ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos de opinión

Impacto económico del turismo (2014)

Autor | Pablo Singerman


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
turismo, turismo receptivo, fines de semana largo, Fedecamaras, CAME, turistas, Navidad, Año Nuevo, mercado interno, comercios minoristas, consumo, impuesto a las ganancias, empleo



29-12-2014 | La industria del turismo en la Argentina exhibe en los años recientes un significativo y robusto dinamismo, reflejado en el crecimiento del turismo interno y en el alza del arribo de turistas internacionales, sumado a una mayor diversificación y desarrollo de los productos y servicios vinculados al sector. La "industria sin chimenea" constituye un poderoso aliciente a la promoción y creación del empleo, estimula el desarrollo, coadyuva a la inclusión social, facilita la redistribución de la riqueza y la integración regional. En suma, un motor clave y estratégico del desarrollo socioeconómico de todo el país, merced a su eminente carácter federal.


Asimismo, se erige como un sector impulsor, dinamizador y movilizador de otras actividades, en forma directa o indirecta, que lo dota de una potencialidad singular. El turismo origina ingresos genuinos por pago de servicios directos -alojamientos, paquetes turísticos, restaurantes, industrias culturales, espacios de recreación, comercios de artesanías, servicios personales, transportes, comunicaciones, etc.- indirectos, debido a que el gasto turístico origina sucesivas cadenas de pagos a proveedores y personal empleado, sumado a inversiones en infraestructura e inducidos.

Conforme a la Encuesta de Viajes y Turismo de los Hogares difundida por el Ministerio de Turismo de la Nación, en el último fin de semana largo del año, originado por el feriado del 8 de diciembre, más de 757.000 turistas viajaron hacia los distintos destinos de la Argentina, originando consumos por un total de $1.010 millones, con un gasto promedio de $1.334 por turista en la estadía y desembolsos diarios que en se situaron en promedio en $437. La estadía promedio de los turistas ascendió a tres noches.

Es de destacar el flujo turístico evidenciado en el periodo, pesar de la cercanía del feriado por la Soberanía Nacional y de los escasos días previos a las fiestas de fin de año. El fin de semana comenzó con niveles de reservas hoteleras y para-hoteleras que promediaron el 70% en todo el país, y con el paso de las horas, y principalmente durante el día sábado, fue creciendo gradualmente. Asimismo, en algunas ciudades la capacidad fue ocupada en su totalidad.

Es de destacar que la mayor parte de los turistas sigue optando por viajar dentro del país. La cartera turística estimó que del total turistas que viajaron el fin de semana, el 96,6% lo hizo hacia un destino ubicado en Argentina, mientras que un 3,4% decidió viajar al exterior. La Provincia de Buenos Aires lideró el podio de destinos de los turistas para estas fechas, recibiendo al 28% de los mismos. La región del Litoral, por su parte, acogió al 24% de los viajeros.

Desde la Federación de Cámaras y Comercio de la República Argentina (Fedecamaras), expresaron que la decisión del Gobierno Nacional de eximir del Impuesto a las Ganancias al aguinaldo, ha sido auspiciosa para la economía nacional y el sector turístico en particular, habida cuenta de la probabilidad de que gran parte del dinero se volcará íntegramente al consumo y al mercado interno, generando sólidas expectativas por parte de los comerciantes minoristas para las fiestas de Navidad y Año Nuevo y durante las vacaciones.

En todo 2014 hubo en total 9 fines de semanas turísticos (Carnaval, 24 de Marzo, Semana Santa, 1 de Mayo, 20 de Junio, 17 de agosto, 12 de Octubre, 24 de Noviembre y 8 de Diciembre) donde viajaron 9,5 millones de turistas, 15% más en relación al movimiento turístico de los fines de semana largos de 2013. Los turistas originaron ingresos directos por $10.883 millones en las ciudades nacionales según estima la CAME. De acuerdo a la entidad, en comparación a 2013, este año hubo 3 fines de semana más, donde viajaron casi 1 millón de personas más que el año pasado y los gastos directos subieron 16%.

Como si esto fuera poco, durante el décimo fin de semana largo del 2014, el Ministerio de Turismo estimó una movilización de 1,9 millones de personas a los distintos destinos del país, con un gasto involucrado cercano a los de $2.090 millones. El relevamiento señala que en el último fin de semana largo, en el que se conmemora Navidad y el puente turístico del viernes 26, 2 de cada 5 turistas visitaron algún destino de la provincia de Buenos Aires y donde el 62% de las personas viajó para visitar familiares y amigos, mientras que el 38% restante lo hizo por ocio y esparcimiento.

Asimismo, y como aconteció con anterioridad, se calcula que dentro del país viajó el 94,6% de los argentinos, mientras que un 5,4% lo hizo al exterior. La provincia de Buenos Aires habría captado el 39% del total y en segundo lugar se encuentra Córdoba, con el 16%. La estadía promedio estimada fue de 4,3 noches.

El calendario de feriados se ha consolidado como una herramienta tendiente a extender la actividad a lo largo de todo el año en las diversas regiones, rompiendo con la estacionalidad característica de muchos destinos.

A pesar que algunos países vecinos han depreciado sus monedas en los últimos meses, la Argentina continúa siendo competitiva para el turista internacional y también para el argentino. Quienes viajan al país, realizan una buena valoración entre precios, calidad y variedad de servicios ofrecidos.

La actividad turística en Argentina continúa posicionándose como un sector sólido, susceptible de contribuir sustancialmente a la economía nacional y a las economías regionales, con un destacado aporte a la producción, a la recaudación fiscal, al empleo, a la inversión en infraestructura y a las exportaciones, que, junto con su capacidad de producir encadenamientos virtuosos, ya son reconocidos e internalizados por todos los actores sociales.

Los años recientes se han visto caracterizados por un mayor acceso de todos los sectores de la población al turismo, principalmente de los argentinos de menores ingresos, con una marcada reducción de las brechas de desigualdad turística. Así como también se evidencia que la política y el proyecto de ordenamiento de feriados han contribuido de modo sustancial a las economías regionales, potenciando el turismo interno y promoviendo su desestacionalización y un uso más eficiente de los recursos.



Bibliografia
Fedecamaras

CAME

Encuesta de Viajes y Turismo de los Hogares difundida por el Ministerio de Turismo de la Nación