ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Plan Nuclear Argentino

| Artículos Periodísticos

Estado de avance del Programa Extensión de Vida de la Central Nuclear Embalse

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
NA-SA, Ministerio de Energía, Ministerio de Planificación, extensión de vida, industria metalúrgica, Embalse, central nuclear, Córdoba, generación nucleoeléctrica, Plan Nuclear Argentino, IVº Central Nuclear, CANDU, China, IMPSA



11-07-2016 | La empresa Industrias Metalúrgicas Pescarmona S.A. (IMPSA) concluyó exitosamente las pruebas hidráulicas de los generadores de vapor que fabricó en su planta de Mendoza para el Programa de Extensión de Vida de la Central Nuclear Embalse. Dicho Programa comenzó a ser ejecutado por NA-SA en 2010, y a pedido del entonces Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios el recambio de componentes electromecánicos requeridos para la extensión de vida de esta central debía contar con la mayor participación posible de la industria metalúrgica nacional. Como resultado de esta acertadísima decisión política tomada en 2010, hoy podemos concluir que el 100% de los componentes electromecánicos de recambio fueron fabricados e integrados en el país. Sin embargo, de no completarse la extensión de vida en esta central, la provincia de Córdoba, principalmente, sufrirá la profundización de la dependencia hidrocarburífera, que incluirá mayor importación de gas natural, lo que significa mayor riesgo de disponibilidad de energía, vulnerabilidad de la seguridad energética, mayores costos operativos para las industrias, comercios y hogares, y, por supuesto, mayor contaminación de gases de efecto invernadero.


El 22 de junio de 2016 la empresa pública Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA), propietaria y operadora comercial de las centrales nucleares de potencia de nuestro país, anunció la finalización exitosa de los últimos ensayos hidrostáticos en los generadores de vapor que la empresa mendocina Industrias Metalúrgicas Pescarmona S.A. (IMPSA) fabricó e integró para NA-SA en el marco del Programa de Extensión de Vida de la Central Nuclear Embalse.

NA-SA informó que el desarrollo de los ensayos consistió en el llenado con agua especialmente tratada y en la presurización de cada uno de los cuatro generadores para cumplimentar los requerimientos correspondientes a las pruebas hidráulicas. Se obtuvieron en todos los casos resultados satisfactorios, lo cual es un hito importante, cumplido por IMPSA, en el proceso de fabricación de los generadores de vapor. Los próximos pasos del proceso incluyen los ensayos de ultrasonido y tintas penetrantes (Inaugural Test). Una vez finalizadas estas etapas se transportarán los generadores de vapor desde IMPSA hacia la Central Nuclear Embalse, lo cual está previsto para ser efectuado en el transcurso del mes corriente.

La Central Nuclear Embalse es, en orden cronológico, la segunda en construirse de nuestro país. Su construcción se inició en abril de 1974, el reactor alcanzó estado crítico en marzo de 1983, la central se interconectó a la red eléctrica nacional en abril de 1983 y obtuvo la licencia de operación comercial en enero de 1984.
El 31 de diciembre de 2015 la Central Nuclear Embalse salió de servicio a las 15:52 hs., concluyendo así su primer ciclo operativo luego de 32 años de excelente rendimiento, dando inicio a una parada de reacondicionamiento que se extenderá por aproximadamente dos años, que corresponde principalmente al recambio de componentes electromecánicos, el cual posibilitará la extensión de vida de esta central con el objeto de poder operar por otros 30 años generando energía limpia, segura y abundante.

La Central Nuclear Embalse se ubica en la costa sur del Embalse del Río Tercero, provincia de Córdoba, a 665 metros sobre el nivel del mar, distante 115 km al sudoeste de la Ciudad de Córdoba en la región central del país. Posee un reactor de tecnología tubos de presión, es decir del tipo CANDU, de 648 MWe de potencia instalada, el cual satisface la demanda de electricidad de una población de 3,7 millones de habitantes y su energía es comercializada en las provincias de Córdoba, de la región Cuyana y del Norte Argentino, en Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos, sustituyendo 1.100 millones de metros cúbicos anuales de gas natural importado y cubriendo el equivalente al 4% de la demanda nacional de electricidad y el 22% de la demanda de electricidad de la provincia de Córdoba.

De no completarse la extensión de vida en esta central, la provincia de Córdoba, principalmente, sufrirá la profundización de la dependencia hidrocarburífera, que incluirá mayor importación de gas natural, lo que significa mayor riesgo de disponibilidad de energía, vulnerabilidad de la seguridad energética, mayores costos operativos para las industrias, comercios y hogares, y, por supuesto, mayor contaminación de gases de efecto invernadero.

El Programa de Extensión de Vida de la Central Nuclear Embalse maximizará la participación nacional en la ingeniería y suministro de materiales y componentes electromecánicos, impulsando el desarrollo de proveedores calificados que cumplan con la calidad requerida para la industria nuclear. La conclusión más importante de este Programa es que la fabricación local e instalación de equipos y componentes electromecánicos confirmará que Argentina estará en condiciones de construir la IVº Central Nuclear de potencia de tecnología reactor de tubos de presión (CANDU) con ingeniería propia y fabricar casi la totalidad de los componentes nucleares y convencionales, y la totalidad de las obras civiles y montajes electromecánicos.

Tecnología CANDU para el Proyecto IVº Central Nuclear
El 30 de junio de 2016 autoridades del Ministerio de Energía y Minería de Argentina y de la Administración Nacional de Energía de China firmaron en Beijing un Memorandum de Entendimiento en el que se reafirma la voluntad de ambas naciones en construir dos centrales nucleares de potencia en Argentina con financiamiento de bancos chinos. Los seis meses de retraso que provocó Aranguren (ex CEO y todavía accionista de Shell, temporalmente ministro de Energía y Minería de la Nación) en dicha confirmación no tiene explicación racional, más bien denota falta de experiencia profesional y ausencia de voluntad política, la que lamentablemente no demostró a la hora de aplicar aumentos tarifarios que atentan contra la competitividad del aparato productivo nacional.

Tal como había acordado el gobierno de la entonces Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner hace dos años y luego confirmado hace un año y medio con su par chino, la primera de las dos centrales nucleares a ser construidas será de tecnología de tubos de presión (CANDU), que es como fuera mencionado precedentemente la misma que utiliza la Central Nuclear Embalse; mientras que la segunda central nuclear tendrá un reactor de tecnología recipiente de presión (PWR). Según el documento recientemente firmado, tanto Argentina como China se comprometen a acelerar las negociaciones para poder iniciar la construcción de la primera (CANDU) de las dos centrales nucleares acordadas en 2017 y la segunda (PWR) en 2019.



Bibliografia
Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA): http://www.na-sa.com.ar

Ministerio de Energía y Minería de la Nación: https://www.minem.gob.ar

OETEC (19/01/2016). Inicio de la parada de reacondicionamiento de la Central Nuclear Embalse
http://www.oetec.org/nota.php?id=1522&area=1