ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Medios de Comunicación y Estructura de la Información

| Artículos de opinión

Aislamiento, colesterol malo y plumas de buitres (sobre los acuerdos con Rusia)

Autor | Federico Bernal


Palabras Claves
buitres, aislamiento, mundo, Rusia, China, hamburguesas, indicadores, Paul Singer, mitrismo



24-04-2015 | ¡Aislados del mundo!... vociferan los buitres por estos días ante el éxito del Bonar 2024. En el artículo crítico al flamante bono publicado el jueves de esta semana en su portal oficial, citan dos argumentos para sustentar la zoncera del aislamiento: 1) la supuesta derrota de la Argentina en el G-20 por el tema buitres; y 2) la censura del FMI a nuestro país en 2013. ¡Aislados del mundo!... repiten al unísono sus socios en la Cuenca del Plata. Aguardamos ansiosamente el día en que los buitres y sus aliados domésticos, recurran a sus célebres indicadores para demostrar el aislamiento de la Argentina del Bicentenario. ¿Por qué? Como fuera analizado en nuestra nota "El mitrismo del siglo XXI y su zoncera del aislamiento" (Tiempo Argentino - 24/12/14), el único indicador reconocido internacionalmente que mide el nivel de integración o aislamiento de un país con el "mundo", el KOF Globalization Index elaborado por el Instituto Federal de Tecnología de Zurich, utiliza como una de sus principales variables la cantidad de casas de hamburguesas de la firma McDonalds en el país bajo estudio. Es decir, más locales de esta marca de hamburguesas, mejor "proximidad cultural"; y a mayor "proximidad cultural", mayor nivel de integración. Claramente, los cerebros conservadores en EE.UU. y la civilizada Europa del muro de hierro contra la inmigración tienen las neuronas bloqueadas con letal colesterol del nutritivo y sano fast-food. Pero volvamos a la zoncera del aislamiento, ahora en nuevo auge. Es que los acuerdos estratégicos entre nuestro país y Rusia -sumar a la alianza sino-argentina- enerva los intereses semicoloniales como nunca en la historia. Las siguientes concepciones de especialistas extranjeros en relaciones internacionales convocados por el Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), permiten concluir que la estrategia para desnaturalizar esta zoncera es, ante todo, cultural.


"No creo que la Argentina esté efectivamente aislada"
Consultamos al Prof. Benjamín Jerry Cohen, del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de California (EE.UU.) sobre la existencia de criterios internacionales estandarizados para analizar el grado de aislamiento o integración. Nos respondió: "No hay ningún criterio o norma general para juzgar si un país está aislado o integrado al mundo. Es una cuestión subjetiva. Pero existen varios indicadores que pueden utilizarse en este sentido. Por ejemplo, en cuanto a las relaciones políticas, uno podría preguntarse: ¿el país es miembro de varias organizaciones o instituciones internacionales como el FMI, el Banco Mundial, la Organización Mundial de Comercio, el G-20? ¿Participa activamente en las agrupaciones regionales, como la OEA o el Mercosur? En materia de relaciones económicas, las preguntas pertinentes serían: ¿cómo es la apertura del país respecto del comercio internacional? ¿Cómo diversifica geográficamente su comercio? ¿El país o sus habitantes participan activamente en los mercados financieros internacionales, como acreedores o deudores? ¿Hay mucha inversión directa hacia el interior o hacia el exterior?". Al respecto de nuestro país nos brindó su opinión: "No creo que la Argentina esté efectivamente aislada. La Argentina es miembro de muchas organizaciones e instituciones claves (incluido en particular el G-20) y tiene amplios lazos comerciales y de inversión, tanto regionales como internacionales. Es verdad que la participación de este país en los mercados financieros internacionales se ve obstaculizada por el default en la década de 1980, y nuevamente después, por el colapso del plan de convertibilidad. Pero creo que esto se ve compensado por otros factores".

"Sé de muchas personas que han viajado a la Argentina..."
El Dr. Greg Simons, del Centro Uppsala de Estudios para Rusia y Eurasia, Universidad de Uppsala (Suecia) nos comentó que "existen diversas interpretaciones en cuanto a lo que significa estar integrado en la comunidad internacional. Tenemos el enfoque político y económico o comercial (membresía en varias organizaciones políticas y económicas regionales e internacionales como las Naciones Unidas, OMC, G-20, etc.). Pero quiero añadir factores importantes tales como imagen/reputación nacional (cómo el mundo visualiza, reconoce y entiende al país), la infraestructura de la información y las comunicaciones (la capacidad para comunicarse e interactuar con el mundo), el turismo, tanto entrante como saliente (amplía las perspectivas y la percepción de los individuos". En cuanto a la Argentina, el especialista sueco opina que "formalmente hablando la Argentina no está aislada, pertenece a diversas organizaciones políticas y económicas internacionales y regionales. La Argentina también es un país bastante bien conocido en términos de reconocimiento de su territorio y de su gente. El país está también bien conectado en cuanto a su capacidad de información y comunicación, y sé de muchas personas que han viajado a la Argentina (y desde ese país)". Obvia definición que raya el sentido común más común de los sentidos: ¿aislado un país al que se puede entrar y salir para visitarlo? La Europa civilizada que rechaza al saqueado y vapuleado (por ella misma) pueblo africano durante centurias es, en este sentido, claramente aislacionista (Europa se aísla del "mundo").

"Un gigante silencioso"
¿Qué opinarán los chinos? El Profesor Zhu Ming, Director del Departamento de Cooperación Regional, Instituto de Estudios de Gobernanza Global e Institutos de Shanghái de Estudios Internacionales (SIIS) de China, señala que "en cuanto al escenario político, comercial y económico de aislamiento, no existe todavía ningún criterio universal. Pero pueden usarse algunos indicadores, tales como la membresía de los estados en las principales organizaciones internacionales (como la ONU, la OMC, el Banco Mundial) y los bloques regionales (por ejemplo, los países europeos en la OSCE o la UE). Es más, podemos examinar la proporción entre el comercio exterior y el PIB". Su opinión sobre nuestro país es interesante: "prefiero visualizar a la Argentina como a un gigante silencioso y ensimismado, con un potencial enorme. Ensimismamiento no es lo mismo que aislamiento. La Argentina ha sido miembro durante mucho tiempo de la ONU y del G77, no para mencionar que ingresó al G-20, el nuevo Club de la Élite Mundial. Todo esto demuestra que la Argentina no está aislada de la comunidad internacional, sino que es un actor importante que no debe ser ignorado por el mundo exterior. Pero en comparación con su vecino, Brasil, el perfil global de Argentina es pobre. De hecho, como las mayores potencias de América del Sur y aún de América Latina y el Caribe, creo que junto con otras potencias (como México, Chile, Brasil), la Argentina podría transformarse en la locomotora de los asuntos regionales o incluso globales".

Propuesta a Pablo Singer
Nos quedamos con esta última opinión a modo de cierre. Pues aquello que más teme el mitrismo doméstico como el terrorismo financiero y especulador internacional -ahora en su fase buitrista- es justamente lo que el Prof. Zhu Ming destaca como clave para la Argentina y que efectivamente no sólo está ocurriendo en el plano regional sino también en el internacional con las estratégicas alianzas entre nuestro país, Rusia y China. Finalmente y para hacer honor a la objetividad, recurrimos al Profesor James M. Roberts, investigador sobre Libertad y Crecimiento Económico de la Fundación Heritage. Veamos qué opinión le merecemos: "Las acciones del gobierno de Kirchner aíslan constantemente a la Argentina del mundo desarrollado y la alinean cada vez más con los Estados autoritarios disfuncionales. Ninguna medida de su rendimiento económico demuestra que la Argentina merezca la membresía en el G-20". Ahora tenga a bien el lector observar la imagen que acompaña este texto.




Así sintetizan los buitres desde su portal oficial la supuesta guerra que la Presidenta de la Nación declaró al "mundo". A propósito, queremos proponer a Pablo Singer que con suma urgencia agregue el recuadrito "Hamburguesas McDonalds".