ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Si quiere unir a los argentinos, empiece por decirles la verdad: recuérdeles el "Plan Nacional de Telecomunicaciones"

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Plan Nacional, telecomunicaciones, Red Federal de Fibra Óptica, Argentina Conectada, ARSAT, San Antonio de Areco, Francisco Durañona, iluminación, Ministerio de Planificación, Julio De Vido, Cristina Fernández de Kirchner, Néstor Kirchner, planificación, Macri, Plan Federal de Internet, pesada herencia K



17-05-2016 | El 17 de mayo de 2016, el Presidente de la Nación volvió a mentirle al pueblo argentino. Anunció públicamente el lanzamiento del Plan Federal de Internet que supuestamente "extenderá la red federal de fibra óptica hasta 1.200 localidades del interior del país", hasta llegar en dos años "a tener acceso a banda ancha de calidad para 29 millones de argentinos". Pero el Presidente omitió señalar que su plan es en realidad la continuación de la política de telecomunicaciones ejecutada por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que, más importante aún, será gracias a dicha política que las metas por él anunciadas llegarán algún día a hacerse realidad. A propósito del "lanzamiento" del Presidente, es justo señalar que fue el diario La Nación el encargado de traer algo de justicia K. Claro que de no haberlo hecho el único perjudicado hubiese sido el primer mandatario.


El diario La Nación y el homenaje (parcial) a CFK
"En qué consiste el Plan Federal de Internet que presentó hoy Mauricio Macri", se tituló la nota del célebre matutino a la que nos referíamos en la introducción. Su bajada: "Conectará a 1.200 localidades de todo el país a la red de datos de Arsat; quieren llevar las conexiones de banda ancha a los hogares de 29 millones de argentinos en 2 años, con una inversión de 4350 millones de pesos". Luego de citar algunas frases de Mauricio Macri, prosigue así: "Usarán para eso la infraestructura de Arsat, la red de fibra óptica que construyó el gobierno de Cristina Kirchner en el último lustro como parte del plan Argentina Conectada; se beneficiarán los pueblos que hoy no tienen conexión y que están a 20 km de su red troncal". Y lo cierto es que lejos de ser un dato anecdótico, es uno clave: la extensión de la red federal de fibra óptica anunciada por el Presidente no podría concretarse de no haber sido por la "pesada herencia".

De hecho, es el mismísimo diario La Nación quien lo termina de confirmar, al linkear el artículo en cuestión con este otro, justo en la frase "… la red de fibra óptica que construyó el gobierno de Cristina Kirchner en el último lustro". La nota asociada se titula "El Estado tendrá su propia red de fibra óptica" (16/10/2010). Bajada: "La empresa estatal Arsat hará el tendido en zonas no rentables o de difícil acceso". En otras palabras, llegar a las 1.200 localidades a las que aspira llegar el Ingeniero Macri con el "derrame" neoliberal no sería posible de no haber sido por la empresa estatal Arsat y su función pública y social, más allá de la rentabilidad (el retorno de las inversiones) que la zona en cuestión le depare.

Por último, reconocemos que el diario La Nación también en su primera nota es justo con la historia y agrega que "El tendido de la red de Arsat tiene hoy unos 35.000 km de extensión y casi la mitad está iluminada, como se describe a la parte de la red que está operativa". A recordar este pequeño detalle olímpicamente ignorado por Macri se abocó igualmente el Intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona. A través de su cuenta de Twitter, Durañona recordó que su municipio fue la primera localidad en ser "iluminada", aportando pruebas contundentes en dos imágenes y una sencilla frase: "San Antonio de Areco, 1er Municipio del país conectado a la Red Federal de Fibra Óptica". En la primera imagen se observa al ex ministro Julio De Vido y al ex titular de ARSAT, Matías Bianchi, visitando el Nodo. ¿El Nodo? Se explica con la segunda imagen, donde apreciamos al equipo del intendente fotografiándose en la placa "Nodo San Antonio de Areco", es decir, el punto al cual arribó el primer tramo de la Red Federal de Fibra Óptica (REFEFO) cuyo origen se encuentra en la localidad de Benavidez (Nodo central de ARSAT). La iluminación de este primer tramo se produjo en diciembre de 2014, demandando una inversión de $ 3.000.000 en equipamiento y $ 17.000.000 en obra de fibra óptica provistos por el bastardeado Ministerio de Planificación Federal.







Ahora, sigamos siendo justos con la historia.

Las bases de la igualdad cultural y la soberanía comunicacional (2003-2015)
En materia de telecomunicaciones, el Plan Trienal de 1974-1977 autorizaba a "ENTel la responsabilidad de ejecutar la red troncal de telecomunicaciones de todo el país", pero con una lógica modernizadora de los insumos y de la prestación de los servicios de cara a un desarrollo tecnológico argentino: "...junto a la planificación de los servicios postales y de telecomunicaciones, se propone su adaptación al desarrollo de una tecnología propia, creando el Laboratorio Nacional de Electrónica y Telecomunicaciones, elaborando programas de compras plurianuales y normalizando los materiales y equipos requeridos por las empresas del sector. Ello otorgará a las empresas nacionales un mercado que asegure su desarrollo".

Encuéntrese el parangón histórico (continuidad y profundización) de esta política revolucionaria para la igualdad cultural y la soberanía comunicacional en los siguientes hitos: en noviembre de 2003, recuperación del Correo Argentino; enero de 2004, anulación del Contrato del Espacio Radioeléctrico con Thales Spectrum; recuperación de las Posiciones Orbitales 81 y 71,8 grados, en agosto de 2004 y marzo de 2007, respectivamente. Más: la creación de ARSAT, en abril de 2006; la creación de la TV Digital Pública en septiembre de 2009, el Programa Igualdad Cultural en marzo de 2012, el nuevo Reglamento de Calidad de los Servicios de Telecomunicaciones en julio de 2013 y los exitosos lanzamientos del ARSAT-1 y ARSAT-2 en octubre de 2014 y septiembre de 2015, respectivamente. Todo lo anterior, en el marco de la revolucionaria Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual aprobada por el Congreso de la Nación en octubre de 2009 y la REFEFO -esta última, herramienta estratégica para la homogeneización de los derechos de acceso a los servicios de información y comunicación de cada ciudad y pueblo de la República Argentina-. Al respecto, cabe agregar que la REFEFO cuenta con más de 35.000 kilómetros de fibra óptica desplegados, alcanzando más de 1.800 localidades, de las cuales 1.460 siquiera contaban con servicio de telefonía básica.

Plan Nacional de Telecomunicaciones Argentina Conectada
En el marco de una política de comunicaciones que buscó universalizar y federalizar el acceso universal a la población se creó, en 2006, la empresa estatal ARSAT. La construcción de satélites propios permite obtener servicios de telefonía, datos, Internet y televisión para toda la Argentina, desde la Antártida y hacia toda América del Sur, evitando la dependencia de operadores internacionales. Junto con la puesta en órbita de ARSAT-1 y del ARSAT-2, se realizó el tendido de 35.000 km de red federal de fibra óptica y se creó la Televisión Digital Abierta (TDA), libre y gratuita, para fomentar la inclusión digital en todo el territorio nacional brindando cobertura al 82% de la población y al 100% de las escuelas rurales. Además, se acercó Internet de forma gratuita a 173 ciudades a través de los Núcleos de Acceso al Conocimiento.

De todo lo anterior se trató el Plan Nacional de Telecomunicaciones Argentina Conectada. En efecto y según consta aún en el portal oficial del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM), dicho plan forma parte de "una estrategia integral de conectividad para mejorar la comunicación diaria de todos los habitantes de la Argentina". ¿Su fecha de creación, objetivos y alcances? El ENACOM responde: "Creado en 2010, el Plan Argentina Conectada es una política de Estado que involucra a provincias, municipios, sindicatos, pymes, cooperativas y universidades, con el objetivo de establecer una plataforma digital de infraestructura y servicios que brinde soluciones de conectividad al 97 % de las localidades del país y previendo la conexión satelital al 3 % restante".

Y es pues en este marco -implementado y gestionado desde el blanco predilecto del Partido Judicial y la prensa oficialista: el Ministerio de Planificación- que desde 2010 ARSAT ha venido implementando la Red Federal de Fibra Óptica, con un tendido que se proponía alcanzar los 65.000 kilómetros y que a diciembre de 2015 había completado una extensión de 35.000 kilómetros. A la Argentina profunda se llegó con la más alta tecnología en comunicaciones, porque donde no llega el mercado llega el Estado, para complementarse y para brindar la infraestructura de manera que deje de ser un "castigo económico vivir en el interior", parafraseando al ex ministro Julio De Vido en el Foro de Telecomunicaciones del 25 de abril de 2011. Por eso mismo, a los 35.000 kilómetros de Fibra Óptica desplegados por todo el país, a las 84 antenas de TV Digital y a los 237 Núcleos de Acceso al Conocimiento (NAC), esto es, los centros de inclusión digital con espacios para cursos de capacitación y formación, cultura, conectividad y entretenimiento, debemos sumarle la construcción de los satélites de telecomunicaciones ARSAT-1, ARSAT-2 y el planificado ARSAT-3 (hoy suspendido), como así también la puesta en marcha del Plan de Lanzadores "Tronador II" para satélites de observación, todos grandes hitos comunicacionales de la Argentina del presente pero, sobre todo, del futuro.

En lo concerniente a la Red Federal de Fibra Óptica a diciembre de 2015 eran 10 las regiones incorporadas. Con una inversión de 997 millones de dólares, es decir, unos 5.500 millones de pesos, las zonas anexadas fueron NOA Norte, Chaco, Formosa, Santa Fe Norte, Misiones Este, Cuyo Cordillerano, La Pampa, Río Negro, Patagonia (Cordillera) y Tierra del Fuego. Por su parte, los 237 NAC se encuentran distribuidos por todo el territorio nacional. A su vez, se pusieron en funcionamiento a nivel federal 124 Puntos de Acceso Digital en espacios públicos -libres o cerrados- para garantizar la conectividad libre y gratuita en alta calidad inalámbrica a Internet.

En este sentido, es importante recordarle al Presidente Macri que la cobertura de TV Digital llegó al 85% del territorio nacional y beneficia en la actualidad a unos 7.000.000 de argentinos a través de 84 antenas construidas y 1.572.519 decodificadores entregados, facilitando así el acceso a las nuevas tecnologías y brindando las herramientas para que todos puedan tener la posibilidad de ser parte de una nueva forma de ver televisión bajo las condiciones de gratuidad y calidad, con la intención de revertir una deficiencia estructural del sistema de los noventa, dando una plataforma abierta y aumentando en cantidad y calidad las voces a las que se accede. Claro que todo esto ya es historia.

¿Macri el unificador?
El logro de los avances antes descriptos obedecieron a la existencia de una deliberada política de planificación nacional fundamentada en un rol protagónico del Estado, la inversión pública y una geopolítica genuinamente federal del desarrollo, permitiendo irrigar así en soberanía, empleo, interconexión del país y su pueblo, ciencia y tecnología pueblocéntricas. Sólo en materia satelital, que dicho sea de paso posibilitará hacer realidad los anuncios del Presidente Macri (caso el FMI y los buitres así lo quieran, por supuesto), tres gobiernos K invirtieron cerca de 4.900 millones de dólares entre 2006 y 2015 (sólo el ARSAT-2 representó más de 200 millones).

Asimismo, el proyecto político puesto en marcha en 2003 proyectaba a partir de 2016 extender la conectividad digital ampliando en 2.100 km la red federal de fibra óptica y en 2.400 km las redes provinciales e incorporando 35 nuevas antenas de TV digital. Hablamos por cierto del Plan Quinquenal 2015-2020, elaborado por el Ministerio de Planificación Federal y sus cerca de 900.000 millones de pesos que en el sector de las telecomunicaciones (3.930 millones de pesos) se había planificado destinar a: 38 proyectos de última milla por 822 millones de pesos; 2.100 kilómetros de red federal de fibra óptica por 464 millones de pesos; 2.400 kilómetros de redes provinciales de fibra por 402 millones de pesos; 5 redes provinciales (Santa Fe, Buenos Aires, San Juan, Chubut y Catamarca) por 738 millones de pesos; 35 antenas de TV Digital por 595 millones de pesos y 50 CET/CEPLA por 909 millones de pesos.

Llegado a este punto, se preguntará el lector con razón: ¿Por qué ha ignorado todo esto el Presidente Macri, él que justamente preanunció durante su campaña y anuncia cada vez que puede haber venido a unir a los argentinos? Si lo que quiere es unir a los argentinos, empiece por decirles la verdad: recuérdeles el "Plan Nacional de Telecomunicaciones".



Bibliografia
Portal ENACOM
http://www.enacom.gob.ar/argentina-conectada_p1959

Diario La Nación y el lanzamiento de Macri http://www.lanacion.com.ar/1899595-que-es-el-plan-federal-de-internet-que-presento-hoy-mauricio-macri

Diario La Nación y el recuerdo de la pesada herencia K
http://www.lanacion.com.ar/1315313-el-estado-tendra-su-propia-red-de-fibra-optica

OETEC (26/12/2004) "San Antonio de Areco es el primer municipio en conectarse a la Red Federal de Fibra Óptica" http://www.oetec.org/nota.php?id=919&area=15

Libro "Néstor y Cristina Kirchner. Planificación y Federalismo en Acción", Julio De Vido y Federico Bernal (Planeta - 2015).