ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medio Ambiente

| Artículos de opinión

Africanización energética de Argentina: eje de las nuevas relaciones bilaterales con EE.UU. (Parte 1)

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor se manifiesta contrario al fundamentalismo ambiental, pilar del sometimiento neoliberal en el siglo XXI


Palabras Claves
Obama, Macri, Bergman, Juan Verde, energía eólica, energía solar, energía nuclear, energía hidráulica, cambio climático, neoliberalismo, AmCham Summit, africanización, Power Africa, Alemania, Dinamarca, Energiewende, represas, CO2, Greenpeace, petróleo, carbón, gas natural, potencia instalada, fundamentalismo ambiental, extremismo, verdes, Andina Energy Corp, Abengoa



27-03-2016 | En su reciente visita a la Argentina, el Presidente Obama señaló que el cambio climático debe ser combatido a través de la incorporación masiva de fuentes renovables (no hidráulicas) a la matriz energética, esto es, tecnologías eólica y solar. En la AmCham Summit del día 23 de marzo -el megaevento empresarial y de negocios realizado en el predio de La Rural y que inauguró las nuevas relaciones bilaterales entre EE.UU. y nuestro país-, el único panel destinado a la energía y al cambio climático se limitó específicamente a una de ellas, la eólica. Pésima señal. Por su parte, el Presidente Mauricio Macri se manifestó en igual sentido: las tecnologías renovables son la única herramienta de lucha contra el calentamiento global, relegando olímpicamente a las fuentes nuclear e hidráulica. En efecto, desde el 10 de diciembre de 2015 todos los anuncios de proyectos de inversión en el área energética se basan en el desarrollo de energías eólica y solar, pero con un agravante. Las menciones oficiales a los proyectos nucleoeléctricos e hidroeléctricos heredados entre 2003 y 2015 no sólo que no resultan nada auspiciosas sino que además esconden una clara intención de paralizarlos. Hemos explicado oportunamente las causas detrás de este giro de 180 grados en relación a la política energética y ambiental nacional. A propósito, vale la pena recordar que dicho cambio obedece al sutil pero contundente trabajo de pinzas entre Greenpeace al frente del Ministerio de Ambiente y la industria petrolera a cargo del Ministerio de Energía. Volvamos ahora a Obama en la Argentina y a la AmCham Summit. ¿Por qué ninguna mención a la energía nuclear, si esta tecnología emite -contemplando su ciclo de vida completo- la misma cantidad de CO2 (o incluso menos) que la eólica? ¿Por qué cero alusión a la energía nuclear si en EE.UU. es justamente la fuente que más contribuye a disminuir las emisiones de CO2 desde el sector energético nacional? ¿Por qué brilla por su ausencia la renovable más importante del mundo -la hidroeléctrica-, tanto por su potencia instalada, su generación, sus costos asociados y sus nulos niveles de emisión de CO2? ¿Cómo puede ignorarse dicha fuente a sabiendas del inmenso potencial con el que aún cuenta la Argentina? ¿Será que energía más barata, confiable, abundante e independiente en cuanto a sus requerimientos tecnológicos resulta incompatible con el "granero del mundo" en el poder y las apetencias manufactureras y comerciales estadounidenses? El 24 de marzo, el ministro Sergio Bergman sintetizó la visita de Obama publicando una nota en el diario La Nación que no tiene desperdicio. Se trata de una magistral síntesis de la hoja de ruta a seguir si es que pretendemos volver "al mundo" (sic) y reencauzarnos "con el país norteamericano, luego de años de estar alineados con países como Venezuela e Irán" (¡sic!). Las nuevas relaciones bilaterales que el macrismo inicia con EE.UU. en función de sus prerrogativas, vienen enmascaradas de supuesto ambientalismo y progresismo energético, esto es, el argumento ideal para una nueva penetración financiera, comercial e industrial estadounidense en América del Sur y la Argentina, ahora obligada a atar su desarrollo en función de metas medioambientales de neto corte neoliberal. En esta serie titulada "Africanización energética de la Argentina: eje de las nuevas relaciones bilaterales con EE.UU.", el Observatorio OETEC responderá a los interrogantes anteriores, entre muchos otros, e intentará demostrar que la política ambiental-energética que EE.UU. exporta al mundo y que acaba de ser adoptada por el macrismo no es otra cosa que la africanización energética e industrial de la Argentina, desde que sus objetivos son similares a los del nefasto programa que la administración Obama ejecuta desde hace algunos años en África (ídem la Unión Europea) y que se lo conoce con el nombre de Power Africa. A continuación, la primera parte de la serie.


El lobby de Mr. Verde y sus sospechosas omisiones
El 8 de marzo pasado, el diario La Nación -furioso vocero antinuclear y antirepresas- publicaba su artículo "Argentina podría ser una verdadera potencia mundial en renovables". Copete: "Así lo cree Juan Verde, asesor político del presidente Barack Obama y de la actual candidata demócrata, Hillary Clinton, que estuvo en Buenos Aires". Apenas debajo: "Juan Verde, el más famoso asesor político demócrata en materia de cambio climático y energías renovables, intenta convencer al auditorio de que la Argentina vive un momento crucial. Según su visión y pronóstico, el desarrollo de proyectos de energías renovables es parte de la economía verde que se viene y que ocurrirá tarde o temprano". Era la avanzada ambiental-energética estadounidense anticipándose a la visita de Obama, preparando el terreno y la opinión pública.

¿Qué datos fundamentales omite Juan Verde? Primeras sospechosas omisiones: si bien cierto que EE.UU. multiplicó la generación eólica desde 6.000 millones kWh en 2000 a 182.000 kWh en 2014 (Administración de Información de Energía de EE.UU.), resulta crucial contextualizarlo en un progresivo alejamiento del extremismo ambiental-energético que rige la Unión Europea (UE), extremismo basado en la masiva incorporación de tecnologías eólica y solar en detrimento de las fuentes nuclear e hidráulica.

En EE.UU., la potencia instalada del parque eólico (65.877 MW, prácticamente el doble de la potencia instalada total de la Argentina) contribuye apenas con un 4,4% en la generación eléctrica, mientras que la solar con un 0,4%. Por su parte, el carbón explica un 39%, el gas natural 27% y la energía nuclear 19%. Las fuentes renovables en su conjunto, de las que la hidroeléctrica es la más importante, el restante 13% (6% hidroeléctrica; 4,4% eólica; biomasa 1,7%; etc.). Esta matriz diversificada, que contempla todas las tecnologías y que lejos está de proponer abandonar la explotación de los combustibles fósiles y la energía nuclear, es la que coloca a EE.UU., su aparato industrial y su sector residencial en óptimas condiciones en relación a sus competidores europeos y asiáticos (Japón sobre todo). Los gráficos debajo ilustran la diferencia.



Fuente: Elaboración propia en base a "Estadísticas Internacionales. Precio de la energía a nivel residencial". Departamento de Energía y Cambio Climático del Reino Unido.



Fuente: Elaboración propia en base a "Estadísticas Internacionales. Precio de la energía a nivel industrial". Departamento de Energía y Cambio Climático del Reino Unido.

El señor Verde no lo dice, pero el impacto que el extremismo ambiental-energético en la Unión Europea provoca en los precios domésticos de la electricidad hace estragos en el Viejo Continente. Y es este mismo extremismo ambiental-energético el que propone para la Argentina. En los gráficos precedentes se observan tres hechos dignos de ser destacados: 1) La ingente brecha entre EE.UU. con Alemania, Italia y Dinamarca, tres potencias en energías eólica y solar. Aquí la razón por la cual EE.UU. no adopta la política energética de la UE que, aunque con excepciones, es dominada por los objetivos y el espíritu del programa germano conocido como Energiewende; 2) El punto de partida de los incrementos ronda 2005 y 2006, años en los que la incorporación de las renovables no hidráulicas en la matriz dieron el mayor salto cuantitativo de su historia, no deteniendo su marcha ascendente desde entonces; y 3) Como fuera dicho en nuestro informe "Represas en Santa Cruz: Carta Abierta al Presidente de la Nación" (OETEC - 7/03/16), la nación europea con las curvas más parecidas a las de EE.UU. es la potencia nuclear francesa, justamente el tipo de tecnología que en la Argentina el macrismo y los verdes quieren paralizar.

Por último y a modo de síntesis, un análisis provisto por la Administración de Información de Energía de EE.UU. (AIE), que si bien llega a 2013 refleja una tendencia que no ha variado sino que se ha ahondado, tal como vimos antes. Explica la AIE en estos términos las diferencias reflejadas en la imagen de abajo: "En 2013, las tarifas de electricidad residencial promedio en países de la Unión Europea duplicaron las de los Estados Unidos. Estructuras reguladoras, incluyendo impuestos y otros gastos, la inversión en tecnologías de energía renovable y la mezcla y costo de los combustibles, los factores que influyen en los precios de la electricidad".



Fuente: European residential electricity prices increasing faster than prices in United States, 18 de Noviembre de 2014. http://www.eia.gov/todayinenergy/detail.cfm?id=18851 en base a datos de la U.S. Energy Information Administration y Eurostat.

Este incremento sostenido de los precios de la electricidad, como mencionamos, consecuencia de una política energética supeditada a una posición ambiental fundamentalista basada en las energías eólica y solar en perjuicio de la nuclear e hidroeléctrica está haciendo estragos en el sector industrial y residencial de la Unión Europea. Cierre de fábricas (industrias cada vez menos competitivas), pobreza energética por doquier e incluso, la paradoja de emisiones de CO2 en aumento. A favor de EE.UU., además, un dato clave y convenientemente removido de su "agenda verde for export": el carbón y el gas natural son las estrellas energéticas de la nación norteamericana, permitiendo compensar el amesetamiento de las energías más baratas (nuclear e hidráulica) y avanzar en una exponencial incorporación de energías renovables eólica y solar sin alterar los precios de la energía ni, por tanto, el consumo. El gráfico que sigue no deja lugar a dudas.



Fuente: Elaboración propia en base a tablas de la Administración de Información de Energía "Energía Eléctrica Anual - Febrero 2016".

Segundas sospechosas omisiones de Mr. Verde: las energías eólica y solar, tanto en EE.UU. como en Europa se topan con crecientes inconvenientes en cuanto a financiamiento (subsidios multimillonarios), precios de la energía generada y adaptación a las redes eléctricas existentes. Efectivamente, las noticias de cierres, quiebras, contradicciones y pésimo desempeño vinculados a la industria verde y a los indicadores ambientales se suceden uno tras otro. Europa, con Alemania, Italia y Dinamarca, enseñan que sus políticas energéticas y medioambientales no son las correctas si lo que se busca es erigir un sistema energético como herramienta de lucha contra la pobreza, la desigualdad social y la autosuficiencia económica. Lo mismo vale para Estados Unidos, su encubierta matriz energética barata y confiable, y el fracaso de su principal laboratorio "verde", California. Dejaremos estas cuestiones para más adelante.

¿Verde o rojo y negro?
Antes de entrar de lleno con Juan Verde y sus "verdes" deseos para la Argentina, analicemos brevemente quién es este señor. De su blog oficial vemos que efectivamente se trata de un exitoso e influyente consultor presidencial en energía y ambiente. Y algo más…



Fuente: http://www.juanverde.net/index.php?ct=2

Juan Verde es miembro del board de directores de Abengoa, del Sovereign Bank (subsidiaria del Grupo Santander) y de Andina Energy Corp. Pues bien, Abengoa es una empresa española dedicada a los biocombustibles y a la energía solar que si no quebró en diciembre de 2015 fue por un salvataje del gobierno español. Sin embargo, la mayoría de sus plantas de biocombustibles instaladas en EE.UU. no pudieron sortear el monumental rojo de sus estados contables, en un cierre generalizado que incluso arrastró a buena parte de la restante industria de los biocombustibles estadounidense. ¿Y qué hay de Andina Energy? Como carecía de portal oficial al momento de escribir estas líneas, consultamos una de las más poderosas bases de datos de empresas a nivel mundial, AiHit Ltd. Pues bien, a Andina Energy se la describe allí como una consultora estratégica a la hora de brindar servicios a "compañías internacionales de petróleo y gas que se encuentren intentando desarrollar oportunidades en Venezuela. Andina está especializada en actividades relacionadas con la exploración, producción, refinación y exportación de petróleo y productos petrolíferos, así como exploración y producción de gas natural".

En suma, el consultor en políticas medioambientales y energéticas de Obama y de la candidata demócrata Clinton, señor Verde, a la sazón máximo promotor de las energías renovables en la Argentina, es miembro del directorio de una empresa "verde" cuasi quebrada y de una petrolera con intereses en Venezuela. Se sabe que los combustibles fósiles son los más contaminantes; y se sabe que Venezuela tiene una de las principales reservas de crudo convencionales. Se sabe también que la Argentina está entre las 3 reservas de hidrocarburos no convencionales más importantes del planeta. Notable dualidad la de Mr. Verde; notables coincidencias en cuanto a las naciones de interés. ¿Será que EE.UU. pretende que nos dediquemos a las renovables, más caras, menos confiables y de tecnología foránea (la industria verde estadounidense saltando en un pie) para que de esta suerte el crudo y gas natural de Vaca Muerta nos sobren (autoabastecimiento a la neoliberal) y se destinen a mercados extranjeros, como anhelan en Venezuela una vez desplazado el chavismo de Miraflores?

En la segunda parte de esta serie analizaremos el programa que la administración Obama viene implementando en África, el denominado Power Africa, clave para comprender el posicionamiento energético y ambiental del neoliberalismo argentino y las intenciones ocultas del lobby verde estadounidense hacia nuestro país.



Bibliografia
Ministro Bergman y la visita de Obama, diario La Nación
http://www.lanacion.com.ar/1883013-la-visita-del-presidente-obama-y-la-agenda-ambiental-internacional

Juan Verde en la Argentina, por el diario La Nación
http://www.lanacion.com.ar/1877801-argentina-podria-ser-una-verdadera-potencia-mundial-en-renovables

Quiebre de Abengoa y arrastre de la industria de los biocombustibles en EE.UU. http://watchdog.org/250277/abengoa-biofuels-industry/

Federico Bernal (OETEC - 7/03/16) "Represas en Santa Cruz: Carta Abierta al Presidente de la Nación" http://www.oetec.org/nota.php?id=1623&area=1

Federico Bernal (OETEC - 29/12/15) "Las represas de Santa Cruz: en defensa del empleo, la industria y la seguridad energética" http://www.oetec.org/nota.php?id=1493&area=1