ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Sobre mandatos de gobierno y construcción de centrales (respuesta a ex secretarios)

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
ex secretarios, China, centrales, plazos, mandatos de gobierno



12-03-2015 | En artículo titulado "El acuerdo con China hipoteca nuestro futuro energético" (5/02/15) y publicado en el blog del grupo de los ex secretarios de Energía se lee: 1) "...las nuevas centrales nucleares y las hidroeléctricas del Río Santa Cruz" tienen "tiempos de ejecución" que "exceden largamente el plazo del actual gobierno"; 2) "El Gobierno pretende imponer convenios que lo trascenderán por muchos años"; y 3) "este acuerdo que impulsa el gobierno de Cristina Fernández, a 10 meses de terminar su mandato, en forma inconsulta y no transparente" debe someterse "a un debate integral transparente que provea los acuerdos políticos necesarios -que hoy se limitan al oficialismo gobernante-...". Respondemos...


En relación al primer punto, los tiempos para la construcción y puesta en operación de represas hidroeléctricas al igual que para centrales nucleares superan ampliamente los 4 años, esto es, la duración de un mandato para un gobierno constitucional en la República Argentina. Por su parte, una central termoeléctrica de ciclo combinado de 850MW (como la de Vuelta de Obligado en Santa Fe, inaugurada en diciembre pasado) podría demandar un plazo entre 3 a 5 años. Es decir, en el límite del período de cualquier gobierno.

Entonces, ¿qué es lo que nos están queriendo transmitir los ex secretarios?

Alternativa uno: básicamente, que estamos condenados a no construir centrales nucleares ni represas nuevas en la Argentina mientras el mandato constitucional de un gobierno nacional se limite a un período de 4 años (este razonamiento está muy en línea con lo que efectivamente "hicieron" cuando fueron administración: no construyeron ni terminaron nada). Claro que existe siempre la posibilidad de reelección, lo que elevaría el plazo a 8 años. Sin embargo, el reaseguro de ser reelecto viene recién con la victoria de los comicios, es decir, en la mitad de esos 8 años, o lo que es igual, cada 4 años. Así que estamos en la misma: plazo cero.

Alternativa dos: que las centrales o represas construidas fueran todo llave en mano, empaquetadísimo, importando ingeniería, tecnología, mano de obra y empresas proveedoras (sin participación de empresas locales), pero de extraterrestres porque, al día de la fecha, no hay país en el planeta tierra que pueda construir centrales nucleares o represas de alta potencia en un plazo menor a 5 años.

Y por último, la alternativa tres: construcción única y exclusiva de centrales termoeléctricas, como efectivamente sucedió en la década 90 para beneficio del sector privado que participaba en la producción, transporte y distribución de gas, profundizando la dependencia de los combustibles fósiles con el agravante de hacerlo en un contexto exportador de gas y petróleo.

En relación al tercer punto, "este acuerdo [con China] que impulsa el gobierno de Cristina Fernández, a 10 meses de terminar su mandato, en forma inconsulta...". Siguiendo con semejante razonamiento, cuando de ahora en más usted, señor ciudadano o señora ciudadana, vote su fórmula de preferencia para que gobierne durante 4 años, sepa que en realidad su elección se limitará a 3 años, pues en el último (25% del mandato) todas las decisiones deberán ser consensuadas con la "oposición no gobernante".