ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Un ministro que hace AGUAd

Autor | Federico Giordano


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Aguad, cibersalud, telecomunicaciones, milico, dictadura, Julio De Vido



03-04-2016 | En reciente artículo del OETEC que lleva por título "Telecomunicaciones: la captura del regulador y el ministro en las sombras" (http://www.oetec.org/nota.php?id=1501&area=11) hemos analizado oportunamente la designación del Ministro de Comunicaciones Oscar Aguad. Allí poníamos de manifiesto que detrás de dicho nombramiento se ocultaba en segundas líneas a los verdaderos decisores del área de las telecomunicaciones; los Srs. Kammerah y Aguiar, quienes tuvieron un discutido desempeño durante las administraciones de Menem y De la Rúa. Sin embargo, no dejó de sorprendernos la cantidad de yerros políticos que encierran los primeros días de gestión.


Su vocación interventora
Siendo que la carrera política del "Milico" Aguad se forjó por intervenciones, no debería llamarnos la atención que sus primeras declaraciones públicas sean "la ley no puede limitar a un presidente" o "no hay lugar para la ley de medios en este gobierno" al mismo tiempo que anunciaba su rol al frente de la avanzada interventora para desmantelar las leyes del sector (véase La noche de los decretos largos, la intervención de AFSCA y AFTIC y D.N.U.: Discurso Neoliberal Único). Fue Ramón Mestre quien, al ser nombrado interventor de la Provincia de Corrientes por De la Rúa en 1999, lo nombró a Oscar Aguad interventor de la Ciudad de Corrientes y al ocupar el cargo de Ministro del Interior en el año 2001, también le cedió la intervención provincial. Con todo, este paso por la intervención correntina le valió un procesamiento por la toma de un crédito de 60 millones de dólares, cuyo destino no pudo ser especificado, en 2009. Causa que finalmente prescribió cinco años después ante la inacción de la justicia.

Clarín, dictadura y conflicto de intereses
Oscar Aguad tiene una estrecha y vieja relación con el Grupo Clarín: desde 1985 a 1994 se desempeñó como miembro del directorio del diario cordobés La Voz del Interior, hoy propiedad del monopolio. Corrían tiempos donde el mencionado matutino estaba copado por un grupo de ex estudiantes del influyente Liceo Militar de Córdoba, llamados los "liceístas", encargados de no publicar ni una sola palabra sobre los delitos de lesa humanidad cometidos por las juntas militares. Dicho comportamiento le valió al diario y a los liceístas la amistad de dos viejos aliados: el "Proceso de Reorganización Nacional" y el Grupo Clarín.

Durante los 90, era habitual encontrarlo al ministro Aguad compartiendo palco con el genocida Luciano Benjamín Menéndez, aunque no era el único miembro de la dictadura con quien se relacionaba. El Jefe de Inteligencia de la Policía provincial era Carlos "Tucán" Yanicelli, que en el 76 se desempeñaba como segundo encargado de la División de Inteligencia del temible D2. Sindicado como uno de los más feroces torturadores, Yanicelli fue condenado a cadena perpetua en el 2010 (junto a Videla y Menéndez, entre otros) por el fusilamiento de 31 presos políticos en la ex cárcel de San Martín durante el 78. En dicho juicio, varios testigos declararon que en los 90 Aguad conocía muy bien el pasado del "Tucán" e incluso lo había protegido para garantizar su continuidad en los altos mandos de la fuerza.

Por un lado, los moral y humanamente cuestionables vínculos del actual ministro de comunicaciones con genocidas y, por otro, el importante conflicto de intereses que tiene para ejercer su rol puesto que son sus amigos del Grupo Clarín los principales jugadores del sector que debe controlar.

Su desconocimiento técnico
Una de las banderas esgrimidas por Aguad a la hora de desguazar una ley del congreso nacional resulta anacrónica, es decir, no está a la altura de los avances tecnológicos de las T.I.C.s. Lo anterior da cuenta del poco conocimiento que posee del estado de la tecnología. Hasta en sus últimas declaraciones se mostró sorprendido en la feria de móviles de Barcelona por los alcances de Internet: "A mí lo que me tiene sorprendido es lo que viene en materia digital. Es decir, lo que se va a poder hacer a través de internet, y vía digitalización. Prácticamente todo va a ser digital y, a ver, yo le puedo dar un ejemplo: usted se va a sacar una radiografía en La Rioja, y se la va a poder analizar un hombre en Boston, y le va a poder diagnosticar el remedio, que por otra aplicación lo va a comprar en la farmacia sin moverse de su casa. Es decir, la vida se va a simplificar de una manera tan extraordinaria, y nosotros no podemos quedarnos afuera de eso (…) Hasta me dijeron que un hombre se va a poder operar en Buenos Aires con un médico que está en Francia, por ejemplo".

Dicha declaración le valió un sinfín de ridiculizaciones en las redes sociales pero sobre todo una respuesta del diputado y ex Ministro de Planificación Federal, Julio de Vido: "En relación a los comentarios de Aguad sobre el uso de la tecnología digital para diagnósticos médicos, algunas aclaraciones: a través del plan nacional Cibersalud dejamos interconectados más de 300 centros de salud en todo el país. De esta manera pueden realizarse interconsultas en el 100 por ciento de las especialidades de alta complejidad, más allá del lugar donde viva el paciente, incluso pueden hacerse interconsultas internacionales con Boston y cualquier otro lugar del mundo.Eso significa que las prácticas médicas que mencionó el ministro se realizan en nuestro país de 2014. En abril de 2015 se realizó la primera experiencia de telediagnóstico, transmitiendo desde Misiones al Garraham 3 ecocardiogramas de niños con cardiopatías congénitas Cibersalud fue potenciado con los 30 mil km de fibra óptica que construimos y la puesta en órbita de los satélites Arsat 1 y 2. Perón en 1951 realizó la primera transmisión en directo de una cirugía desde el Clínicas dando inicio a la telemedicina. En 2009 NK y CFK inauguraron el primer centro de cirugía robótica del país, que permite operar a distancia. Esperamos que ahora que se destacan sus beneficios, estas políticas sean continuadas para beneficio del pueblo argentino".

Aguad todavía está intentando adecuarse al siglo XXI y recomponerse de aquellas declaraciones.