ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Construcción: los números de un sector que crece más allá de especulaciones privadas y atentados desinformativos

Autor | Belen Ennis


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
construcción, expectativas, obra pública, obra privada, INDEC, ISAC, Infobae, Sticco, atentados desinformativos, neoliberalismo, plan de infraestructura, inversiones públicas, actividad de la construcción, Ministerio de Planificación, pesimismo



06-08-2015 | Titula Infobae "Persiste el pesimismo entre los constructores de obras privadas" el 3 de agosto. Con esto da inicio a otro de los tantos falsos pronósticos a los que la prensa neoliberal tiene acostumbrado al pueblo argentino. Parece ser -según informa el mencionado matutino- que a pesar del récord que arroja el nivel de actividad del sector, algunos constructores privados tienen expectativas contractivas de cara a los restantes meses del año. Desarmamos la nueva y enésima bomba de tinta y celulosa destinada a desinformar al pueblo argentino.




Resultan bastante llamativas las especulaciones anteriores teniendo en cuenta lo acelerado del crecimiento que experimenta la construcción desde hace varios años, no sólo en materia de obra pública sino también privada, cuestión que hasta puede apreciarse a simple vista -independientemente de cualquier indicador- recorriendo un poco la Argentina y viendo las inversiones ejecutadas en el marco del plan de infraestructura más ambicioso e importante de la historia nacional. Sin embrago, Infobae considera que el récord histórico al que arribó el sector no "aparece sostenible" en el tiempo "según otros datos que aporta la serie oficial".



Los "otros datos" de los que habla el matutino neoliberal corresponden a estimaciones realizadas por el INDEC y son dos: el de los "Permisos de Edificación", que registra los pedidos de autorización de superficie a construir para obras privadas y el de la "Encuesta Cualitativa de la Construcción", que captura información de unas 100 empresas constructoras -grandes y medianas- de todo el país, con el objetivo de evaluar la situación del sector y las expectativas empresariales de corto plazo. Basta con un poco de sentido común para comprender que los números arrojados por ambos indicadores corresponden al ámbito de las perspectivas privadas de los constructores particulares. ¿Qué significa lo anterior? Que estos indicadores miden expectativas. Por lo tanto, cae de maduro que en el marco de en un año electoral las especulaciones "privadas" estarán a la orden del día. A propósito, cabe recordar que la economía no se rige por la vieja y obsoleta ley de la oferta y la demanda sino por simples y humanas expectativas. En tal sentido, que ciertos empresarios privados -fieles al carácter histórico que lamentablemente ha tenido buena parte de la "proto" burguesía nacional- especulen a la hora de invertir su dinero no constituye ninguna novedad y mucho menos forma parte de una responsabilidad del gobierno nacional, el cual por cierto ha generado condiciones necesariamente beneficiosas para que el sector de la construcción (privado y público) crezca durante estos 12 años de forma exponencial e inédita. Los datos utilizados por Infobae, producto de la encuesta del INDEC a los constructores, no pueden ignorar la situación anterior.



Como las estadísticas del sector son auspiciosas, la mala noticia pasa a ser ahora las expectativas de los empresarios privados. No obstante, es importante aclarar que el artículo aquí citado toma en cuenta tan sólo dos de los cuatro indicadores con los que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos realiza la medición del nivel de actividad de la construcción y pasa por alto intencionalmente el análisis de los dos indicadores restantes, a saber: el "Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción" (ISAC) que muestra la evolución del sector según el comportamiento de la demanda de un conjunto de insumos representativos, cubriendo la construcción pública y privada a nivel nacional y los "Insumos de la Construcción" que ofrecen datos de la evolución mensual de seis productos básicos: asfalto, cemento, hierro redondo para hormigón, ladrillos huecos, pisos y revestimientos cerámicos y pinturas.

¿Por qué Infobae omite analizar estos indicadores? Porque los números que arrojan hablan por sí solos y, por supuesto, no son convenientes a los intereses apocalípticos de la prensa conservadora. Veamos. De acuerdo al ISAC, la construcción ha sido uno de los sectores más dinámicos de la economía, en constante alza desde que el gobierno nacional asumió el control del Estado, con niveles muy superiores a los registrados en la década de los 90 y con índices recientes que se superan año tras año.


Fuente: INDEC, Dirección de Estadísticas de Actividades Secundarias y de Servicios

Sumado a esto, la serie mensual muestra que durante el transcurso de este año la actividad se ha encontrado siempre en suba mes a mes registrando en junio un nivel récord, incluso superior comparado con el mismo período del año anterior.


Fuente: INDEC, Dirección de Estadísticas de Actividades Secundarias y de Servicios

Asimismo, el crecimiento en la cantidad de puestos de trabajo dentro del sector ha sido una constante desde el 2003 a la fecha. Si tomamos en cuenta lo sucedido durante el año pasado y el primer trimestre de este año, los datos arrojan una importante suba en materia de trabajadores empleados en la construcción pasando de 404.671 en 2014 a 424.397 para el mismo período de 2015. Hecho de suprema importancia que Infobae prefiere omitir.


Fuente: INDEC, Dirección de Estadísticas de Actividades Secundarias y de Servicios

Por su parte, los datos que brinda el indicador que releva los Insumos de la Construcción dan cuenta, como bien lo destacó el Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios Arq. Julio De Vido, que en Junio de 2015 se pudo observar "un despacho de cemento para consumo interno, principal insumo de la construcción, de 1.055.528 toneladas, un 19,1% más que igual mes del año 2014. Esta cifra además es récord absoluto para un mes de Junio superando en 15,5% a Junio del año 2013, que era el anterior récord vigente para dicho mes. Asimismo se observa que el consumo de cemento fue récord para un primer semestre con un incremento del 11% respecto a igual período del año anterior". Por lo cual, salvo que el cemento se utilice para construir puentes en Marte o rutas en Plutón, el crecimiento de este insumo crucial para la construcción muestra el nivel óptimo en el que se encuentra el sector.

Conclusión
Si bien el contenido del artículo de Infobae no asegura absolutamente nada diferente y no agrega nada nuevo a lo que el propio Indec ya nos informa en su sitio oficial, lo que aquí importa destacar es el manejo sombrío de los titulares y lo sesgado de las informaciones que constantemente brinda la prensa neoliberal con el objetivo de sembrar la semilla del desánimo entre los argentinos. En esta oportunidad, Infobae opta por llevar agua para su molino titulando de manera claramente intencional "Persiste el pesimismo entre los constructores de obras privadas", evitando así el análisis profundo y periodístico de varias cuestiones, a saber: a) que las estimaciones a las que arriba surgen de la toma de dos de los indicadores con que el INDEC se encarga de medir expectativas privadas y deja por fuera los números del "Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción " (ISAC), el de los Insumos de la Construcción y el de la generación de empleo para el mismo sector; b) que el resultado a ponderar dependerá fundamentalmente del carácter público o privado de las obras; c) que ni siquiera la totalidad de los constructores particulares que se dedican a la construcción de obras privadas cree que la actividad disminuirá en los próximos meses; d) que el Plan de Obras de Infraestructura del gobierno nacional cerrará el año con una inversión acumulada de 107.825 millones de dólares siendo el motor del sector de la construcción y apuntalando dicha actividad para desplegar infraestructura en todo el territorio nacional; y e) que en un año electoral no es ninguna novedad que buena parte de los constructores privados esté especulando con sus inversiones, defendiendo sus "intereses" y esperando un posible cambio de gobierno. ¿Les preocupará que si gana Macri y se paga a los buitres se desplome el sector? Ya lo dijo el asesor de Bill Clinton, James Carville, "¡es la economía, estúpido!", aunque nosotros preferimos la ocurrente interpretación que hizo nuestra Presidenta: "¡es la política, pavote!".



Bibliografia
Infobae (03/08/2015) Sticco, Daniel "Persiste el pesimismo entre los constructores de obras privadas". http://www.infobae.com/2015/08/03/1745445-persiste-el-pesimismo-los-constructores-obras-privadas

Nota de Prensa. (04/08/2015). "De Vido: la construcción está en un nivel récord y será su mejor año en la historia". Secretaría de Comunicación Pública. Presidencia de la Nación. http://prensa.argentina.ar/2015/08/04/59756-de-vido-la-construccion-esta-en-un-nivel-record-y-sera-su-mejor-ano-en-la-historia.php

Documentos INDEC. Actividad de la Construcción y Serie Histórica del Indicador sintético de la actividad de la construcción (ISAC) base 2004=100. http://www.indec.gov.ar/nivel4_default.asp?id_tema_1=3&id_tema_2=3&id_tema_3=42