ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo Económico

| Artículos de opinión

Análisis de la connivencia mediática con los buitres y el apoyo a los "me too"

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
buitres, fondos buitres, Braden, Perón, medios de comunicación, diario La Nación, diario Clarín, La Prensa, Norberto Galasso, ATFA, Federico Bernal, Martín Kanenguiser, Mariano Obarrio, me too, Griesa, Cristina Fernández de Kirchner, deuda, reestructuración, Axel Kicillof



24-06-2015 | El 21 de mayo de 1945 presenta sus credenciales al país el nuevo embajador de Estados Unidos, Spruille Braden. Todavía ocupaban el aparato estatal los hombres que habían llegado con la "Revolución de Junio" de 1943, entre ellos, el Coronel Juan Domingo Perón, que para esa altura de los acontecimientos se desempeñaba en el triple cargo de Ministro de Guerra, Secretario de Trabajo y Vicepresidente. Vinculado a la familia Rockefeller, a la explotación minera (Anaconda Cooper Co.) y a los negocios petroleros (Standard Oil), el diplomático Braden había llegado a la Argentina con órdenes claras desde Washington: derrocar al gobierno militar bajo la acusación de "nazi-fascista". Para cumplir con tales objetivos, estrecha relaciones con los principales líderes y partidos de la oposición, que lo reciben con los brazos abiertos. La oligarquía agropecuaria -clase dominante de nuestro país- en colaboración con el academicismo y los medios de comunicación, logra acercarse a los intereses políticos de la clase media y atraer bajo su órbita a radicales, socialistas y comunistas de toda laya, en lo que luego se denominó "Unión Democrática". A pesar de que el nazismo se extinguía con el ocaso de la Segunda Guerra Mundial, Braden le advertía al Departamento de Estado de los EE.UU. y a la Embajada británica sobre el peligro que representaba para toda la región y el mundo la persistencia de aquel gobierno en el cual el "Coronel Perón, como principal líder en el escenario argentino" constituía "la encarnación del control militar fascista". Por tanto, el derrocamiento de las máximas autoridades nacionales era posible y deseable a todo costo y no hacía falta más que implantar en la Argentina una "democracia efectiva" para la cual se haría necesaria "una cooperación real y completa de todas las democracias, bajo el liderazgo americano y británico".


Los discursos que el embajador estadounidense brindó en cada uno de los receptáculos opositores no tenían otro fin más que generar en la sociedad argentina una grieta de crispación y malestar sin retorno. En ese contexto, el Coronel Perón se entrevista con Braden, quien le propuso que si se solucionaban ciertas cuestiones comerciales beneficiosas para el Norte, EE.UU. no opondría obstáculos a una candidatura eventual a la presidencia. En su obra "Braden o Perón", Norberto Galasso transcribe las después conocidas declaraciones del General al respecto: "si yo entregara el país -me dijo un señor, en otras palabras muy elegantes, naturalmente, pero que en el fondo decían lo mismo- en una semana sería el hombre más popular de ciertos países extranjeros. Yo le contesté: a ese precio prefiero ser el más oscuro y desconocido de los argentinos porque no quiero -y disculpen la expresión- llegar a ser popular en ninguna parte, por haber sido un hijo de puta en mi país". A partir de allí, el encono de Braden y del imperialismo empeoraría y se tornaría aún más sangrienta su campaña contra el que fuera (sin siquiera sospecharlo) el próximo presidente argentino por voluntad popular.



Pero lo más interesante de todo este asunto es que a las operetas de la embajada estadounidense contribuyeron, como era de esperarse, los medios de comunicación locales. El diario La Razón, ayudado a evitar su quiebra por la banca estadounidense, recibió artículos sobre temas políticos escritos en inglés y enviados desde los Estados Unidos que fueron traducidos y publicados como de autores argentinos. Incluso, el embajador inglés Kelly recuerda en sus memorias que en muchas ocasiones facilitó textos para las editoriales de La Nación y La Prensa (Galasso, Norberto. "Braden o Perón". Pág. 14).

La historia se repite
Como es bien sabido, setenta años después de 1945, las aves carroñeras del anarco capitalismo financiero internacional continúan queriendo desestabilizar las bases políticas y económicas de un gobierno soberano. En su cruzada contra la seguridad nacional de la República Argentina, los Fondos Buitres no actúan en soledad y se encuentran con la cooperación descarada y adicta de los poderes fácticos, entre ellos, el mediático.

En relación a esto y con anterioridad hemos señalado, junto al Director de este Observatorio, el Dr. Federico Bernal, que "el terrorismo financiero y especulador occidental creó el grupo de lobby American Task Force Argentina (ATFA) para defender los intereses buitres de origen estadounidense" en su guerra abierta contra nuestro país y que, en este sentido, llamaba poderosamente la atención el insólito y vergonzoso nivel de producción editorial que el portal oficial buitre publica a diario y que proviene, directa o indirectamente, de medios periodísticos locales. Los artículos escritos en español por cierto grupo de periodistas pertenecientes al "círculo rojo" de las grandes cadenas multimediáticas argentinas, son citados o directamente traducidos íntegramente al inglés y subidos al blog buitre American Task Force Argentina. Nos preguntábamos si dichos cronistas trabajaban por encargo, cedieron sus derechos o si simplemente ATFA seleccionaba, entre las notas publicadas habitualmente por los diarios La Nación y Clarín, aquello que más convenía a la defensa de sus propios intereses político-financieros (ver nuestra nota "Una vergonzosa y sospechosa alianza" - Tiempo Argentino (22/04/2015) http://www.infonews.com/nota/195911/una-vergonzosa-y-sospechosa-alianza).

Los "me too"
Lo cierto es que diariamente nos topamos con decenas de artículos que hablan sobre los aprietes de los Fondos Buitres, las sentencias del juez municipal estadounidense Thomas Griesa o el supuesto desacato argentino. Incluso, políticos de la oposición, que han manifestado públicamente su intención de pagar las cifras irrisorias que pretenden cobrar los bonitas que no entraron a la doble reestructuración de deuda, encuentran en las corporaciones mediáticas un espacio para dar a conocer sus planes económicos dependientes que llevarían a nuestro país a la bancarrota. Sin ir más lejos, una de las últimas cuestiones que estuvo en boga dentro del análisis periodístico en los días pasados fue el reclamo de los llamados "me too", esto es: fondos de inversión de alto riesgo o inversionistas individuales que ante la sentencia que benefició a NML, Elliot, Aurelius y Blue Angel le pidieron al juez Griesa contar con el mismo beneficio.

En efecto, a principios de este mes, el mencionado jurista le dio lugar al pedido de los "yo también" por lo cual podrían llegar a sumarse otros 5.400 millones de dólares a los 1.600 millones que ya tenía a su favor el fondo MNL de Paul Singer. Además, el ministro de Economía Axel Kicillof manifestó que muchos de los que ahora reclaman también son buitres, que en algunos casos son los mismos fondos que suman reclamos por distintas ventanillas y que en noviembre del año pasado el fondo de Singer ya había confirmado que exige otros 3.000 millones de dólares como "me too". Pues bien, veamos cómo ha sido el tratamiento mediático afín que recibió el conflicto. Tan sólo para ejemplificar, tomemos al matutino de Mitre y a dos de los periodistas más citados y traducidos por el blog buitre ATFA: Martín Kanenguiser y Mariano Obarrio.

La Nación, Viernes 5 de Junio de 2015




La Nación, Domingo 14 de Junio de 2015



Como se observa, los "compromisos" de la Argentina para con los fondos especulativos que compraron a precio de remate los bonos que hoy pretenden cobrar en miles de millones de dólares, es una prioridad para el diario La Nación. Es más, no sólo hay que garantizar el pago de cifras satelitales sino que es el malvado ministro de Economía quien arremete (y no el capitalismo financiero trasnacional aglutinado en un grupúsculo de acreedores) "de nuevo" y "contra" los pobres e indefensos buitres.

Para sumarle más objetividad y patriotismo al análisis del diario mitrista, aparecen en escena los artículos de Martín Kanenguiser y Mariano Obarrio.

La Nación, Martes 16 de Junio de 2015




Para el periodista Kanenguiser, la Argentina se encuentra en default por no pagar lo que piden los Fondos Buitres. Incluso, es el "gobierno" -y no todos nosotros como argentinos- el que experimenta el mazazo del fallo del juez neoyorquino.




Como se ve, de acuerdo a lo que afirma el artículo, las tasas se irán por las nubes si no pagamos, mientras que la estrategia del gobierno fue "errática" ya que además de no arreglar con los "holdouts" responsabilizó al gobierno de EE.UU. Y todo esto a pesar de las recomendaciones de prestigiosos y neutrales analistas como Carlos Melconian, según el cual la Argentina tendría que haber "solucionado" este conflicto y estar "pagando" una tasa del 50% más baja.




Finalmente y para complementar el muy acertado análisis de Martín Kanenguiser, aparece Mariano Obarrio, quien asegura que la culpa de todo es de Cristina. ¿Cómo puede atreverse a rechazar el pago de la deuda que "exigen" los Fondos Buitres?




Historizar para comprender
Como hace setenta años atrás, los intereses imperiales contrarios al desarrollo nacional y latinoamericano intentan, bajo todos los medios posibles, desestabilizar a los gobiernos popularmente electos que se encuentran en vías de construir sociedades cada vez más justas, aparatos políticos cada vez más soberanos y economías cada vez más desarrolladas e independientes. En este sentido, para comprender lo que significan este tipo de ataques por parte de los grandes centros mundiales y lo que representa, asimismo, la ayuda de algunos sectores del periodismo local que parecieran estar trabajando contra la seguridad nacional y el bienestar de todos los argentinos, se hace imprescindible historizar. El análisis histórico de lo que pasó ayer nos otorga nuevas herramientas políticas para entender el presente y el futuro del devenir nacional y para contextualizar lo que está en juego en la Argentina.

Es hora que los argentinos y las argentinas no olvidemos que si ayer fueron las águilas, hoy son los buitres. Rechazar los embates del terrorismo financiero occidental no significa defender al gobierno nacional sino garantizar un camino de verdadero desarrollo, soberanía y felicidad para nuestro pueblo y seres queridos.



Bibliografia
Galasso, Norberto (2003). "Braden o Perón. Junio de 1943 a Septiembre de 1945". Cuadernos para la Otra Historia. Centro Cultural Enrique S. Discépolo". Buenos Aires, Argentina.

Tiempo Argentino (22704/2015). Bernal, Federico y Ennis, Belén. "Una vergonzosa y sospechosa alianza". http://www.infonews.com/nota/195911/una-vergonzosa-y-sospechosa-alianza).

La Nación (05/06/2015). "El juez Griesa aceptó el reclamo de los "me too" y suma u$s5400 millones a los compromisos de la Argentina". http://www.lanacion.com.ar/1799265-el-juez-griesa-acepto-el-reclamo-de-los-me-too-y-suma-us5400-millones-a-los-compromisos-de-la-argentina

La Nación (14/06/2015). "Kicillof de nuevo contra los buitres". http://www.lanacion.com.ar/1801664-kicillof-de-nuevo-contra-los-buitres

La Nación (16/06/2015). Kanenguiser, Martín. "A un año del fallo que llevó al default, se paga una alta tasa de interés". http://www.lanacion.com.ar/1802133-a-un-ano-del-fallo-que-llevo-al-default-se-paga-una-alta-tasa-de-interes

La Nación (11/06/2015). Obarrio, Mariano. "Nuevo rechazo de Cristina a pagar la deuda que exigen los fondos buitre". http://www.lanacion.com.ar/1800759-nuevo-rechazo-de-cristina-a-pagar-la-deuda-que-exigen-los-fondos-buitre