ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

¿88.000 millones de dólares en energía? ¡El pueblo argentino ya no mastica más vidrio!

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor asesoró al Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios


Palabras Claves
electricidad, cortes, autoabastecimiento, 88.000, Diego Cabot, Daniel Montamat, Andrés Chambouleyron, testigos, CIADI, Fundación Mediterránea, FOCEDE, IAPG, Jorge Lapeña, Julio De Vido, Plan Energético Nacional, Vaca Muerta



02-09-2015 | Menos de dos meses atrás, la versión "Fundación Mediterránea" o "FIEL" en energía, esto es, el IAPG, publicaba un informe asegurando se necesitarían 40.000 millones de dólares para extraer el gas de Vaca Muerta conforme las necesidades de consumo locales. Días atrás, un nuevo informe elaborado por la consultora Abeceb nos explicaba que para alcanzar el autoabastecimiento habrían de invertirse 88.000 millones de dólares. Cabe destacar que dicho informe fue divulgado por el diario La Nación y afianzado en sus argumentos a través de las opiniones de "técnicos serios". El ministro de Planificación Julio De Vido en "Zonceras energéticas y espejitos de colores" (Página/12 - 31/08/15) respondió al "exhorto para el fin de los subsidios eléctricos y una energía más cara y excluyente", advirtiendo que dos de los "técnicos serios" utilizados por el diario conservador fueron testigos para empresas europeas y estadounidenses que demandaron a la República Argentina en el CIADI. A continuación, un humilde complemento a los argumentos brindados por el número uno del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.


Soberanía energética y autoabastecimiento
En primer lugar, debemos recordar una y otra vez la diferencia entre "soberanía" y "autoabastecimiento". Ser soberanos implica un Poder Ejecutivo que toma decisiones y ejecuta políticas (en este caso energéticas) libre de injerencias locales y extranjeras, sean antagónicas como afines al proyecto político encarado por ese mismo Poder Ejecutivo. La Argentina es soberana energéticamente desde mayo de 2003, y el Plan Energético Nacional lanzado en 2004 fue y sigue siendo el programa de una Argentina energéticamente soberana. ¿Qué queremos significar con esto? Que la soberanía energética no arribó al país con la recuperación de YPF en abril de 2016, sino que fue consecuencia de ella. De igual forma, ser importadores netos de gas y combustibles no entraña una pérdida de soberanía. Es más, un país puede ser soberano en su decisión de importar energía. En cuanto al autoabastecimiento, es fundamental explicar que blandir este concepto descontextualizándolo del proyecto político de turno y sus metas económicas y sociales es pura habladuría.

Quisiéramos ilustrar esta cuestión desde la crítica al concepto de "autoabastecimiento" que el ex secretario Jorge Lapeña plasma en su último libro. Para este integrante del hipercrítico grupo de ex funcionarios energéticos de la dictadura y la democracia del hambre, el atraso y la exclusión (1982-2002), el autoabastecimiento se cumple "cuando un país abandona su situación de importador neto de energía para adoptar la posición de país excedentario y logra mantener esta condición en forma permanente y por un largo tiempo". El autor afirma luego que la Argentina alcanzó esa condición en 1989. Semejante razonamiento adolece de dos inconvenientes: 1) desvinculación del contexto interno; y 2) los objetivos detrás de la búsqueda de excedente exportador. En primer término, definir "autoabastecimiento" como un estado superavitario en materia de intercambio comercial externo pone un velo sobre la situación interna. Nada dice por ejemplo acerca de las necesidades del consumo local, es decir, si fueron satisfechas por una mayor producción de energía o si, por el contrario, una menor demanda interna facilitó la obtención de excedentes energéticos. Los números indican que en 1989 se dio este segundo escenario. La crisis hiperinflacionaria arrojó una caída del 7% del PBI respecto al año anterior e impulsó la retracción del consumo final energético en un 2%.

En segundo lugar, tenemos el problema del excedente y su razón de ser. Si el año 1989 se reparte entre la presidencia de Alfonsín y la de Carlos Menem (asumió el 8 de julio), habría que cuantificar con mayor precisión la dinámica del comercio exterior en cada semestre. Es una tarea trascendental teniendo en cuenta que los decretos desreguladores de Menem habilitaron la libre exportación de petróleo y derivados. No por casualidad se registran importantes aumentos interanuales en las exportaciones de crudo (un 49%, pasando de 463.000m3 a 688.000m3), de gasoil (407%, pasando de 150.000m3 a 764.000m3), de nafta súper (95%, pasando de 346.000m3 a 676.000m3) y de fueloil (54%, pasando de 530.207 a 818.963 toneladas). Es decir, exportaciones masivas que no perseguían como objetivo lograr el autoabastecimiento en sí mismo, sino la generación de saldos exportables para el pago de intereses de deuda y el cumplimiento de las metas de austeridad fiscal exigidas por el FMI. Todo esto nos lleva a concluir que el promocionado "autoabastecimiento" radical de fines de los ochenta y menemista durante los noventa, fue artificial, desde que la brutal crisis socioeconómica provocada por el alfonsinismo primero y el menemismo después generó un excedente energético en un contexto de país atrofiado y empobrecido.

¿88.000 millones para qué y para quiénes?
El artículo del diario La Nación basado en el informe de la consultora de Sica se titula "La nube negra: cortes de electricidad, emergencia y default" y está firmada por el periodista Diego Cabot. El autor afirma que "la imprevisión y la emergencia dominan el mundo de la energía eléctrica" y se lamenta que no exista una planificación adecuada para el sector. Paradójicamente, se respalda en declaraciones de Daniel Montamat (uno de los "testigos serios"), ex Secretario de Energía de Fernando De la Rúa y promotor de la commoditización energética del país. La nota vuelve a la carga contra los subsidios y las tarifas sostenidos por el gobierno nacional como supuestas causas absolutas de las deficiencias del segmento de distribución eléctrica, el cual es administrado por empresas privadas en el área metropolitana de Buenos Aires desde hace dos décadas. El déficit de inversiones de Edenor y Edesur en la expansión y fortalecimiento del segmento es previo a 2003. El mismo Montamat debería recordar los continuos cortes de suministro a fines de 1999 durante su gestión en la cartera energética. Al mismo tiempo, La Nación omite incluir datos del Plan de Inversiones por más de 3.950 millones de pesos ejecutado por estas dos empresas distribuidoras Edenor y Edesur desde el verano 2013/2014 a partir de la ola de calor inédita que obligó al Servicio Meteorológico Nacional a declarar la emergencia climática, y cuando el país tuvo una seguidilla de inconvenientes encadenados desde el sector de distribución que causaron diferentes interrupciones en el servicio eléctrico.

El Ministerio de Planificación junto al Ente Nacional Regulador de la Electricidad decidió, además de aplicar importantes multas a las distribuidoras, coordinar este Plan con recursos del Fondo para Obras de Consolidación y Expansión de Distribución Eléctrica (FOCEDE). Desde el diseño de ese esquema en enero 2014, Edesur finalizó 1.115 obras de media y baja tensión, puso en ejecución otras a 260 y otras más de 140 están programas para iniciar. Por su parte, Edenor finalizó 904 obras, tiene en ejecución otras 207 y planificadas más de 100 para iniciarse en el corto plazo. En el caso de Alta Tensión ambas prestatarias finalizaron 12 grandes obras y están en marcha 14 para mejorar la seguridad del abastecimiento eléctrico en las zonas que tuvieron mayor crecimiento de demanda. Debe destacarse también que en el caso de Edesur en el marco del Plan de Inversiones se pusieron en funcionamiento tres subestaciones móviles traídas de Portugal que sumaron una inversión superior a los 143 millones de pesos potencia para mejorar el transporte y distribución de la red eléctrica en zonas afectadas beneficiando a 600.000 usuarios. Sin embargo, la nota de La Nación menosprecia la compra de estas subestaciones aduciendo que se podrían haber fabricado en el país si se hubiera planificado. Justamente, el diario que funcionó como vocero del proceso de desindustrialización durante décadas ahora deviene en defensor de la sustitución de importaciones.

No masticamos más vidrio...
Un modelo energético compatible con más y mejor industrialización, con más y mejor modernización y autosuficiencia económica, con más y mejor ciencia y tecnología pueblocéntricas, así como con más y mejor desarrollo con inclusión social requerirá la obligada profundización del Plan Energético Nacional lanzado por el Presidente Néstor Kirchner en paralelo a una férrea defensa de Vaca Muerta desde una reforma constitucional que reedite los objetivos del artículo 40 de la Constitución ilegítimamente derogada por los fusiladores del 55. Las operetas como las del IAPG y del diario La Nación buscan, como bien señaló Ricardo De Dicco, director del Observatorio OETEC, instalar nuevamente en el imaginario colectivo que el Estado es ineficiente y no es capaz de realizar inversiones, dejando por sentado implícitamente que sólo el mercado puede realizar inversiones relevantes y gestionar eficientemente. Como en épocas pretéritas, buscan predisponer a la sociedad argentina a una nueva política del saqueo y desmantelamiento del patrimonio nacional. Pero como concluyó en su artículo Julio De Vido, el pueblo argentino ya no mastica más vidrio.



Bibliografia
Artículo en Página/12 del ministro de Planificación, Arq. Julio De Vido http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-280554-2015-08-31.html (31/08/2015)

OETEC (12/07/15). "El IAPG es la Fundación Mediterránea en materia hidrocarburífera y no representa en absoluto los intereses de la población"
http://www.oetec.org/nota.php?id=1302&area=1

Diario La Nación (30/08/2015): "La nube negra: cortes de electricidad, emergencia y default"
http://www.lanacion.com.ar/1823262-la-nube-negra-cortes-de-electricidad-emergencia-y-default

Diario La Nación (11/07/2015): http://www.lanacion.com.ar/1809525-llevar-el-gas-de-vaca-muerta-a-la-gente-costara-us-40000-millones

Diario Infobae (11/07/2015): http://www.infobae.com/2015/07/11/1741024-traer-el-gas-vaca-muerta-las-casas-costara-us40000-millones

TN http://m.tn.com.ar/economia/las-petroleras-contradicen-al-estado-y-creen-que-se-seguira-importando-gas-hasta-2035_601722