ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Los números de Edesur. ¿Tan mal le va?

Autor | María José Haberkorn


Conflictos de Interes
La autora no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Edesur, Enel, SADESA, Nicolás Caputo, Escazany, Miguens Bemberg, renacionalización, Focede



21-01-2014 | Durante fines del año 2013 y comienzos del 2014 gran parte de la población de la ciudad Autónoma de Buenos Aires -CABA- y del Conurbano Bonaerense se vio afectada por innumerables cortes en el servicio de energía eléctrica. Las concesionarias del servicio -Edenor y Edesur- encuentran como una de las principales causas a los resultados económicos negativos, debido fundamentalmente a las "bajas tarifas" que perciben. Es necesario entonces conocer cuál es el estado económico-financiero de las mismas. A continuación, se presenta el caso de Edesur.


Las justificadas protestas ciudadanas ante los cortes de energía recibieron una pobre respuesta de las distribuidoras. La compañía más comprometida, Edesur, responsabilizó indirectamente al gobierno por la interrupción del suministro energético. El argumento es conocido: el congelamiento tarifario impidió la realización de las inversiones requeridas para una prestación eficiente del servicio. Según Edesur, las decisiones oficiales en la materia provocaron que los balances de la distribuidora arrojen resultados económicos negativos.

La repulsa de los vecinos generó algunas modificaciones en la política comunicativa de la compañía. Sus representantes solicitaron disculpas públicas a los afectados y se comprometieron a la ejecución de un plan de inversiones.
Pero, ¿cómo se compone la firma Edesur S.A.? ¿Cuál es el estado económico-financiero de la misma? La firma Edesur S.A. tiene como objeto la prestación del servicio de distribución y comercialización de energía eléctrica en la zona sur de la CABA y en 12 partidos de la provincia de Buenos Aires: Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Lanús, Lomas de Zamora, Presidente Perón, Quilmes y San Vicente. La compañía distribuye energía a casi 2,5 millones de clientes.

El paquete accionario se reparte entre el Grupo italiano Enel -participante a través de la firma Endesa- que posee el 72,13 %; SADESA con el 27,33% y el 0,54% restante se encuentra distribuido entre otros pequeños accionistas. A su vez, los principales accionistas de SADESA son Miguens-Bemberg, Reca, Caputo y Escasany.

Breve repaso de Enel y SADESA, controlantes de Edesur S.A.
Enel es un poderoso grupo económico italiano que opera en más de 40 países. La compañía presta servicios a través de sus diferentes empresas a más de 61 millones de clientes. El principal accionista (y controlante de la firma) es nada menos que el Ministerio de Economía y Finanzas de Italia. En 2012, la facturación global del grupo alcanzó los 85.000 millones de euros aproximadamente. Esas operaciones le reportaron una utilidad neta de más de 7.700 millones de euros.
La otra firma controlante de Edesur, SADESA, es una sociedad de capitales argentinos que también participa accionariamente en varias usinas generadoras que pertenecen al SADI (hidroeléctrica Piedra del Águila y termoeléctricas Central Puerto, Centrales Térmicas Mendoza y La Plata Cogeneración). Los principales accionistas de SADESA son los Miguens Bemberg -27,1%-, Guillermo Reca -22,5%-, Caputo -17,8%- e Inversora Los Arroyos SA de Escasany -13,6%-. Esos accionistas a su vez participan en múltiples negocios. Por ejemplo, Nicolás Caputo es accionista controlante de Mirgor que es la principal fabricante de aires acondicionados de la Argentina. A su vez, Mirgor se encuentra asociada con Newsan que es la compañía líder en ventas de aires acondicionados en el mercado interno. Tales entrecruzamientos accionarios resultan bastante curiosos. El mismo accionista de la compañía distribuidora de energía participa en la producción y comercialización de aires acondicionados.

Los resultados económicos de Edesur
Lo cierto es que las distribuidoras repiten que los cortes de energía son la consecuencia lógica de los "resultados económicos negativos" provocados por el congelamiento tarifario. Ese argumento obliga a repasar brevemente los números de Edesur. En efecto, el estado de resultados operativo y global de la compañía resultó negativo en 470 millones de pesos (año 2011) y 802 millones de pesos (año 2012). Sin embargo, el resultado integral de Edesur fue positivo -durante los primeros 9 meses del 2013- alcanzando los 1.124 millones de pesos. Los números parecieran desdecir el principal argumento empresario. Ante esta situación, el gobierno nacional les quitó a Edenor y Edesur el manejo del fondo fiduciario destinado a la realización de obras energéticas (el FOCEDE). En ese sentido, el Ministro de Planificación anunció la realización de un conjunto de inversiones por 3.950 millones de pesos.

Los representantes de Enel y SADESA manifestaron a los funcionarios su interés por continuar al frente de la provisión de energía y presentaron un plan de obras para garantizar eficientemente el servicio. Queda por ver si esta vez cumplirán con su palabra. La historia previa no los acompaña.



Bibliografia
- Balances Edesur.

- Diario Tiempo Argentino.

- Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.