ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medios de Comunicación y Estructura de la Información

| Artículos Periodísticos

Lapeña propone un paradigma energético que atrasa 12 años (mínimo)

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Lapeña, Montamat, ex secretarios, energía, neoliberalismo, Alianza, alianza energética



21-04-2015 | Respuesta a la columna de opinión del ex Secretario de Energía, Jorge Lapeña, "Energía 2016: por un nuevo paradigma", publicada el 20 de abril de 2015 en el diario Clarín.


Jorge Lapeña fue Secretario de Energía de la Nación de la administración alfonsinista entre abril de 1986 y marzo de 1988. El Diario Clarín incurre en un acto fallido al presentarlo en la edición on line como si actualmente fuera funcionario: "Jorge Lapeña es secretario de Energía". También fue Subsecretario de Planificación Energética (1983-1986) y presidente del directorio de YPF (1987-1988); durante el gobierno de Fernando De la Rúa fue miembro del Directorio de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) entre los años 2000 y 2002, y presidente de la misma entre agosto y diciembre de 2001. Su gestión al frente de la cartera energética fue ampliamente descrita en el libro "Ex Secretarios de Energía bajo la lupa", escrito por Federico Bernal, Ignacio Sabbatella y Ricardo De Dicco. Aquí reproducimos un resumen de los principales resultados de su gestión (De Dicco, 2015).

- disminución del flujo de fondos de la CNEA, que afectó seriamente la situación financiera de su cadena de valor industrial y puso en alto riesgo la continuidad del Plan Nuclear iniciado en 1950;

- demorar las obras y por consiguiente la puesta en marcha de Atucha II (originalmente programada para 1987);

- cancelar la construcción de las tres unidades gemelas de Atucha II;

- demorar el desarrollo del Proyecto CAREM, primer reactor nuclear de potencia del tipo PWR diseñado en el país;

- paralizar el desarrollo tecnológico para enriquecimiento de uranio, indispensable para poder en el futuro suministrar combustible a reactores nucleares de potencia del tipo PWR y de investigación y producción de radioisótopos;

- demorar la terminación de obras y de puesta en marcha de la Planta Industrial de Agua Pesada, requerida para satisfacer las necesidades de las centrales nucleares de potencia operativas;

- cancelar el desarrollo del RA-9, reactor nuclear de investigación y de producción de radioisótopos de aplicaciones médicas e industriales;

- cancelar los proyectos ARGOS 380 y TPA 300 (reactores nucleares de potencia), resultantes de la transferencia tecnológica recibidas con Atucha I y con Embalse, respectivamente;

- demorar las obras y puesta en marcha de las represas hidroeléctricas Piedra del Águila y Yacyretá.

- no realizar inversiones en el mantenimiento del parque de generación térmico-fósil de SEGBA, que resultó a los pocos días de su salida en la secretaría de Energía en una serie cortes de energía programados, que se agravaron a lo largo de todo 1988 y el verano siguiente;

- incapacidad para planificar las muy necesitadas obras para aumentar el parque de generación y las correspondientes para lograr la interconexión eléctrica de todo el país en líneas de alta y de extra alta tensión;

- convalidar los contratos de explotación (hecho conocido como privatización periférica de YPF) de la última Dictadura Militar en desmedro de los intereses vitales de YPF y por consiguiente del Pueblo Argentino;

- en sólo dos años de gestión, propició 23 aumentos de combustibles, los que acumulados fueron los siguientes: 449% nafta común, 500% nafta súper y 381% gasoil (Freda, 2014).

Un paradigma que atrasa
Lapeña repite en esta nota lo que dice en cada intervención pública: "en Energía hay que cambiarlo todo porque todo, o casi todo, lo hecho en estos 12 años está mal pensado y mal hecho". Se refiere a la política energética de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Claro, yendo hacia atrás, no tiene reparos para la política energética de las administraciones de Eduardo Duhalde, Fernando De la Rúa y Carlos Menem. Administraciones responsables del neoliberalismo energético: enajenación de las grandes empresas públicas de energía, de la paralización de las obras de infraestructura del sector, del despojo de las potestades regulatorias del Estado sobre el mercado energético y de la transformación de los recursos energéticos en meros commodities de exportación. Un pesado lastre que heredó el gobierno que asumió el 25 de mayo de 2003 y que aún sigue revirtiendo a partir de políticas activas de inclusión social, recuperación de las capacidades estatales e inversiones que se materializaron en la reactivación del Plan Nuclear y del Plan Hidroeléctrico, expansión de la red de distribución de gas y de transporte eléctrico, además de la histórica expropiación de YPF.

Sin embargo, para Lapeña lo que se hizo antes de 2003 estuvo "bien pensado y bien hecho". Por supuesto, en su repertorio no existe lugar para la autocrítica en lo que se refiere a la política energética de Alfonsín, cuyo resultado fue la más grave crisis energética de la historia argentina que habilitó la reforma neoliberal encarada por el menemismo.
Pese a que habitualmente se regodea de sus propuestas con tinte "estatista", su desmemoria le permite integrar el grupo de los ocho ex Secretarios de Energía, cuyos prontuarios e ideas se ubican dentro del paradigma neoliberal. Como lo expresan las palabras de Lapeña, estos ocho aspirantes a funcionarios de un hipotético gobierno de oposición no pretenden corregir o fortalecer la política energética actual sino que buscan deshacer todo para retroceder en el tiempo.

Ahora lo sabemos: la Alianza energética del grupo de Ex Secretarios en 2009 fue apenas un anticipo de la Alianza que acaban de sellar el PRO y la UCR para enfrentar al kirchnerismo en las elecciones presidenciales de octubre.

Una foto publicada en Infobae en el marco de un evento reciente en el Consejo Argentino de Relaciones Internacionales ilustra la Alianza energética: los ex Secretarios Emilio Apud (actual asesor del macrismo), Julio César Aráoz (primer Secretario de Menem) y el mismo Lapeña saludan sonrientes al ex presidente Fernando De la Rúa. A los desmemoriosos como Lapeña, es bueno recordarles que el gobierno de la Alianza terminó abruptamente en diciembre de 2001 sumido en una fenomenal crisis económica, social y política.



El grupo de Ex secretarios no es otra cosa que una Alianza energética de la cual sólo es posible esperar ajuste, despojo y exclusión.



Bibliografia
De Dicco, Ricardo. Atucha II: Lapeña y la desinformación. OETEC, 24 de febrero de 2015. Disponible en http://www.oetec.org/nota.php?id=1058&area=8.

Freda, José Francisco. Comentarios al libro "Ex Secretarios de Energía bajo la lupa". OETEC, 29 de diciembre de 2014. Disponible en: http://www.oetec.org/nota.php?id=921&area=1.

Infobae. Presentaron un documento con lineamientos de política exterior para el próximo Gobierno. 15 de abril de 2015. Disponible en: http://www.infobae.com/2015/04/15/1722614-presentaron-un-documento-lineamientos-politica-exterior-el-proximo-gobierno

Lapeña, Jorge. Energía 2016: por un nuevo paradigma. Clarín, 20 de abril de 2015. Disponible en: http://www.ieco.clarin.com/economia/Petroleo-Gas-Plan_Energetico_Estrategico_0_1342665763.html