público que garantice el acceso a la salud a todos los ciudadanos argentinos sin importar su procedencia provinciana. Pero la realidad era bien distinta. Con la aparición de los conceptos de oferta, demanda, competencia, mala administración, etc., la centralización del sistema de salud garantizaría, de una manera más ágil, su posterior pasaje del ámbito público al privado. Este modus operandi era repetido en el accionar de Domingo Cavallo. Bien sabido es que, por ejemplo, antes de entregar el correo nacional a los capitales privados le otorgó más poder y recursos en la gestión de Haroldo Grisanti.

Contra el PAMI y la zoncera de la "libertad de elección"
Pero todavía hay más, según el informe de Giordano y Colina, el PAMI "dejaría de actuar como proveedor directo de servicios para permitir a los beneficiarios que opten por los agentes del seguro que compitan en este segmento" y "en lugar de administrar centenas de contratos con muchos prestadores monopólicos, los servicios deberían ser provistos a través de entidades constituidas como seguros de salud operando en un ambiente competitivo. A cambio de un valor capitado, estas entidades serían responsables de la cobertura integral de las personas que opten por sus servicios". Esto es, ¡la extinción lisa y llana del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados y su reemplazo por aseguradoras de salud privadas! El éxito de todo este sistema descansaría según los actuales directores de IDESA en "el papel activo que asume cada jubilado cuando se le respeta su derecho y su libertad a elegir, ya que así ejerce un poderoso sistema de control de manera descentralizada y espontánea". En una de las tantas jugadas magistrales del liberalismo histórico se presenta como "libertad de elección" al cercenamiento de los derechos humanos más básicos.

Conclusiones
Constantemente nos encontramos con institutos, observatorios, fundaciones y demás organismos que critican, detrás de un aparente velo de objetividad y cientificismo, las iniciativas del gobierno nacional. Desde el OETEC, con la honestidad intelectual que nos caracteriza, buscamos remarcar el carácter político y los intereses puntuales defendidos por estas usinas del pensamiento conservador, fábricas de las ideas más retrógradas que han sumido durante mucho tiempo a nuestro país en la dependencia y el atraso. Cada una de las instituciones que hemos analizamos ha tenido un rol preponderante en las administraciones neoliberales argentinas y todavía continúan abarcando un espacio nada despreciable dentro de los medios de comunicación hegemónicos. Creemos por tanto imprescindible mostrar que no todo lo que brilla es oro y que basta con raspar un poquito la superficie para que salte a la vista las verdaderas intenciones de estos representantes de una Argentina postrada y apendicular, sin presente ni futuro.



Bibliografia
La Nación (22/06/2015). "Advierten que la Nación se apropia de más recursos". Enlace: http://www.lanacion.com.ar/1803816-advierten-que-la-nacion-se-apropia-de-mas-recursos

Sitio Oficial IDESA. Enlace: http://www.idesa.org/

Página/12. (2001) Miguel Bonasso. "El viejo truco del super ministerio". Enlace: http://www.pagina12.com.ar/2001/01-04/01-04-08/pag15.htm