ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Hidrocarburos

| Artículos Periodísticos

Diputada del Frente Renovador basa denuncia a Aranguren en informe del OETEC

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Graciela Camaño, Aranguren, gas natural, Shell, Methanex, swaps, Chile, decreto 893, tarifazo, estafa gasífera, denuncia, plenario de comisiones, Frente Renovador, OETEC



13-08-2016 | El próximo martes 17 de agosto el Ministro Aranguren deberá asistir a un plenario de comisiones en la Cámara de Diputados para dar explicaciones sobre el tarifazo. Pero no sólo eso, deberá además expedirse acerca de las muchas denuncias que pesan en su contra, entre ellas la más reciente: el presunto, vergonzoso y escandaloso negociado gasífero entre Shell y Methanex a ambos lados de la cordillera. La denuncia, formulada por la diputada del Frente Renovador, Graciela Camaño, se basa en el informe elaborado por el director del OETEC, Federico Bernal titulado "De la falta de gas natural a la exportación. Breve análisis del Decreto 893/2016" (ver bibliografía).


Todo hace pensar que en torno al negocio millonario por la compra de gas natural a Chile vía Shell estarían mediando los intereses del complejo Methanex, emplazado en la Patagonia chilena y líder mundial en la producción de metanol. La denuncia de Camaño toma los argumentos planteados en el informe del OETEC en igual sentido, tal y como pudo confirmarse el pasado miércoles durante la sesión de la Cámara de Diputados dirigida a ponerle un freno al tarifazo.

En efecto y según la diputada massista, el núcleo de la cuestión reside en el decreto 893 (25/08/2016) que habilita al Ministerio de Energía a autorizar "exportaciones temporarias" de gas "para posibilitar la utilización de la infraestructura de los países vecinos" en el "transporte del gas natural al mercado interno argentino". Y agregó, "uno mira el decreto y piensa: ¿cómo no ser solidario con los países vecinos? Pero cuando lo miran los ojos de un experto, se advierte cómo el señor Aranguren va a hacer el negocio con su empresa Shell".

El director de este Observatorio había advertido en su informe citado y publicado el 1 de agosto que "de comprobarse nuestras sospechas un accionar penal contra el Presidente y su ministro de Energía debería caer como fruto maduro". Parece que el fruto maduró y cayó, pues la ecuación gasífera y la participación de Shell a uno y otro lado de la cordillera resultan imposibles de ignorar.

Asimismo, Bernal demuestra cabalmente que constituye una mentira flagrante que un potencial aumento de la producción nacional encuentre hoy algún tipo de limitante en nuestra capacidad de transporte. Las últimas obras de expansión del sistema de transporte nacional, tanto en el ámbito de TGS como de TGN, están subutilizadas y cuentan con una importante capacidad ociosa que permitirían el transporte de un considerable aumento de la producción que por el momento no se avizora.

En segundo lugar, no existe en ningún país vecino infraestructura de transporte que nos sirva para mover volúmenes físicos de gas entre diferentes puntos de nuestro propio sistema por lo que esta alternativa está totalmente descartada y solo figura como una distracción del verdadero objetivo.

En tercer lugar, los intercambios comerciales de los que habla el decreto son centrales en las sospechas generadas. Intercambios comerciales no físicos se llaman en la jerga gasífera "swaps" y consisten en entregar una cantidad determinada en un punto del sistema y recibir la misma cantidad en otro punto del sistema sin trasladar las moléculas de gas entre esos dos puntos.

En cuarto lugar y vinculado a lo anterior, el complejo productivo Methanex -ubicado en el sector de Cabo Negro en la región de Magallanes, a 28 kilómetros al norte de la ciudad de Punta Arenas- envía metanol a los mercados de Asia, Norteamérica, Sudamérica, Europa y Sudáfrica. La empresa explicó que de sus dos plantas en Chile, una de ellas fue trasladada a EE.UU., pero una segunda continúa allí, a la espera de gas natural ahora que el kirchnerismo -que priorizaba el consumo doméstico- dejó el poder.

El sistema de swaps con Chile, negocio redondo para Shell y Methanex, funcionaría así: la Argentina le entregaría gas rico, es decir, con valor petroquímico a Methanex en Punta Arenas proveniente de nuestra cuenca fueguina y recibiría ese gas desde alguna de las dos plantas regasificadoras que tiene Chile: Quinteros a la altura de Santiago por el gasoducto GasAndes o la de Atacama en el norte a través del Norandino. Se trata, como planteamos desde el OETEC oportunamente, "de un negocio a dos puntas del ministro Aranguren: la Argentina ayudaría en el desarrollo de la industria petroquímica chilena en competencia con nuestra propia industria (resulta obvio que Methanex agradecería generosamente a quien le resuelva este problema), a cambio de recibir en compensación el gas provisto por Shell a Chile".

Igual razonamiento y mismas palabras repitió a voz en cuello y con total exactitud la diputada Camaño en su exposición en el Parlamento.

En definitiva, y como explicara Bernal, la gravedad del hecho reside en haber pergeñado la importación con Shell a través de Chile para asegurar el swaps; en colocar al borde del congelamiento masivo a los fueguinos, ya que como es sabido hubo faltante de GLP (gas envasado) en la provincia que debió ser compensado con GLP desde Río Gallegos; en afectar la provisión de gas de todo el país desde que la provincia de Tierra del Fuego produce cerca del 10% del gas a nivel nacional y deriva prácticamente la mayoría al continente; y en haberle mentido a la población con la escasez gasífera para justificar importaciones de gas desde Chile cuando en el peor de los casos podrían haberse contratado embarques a países efectivamente productores y exportadores. Claro que esta alternativa no hubiera cerrado a los intereses detrás de Methanex y de Shell.

"Aranguren debería explicar rápidamente este decreto, y debería hacerlo públicamente, asegurándonos a los argentinos que por los gasoductos con destino a Methanex no circulará ni una sola molécula de gas", concluyó el director del OETEC en su informe, instando al Parlamento Nacional a "crear una Comisión Bicameral" para estudiar en detalle esta cuestión ya que "la provisión de gas hace a nuestra seguridad nacional y este decreto, que omite priorizar el mercado interno y el estado de las reservas comprobadas, constituye una gravísima amenaza".

Desde OETEC celebramos que nuestros informes adquieran relevancia política, independientemente de la fuerza partidaria que los tome. Continuaremos bregando por la creación de esa Comisión Bicameral encargada de denunciar los negociados que el Ministro Aranguren le está obsequiando a Shell, que son ya flagrantes y que no paran de acumularse, Comisión que bien podría anunciarse su creación aprovechando la presentación del ministro en el plenario del Congreso este próximo martes.



Bibliografia
Bernal, Federico. "De la falta de gas natural a la exportación. Breve análisis del Decreto 893/2016" http://www.oetec.org/nota.php?id=1978&area=1

La Política Online. "Camaño denunció que Aranguren financia un negocio de Shell en Chile con la importación de gas"
http://www.lapoliticaonline.com/nota/99561/