ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energías Renovables

| Artículos Periodísticos

Reflexiones sobre el fundamentalismo renovable eólico y solar

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
matriz energética, energía eólica, energía solar, generación, energías alternativas, fundamentalismo ecologista, EE.UU., Andrew Follett



08-03-2016 | Desde el OETEC hemos remarcado incansablemente la necesidad de considerar a las energías nuclear e hidroeléctrica como verdaderas alternativas de desarrollo, tanto por su impacto en el cuidado del medioambiente como por su rol en la planificación de estrategias vinculadas a la diversificación de la matriz energética. Sin embargo, hay quienes aprovechan la coyuntura de la nueva administración nacional para denostar algunas de las principales políticas energéticas llevadas a cabo durante el kirchnerismo con el objetivo de favorecer a los actores que promueven el uso exclusivo de las energías renovables, principalmente, la solar y la eólica.


En este sentido, en el marco de uno de sus últimos informes, el especialista energético Andrew Follett de la organización "Comité para un mañana constructivo" (CFACT, en inglés), retomó algunas de las claves que no deben dejarse de lado a la hora de evaluar los desafíos y las amenazas que implica la planificación energética asentada sobre el uso de una matriz exclusivamente solar y eólica. A propósito, nos referiremos a los principales ejes analizados por Follett:

1) El almacenamiento de energía y sus costos asociados a gran escala: en la actualidad no es redituable almacenar energía en grandes cantidades para momentos donde el sol no brilla y/o el viento no sopla. Se sabe que el desarrollo tecnológico de baterías numéricamente suficientes para proporcionar sólo tres días de almacenamiento para un hogar promedio puede costar alrededor de 15.000 dólares, siendo que dichas baterías sólo tendrían una vida útil de cinco años y abrirían el debate en torno a la política de reciclaje y cuidado del medio ambiente. Como ejemplo, una de las baterías más grandes y con mayor potencia del mundo (casi del tamaño de una cancha de fútbol), ubicada en Fairbanks, Alaska, sólo es capaz de proporcionar electricidad para unas 12.000 personas, razón por la cual puede resultar útil para combatir pequeños cortes de suministro pero bastante ineficaz para actuar como reserva de energía solar y eólica a gran escala.

2) Previsibilidad: la demanda de electricidad ha sido relativamente predecible a lo largo de la historia siendo posible implementar ajustes previsibles en el segmento de la generación de energías convencionales como las centrales nucleares y el gas natural. Sin embargo, las fuentes solar y eólica proporcionan energía de manera impredecible, es decir; en un día nublado o sin viento, la red eléctrica no podría suministrar suficiente cantidad de energía. Por tanto, como bien se interrogó Patrick Moore, frente a la poca fiabilidad y la alta incertidumbre de este tipo de proyectos, "¿por qué no instalar tecnologías confiables, conocidas y baratas?".

3) Macrolocalización: según estudios del departamento de Energía de los Estados Unidos, los sitios con mayor potencial para la generación de energía solar y eólica se encuentran ubicados relativamente lejos de las personas, resultando difícil garantizar la conexión al sistema y la posterior transmisión a corta y larga distancia. En este sentido, el tipo de líneas de alta tensión que se necesitan para transportar cantidades relativamente pequeñas de energía tienen altos costos, volviéndose eficaces sólo en un número limitado de lugares o directamente inviable en áreas demandantes.

4) Subvenciones: si bien han aumentado paulatinamente su participación en la generación global, las energías solar y eólica todavía no cuentan con un impacto significativo capaz de justificar años de subvenciones estatales. En Estados Unidos, durante los primeros ocho meses de 2015, estas energías produjeron sólo el 2,3% de la energía total que el país consume. Por ende, a pesar de haber sido fuertemente subsidiadas desde los 70, el negocio de las energías renovables muestra importantes pérdidas e ineficiencias. En consecuencia, a partir de 2010, recibiendo el sector 25.000 millones de dólares en subsidios, uno de cada cuatro proveedores eólicos dejó el negocio. Por tanto, resulta grave promover falsamente el uso competitivo y confiable de estas energías dado que ambas requieren de enormes subsidios públicos y de leyes que obliguen a las empresas eléctricas a comprar cara una energía que se encuentra disponible a precios más baratos.

5) La Energía Nuclear y su rol en el mix energético: a fines de 2015, después de veinte años, los Estados Unidos aprobaron la construcción de un nuevo reactor nuclear. Lo anterior da cuenta del carácter estratégico de este tipo de energía, la cual puede generarse gracias a la construcción de nuevos reactores mucho más seguros, con menos emisión de radiación que una planta de carbón y con utilizando un espacio físico menor que el de los parques eólicos o solares. Por otro lado, existen grandes expectativas de cara al desarrollo tecnológico y los avances de la fusión nuclear, la cual es potencialmente capaz de reiniciar una nueva era atómica donde la energía resulte "demasiado barata para medirla". Con todo, la más irracional de las posiciones de los "verdes eólicos y solares" es su férrea oposición al uso de las energías hidroeléctrica y nuclear siendo que ellas se constituyen como las únicas potencialmente capaces de sustituir los combustibles fósiles para la generación de electricidad.



Bibliografia
http://www.cfact.org/2015/12/26/top-11-problems-for-wind-andsolar/#sthash.VUKcdYVe.dpuf

http://energy.gov/data/open-energy-data

http://oetec.org/nota.php?id=1579&area=17