ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos Periodísticos

La inflación macrista en la canasta escolar

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
inflación, IPC CABA, IPC Congreso, bebidas y alimentos, canasta escolar, EPPA



26-02-2016 | Mauricio Macri realizó gran parte de su campaña instalando la idea de que la inflación era el principal flagelo para la economía nacional y que durante su gobierno uno de los objetivos centrales sería justamente combatir la suba de precios. Sostuvo cosas como que la economía argentina era insostenible con los niveles de inflación percibidos durante el kirchnerismo, que era el peor de los impuestos cobrado a la gente, que la suba de precios era una máquina de generar pobreza, entre otras afirmaciones.*


Sin embargo, el triunfo electoral y la asunción a la presidencia de Macri generaron un salto inflacionario que se fue dando en un primer momento antes de la asunción del 10 de diciembre de 2015 (sobre todo en noviembre), debido a que las promesas de las políticas económicas de Macri y su equipo económico empezaron a provocar aumentos de precios en forma especulativa y como forma de anticipación de esas mismas políticas. Igualmente, el salto más importante se produjo en diciembre de 2015 con la asunción efectiva de Macri a la presidencia, perdurando ese aumento de precios durante enero y febrero de 2016.

En efecto, el gobierno de Macri se caracteriza, entre otras cosas, por un conjunto de políticas económicas inflacionarias como por ejemplo la devaluación, el fin de las retenciones, la quita de los cupos a las ventas externas, la desregulación de los precios a partir de la desarticulación de precios cuidados y la quita de los subsidios de los servicios públicos con el consiguiente aumento de las tarifas.

Los datos son contundentes para todos los índices de precios que se divulgaron estos últimos meses: para diciembre el IPC CABA dio 3,9%, IPC San Luis 6,5% y el IPC Congreso 3,8%. Este proceso inflacionario siguió durante enero: IPC CABA 4,1%, IPC San Luis 4,2% y el IPC Congreso 3,6%.

Es importante desatacar, que la inflación venia en una pronunciada desaceleración durante el 2015. Tomando dos índices de precios y comparando el acumulado enero 2013-octubre 2014 y enero 2014-octubre 2015 se ve claramente este fenómeno. Mientras que para el IPC CABA el acumulado durante esos meses en el 2014 dio 33,6% y para el IPC Congreso 33,5%, para el acumulado 2015 de esos mismo meses el IPC CABA arrojó 19,7% y el IPC Congreso 20,4%. Lo que queda claro entonces es que el salto inflacionario no se debe a ninguna herencia, sino más bien a políticas concretas del gobierno de Macri.

Pero además, un efecto aún más negativo de la inflación macrista viene dado por el siguiente hecho: el rubro que más aumenta es el de alimentos y bebidas, rubro que repercute en mayor medida en los sectores más humildes que destinan la mayor parte de sus ingresos al consumo de esos productos. Por ejemplo, tomando diciembre, mientras que el IPC de San Luis y el IPC CABA el nivel general dio 6,5% y 3,9% respectivamente, el rubro alimentos y bebidas alcanzó 10,4% en el IPC San Luis y 4,9% en el IPC CABA. Este fenómeno se viene repitiendo a lo largo de 2016.

Por último y en el rubro canasta escolar, también se produjo un salto inflacionario durante el periodo macrista. Tomando el Índice de Precios de la Ciudad de Buenos Aires, el acumulado de noviembre de 2015 a enero de 2016 de la canasta escolar fue de 13,8%. Tomando enero solamente, la inflación de la canasta escolar fue de 5,9%.
Este mismo fenómeno se puede observar comparando la suba de precios acumulada de la canasta escolar de octubre de 2014 a enero de 2015 con la inflación acumulada de octubre de 2015 a enero de 2016 (inflación macrista) utilizando el índice CABA.



Claramente se observa un proceso inflacionario en todos los rubros de la canasta escolar durante el gobierno de Macri, que acompaña al salto inflacionario generalizado que se produjo en los últimos meses, aunque en la canasta escolar (al igual que el rubro alimentos y bebida) este aumento de precios es más pronunciado.

Una vez más se observa que el modelo económico de Macri, independientemente de lo declarado durante la campaña, tiene en los primeros meses a un contexto de alta inflación con el objetivo central de reducir el salario de los trabajadores tanto en dólares como en poder de compra.

* Investigación original: Santiago Fraschina



Bibliografia
http://eppa.com.ar/