ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

YPF mejora su participación en el upstream

Autor | Ignacio Sabbatella


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
YPF, Repsol, renacionalización, upstream, petróleo, recuperación



10-12-2013 | El artículo analiza la participación de YPF en el mercado del upstream, tanto de petróleo como de gas natural, entre 1999 y los primeros tres trimestres de 2013, comparando la gestión de Repsol con la estatal.


Sin perder de vista que el análisis del sector de hidrocarburos se corresponde con el largo plazo, hay algunos datos que permiten evaluar la tarea llevada adelante por la nueva conducción de YPF desde que el Estado volviera a asumir su control en abril de 2012, en contraposición al magro desempeño de Repsol. La gestión española al frente de YPF durante 13 años dejó un pesado lastre nada fácil de remontar. Sin embargo, hay buenos motivos para tener optimismo. Es una noticia más que auspiciosa que YPF haya frenado el declino de la actividad extractiva de petróleo y gas y que se encamine a revertirlo en poco tiempo más. Al mismo tiempo, este hecho se refleja en el gradual pero importante incremento de la participación de YPF en el mercado del upstream.

Bajo la gestión de Repsol, la caída de la extracción de crudo desde 2002 hasta 2011 promedió un 6,1% anual. En tanto que en 2012, la gestión estatal -desde mediados de abril- logró un crecimiento del 0,4%. Entre enero y septiembre de 2013 el ascenso fue de un 0,8% respecto a igual período del año anterior. A su vez, estos números nos permiten analizar la participación de la empresa en el sector upstream. Cuando Repsol se hizo con el control de YPF en 1999, su cuota en el mercado de petróleo era del 40,1%. En el año 2002, la gestión de Repsol había alcanzado su máximo porcentaje, explicando el 45,26% de la producción. Si bien YPF nunca perdió el liderazgo en este rubro, su cuota de mercado se redujo al 33,35% en 2011. Casi 12 puntos porcentuales en 9 años. En cambio, la gradual mejora de los números productivos de YPF en su nueva etapa bajo control estatal condujo a que ganase dos puntos porcentuales de participación en el mercado, para llegar al 35,34%. Si la tendencia de los primeros tres trimestres se mantuviera en el último trimestre, la empresa podría llegar a ganar un 1,4 punto porcentual adicional, alcanzando el 36,76%. Es decir, que se colocaría en un lugar similar al del año 2007 (ver cuadro Nº1).



En el rubro gas natural, la caída de la extracción durante la gestión Repsol promedió un 6,5% anual entre 2004 y 2011. Mientras que a partir de la nueva administración estatal la merma fue significativamente menor: en 2012 disminuyó un 2,6% y en los tres primeros trimestres de 2013 cayó 1,4% respecto a igual período del año anterior. En 1999, la cuota de mercado de gas natural de YPF era del 31,76% siendo la empresa líder del segmento. La gestión de Repsol alcanzó su máximo nivel en 2003 con el 32,8%, pero a partir de allí inició una curva descendente: perdió más de 9,5 puntos porcentuales en la participación del upstream del gas en 8 años, explicando apenas el 23,29% en 2011. A partir de 2009 relegó su liderazgo a favor de la francesa Total, para ubicarse en el segundo lugar. Si bien YPF aún se encuentra lejos de recuperar el primer lugar, es evidente que la nueva administración está conduciéndola hacia una mayor cuota. Mientras que en 2012 se mantuvo en un 23,4%, frenando la persistente caída, en 2013 alcanzaría el 24,91% si en el último trimestre se confirma la tendencia de los tres primeros. Por consiguiente, estaría incrementando su cuota en más de un punto y medio porcentual en menos de dos años de gestión (Ver cuadro Nº2).



En términos absolutos, la gradual mejora de la cuota de mercado de YPF bajo control estatal se trataría de una referencia menor, pero toma otro cariz en términos relativos dentro de un mercado altamente concentrado y extranjerizado. Asimismo, esa mejora desmonta buena parte del discurso pesimista que ciertos sectores construyeron en torno a la expropiación y recuperación del control estatal de YPF, pronosticando un pobre porvenir para una empresa que había sido vaciada y que cada vez explicaba una menor porción del mercado.

Con todo, es necesario advertir que el incremento de la participación no sólo está asociado a una mejor gestión de la empresa, sino también a la baja performance de otras petroleras líderes del mercado local. En ese sentido, las conquistas de YPF pasarán inadvertidas si el Estado no logra reorientar la actividad de los operadores privados hacia el objetivo del autoabastecimiento.



Bibliografia
- Secretaría de Energía de la Nación