ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo Económico

| Artículos de opinión

Importaciones de hidrocarburos y de combustibles líquidos: planificación eficiente y controles generan fuerte ahorro de divisas

Autor | José Francisco Freda


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
importación, hidrocarburos, GNL, gas natural, combustibles líquidos, Secretaría de Energía, Ministerio de Planificación, mercado spot, ahorro, sustitución de importaciones, YPF, renacionalización



18-06-2015 | Demostramos cómo una eficiente planificación en materia de política energética realizada por el gobierno nacional permitió que en el primer cuatrimestre de 2015 se lograran disminuir las importaciones de hidrocarburos y de combustibles líquidos derivados en un 56% respecto al año anterior, permitiendo ahorrar el equivalente a US$ 2.014 millones.


La Secretaría de Energía de la Nación, dependiente del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, informó que durante el primer cuatrimestre de 2015 se registró un sustancial ahorro de divisas respecto de igual período del año anterior, registrando una significativa mejora en la situación de las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA), no solamente como resultado de la disminución en los precios del petróleo en el mercado internacional y de los inferiores volúmenes importados en el citado período, sino también y fundamentalmente por una eficiente planificación en las importaciones y en el incremento significativo de la producción de hidrocarburos por parte de YPF.


Fuente: elaboración propia en base a datos de la Secretaría de Energía de la Nación.

Como se puede observar en la tabla, durante el primer cuatrimestre de 2015, en relación a igual período del año anterior, se registró un marcado descenso de 56% en las importaciones de hidrocarburos y de subproductos derivados, que permitió un ahorro de divisas equivalente a US$ 2.014,5 millones. Este resultado permite al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas asegurar el control del tipo de cambio para el presente ejercicio.

Distintas situaciones se conjugaron para que se pudiera arribar a este resultado:

1) Reducción de los precios del petróleo y de sus derivados en el mercado internacional, que al igual que el GNL (gas natural licuado), disminuyeran el valor del gas natural que se importa de Bolivia por resultar su precio de una fórmula que lo varía en función de los internacionales.(*)
2) Una caída en la demanda de los hidrocarburos importados que consume el parque de generación termoeléctrica, debido a una mayor participación de la producción nacional de gas natural.
3) Un aumento en la producción nacional de petróleo y de gas natural liderada por YPF.
4) Un benigno comienzo del otoño favoreció la disminución de las importaciones de GNL; sin embargo, las altas temperaturas del verano aumentaron la demanda de energía eléctrica, sumado a ello un marcado aumento en la demanda de naftas, consecuencia del crecimiento del turismo interno, favorecido a su vez por los fines de semana largos. Pese a ello no se produjeron importaciones de naftas, porque además de las variables externas, que ayudaron a reducir las erogaciones de divisas al exterior, estuvo presente la intervención del Ministerio de Planificación Federal, que a través de la Secretaría de Energía, impulsó una más eficiente utilización y control del parque de refinación y de una planificada importación de petróleo concordante con la refinación.

En este sentido, se prevé para el segundo cuatrimestre del año el arribo de dos cargamento de petróleo nigeriano (Escravos) de características similares al petróleo Medanito de la cuenca Neuquina, cuya producción se encuentra en declinación por la irracional explotación que se efectuó en la década del 90, y convertido en la actualidad en un yacimiento maduro.

El procesamiento de este petróleo en las refinerías integradas del país generará menores importaciones de subproductos livianos e intermedios (naftas y gasoil), así como también bases lubricantes. Se estima que el valor del mismo puesto en Buenos Aires en condición CyF (Costos y Fletes) rondará en los US$ 60 el barril (alrededor de US$ 40 menos que las importaciones de crudo del año anterior). Las inferiores erogaciones de divisas que se producirán en el segundo cuatrimestre, por este concepto, son el resultado de una adecuada lectura del comportamiento de los mercados de "contrato" respecto de los mercados "Spot" que realiza el Gobierno Nacional.

En este aspecto cabe recordar las criticas que recibió el Ministerio de Planificación Federal por parte de algunos medios de desinformación masiva, por actuar en el mercado Spot el año pasado, que resultaba algunos centavos por encima del de contratos y que hoy podemos aseverar como acertado no haber participado en el mercado de contratos. De haber actuado en este último, hoy estas importaciones representarían aproximadamente US$ 74 millones más.(**)

* El gas natural procedente de Bolivia redujo su precio de US$ 11 el millón de BTU a US$ 7,80, que junto con los menores envíos significaron un ahorro de US$ 211,4 millones.
** Un eventual contrato producido el año anterior hubiera significado un total de US$ 160 millones, contra los US$ 96 millones que resultan del mercado spot.



Bibliografia
Secretaría de Energía de la Nación. Refinación y Comercialización de Petróleo, Gas y Derivados (Tablas Dinámicas): http://www.energia.gov.ar/contenidos/verpagina.php?idpagina=3300