ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Inseguridad: el diario La Nación nos recomienda ir a vivir a EE.UU. Pero...

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
inseguridad, Nisman, New York, Argentina, homicidios, armas de fuego, EE.UU., La Nación, pobreza, indigencia, ajuste, austeridad



09-02-2015 | De Nisman a la cuestión de la "inseguridad"... Justo el domingo anterior, el matutino mitrista publicaba su editorial "República o narco-Estado". Su bajada "No quedan dudas de que el poder del narcotráfico es la amenaza a la gobernabilidad más significativa que nuestro país enfrenta en mucho tiempo". Párrafos enteros dedicados a atizar nuevamente el tema de la inseguridad. En igual dirección pero dos días atrás (viernes 6 de febrero), el columnista del mismo medio, Natalio Botana, escribió: "Ya han transcurrido más de dos semanas desde que el país se vio envuelto por la conmoción suscitada por la muerte dudosa del fiscal Nisman. En una sociedad maltrecha, acostumbrada a coexistir con la inseguridad y la deshonestidad e incompetencia del Estado, los acontecimientos trascendentes en esta materia, más que hechos excepcionales, son piezas que se suman a una cadena de infortunios". En una nota contigua, se leía "Los jueces defienden la marcha del silencio y advierten: "La gente vive con miedo; parece un campo de guerra"". El título recoge las palabras del titular de la Asociación de Magistrados, Ricardo Recondo, quien expresaba que "hace tiempo que la sociedad está crispada, encima el miedo empieza a difundirse... la gente no vive con tranquilidad, no puede hacer sus cosas. Pareciera un campo de guerra". La estrategia es clara y no es la primera vez que la reacción vuelve a poner el eje de su campaña en la "inseguridad". Por otro lado, desaprovechar la trágica muerte del fiscal Alberto Nisman en este sentido resultaría un error imperdonable.


Lo interesante de todo esto es que, coincidentemente con la recurrente avanzada de la "inseguridad", el portal del diario La Nación en Internet acompaña la columna de Botana y la de los jueces pro-marcha del silencio con las siguientes dos publicidades (se van alternando): "Un cambio de vida" y "Se imagina viviendo en Estados Unidos junto a su familia", ambas a su vez cortejadas con la imagen de un pasaporte de EE.UU.. Veamos cómo viviría en la nación de América del Norte una atribulada y aterrorizada familia argentina.



"

¡A vivir a la nación de las armas de fuego!
Pose su mirada el lector sobre la imagen de esta nota. Se trata de un estudio del centro de investigación estadounidense CityLab.com, basado en investigaciones del Centers for Disease Control and Prevention, el Prosperity Institute (EE.UU.) y la Oficina en Drogas y Crimen de la ONU. Dado que al diario La Nación en realidad le importa un rábano la seguridad de las familias argentinas, pasamos a explicarles nosotros por qué no conviene irse a vivir a EE.UU. o, al menos, hacerlo sin antes elegir con sumo cuidado la ciudad del prometido ensueño. En primer lugar, hay que decir que este país tiene el nivel más alto de tenencia de armas per cápita en el mundo. A pesar de ello, su tasa de homicidios de armas (HxA), cerca de 3 por cada 100.000 habitantes, es mucho menor que el de Honduras, el país con la tasa de HxA más elevada del mundo (aproximadamente 68 asesinatos cada 100.000 habitantes). Sin embargo, veamos qué sucede ciudad por ciudad. Nueva York es la única cuya tasa HxA es proporcional a su población. En Chicago, Detroit, New Orleans, Los Ángeles, Houston, Phoenix, Philadelphia, Baltimore, Miami, entre otras, sus niveles de asesinatos son muy superiores a lo que sus poblaciones estarían prediciendo. Finalmente, existe un tercer grupo de ciudades con los menores índices, como San Francisco, San Diego, Austin, Portland, etc.



La Argentina más segura que Nueva York
Del mapa de homicidios HxA de EE.UU. pero discriminado por ciudad, podemos inferir que, de ser un país, la ciudad de New Orleans (62,1 asesinatos por armas cada 100.000 habitantes) sería el segundo país más inseguro del mundo, luego de Honduras, según datos de la UNODC (ver también Gun homicides and gun ownership listed by country, The Guardian - 22/07/12). La ciudad de Detroit con un valor de 35,9 es apenas menor que para El Salvador 39,9. Baltimore se ubicaría al nivel de Guatemala (29,7 contra 34,8); la concurrida ciudad de Miami muy parecida a Colombia (23,7 a 27,1) y la también muy visitada Washington D.C. más peligrosa que el promedio nacional de Brasil (19 a 18,1, respectivamente). Entre las ciudades más seguras están Nueva York (que comparada con la Argentina es más insegura: 4 y 3 HxA, respectivamente), San Diego (comparada con Uruguay0 y Portland (con Chile). Finalmente, cabe aclarar a las familias argentinas que visitan la web del diario La Nación y que pudieran tener interés en huir del "campo de batalla" en el que, según Ricardo Recondo, se ha convertido nuestra sociedad, cabe aclararles que las ciudades con menores niveles de criminalidad por homicidios con armas de fuego como San José y Austin equivalen a viajar a Albania y Camboya respectivamente.

La cuestión económica
Por último, una breve reflexión de por qué habría ciudades en EE.UU. más seguras que otras, por cierto, análisis que en el diario La Nación brilla como brillará siempre por su ausencia. Existen infinidad de artículos científicos que demuestran la relación directa e inversamente proporcional entre la tasa de criminalidad de una población y su calidad de vida, equidad, combate a la pobreza, infraestructura social, rol del Estado (Estado activo), etc. En otras palabras, a mayores niveles de pobreza, inequidad y achicamiento del Estado mayores niveles de criminalidad. A propósito de los grupos de ciudades de EE.UU. referidos antes, el sociólogo de la Universidad de Harvard y experto en criminología urbana, Robert Sampson, señaló que para las ciudades con asesinatos por HxA por encima de la media como "Detroit, Baltimore, Filadelfia, Nueva Orleans, Newark, St. Louis y Chicago, todos tienen comunidades de afroamericanos muy grandes y muy segregadas, con una historia de desinversión y emigración" igualmente fuertes. Y agregó: "En los casos de Detroit y de Baltimore, se tratan de ciudades de Estados Unidos con altísima concentración de la pobreza".

De Nisman a la cuestión de la "inseguridad"
La ciudad de New York -según indica el informe registró una caída importante en los homicidios por armas de fuego en los últimos años- se ubicó a la vanguardia de todas las metrópolis estadounidenses en materia de desarrollo en profesiones y empleos de alta especialización y creatividad, así como en una economía de alta tecnología (ídem para las más seguras Austin, San José y San Francisco). Así que tome apunte el lector del diario La Nación tan atribulado por lo que leen sus ojos (por lo que escriben sus columnistas), y no se deje llevar por el bolsillo de Don Bartolomé Mitre (tátara-nieto, hemos de suponer) ni del señor Saguier y su prole. EE.UU., donde nos instan a ir a vivir felizmente en familia es muchísimo más inseguro que la Argentina. Analizado por ciudades, apenas un puñado son más seguras que nuestro país. Así que a tener cuidado con la elección y, fundamentalmente, a preguntarse qué factores, causas, etc. disparan el crimen y la violencia hacia arriba y cuáles los bajan. Porque el país del conservadurismo prohijado por el mitrismo -ese que vergonzosamente politiza la trágica muerte del fiscal Nisman sin límite ni ética alguna- nos llevará a vivir como en las peores ciudades estadounidenses, donde el ajuste, la austeridad, el racismo, el crimen y la droga coparon las calles y están a la orden del día.