ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos Periodísticos

Macri a contramano de Obama: "Disminuir el precio de la energía reduce el costo de vida" (EIA-EE.UU.)

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Macri, Obama, tarifazo, precios de la energía, consumo, costo de vida, electricidad, cost of living, declining, EE.UU.



09-05-2016 | Desde junio de 2014 a febrero de 2016, la disminución en los precios del petróleo y el gas natural han reducido los costos de la energía para los hogares estadounidenses. En efecto y según las cifras de la US Bureau of Labor Statistics (BLS, en inglés), el índice de precios al consumidor orientado a los consumidores urbanos (C-CPI-U) se redujo un 1,2% desde junio de 2014 a febrero de 2016. La caída en los precios de la energía se relaciona con esta reducción, a pesar de que los precios de los alimentos hayan aumentado y representen la mayor proporción de los gastos en el hogar. La caída en los costos energéticos se vincula a los menores precios internacionales del crudo y del gas natural, así como a la incorporación masiva de este último hidrocarburo a la matriz eléctrica. Y de EE.UU. a la República Argentina, donde los tarifazos eléctrico, gasífero y en combustibles del macrismo está haciendo estragos en los sectores residencial, comercial e industrial. Cada vez más empobrecidos energéticos y de todo tipo en nuestro país, el nefasto y paradójico contraste entre las políticas del macrismo y las estadounidenses que, demostrado que precios baratos de la energía resultan fundamentales para el normal funcionamiento de cualquier economía y su mercado interno, protege a sus industrias, comercios y hogares con energía abundante, barata y segura en su suministro. El siguiente resumen obedece al informe de la Administración de Información de Energía (EIA, en inglés) titulado "Disminuir el precio de la energía reduce el costo de vida". ¿Será que el macrismo quiere aumentarlo en la Argentina? ¿Por qué será?


Entre junio de 2014 y febrero de 2016, los precios del petróleo (Brent) y del gas natural (Henry Hub) disminuyeron 71% y 56%, respectivamente. Lo anterior resulta significativo ya que las modificaciones en el precio del crudo (Brent) a menudo conducen a cambios en los costos de la gasolina, el diesel, y los combustibles utilizados para la calefacción, mientras que los cambios en el precio (Henry Hub) afectan a los precios del gas natural y, en menor medida, a los de la electricidad. Sin embargo, el componente energético del índice de precios al consumidor orientado a los consumidores urbanos disminuyó un 35,3%, lo cual refleja la influencia de la disminución en los precios de la energía dentro del hogar.



Fuente: EIA (Energy Information Administration)

El componente energético del índice de precios al consumidor mostró ser mucho más dinámico que otros componentes principales del índice. En este sentido, durante el mismo período, los alimentos y bebidas aumentaron un 2,5%, mientras que las expensas y el alojamiento aumentaron un 5,1 %. No obstante, si bien la energía aumentó un 4,9% entre febrero y marzo de 2016, lo hizo un 12,9% menos que durante 2015.



Fuente: EIA (Energy Information Administration)

El índice de precios al consumidor orientado a los consumidores urbanos mide los cambios en el coste total de vida de los hogares de Estados Unidos sobre la base de los datos de varios estudios, incluyendo la Encuesta de Presupuestos, y toma en cuenta, además, las modificaciones y sustitutos que dichos consumidores realizan en respuesta a los cambios que experimentan los precios relativos. Por ejemplo, si sube el precio del combustible -lo que aumenta el costo de los desplazamientos en automóvil- algunos hogares optan por el uso del transporte público o los viajes compartidos. Asimismo, en el cálculo del índice de energía se incluyen la gasolina, el aceite para motor, la electricidad y el gas natural, que en conjunto conformaron aproximadamente el 8% del gasto de los hogares durante 2014, el año más reciente con datos disponibles.

Mientras que en 2008 el promedio anual en gastos de energía de los hogares fue de 5.300 dólares, entre ese mismo año y 2014 se redujo un 14,1%. Durante este período, los gastos en energía del hogar disminuyeron un 17,7% para la gasolina, un 25,1% para el gas natural y un 28,3% para el aceite combustible. Por su parte, los gastos en electricidad se redujeron tan sólo un 0,7%. Estos gastos promedio de la energía doméstica son los que utiliza la EIA para informar sus estimaciones en los costos del transporte durante el verano y los de la calefacción en el invierno.



Fuente: EIA (Energy Information Administration)

Y de EE.UU. a la República Argentina, donde los tarifazos eléctrico, gasífero y en combustibles del macrismo está haciendo estragos en los sectores residencial, comercial e industrial. Cada vez más empobrecidos energéticos y de todo tipo en nuestro país, el nefasto y paradójico contraste entre las políticas del macrismo y las estadounidenses que, demostrado que precios baratos de la energía resultan fundamentales para el normal funcionamiento de cualquier economía y su mercado interno, protege a sus industrias, comercios y hogares con energía abundante, barata y segura en su suministro. El siguiente resumen obedeció al informe de la Administración de Información de Energía (EIA, en inglés) titulado "Disminuir el precio de la energía reduce el costo de vida". ¿Será que el macrismo quiere aumentarlo en la Argentina? ¿Por qué será?



Bibliografia
EIA (3/05/2016). "Declining energy prices lower the cost of living"
http://www.eia.gov/todayinenergy/detail.cfm?id=26072&src=email