ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Tecnología Espacial y Telecomunicaciones

| Artículos de opinión

Entrevista a Matías Bianchi: En defensa de ARSAT, la soberanía satelital y la seguridad jurídica del pueblo argentino

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
ARSAT, ARSAT-1, ARSAT-2, balotage, Ministerio de Planificación, Macri, Scioli, soberanía satelital, REFEFO, TDA, Matías Bianchi



18-11-2015 | ARSAT es una empresa propiedad del Estado nacional (98% de su paquete accionario pertenece al Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios y 2% al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas). Se creó por ley en 2006, con el objetivo de ocupar y defender las posiciones orbitales asignadas a la Argentina por la Unión Internacional de Telecomunicaciones con satélites desarrollados en el país. En 2007, la empresa se inició en la operación y prestación de servicios sobre satélites alquilados, pero que desde 2014 puede conducir con independencia gracias al ARSAT-1, primer satélite geoestacionario argentino, y al ARSAT-2. En una entrevista a fondo con el presidente de ARSAT, el Ing. Matías Bianchi explica con lujo de detalles los principales argumentos para la defensa de la empresa nacional, sus hitos y proyectos de cara a la histórica disyuntiva del próximo 22 de noviembre. Qué sucederá con Daniel Scioli y qué con Mauricio Macri.


1) ¿Cuál era la situación de las telecomunicaciones y la política satelital heredada por Kirchner? ¿En qué afectaba al país?

Al inicio de la gestión de Néstor Kirchner existía una bajísima penetración de Internet en general y de la banda ancha en particular, y una notable falta de infraestructura de transporte en la mayor parte del país dado que las inversiones, libradas completamente a la acción del mercado, quedaron concentradas en los mercados más rentables. Además, en materia satelital, la empresa que hacía uso de las posiciones orbitales asignadas a la Argentina estaba en retirada, al igual que muchas otras empresas de capital extranjero cuyos planes de negocios estaban basados en el dólar barato del periodo de la convertibilidad. Básicamente corríamos serio riesgo de perder las dos posiciones orbitales asignadas a la Argentina: Nahuelsat había decidido no reemplazar al satélite ubicado en la posición 72? Oeste, que presentaba serias fallas de propulsión, y de no hacer las inversiones para un segundo satélite que debían ubicar en la posición 81 O. Las posiciones orbitales son activos estratégicos, escasos, cuya asignación a los países por la U.I.T requiere un importante y largo trabajo de las administraciones nacionales, y cuyo usufructo genera beneficios para el país.

2) ¿Cuál ha sido la importancia de la creación de ARSAT para el pueblo argentino?

La creación de ARSAT nos ha permitido conservar las posiciones orbitales para nuestro país, que ahora ocupamos con satélites diseñados y construidos en la Argentina, y además ha dado fuerte impulso a la industria satelital nacional. Esto generó un salto en tecnología, conocimiento e infraestructura que nos posicionó dentro de un grupo selecto de menos de 10 países en el mundo que actualmente diseñan y fabrican este tipo de satélites de alta complejidad. Hoy tenemos una industria satelital diversificada, con instituciones y empresas que genera puestos de trabajo altamente calificados y tienen una perspectiva de trabajo articulado; y contamos con capacidad productiva en un sector que requiere conocimientos técnicos y niveles de calidad de lo más exigentes. También tenemos un satélite, el ARSAT-1, que concentra su potencia máxima en el país y brinda servicios de igual calidad en todo el territorio nacional; y otro satélite, el ARSAT-2, que nos permitirá exportar contenidos a todo el continente. La creación de ARSAT es importante para todos los argentinos porque nos demuestra cabalmente las inmensas posibilidades para un país de un Estado presente, responsable en el diseño e implementación de políticas públicas de largo plazo, con una importante inversión pública al servicio del crecimiento y con una gestión eficiente, responsable y al servicio del país y sus habitantes.

3) ¿Qué personal trabaja en la empresa y cuál es el impacto a nivel fomento de las carreras especializadas y las empresas proveedoras de servicios?

La planta de ARSAT está fuertemente profesionalizada, tanto en nuestras áreas soporte, con profesionales de distintas disciplinas, como entre los equipos que llevan adelante las tareas de desarrollo tecnológico, comerciales y de operaciones, en las que priman técnicos e ingenieros electrónicos y en telecomunicaciones. La creación de ARSAT y todo su desarrollo posterior obviamente impacta en el mercado de trabajo de las telecomunicaciones, ya que ha permitido, por ejemplo, la retención en la Argentina de ingenieros y técnicos altamente calificados involucrados en proyectos del más alto nivel y presenta oportunidades muy importantes de desarrollo profesional. Además, desde ARSAT fomentamos la formación de nuevos profesionales, por dos vías. Por un lado, a través de nuestro trabajo articulado con escuelas secundarias, con las que hacemos charlas, talleres y visitas que permiten promover el estudio de carreras vinculadas a las telecomunicaciones y acercar vocaciones a este campo profesional. Por otro, articulando con las universidades con el fin de crear carreras y acompañar ofertas de formación universitaria específicamente vinculadas con áreas de trabajo de la empresa.

4) ¿Cuáles son los programas y negocios que maneja la empresa?

Con el ARSAT-1 y el ARSAT-2 en servicio, cumplimos los objetivos de creación de la empresa, consistentes en ocupar las posicione orbitales asignadas a la Argentina con satélites diseñados y construidos en el país. Por eso recientemente por ley del Congreso nacional se ha impuesto a ARSAT nuevos objetivos en materia satelital, todos contenidos en el Plan Satelital Geoestacionario Argentino 2015-2035. El plan toma en cuenta los logros alcanzados y la capacidad instalada, porque en el curso de estos años no solo se formaron técnicos e ingenieros para el desarrollo de satélites geoestacionarios, sino que ha habido importantes inversiones del Ministerio de Planificación para proveer a nuestro país de la infraestructura necesaria con la que nos insertamos en el mercado de productores de satélites geoestacionarios. Para la Estación Terrena Benavídez, por caso, se reemplazaron los sistemas antiguos por otros que nos permiten realizar la puesta en órbita en órbita de nuestros satélites y llevar adelante de la forma más eficiente todas las demás operaciones satelitales. Y también creamos CEATSA, en este caso junto con INVAP, para realizar los ensayos ambientales de la flota satelital ARSAT, disminuyendo los costos y riesgos de trasladar los satélites a Europa, y con posibilidad de brindar servicios, incluidos los de calificación de equipos, a otras industrias de alta tecnología.

El plan satelital nos impone nuevos e importantes objetivos. Por un lado, el trabajo en investigación y desarrollo, con fondos provistos por el Estado, a los fines de conseguir una evolución de la plataforma en la que se basan el ARSAT-1 y el ARSAT-2, de propulsión química, por otras de propulsión químico-eléctrica (híbrida) y eléctrica, que nos permitirán incrementar la carga útil a bordo de nuestros próximos satélites. Por otro, la fabricación de satélites, ocho en total, en 20 años: incluidos los satélites que remplazarán a los dos que tenemos en órbita cuando concluya su vida útil. Finalmente, la comercialización de satélites y servicios satelitales, basada en un exhaustivo análisis de mercado actual y su prospectiva. Con el programa de desarrollo de plataformas vamos a poder ir más allá de la frontera tecnológica, a la vez que emprender desarrollos que sean estratégicos para la industria nacional e incrementar el componente nacional de nuestros satélites. Por lo demás, estaremos haciendo el mejor uso de nuestro talento humano y capacidades instaladas, y haciendo un aporte, que esperamos significativo, al conjunto del entramado productivo del país, en asociación estratégica con el complejo científico-tecnológico argentino.

Como resultado de las políticas de inclusión digital y de desarrollo de las telecomunicaciones del gobierno nacional, desde 2010 ARSAT está presente también en otros segmentos complementarios al satelital. Es responsable, por ejemplo, de la implementación de la Red Federal de Fibra Óptica, una red de trasporte de datos de alta velocidad desarrollada para mejorar la calidad de las conexiones de Internet en la Argentina, extender la penetración de la banda ancha en todo el territorio nacional y fomentar la competencia entre operadores minoristas.

5) ¿En qué consiste la Red Federal de Fibra Óptica?
Actualmente, la Red Federal de Fibra Óptica o REFEFO comprende un tendido de 32.000 km, de los cuales tenemos iluminados 11.000 km, incluida las redes provinciales de La Rioja, Formosa y Chaco y las trazas troncales de la provincia de Santa Cruz y las que unen Buenos Aires con Mendoza y Santa Fe con Tucumán. En lo que resta del año, iluminaremos trazas troncales de Chubut y Río Negro. El proceso de iluminación se acompaña de la firma de contratos para la provisión de servicios mayoristas a cooperativas y pymes locales, y de servicios minoristas al segmento corporativo y de gobierno. En estos lugares ARSAT cumple un rol importantísimo en el desarrollo de proveedores locales de Internet y en la promoción de la competencia en este segmento del mercado de telecomunicaciones, impactando así en una baja en los precios que pagan los usuarios finales por sus conexiones domiciliarias a Internet.

La Red Federal de Fibra Óptica y las redes de los principales proveedores privados de Internet convergen en nuestro Centro Nacional de Datos, que es además el data center más moderno y seguro del país. Desde aquí ARSAT ofrece servicios de hosting, housing y cloud computing a organismos del Estado y empresas privadas. El data center, que fue inaugurado a finales de 2012 por la presidenta de la Nación, es uno de los mejores de Latinoamérica.

6) ¿Y qué hay de la Televisión Digital Abierta?
ARSAT implementa la plataforma de la Televisión Digital Abierta (TDA) que transmite en la más alta calidad de imagen y sonido y puede verse en forma gratuita en todo el país. Hemos instalado y tenemos en funcionamiento 88 estaciones digitales de transmisión que están distribuidas en las principales ciudades de las 24 provincias del país, con alcance a más del 80% de la población. Además, las señales se transmiten a través del ARSAT-1, con cobertura en de todo el territorio nacional. Con la etapa de desarrollo y despliegue de infraestructura casi finalizada, ARSAT enfoca sus servicios en el usuario de la TDA, buscando contribuir al aumento de la audiencia a través de diversas líneas de acción. En ese sentido, lanzamos la venta a través de Internet de equipamiento de recepción y llegamos a acuerdos con comercios de todo el país para que estén disponibles en sus locales. Seguimos fortaleciendo los planes de acceso a equipos receptores y su instalación en hogares e instituciones destinatarias, con los que contribuimos a garantizar la inclusión digital de todos los argentinos. Y también trabajamos para enriquecer la pantalla de la TDA con aplicaciones complementarias e interactivas y nuevos canales. Contamos actualmente con una grilla básica de 16 canales, dos de ellos en alta definición, a los que se suman otros cuatro canales para la plataforma terrestre, y otros dos en la grilla satelital. Estamos también trabajando fuertemente en la difusión de la TDA para que cada vez más argentinos puedan disfrutar gratuitamente de televisión digital en la más alta calidad.

En suma, los servicios que brindamos para organismos públicos y empresas privadas, incluyen cuestiones tan diversas como Internet en escuelas rurales y el procesamiento de datos de la tarjeta SUBE. Nuestros servicios mayoristas se integran a servicios a la población que brindan nuestros clientes. De esta forma, en la actualidad estamos llegando a 12,9 millones de argentinos que usan al menos un servicio de ARSAT, mientras que a fines del año próximo, en el que se terminarán de implementar servicios para ANSES facilitarán los trámites de jubilados y pensionados, estaremos alcanzando casi la mitad del total de la población argentina.

7) ¿Cómo impactan económicamente para la empresa y para el país dichos programas y negocios?

Durante sus primeros años ARSAT estuvo principalmente abocada al despliegue de infraestructura, para lo que requirió de la realización de considerables inversiones por parte del Estado nacional que pudieran responder eficazmente a los grandes volúmenes de tráfico de datos y contenidos que requieren las comunicaciones actuales, colaboren en la dinamización de las economías locales y regionales, y permitan integrar a todos los argentinos a los beneficios que ofrecen las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Hoy vemos como esas inversiones comienzan a dar sus frutos. ARSAT viene año a año afianzándose como prestadora de servicios y lo hace con planes de negocios serios, con objetivos escalonados pero también ambiciosos, como corresponde a una empresa estatal cuyos accionistas son, en definitiva, los 40 millones de argentinos.

En el caso de los servicios de televisión digital, el incremento acumulado de la facturación desde 2011, cuando empezamos a comercializarlos, es del orden del 650%. En el rubro de los servicios de tecnologías de la información, cuya comercialización iniciamos en 2014, crecimos cerca del 60% y en el de telecomunicaciones terrestres, que también lanzamos el año pasado, cuando firmamos los primeros contratos por servicios a proveedores de última milla de fibra óptica, contabilizamos un crecimiento interanual de la facturación de más del 50%. Finalmente, en servicios satelitales, nuestro crecimiento acumula un 444,6% solo desde 2011. Para el conjunto de la compañía, tenemos proyectado para 2016 un crecimiento interanual del orden del 75%.

En el caso de la comercialización de servicios satelitales, que es la actividad comercial con la que se inició la empresa, se demuestra de forma muy clara que las ventajas de la inversión realizada por el Estado, ya que al tener nuestros propios satélites dejamos de alquilar capacidad satelital. Solo considerando el ARSAT-1, que tendrá una vida útil de 18 años, el ahorro asciende a 440 millones de dólares, casi el doble de lo que costó desarrollarlo, ensayarlo, asegurarlo y lanzarlo. Este satélite genera ingresos cercanos a los 40 millones de dólares al año, bastante más que lo obteníamos por venta de servicios sobre transpoders de otros satélites.

8) ¿Qué proyectos de expansión y crecimiento tiene ARSAT a futuro?

Tenemos planes de seguir ampliando nuestra infraestructura en todos los rubros en los que trabajamos pero sobre todo de consolidarnos como empresa prestadora de servicios, lo que significa ampliación permanente de nuestra cartera de clientes, y consecuente fortalecimiento constante de la atención comercial, las operaciones y los servicios de soporte.

9) ¿Cuál será la política de la empresa si gana Daniel Scioli las próximas elecciones?

Daniel Scioli significa una continuidad para las políticas de desarrollo de la tecnología, de las telecomunicaciones y de inclusión digital, que tenemos que continuar impulsando. Significa que vamos a tener un ARSAT-3 en órbita en los plazos previstos, que vamos a tener cada vez más argentinos disfrutando de la TDA, que completaremos nuestra red de fibra óptica y su puesta en servicio, lo que beneficiará a millones de argentinos de todo el país con precios finales más bajos y excelente velocidad en la conexión. Por su puesto, significa que ARSAT seguirá siendo una empresa del Estado.

10) Mauricio Macri he señalado en reiteradas oportunidades que ARSAT es un gasto superfluo. ¿Qué ocurrirá con la empresa si gana Cambiemos?

No han hecho declaraciones sobre qué harán con ARSAT en el caso de llegar al gobierno, como en general de ninguna cosa cuyos planes no convenga poner en conocimiento público, pero el PRO se opuso a la creación de la compañía y Mauricio Macri se refirió despectivamente a la inversión en esta empresa tecnológica que, en según él, "el país no necesita". Más allá de esto, hace rato que desde el PRO y Cambiemos no realizan comentarios de ningún tipo sobre ARSAT y eso, entendemos, tiene que ver con la gran valoración social que recoge esta de forma permanente esta empresa estatal que hace, precisamente, lo que la empresa privada no hizo en décadas.

Desde el Frente para la Victoria hemos trabajado para que ARSAT resista de la mejor manera cualquier embate del neoliberalismo. La misma ley que aprobó el plan satelital para los próximos 20 años, declaró de interés público el desarrollo de esta industria como política de Estado y estableció la prioridad nacional en lo concerniente a satélites geoestacionarios. Pero más importante, porque protege a la empresa en su conjunto, su exigencia de los votos de dos tercios del Congreso Nacional para autorizar la venta de acciones clases "A" de la empresa y de activos estratégicos, como pueden ser, por ejemplo, las trazas de la Red Federal de Fibra Óptica. La protección de ARSAT no es solo legal: tenemos una empresa sólida, eficiente y en crecimiento, hecho que en sí mismo dificulta cualquier embestida. Sabemos, no obstante, que siempre es posible el vaciamiento de empresas públicas para justificar su privatización a precio vil, lo mismo que el incremento de tarifas, como sucedió en la Argentina durante los 90. El futuro se decide en las urnas: en pocos días también decidiremos si queremos que aquello que es de todos pase a ser solo de algunos o siga al servicio de los argentinos.