ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Hidrocarburos

| Artículos Periodísticos

Entrevista a Julio De Vido a 12 años del Plan Energético Nacional

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Plan Energético Nacional, Néstor Kirchner, Cristina Kirchner, Julio De Vido, energía, desarrollo, mercado interno, infraestructura energética, industrialización, crisis energética, macrismo, neoliberalismo, caída del consumo, desmantelamiento, pobreza energética, YPF, renacionalización



13-05-2016 | "Nosotros recuperamos la energía para el mercado interno, eje central de la autodeterminación de una economía emergente como la Argentina". Esta, la frase contundente transmitida por el ex ministro de Planificación a Federico Bernal durante su habitual programa de radio Mañana Nacional (AM 740), con motivo de celebrarse un nuevo aniversario del lanzamiento del Plan Energético Nacional.


La importancia del Plan Energético Nacional lanzado por Néstor Kirchner en 2004 y profundizado por Cristina Kirchner durante sus dos mandatos, debe entenderse partiendo de la pesada herencia que dejaron a su paso las administraciones neoliberales anteriores a 2003: millones de hogares sin acceso al gas natural y a la electricidad, provincias desconectadas del sistema eléctrico nacional, obras de infraestructura energética pensadas sólo para exportar nuestros recursos no renovables dejando desabastecido el mercado interno, y desregulación en los precios de la energía con tarifas promotoras de la exclusión y la pobreza energética (social, industrial y productiva). En este sentido, el gobierno de Néstor Kirchner, a través del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, tuvo que hacerse cargo no sólo de la ejecución de una política energética a nivel nacional sino también del desafío histórico de revertir décadas de una planificación energética depredadora de nuestros recursos a expensas del consumo interno y el bienestar de la ciudadanía.

Al respecto, De Vido recordó que al asumir Néstor Kichner la presidencia el sector energético "estaba el 80% en manos extranjeras y sólo el 13% en manos del Estado Nacional y que hoy el 30% de la decisión energética en materia de generación eléctrica y de la propia generación de combustibles depende del Estado, sólo el 23% depende del sector extranjero y el sector privado nacional pasó del 5% al 45% y esto es un orgullo porque hoy podemos decir el 10 de diciembre dejamos el 75% del sector en manos nacionales".

Por otra parte, el ex Ministro de Planificación manifestó que al lanzarse el Plan Energético Nacional, "la Argentina estaba prendida fuego; ahí sí que teníamos herencia recibida negativa; todo el sector con tarifas dolarizadas, el 25% de desocupación, el 54% de pobreza, la industria en depresión, la economía en recesión, las tarifas eran las más caras del mundo, 11 provincias estaban desconectadas del sistema interconectado nacional y apenas 5 millones de hogares tenían gas natural, hoy hay más de 10 millones y el Gasoducto del NEA lo dejamos en pleno proceso de ejecución".

En el mismo sentido, señaló que se invirtieron "25 mil millones de dólares con 12.400 megavatios incorporados a la red, 5.500 kilómetros de líneas eléctricas y más de 3.300 kilómetros de gasoductos entre 2003 y 2015", remarcando la terminación de Atucha II y Yacyretá, la recuperación de YPF y la construcción de centrales térmicas en todo el país como parte de los "hitos fundamentales que nos dan la verdadera autodeterminación en materia energética".

En efecto, el Plan Energético Nacional permitió finalizar obras de energía por más de 24.455 millones de dólares, apuntalando una economía que se expandió en un 90% durante los últimos doce años. Las inversiones realizadas hicieron posible la incorporación de 4.600.000 hogares a la red eléctrica y más de 3.000.000 hogares a la red de gas natural, pasando de una cobertura de 51,41% al 56,15% de hogares en materia de gas natural. Asimismo, se instalaron 320.000 nuevos medidores industriales y comerciales a la red eléctrica y 120.000 nuevos medidores industriales y comerciales a la red de gas. Los números no dejan lugar a dudas: se amplió en 27 millones de metros cúbicos por día la capacidad de transporte de los gasoductos, se incorporaron 12.250 MW y se construyeron más de 5.800 kilómetros de líneas de alta tensión que permitieron anillar el sistema energético nacional. Además, el Plan contempló la ampliación de gasoductos y plantas compresoras, la terminación de obras estratégicas como Yacyretá y Atucha II, la construcción de centrales termoeléctricas e hidroeléctricas, líneas de transporte eléctrico, obras de transformación y de distribución eléctrica, el impulso a la actividad nuclear, el fomento de las energías renovables y de los biocombustibles, así como también la exploración y el desarrollo de los recursos hidrocarburíferos convencionales y no convencionales.

Sin embargo, lo más destacable fue el cambio de paradigma energético que supuso la llegada del Plan Energético Nacional donde, a diferencia de otras épocas en las que se privilegiaban las exportaciones de energía en perjuicio del mercado interno, el eje se colocó en ampliar la cobertura nacional de los servicios y expandir el suministro a la industria argentina. A propósito, el diputado nacional Julio De Vido afirmó que quienes hoy hablan de "crisis energética" durante el kirchnerismo son "los abanderados de las políticas que se vienen, de la dolarización de las tarifas" aclarando además que la administración de Mauricio Macri "habla de una energía medioambientalmente sustentable y en Santa Fe están quemando leña para poder calentarse".

Profundizando sus críticas a la administración macrista, destacó que "viene por el consumo" y recordó que entre 2014 y 2015 "se consumía cuatro veces más energía que en Brasil y tres veces más que en Chile y Uruguay y esto habla a las claras de que había un fuerte impulso al consumo de energía desde el Estado como una herramienta para mejorar el mercado interno, eje central de la autodeterminación de una economía emergente como la Argentina; si no hay mercado interno, no hay economía popular". Al respecto, el ex Ministro de Planificación alertó que de 2015 a 2016 hubo una baja del consumo eléctrico de 9,7% y recordó que entre 2003 y 2004 "el consumo de energía eléctrica en la Argentina subió un 35%".

Finalmente, y en sintonía con las declaraciones de Julio De Vido, el director del OETEC, Federico Bernal, señaló durante su programa radial Mañana Nacional que el Plan Energético Nacional "colocó a la energía como derecho, como herramienta de desarrollo, de lucha contra la pobreza, de promoción de la industrialización y del empleo y de un federalismo genuino".




Bibliografia
Sector energético: "pasamos de 80% en manos extranjeras en 2003 al 75% en manos nacionales para diciembre de 2015"
http://www.oetec.org/nota.php?id=1808&area=1

OETEC celebra la designación del Diputado Nacional De Vido al frente de la Comisión de Energía (01/04/2016): http://www.oetec.org/nota.php?id=1706&area=6

OETEC (26/05/2016) A once años del Plan Energético Nacional: ¿"crisis energética" en la Argentina? 15 especialistas internacionales responden el interrogante
http://www.oetec.org/nota.php?id=1201&area=6