ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Servicios Públicos de Electricidad y Gas Natural

| Artículos Periodísticos

Edesur y el justo reclamo de una porteña hincha de Manchester

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
cortes de luz, Edesur, respuesta, Ministerio de Planificación, ganancias, usuarios, Aranguren, servicio público



16-02-2016 | A las 21hs del 16 de febrero, más de 250.000 usuarios de Edesur sin luz. El Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) cumple en recordar a la ciudadanía que esta empresa, controlada por el Estado italiano y con vinculaciones cruzadas e indirectas con los principales fabricantes y comercializadores de aires acondicionados de la Argentina, cerró sus últimos estados contables informando una ganancia integral total neta de 1.330 millones de pesos. Sin embargo y con un tarifazo en marcha, los cortes empeoran y las respuestas a los usuarios son dignas de quitar la concesión. Una porteña hincha de Manchester United, sin luz e ignorada olímpicamente por la empresa, no nos deja mentir.


La desregulación absoluta del sector eléctrico, la eliminación del FOCEDE (Fondo para la realización de obras de distribución), el tarifazo y el desembarco de ex directivos de Edesur y Edenor en cargos estratégicos del Ministerio de Energía y Minería comienzan a exhibir la lógica perversa del mercado a cargo de los servicios públicos: pésimo servicio y aún peor respuesta a una ciudadanía abandonada.

Edesur presentó recientemente sus estados contables correspondientes al 31 de diciembre de 2015 en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires: ganancia integral total neta de $1.330,1 millones, frente a una pérdida integral total neta de $1.358,5 millones en 2014. ¿Y ese dinero? No sólo no se invirtió en ninguna obra de importancia en los dos meses de administración macrista, sino que quitaron todos los servicios de atención al cliente.

Mientras tanto, el presidente del directorio de la empresa, Mauricio Bezzeccheri, en una carta dirigida a los accionistas celebró el tarifazo y la desregulación del sector. Lamentablemente, la obligación de invertir en función de una demanda creciente y la mejora sostenida de la calidad de vida de los usuarios llegó a su fin. Ahora vendrán años de un servicio que irá decayendo en su calidad aunque amortizado por la caída drástica del consumo ya planificada por el ministro Aranguren y sus funcionarios ex directivos de empresas energéticas.

Entre 1996 y 2001, Edesur pagó en dividendos a sus accionistas 357 millones de dólares. El servicio fue de mal en peor, registrando apagones masivos e inéditos en 1999, 2000, 2001 y 2002. Pero la política del gobierno anterior comenzó a revertir esta ineficiencia. Gracias a una acción decidida del Estado a través del Ministerio de Planificación Federal, se obligó a la empresa a multiplicar sus inversiones. En efecto, cuando la seguidilla de olas de calor arribó a la Argentina, las inversiones de la empresa pasaron de 469 millones de pesos en 2012 a 1.064 millones un año después, para saltar a 2.075 millones en 2014, récord histórico. Los cortes disminuyeron de forma exponencial, como señalaron varias ONGs especializadas en esta materia. Pero este récord, sin embargo, no fue producto de una decisión de la empresa sino de una política energética destinada a priorizar la seguridad jurídica popular. Siquiera fueron inversiones netas de Edesur, sino mixtas.

¿Recuerda el usuario que Edesur se quejó en las últimas semanas de que no ganaba un centavo? Ganó en 2015 unos 1.330 millones. Pasó enero y mitad de febrero, con un tarifazo en el medio. ¿Y la mejora del servicio? No solamente nula, sino en franco retroceso. Para colmo de males, se eliminó el FOCEDE. En otras palabras, la empresa invertirá si su controlante mayoritaria, es decir, el Estado italiano, así lo considera. ¿Y a quién priorizará el Estado italiano: a los usuarios de Lanús o a su alicaída economía nacional?

El gobierno kirchnerista, ese populismo maldito, obligaba a Edesur a invertir, inversiones que se traducían en obras como nunca desde 2003. Dejemos que Edesur nos lo explique con sus propias palabras. De acuerdo a su reporte "Memoria, Reseña Informativa y estados financieros" (Diciembre 2014), página1, la empresa afirma que "... en este ejercicio la Compañía realizó la mayor inversión de los últimos tiempos que permitió incorporar 850 MW incrementando la capacidad de potencia en un 21%. Para ello Edesur llevó adelante inversiones por $2.075,2 millones que permitieron ejecutar un Plan de Obras extraordinario". Reiteramos: plan de obras extraordinario. ¡Claro que se puede acompañar el incremento del consumo e invertir! ¡Claro que se puede tener los aires acondicionados que se nos plazca!

Edesur, por otro lado, se queja de un endeudamiento creciente. Sí. ¿Y cuál es el problema? La electricidad es un servicio público, no una mercancía. El pago de dividendos y las utilidades registradas durante casi una década en un contexto de tarifas dolarizadas y prácticamente nulas inversiones justifican aún más esa deuda.

Pero ahora Edesur se reparte con Edenor y otras empresas privadas el manejo del Ministerio de Energía. La energía como mercancía. Los cortes de luz, que aún no tocaron su máximo, caerán por el desplome de la demanda de un pueblo que reducirá su calidad de vida para hacer frente a sus facturas, caerán por cierres progresivos de comercios e industrias a lo largo y ancho del país. Edesur volverá a priorizar el pago de dividendos y no habrá Estado ni Fondo de obras alguno que las obligue a invertir. La ciudadanía ninguneada como en los noventa, 2000 y 2001.

Esta usuaria de la imagen, con remera del mítico estadio Old Trafford (Manchester United) entrevistada por C5N a las 22:16 del día 16, sintetiza el cambio de política energética que ya perjudica al país y a la ciudadanía: "Antes llamábamos al cuatro tres noventa nueve mil quinientos [43909500] del Ministerio de Planificación y ese número no existe más, lo sacaron. Desde que sacaron el Ministerio de Planificación no tenemos a quien reclamar cuando hay cortes de luz. Antes llamábamos y nos tomaban el reclamo y se preocupaban por hacer las reparaciones. Y nos llamaban dos veces para asegurarse que las reparaciones estuvieran hechas. Ahora no tenemos realmente a quien pedirle que se ocupe. Y nos descontaban de las facturas [destaca como positivo la usuaria]. Ahora las facturas van a venir con un tarifazo terrible del 600% y estamos en toda esta situación".




Bibliografia
Edesur. Memoria y Balance de 2014
http://www.edesur.com.ar/documentos/MemoriayBalance2014.pdf

"Edesur celebra, los usuarios (a)pagan". Ignacio Sabbatella, OETEC (15/02/16)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1571&area=1