ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Vaca Muerta a fondo (geología, operadoras y volatilidad de precios). Parte III

Autor | José Francisco Freda


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Vaca Muerta, shale, no convencional, gas, petróleo, inversiones, precios, cotización, WTI, Brent, OPEP, EE.UU., Europa, recesión



17-12-2014 | En las dos notas precedentes hemos visto qué es y qué representa Vaca Muerta, así como también hemos indagado sobre las operaciones de las empresas en el desarrollo masivo de dicha formación geológica. En esta oportunidad abordaremos el impacto de la actual volatilidad de los precios internacionales del barril de petróleo sobre las inversiones relativas a la explotación no convencional.


Los precios internacionales del petróleo han venido derrumbándose en los últimos meses de 2014, mostrando en noviembre los siguientes precios promedio: US$ 75,79/bbl el WTI, US$ 79,44 el Brent y US$ 75,57 la cesta de petróleos de la OPEP, luego de un crecimiento pronunciado de los precios promedio en diciembre de 2008 cercano a los US$ 40, hasta llegar a los picos de los precios promedio de 2014 que se dieron en el mes de junio, los cuales oscilaron entre US$ 105 y casi US$ 112 el barril, de acuerdo con el informe del Director de Investigación Científica y Tecnológica del OETEC, Ricardo De Dicco, en base a datos de la EIA-DOE y de la OPEP: http://www.oetec.org/nota.php?id=879&area=1

Este crecimiento de los precios del petróleo en el mercado internacional coincidió con el derrumbe económico de la Unión Europea, más acentuada en aquellos países que dependen de una importación porcentual más significativa respecto de su consumo de hidrocarburos.

Hemos visto en el último quinquenio cómo la recesión en varios de esos países arrastraba hacia abajo el comportamiento de la economía de países centrales como Alemania, Francia y el Reino Unido.

Justo en el momento en que Alemania anuncia oficialmente que su PBI decrece por tres trimestres consecutivos (octubre de 2014), es decir, su comportamiento es recesivo, los precios internacionales del petróleo comienza a declinar, y genera una esperanza de modificación de la economía para toda Europa (no olvidemos que comienza el invierno europeo y las importaciones de gas a toda Europa occidental se incrementan sustancialmente). En base a datos de la EIA-DOE y de la OPEP, se observó en la primer semana de diciembre de 2014 que los precios promedio del barril de petróleo cotizaron entre US$ 66 y casi US$ 70, según el tipo de crudo. Los últimos datos pertinentes que fueron recabados para este informe, señalan que el 12 de diciembre el WTI cotizó en US$ 57,81/bbl, el Brent en US$ 61,85/bbl y la cesta de petróleos de la OPEP en US$ 60,50/bbl.

Los analistas internacionales que últimamente sostenían que la baja en los precios era el resultado de una mayor producción mundial -esencialmente de la explotación no convencional de USA que hacía superar la oferta respecto a la demanda-, ahora se inclinan por la suposición de que el alto precio anterior se había instalado por una fuerte especulación financiera de grupos económicos relacionados con las principales empresas petroleras del mundo, las que luego de haberse posicionado en distintas áreas en las que la producción no resultaba económicamente rentable antes de la suba, necesitaban ahora, luego de su desarrollo, posibilitar el aumento del consumo mundial de hidrocarburos, para lo cual era también necesario que la economía europea se estabilizara. Cabe señalar que la producción no convencional de USA, que es muy importante para ese país, sólo representa el 6% de la producción de la OPEP.

Cualquiera que haya sido el factor real de la suba de precios benefició simultáneamente a la economía de USA, al desarrollo de sus reservas no convencionales de hidrocarburos y a las multinacionales petroleras al dejarles precios muy rentables para la explotación de los yacimientos que controlan.

En conclusión, es cada vez más difícil creer que los precios de este recurso estratégico se auto-regule por las "leyes invisibles del mercado", cuando sus resultados siempre resultan beneficiando a los más poderosos.

La baja en el precio del petróleo a nivel mundial, en caso de extenderse por varios años, por un lado resulta beneficiosa para el país, porque reducirán los montos de las actuales importaciones de combustibles líquidos, pero por otro lado podría resultar muy mala para el proyecto de desarrollo de recursos no convencionales en el mundo, incluidos los nuestros.

Estimamos que su valor se estabilizará en el orden de los US$ 60-70/bbl por un tiempo. ¿Por qué? Porque el recupero de las inversiones fuertes realizadas en EE.UU. para el desarrollo de la tecnología en no convencionales ya se cubrió. Porque este valor hace posible la producción de otros yacimientos convencionales menores recientemente descubiertos y al desarrollo de nuevas técnicas de recuperación en otros ya existentes, independientemente de otros factores geopolíticos que también juegan un partido importante en la estabilización del precio. Pero nunca tan importante para el mundo de las finanzas y la política internacional como impedir que se termine derrumbando la economía europea.

Vaca Muerta
Como recurso para el país, la formación Vaca Muerta seguirá siendo estratégico, no olvidemos que siempre es más favorable producir por el agregado de industria nacional, y del empleo que conlleva, que importar no sólo producto, sino la mano de obra agregada.

Entonces: ¿debemos esperar que se produzcan inversiones significativas para el desarrollo de Vaca Muerta? No sería lógico pensar que con los niveles actuales de precios se pudieran producir inversiones en el corto plazo, si la producción mundial cubre las demandas de los países centrales, se asegurará el mantenimiento de bajos precios y ello posibilitará la reactivación de la economía europea.

Ese nivel de precios podría dificultar la factibilidad del proyecto de desarrollo de Vaca Muerta y otros no convencionales en otras provincias productoras de la Argentina.

Por ello deberíamos pensar en una alternativa a una posible reticencia de inversiones por parte de alguna empresa en particular, que podría esgrimir como causal la baja de los precios internacionales y la dificultad del recupero de las inversiones (un intento de generar una situación "tapón" que dificulte el desarrollo presente del área trabando la entrada de actores no involucrados en esta maniobra como por ejemplo empresas chinas).

Asimismo, se deben explorar algunas líneas alternativas (fuentes de financiamiento internas, creación de fondos específicos, etc.) y evaluar las posibilidades de llevarlas a cabo, asumiendo que el Estado Nacional debiera tomar el compromiso de la continuidad de este desarrollo por falta de inversiones externas.



Bibliografia
Administración de Información Energética (EIA) del Departamento de Energía de EE.UU. (DOE): http://www.eia.gov

De Dicco, Ricardo (10/12/2014). La formación y el comportamiento de los precios internacionales del petróleo. Documento de Trabajo del OETEC. http://www.oetec.org/nota.php?id=879&area=1

Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP): http://www.opec.org