ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medio Ambiente

| Artículos de opinión

El relato de los multimedios, la cuestión ambiental y la planificación energética en Argentina

Autor | Ricardo De Dicco


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
ambiental, planificación energética, gases de efecto invernadero, Río Turbio, carbón, energías renovables, biocombustibles, ex secretarios, Plan Nuclear Argentino, Atucha II, Emilio Apud, Ministerio de Planificación, Julio De Vido



19-10-2015 | El presente artículo tiene por objeto responder a los atentados desinformativos del diario La Nación y a las declaraciones del ex funcionario Emilio Apud.


El 17 de octubre el diario La Nación publicó un editorial sin firma titulado "Un largo deterioro ambiental", en cuyo subtítulo advierte que "Tras 12 años de inacción y desinterés de las administraciones kirchneristas, se impone pensar en una planificación que atienda la magnitud del problema": http://www.lanacion.com.ar/1837230-un-largo-deterioro-ambiental
Analicemos las barbaridades que el editorial del diario mitrista afirma en relación al sector energético:

"En materia energética se siguió promoviendo el uso intensivo del carbón en Río Turbio, un combustible con efectos ambientales adversos que contribuye de modo irresponsable a la emisión de gases que provocan el calentamiento global".

Nada más alejado de la realidad. La Central Térmica Río Turbio (CTRT) tendrá una potencia instalada de 240 MW, lo suficiente para abastecer varias veces a toda la provincia de Santa Cruz, y estará compuesta por dos módulos de generación de 120 MW de potencia instalada cada uno, sistema de aero-refrigeración y caldera con tecnología de lecho fluidizado. Esto último significa que, a diferencia de las centrales termoeléctricas tradicionales que consumen únicamente combustibles fósiles, las calderas generadoras de vapor de la CTRT, que son de la marca Foster Wheeler, permiten una mayor flexibilidad en el uso del combustible a través de la mezcla con otros elementos no contaminantes, además de un mayor aprovechamiento del mismo y una mejor transferencia del calor producido durante la combustión; dicha tecnología se encuentra integrada en el Programa de Tecnologías Limpias del Carbón que lleva adelante el Departamento de Energía de EE.UU. (http://energy.gov), cuyo objetivo principal es la reducción de emisiones de contaminantes asociadas a la combustión del carbón.

"Las energías renovables no se promueven aunque la Argentina ha sido reconocida internacionalmente como uno de los países de mayor potencial para el desarrollo eólico".

Además de la Ley 26.190 sancionada a fines de 2006 por el Congreso Nacional, junto a su normativa modificatoria sancionada a fines de septiembre pasado, el Ministerio de Planificación Federal impulsó junto a su controlada ENARSA el fomento de las energías renovables durante los últimos once años. A modo ilustrativo, podemos destacar las siguientes incorporaciones al Sistema Argentino de Interconexión (SADI):

- Hidroeléctrica Binacional Yacyretá, aumentando significativamente su potencia instalada luego del incremento de cota, con más de 1.400 MW adicionales;

- Hidroeléctrica Río Grande (Córdoba), repotenciación que incrementó su potencia instalada en 350 MW;

- Hidroeléctricas Los Caracoles y Punta Negra (San Juan), nuevas centrales que en conjunto tienen una potencia instalada de 180 MW;

- Pequeño Aprovechamiento Hidroeléctrico Salto Andersen (Río Negro), de 8 MW;

- Pequeño Aprovechamiento Hidroeléctrico Luján de Cuyo (Mendoza), de 1 MW;

- Parque Eólico Rawson (Chubut), de 77 MW;

- Parque Eólico Loma Blanca (Chubut), de 51 MW;

- Parque Eólico Arauco (La Rioja), de 50 MW;

- Parque Eólico Diadema (Chubut), de 6 MW;

- Parque Eólico El Tordillo (Chubut), de 3 MW;

- Parque Solar Fotovoltaico Cañada Honda (San Juan), de 5 MW;

- Parque Solar Fotovoltaico San Juan I (San Juan), de 1 MW;

- Central Biogás San Martín (Buenos Aires), de 5 MW;

- Central Biomasa Ingenio San Martín Tabacal (Salta), de 40 MW;

- Central Biomasa Ingenio Santa Bárbara (Tucumán), de 16 MW.

Sólo en materia de energía eólica, durante los últimos cinco años no sólo es destacable el aumento en más de 660% de la potencia instalada del parque de generación eólica, también lo es la unificación al SADI de equipos con esta tecnología que hasta 2010 operaban aislados del mismo. En menor dimensión, se replica esto para los casos de los parques solares fotovoltaicos, centrales térmicas a biogás/biomasa y pequeños aprovechamientos hidroeléctricos.

Por otra parte, el gobierno nacional tomó la decisión política de implementar cortes en la nafta y el gasoil con biocombustibles obtenidos a partir del aceite de soja, del aceite de maíz y del bagazo de la caña de azúcar. En ese sentido, el Programa de Biocombustibles del Ministerio de Planificación Federal se encuadra en la decisión estratégica de diversificar la matriz energética y agregar valor a la producción nacional, tanto la que se consume en el mercado interno como la que se destina a la exportación (ampliando destinos en este último caso, restando excedentes en los mercados internacionales y mejorando así la ecuación económica de la agricultura y de la agroindustria, con el consiguiente impacto positivo en las finanzas públicas). Asimismo, contribuye a la mitigación de gases de efecto invernadero, y a la sustitución de importaciones de energía, con una mayor demanda de empleo nacional.

La actual implementación de los cortes obligatorios a los gasóleos y naftas para sus mezclas con biodiesel y bioetanol, respectivamente, se establecieron en las siguientes fechas y resoluciones:

- Resolución 1125 del 30/Dic/2013: 9% a partir del 1º de Enero de 2014 y 10% a partir del 1º de Febrero de 2014.

- Resolución 44 del 16/Sep/2014: 8,5% a partir de la entrada en vigencia de la mencionada normativa, 9% a partir del 1º de Octubre, 9,5% desde el 1º de Noviembre y 10% desde el 1º de Diciembre.

En 2014 la producción de biodiesel, a partir del aceite de soja, fue de 2.584.290 toneladas. Se exportaron 1.597.624 toneladas y el resto se vendió en el mercado interno, correspondiendo la diferencia a variación de existencias. Las 36 plantas productoras se distribuyen en las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, La Pampa, Santiago del Estero, San Luis y Neuquén.

Mientras que la producción de bioetanol durante 2014 fue de 671.121 m3, obtenidos a partir del aceite de maíz y del bagazo de la caña de azúcar y destinados al mercado interno. Actualmente hay 11 destilerías que producen bioetanol, las cuales están radicadas en las provincias de Tucumán, Salta, Jujuy, Santa Fe y Córdoba.

"En febrero de 2015 se inauguró la central Atucha, diseñada en la década del 70: comenzó a construirse en Zárate, sobre las costas del río Paraná de las Palmas en 1980 y debía terminarse para 1987. Su presupuesto inicial fue de 800 millones de dólares y terminó costando cerca de 4000 millones por su tecnología fuera de uso y sospechas de corrupción. Se trata de una energía costosa, extremadamente peligrosa y no se ha encontrado aún solución para sus residuos que resultan altamente contaminantes a largo plazo".

¿En qué evidencia empírica se basa el relator del diario La Nación para afirmar que la tecnología de Atucha II está "fuera de uso", que la energía nuclear es "costosa, extremadamente peligrosa", o que es una gran problema la gestión del combustible gastado? Atucha II cuenta con un reactor de agua pesada presurizada (PHWR) del tipo recipiente de presión. Existen actualmente en el mundo 438 reactores de potencia operativos, de los cuales 49 son del tipo PHWR. Si bien Atucha II era un nuevo diseño de KWU-Siemens, el mismo se había basado en muchos aspectos en el recipiente de presión del modelo Konvoi que la citada empresa alemana había diseñado para reactores de agua a presión (PWR) y construidos en dicho país a partir de 1982; por otra parte, varios de los componentes electromecánicos del sistema crítico compartieron igual diseño y proveedor de los que se emplearon en reactores del tipo PWR construidos para centrales nucleares de España y de Brasil, mientras que los componentes electromecánicos del sistema convencional son similares a los que se utilizan en cualquier central térmico-fósil con equipos turbo-vapor. Por otra parte, si la tecnología de Atucha II fuera "extremadamente peligrosa", la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) de nuestro país nunca le hubiera entregado la licencia de construcción a NA-SA para reactivar las obras en 2006. Cabe destacar que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) felicitó en 2011 al gobierno argentino por haber concluido las obras civiles y montajes electromecánicos en Atucha II, así como también volvió a expresar sus felicitaciones cuando la central alcanzó su primera criticidad en junio de 2014 y su máxima potencia en febrero de 2015. Para mayor información sobre seguridad y ambiente en materia nuclear y en Atucha II en particular, invitamos al relator del diario La Nación consultar los siguientes enlaces de la CNEA, NA-SA y ARN:
http://www.cnea.gov.ar/Seguridad-Ambiente
http://www.na-sa.com.ar/seguridad
http://www.na-sa.com.ar/medio-ambiente
http://www.arn.gov.ar

"Otra verdadera mala noticia es que se pretende construir sobre el río Santa Cruz dos represas sin realizar el procedimiento de impacto ambiental para analizar, entre otros impactos, si afectará el desenvolvimiento natural de tres glaciares patagónicos, como el Perito Moreno, declarado Patrimonio de la Humanidad".

En el documento de 356 páginas denominado "Título V. Documentación Técnica de Proyecto. Capítulo VI - Aspectos Ambientales", correspondiente al llamado a licitación pública nacional e internacional para la construcción de los aprovechamientos hidroeléctricos del río Santa Cruz (represas Presidente Néstor Kirchner y Gobernador Jorge Cepernic), no se encuentra ninguna evidencia que vincule impactos negativos de la construcción de las citadas represas sobre el glaciar Perito Moreno. Solicitamos al Editor del diario La Nación que publique cuanto antes documentación científica que respalde sus afirmaciones.

El desmemoriado señor Apud
El señor Emilio Apud, ex secretario de Energía de Fernando de la Rua, quien apenas duró una semana en dicho cargo, no quiso ser menos mediocre el relato mitrista y publicó el 19 de octubre en el diario Clarín un artículo titulado "Cambio climático y propaganda K": http://www.clarin.com/opinion/Conferencia_de_Paris-Calentamiento_Global-Kirchnerismo-Energia_0_1451854841.html Indaguemos brevemente sobre el "pensamiento" y "conocimiento" de este personaje que, junto a Ricardo López Murphy, ex ministro de Economía de Fernando de la Rua, tuvo que dejar el cargo a los pocos días de haber asumido:

"(...) como ha sido habitual en estos últimos doce años de autoritarismo, el Gobierno considera Política de Estado a todas sus políticas fijadas en soledad y con visión cortoplacista. Ejemplos recientes: a un año de dejar el gobierno, establece unilateralmente la política petrolera, con la ley de hidrocarburos, y la nuclear, con China, imponiéndole a las próximas administraciones tecnologías, precios, deudas y condiciones no explicitadas, urgidos por yuanes que morigerarán la caída de reservas de divisas".

¿Ignorancia o desinformación? Se le recuerda al señor Emilio Apud que durante los últimos 12 años fueron sancionadas por el Congreso Nacional, entre otras en materia energética, las siguientes leyes:

- Ley 25.943 (2004), de creación de Energía Argentina S.A. (ENARSA), empresa pública dependiente del Ministerio de Planificación Federal, con el objeto de otorgar presencia al Estado Nacional en el mercado ampliado de la energía a fin de impulsar inversiones en infraestructura energética que el capital privado, beneficiado con los programas de privatización de la década anterior, no mostraba interés en realizar.

- Ley 26.093 (2006), de fomento de los biocombustibles (biodiesel, bioetanol y biogás).

- Ley 26.190 (2006), régimen de fomento para el uso de energías renovables en la generación de energía eléctrica.

- Ley 26.197 (2006), modificación del artículo 1º de la Ley de Hidrocarburos 17.319 y con ello la administración de los yacimientos hidrocarburíferos. También establece que el diseño de las políticas energéticas a nivel federal será responsabilidad del Poder Ejecutivo Nacional.

- Ley 26.334 (2007), régimen de promoción de la producción de bioetanol.

- Ley 26.566 (2009), de la actividad nuclear. Declara de interés nacional los programas de extensión de vida de las centrales nucleares Embalse y Atucha I; la construcción de nuevas centrales nucleares; el diseño, construcción y puesta en marcha del prototipo CAREM-25; la terminación de obras, puesta en marcha y operación de Atucha II.

- Ley 26.741 (2012), declara de interés público nacional alcanzar el autoabastecimiento de hidrocarburos, crea el Consejo Federal de Hidrocarburos y declara de utilidad pública y sujeto a expropiación el 51% del patrimonio de YPF y de Repsol YPF Gas perteneciente a Repsol YPF.

- Ley 26.932 (2014), ejecuta el proceso de expropiación estipulado en los artículos 7, 11 y 12 de la Ley 26.741.

- Ley 27.007 (2014), modificación de la Ley de Hidrocarburos 17.319.

- Y días atrás sanciona una ley de fomento de energías renovables, modificatoria de la Ley 26.190.

¿A esto denomina el señor Emilio Apud "autoritarismo" o accionar "unilateral" del Poder Ejecutivo Nacional en materia energética? Durante los 12 años previos al gobierno de Néstor Kirchner, las leyes sancionadas por el Congreso Nacional en materia energética correspondieron mayoritariamente a los programas de privatización de los muy rentables y estratégicos activos del Estado Nacional, tales como las leyes 24.065 de privatización de SEGBA, Agua y Energía Eléctrica e Hidroeléctrica Norpatagónica (año 1991); 24.076 de privatización de Gas del Estado (año 1992); 24.145 de privatización de YPF (año 1992); 24.804 de privatización de la generación nucleoeléctrica (año 1997); entre otras. La gran mayoría de las normativas que transformaron el mercado ampliado de la energía durante los años 90 en un contexto de reforma del Estado, fueron decretos del Poder Ejecutivo Nacional que dieron lugar a la sanción de las citadas leyes del menemismo.

Cuando en mayo de 2003 el entonces presidente Néstor Kirchner crea el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, el Arq. Julio De Vido encargó a su grupo de trabajo realizar un diagnóstico para conocer la situación del mercado ampliado de la energía. Los resultados de ese estudio fueron muy negativos, producto de la falta de inversiones durante las gestiones anteriores en materia de infraestructura energética y también como resultado de los absurdos e irracionales programas de privatización aplicados en el sector. Por tal motivo, el Ministerio de Planificación Federal formuló un plan estratégico en materia energética y a partir de mayo de 2004 implementó el Plan Energético Nacional vigente, por medio de sucesivas inversiones por alrededor de AR$ 150.000 millones (78% inversiones públicas), que durante el período 2004-2014 logró expandir el Sistema Argentino de Interconexión (SADI) en más de 5.800 kilómetros de líneas de alta y de extra alta tensión, incorporar 12.250 MW de potencia instalada en el SADI y aumentar en cerca de 3.000 kilómetros el sistema nacional de gasoductos troncales, permitiendo que 4,5 millones de hogares se incorporasen al servicio público de electricidad que opera en el SADI y que 3 millones de hogares se incorporasen al servicio público de gas distribuido por redes; sumado a ello los US$ 11.000 millones ejecutados para reactivar el Plan Nuclear Argentino; sin olvidar la tan ansiada recuperación de YPF el histórico 16 de abril de 2012 que actualmente está sustituyendo importaciones, logrando que la producción de gas natural del país aumentara por primera vez en 2015, rompiendo así las tendencias declinantes de los diez años precedentes. Las citadas obras de infraestructura energética permitieron a la industria nacional, tanto de la construcción, como siderúrgica, metalúrgica y electromecánica, participar en obras civiles, en suministros de componentes electromecánicos, en servicios de ingeniería y de montajes, generando así decenas de miles de puestos de trabajo.

Las obras estratégicas aludidas permitieron durante los últimos doce años implementar un modelo de desarrollo económico con inclusión social basado en la reindustrialización del país y en la expansión de su aparato productivo a nivel federal. Dicho de otra forma, de no haberse implementado a partir de 2004 el citado Plan Energético y, por el contrario, si se hubiera continuado con la política energética entreguista de los años 90 y de comienzos de la década de 2000, hubiera sido imposible alcanzar el desarrollo económico registrado desde 2003 así como imposible expandir y fortalecer el aparato productivo nacional. Por suerte, la historia fue otra y esperamos que los errores del pasado no vuelvan a repetirse.



Bibliografia
Diario Clarin (19/10/2015): http://www.clarin.com/opinion/Conferencia_de_Paris-Calentamiento_Global-Kirchnerismo-Energia_0_1451854841.html

Diario La Nación (17/10/2015): http://www.lanacion.com.ar/1837230-un-largo-deterioro-ambiental

Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN): http://www.arn.gov.ar

Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA): http://www.cnea.gov.ar

Energía Argentina S.A. (ENARSA): http://enarsa.com.ar

Información Legislativa y Documental (INFOLEG): http://www.infoleg.gov.ar

Ministerio de Planificación Federal: http://www.minplan.gob.ar

Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA): http://www.na-sa.com.ar

Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA): https://www.iaea.org

Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación: http://www.hidricosargentina.gov.ar

United State Department of Energy - Fluidized Bed Technology - Overview: http://www.energy.gov/fe/science-innovation/clean-coal-research/advanced-combustion-technologies/fluidized-bed-technology