ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medio Ambiente

| Artículos Periodísticos

Las nuevas represas de Santa Cruz: federalismo energético y seguridad hidroeléctrica

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
represas, Santa Cruz, federalismo, seguridad energética, hidroelectricidad, California, Comahue, Cuyo, Patagonia, CAMMESA



15-01-2016 | La Patagonia participa hoy con un 4,6% de la potencia hidroeléctrica instalada. Luego de operativas las represas -y considerando ninguna incorporación adicional- esta región llevará su participación al 17,6%. La seguridad del abastecimiento hidroeléctrico argentino habrá ganado mucho y la región será acreedora de energía renovable, de cero emisión de gases contaminantes, abundante y entre las más baratas.


Según CAMMESA, la potencia instalada a noviembre de 2015 fue de 33.340MW (31.690MW comercialmente disponibles y 1.651MW a ser habilitados). Más del 61% de la potencia es de origen térmico (20.290MW). Las regiones GBA, LIT y BA concentran el 46% de la potencia total del país. La Patagonia, por su parte, apenas explica el 3%. La construcción de los aprovechamientos sobre el río Santa Cruz permitirá diversificar aún más la matriz, llevará más equilibrio a la potencia instalada por región e incrementará la seguridad del abastecimiento hidroeléctrico nacional.



Fuente: Elaboración propia en base a mapa original de CAMMESA, Noviembre 2015.

Si las represas Presidente Kirchner y Gobernador Cepernic estuvieran entregando energía al sistema, la participación de la Patagonia pasaría del 3 al 5,2%. Gracias a la interconexión eléctrica del país realizada en estos últimos años, la Patagonia puede aportar al Sistema Argentino de Interconexión para que su electricidad se funda con la del resto de las regiones y provincias. Asimismo, debe tenerse en cuenta que interconexión eléctrica ha permitido igualar todos los costos de generación (generación y transporte en todas las provincias interconectadas las fija el Estado Nacional). Ahora bien, en cuanto a la potencia instalada específica de la Patagonia, las represas de Santa Cruz incrementarán en casi un 335% la potencia local. Esto redundará en un gran aliciente para el desarrollo provincial y regional social, productivo e industrial.

Por otro lado, debemos destacar que constituye una muy sabia decisión diversificar la seguridad del suministro hidroeléctrico nacional. Explicamos por qué. Las referidas obras, que a su vez impactan en la seguridad energética de la Argentina, diversificará la generación hidroeléctrica entre las cuencas y regiones ya en explotación y, de esta suerte, reducirá el riesgo ante eventuales sequías que puedan afectarlas. En efecto, todas las regiones del país aportan hidroelectricidad al parque de generación, según se desprende de la siguiente tabla:



Fuente: Elaboración propia en base al informe mensual de CAMMESA, Noviembre 2015.

Un ejemplo de la importancia en la diversificación de la potencia hidroeléctrica, lo constituye la histórica sequía que afectó al Oeste de EE.UU. en 2015. Las zonas más afectadas incluyeron gran parte del sureste de Oregon, Nevada occidental y California central/norte. La generación hidroeléctrica en el occidente de EE.UU. proporciona una parte sustancial para este tipo de generación a nivel nacional. Según la Agencia de Información de la Energía, el 40% de la capacidad hidroeléctrica estadounidense (29 GW) se encuentra en la Cuenca del Río Columbia, con un 14% de la capacidad hidráulica de EE.UU. ubicada en California (14 GW). Las represas hidroeléctricas de California representan del 10 al 15% del suministro eléctrico del Estado. Además, California importa 3 a 4% de su electricidad de fuentes hidroeléctricas de terceros Estados. La sequía agudizó semejante concentración en el suministro hidroeléctrico, tanto a nivel estadual como nacional.

Volviendo a la República Argentina, la Patagonia participa hoy con un 4,6% de la potencia hidroeléctrica instalada. Luego de operativas las represas -y considerando ninguna incorporación adicional- esta región llevará su participación al 17,6%. Nótese de la tabla anterior la actual concentración de la potencia entre las regiones del Comahue y del NEA. Entre ambas concentran el 67% del total. Con la incorporación de los aprovechamientos hidroeléctricos sobre el río Santa Cruz, dicha concentración caerá 12 puntos porcentuales, para ubicarse en 54,1%. La seguridad del abastecimiento hidroeléctrico argentino habrá ganado mucho y la región será acreedora de energía renovable, de cero emisión de gases contaminantes, abundante y entre las más baratas.