ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

La Seguridad Energética como un activo de valor para el desarrollo - Parte 1°

Autor | Lucas Schneider


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
, seguridad energética, IEA, AIE, hidrocarburos, geopolítica, suministro de petróleo, mercado petrolero



13-02-2015 | El presente artículo es el primero de una serie que analizará desde una perspectiva argentina y latinoamericana los conceptos vertidos en el informe publicado por la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) titulado "Energy Supply Security: The Emergency Response of IEA Countries - 2014 Edition".


La IEA, desde la primera crisis del petróleo acontecida durante los años 1973 y 1974, ha tomado a la cuestión de la Seguridad Energética como el principal objetivo de abordaje y estudio desde su creación en el año 1974.

Para la IEA la seguridad energética es la "Disponibilidad ininterrumpida de recursos energéticos a un precio asequible". En este sentido, el citado organismo internacional individualiza dos tipos de seguridad energética, la de largo plazo la cual está enfocada principalmente en el manejo de la inversión en energía de los países en consonancia con el desarrollo económico y las necesidades que esas inversiones energéticas sean sustentables. El segundo tipo que define la Agencia es el tipo de seguridad energética de coyuntura más enfocado, precisamente sobre las respuestas puntuales del sistema energético a determinados cambios repentinos en la balanza de la demanda energética nacional y su respuesta frente a dicho cambio.

Los parámetros sobre la definición de la IEA sobre seguridad energética



Fuente: IEA

Desde la creación de la IEA, la mayor cuestión en estudio de la Agencia era (y aún lo sigue siendo) cómo enfrentar los desafíos de la seguridad energética de los 29 países miembros frente a los vaivenes del mercado del petrolero.

En este sentido, es importante destacar la preponderancia estratégica que ha tomado el petróleo desde fines de los años 60 y principios de los 70 en el mercado energético mundial, siendo este recurso natural la principal fuente de energía para el transporte. Para los países miembros de la Agencia la crisis del petróleo de 1973 generó que los países vuelquen sus esfuerzos para cambiar su dependencia de la importación de petróleo. Fue así que se iniciaron importantes programas de generación nuclear, y la utilización de otras fuentes de energía que permitieron una fuerte reducción de las importaciones de petróleo en estos países hasta mediados de los 80, que fue reestimulada producto del nuevo crecimiento en la demanda en el sector del transporte.

En la actualidad, se ha producido un vuelco importante en la demanda mundial de petróleo. Hoy los mercados emergentes, principalmente los asiáticos, son los demandantes número uno de petróleo, dejando relegados a países desarrollados. Para el año 2018 la demanda de los primeros representará mas del 54% del total. Pero desde el sector de la oferta se puede decir que se ha incrementado la oferta de petróleo no sólo de los países miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), sino también de los países fuera de este bloque de países, principalmente, por la incorporación de nuevas tecnologías y más recientemente con revolución del shale oil y shale gas, particularmente en los Estados Unidos. Como veremos en la figura que se presenta a continuación este nuevo esquema de demanda y oferta de hidrocarburos ha cambiado el mapa de flujos de intercambio, siendo que los principales destinatarios de la oferta en Medio Oriente son los países del Sudeste Asiático.

Flujo de intercambio de hidrocarburos hacia 2018 IEA

Fuente: IEA

Una de las principales acciones que ha tenido la Agencia Internacional de la Energía como actor de estudio de la temática energética global, ha sido responder frente a las situaciones de crisis de abastecimiento mundial de crudo. Establecieron a propósito y en una línea temporal unas 12 situaciones de desabastecimiento/crisis petroleras tanto por circunstancias políticas como por catástrofes naturales. Esta serie de acontecimientos van desde la crisis en el canal de Suez en el año 1956 hasta la Guerra Civil en Libia. La IEA lo denomina el "Managment Oil disruption" o el manejo de las crisis petroleras y cómo prepararse ante dichos acontecimientos. Fue así que el trabajo de la Agencia comenzó a rodar para visualizar los panoramas hidrocarburíferos internacionales (ya sea en precio como en los volúmenes de producción) en torno de analizar la perspectiva de la seguridad de abastecimiento de los países miembros de OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico de las Naciones Unidas).

Para finalizar esta primera aproximación sobre el informe de la IEA, es importante destacar que el análisis actual respecto de la seguridad de abastecimiento hidrocarburífero se ha ido complejizando, ya que una crisis en el suministro petrolero no sólo afectará al transporte sino también a otros sectores industriales fundamentales como son la generación eléctrica y la industria petroquímica, entre otros.



Bibliografia
IEA. Energy Supply Security: The Emergency Response of IEA Countries - 2014 Edition.