ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo Económico

| Artículos de opinión

Otra vergonzosa e insalvable contradicción: ajustazo de 450MW en plena Emergencia Energética

Autor | Julio De Vido (Columnista Invitado)


Palabras Claves
represas, Santa Cruz, Aranguren, ajustazo, OETEC, Patagonia, emergencia energética, generación, hidroelectricidad



05-09-2016 | En nuestra nota del 5 de enero de este año titulada "China y Argentina. Las represas del Río Santa Cruz. Macri: ¿cambiemos o volvieron?" explicábamos que "El rechazo a las represas de Santa Cruz implica revertir la tendencia registrada desde 2003 de aprovechar el potencial hidroeléctrico nacional (estimado en 45.000MW; hoy tenemos instalados 11.108)". Casi ocho meses después, podemos afirmar que si bien el proyecto de las represas se mantiene en pie, su potencia instalada original de 1.740MW fue ajustada en 450MW. Es decir, la potencia será ahora de 1.290MW.


En informe publicado por el Observatorio OETEC "¿Emergencia eléctrica? Podan en 450MW la potencia instalada original de las represas en Santa Cruz" se realiza un exhaustivo análisis de los ingentes beneficios económicos que estos aprovechamientos hidroeléctricos hubieran generado para el país de haberse mantenido el proyecto original. "Durante los 15 años que tenía como plazo el crédito del proyecto (repagado con la venta de energía de las centrales a CAMMESA), la República Argentina hubiera sido acreedora de un saldo positivo de divisas por un total de 6.217 millones de dólares. Luego del año 15, el proyecto hubiera seguido generando el ahorro por sustitución de compra de combustibles en el exterior y ya cumplida la obligación de capital e intereses por el crédito. El ahorro por sustitución de combustibles importados (valores acumulados) para la potencia instalada definida en el proyecto original (1.740MW) se hubiera ubicado en 10.725 millones de dólares". No obstante, con el nuevo proyecto y su poda de 450MW el impacto negativo en dichos beneficios es un hecho.

¿Analizó el Ministerio de Energía este impacto? Un par de líneas colaborativas por las dudas no lo hicieran. La eliminación de potencia instalada provocará dos importantísimos golpes. En primer lugar, el ahorro por sustitución de importaciones no será el mismo. Y la verdad es que no se entiende cómo esta administración, que nos criticó el déficit de la balanza comercial energética, no tenga en cuenta el ahorro de 10.725 millones de dólares que hubiera implicado el proyecto original.

En segundo lugar, y más trascendente aún, la Patagonia y la provincia de Santa Cruz perderán una fuente energética clave para profundizar el desarrollo logrado en los últimos doce años. ¿No era que le importaban al Presidente Macri las economías regionales? ¿O será que no quiere fábricas ni comercios en la Patagonia sino ovejas y parques naturales para explotación de sus socios occidentales?

Señor Presidente, la energía no es una mercancía ni está para generar superávit de la balanza comercial ni para mantener llenos los bolsillos o satisfechos los estómagos de accionistas privados y de ciudadanos de mercados extranjeros. La energía está para abastecer una demanda creciente (como la Corte en su fallo reconoce hicimos) que posibilite a su vez una sociedad más inclusiva, con más y mejor calidad de vida, y un aparato industrial y comercial en expansión y modernización permanentes. Pero también, y como hemos hecho desde la puesta en marcha del Plan Energético Nacional lanzado por Néstor Kirchner en 2004 y profundizado por Cristina, también para llevar energía a todo el país, y no solo eso, sino para que las provincias históricamente postergadas -como las patagónicas- cuenten con excedente energético.

En este sentido y para tomar cabal idea de lo que estamos diciendo, el proyecto original de las represas en cuanto a su potencia instalada de 1.740MW apuntaba a dejar un excedente energético en Santa Cruz y en la región. Pues bien, con el proyecto macrista no sobrará nada. Y sin energía -como afirman todos los funcionarios macristas todos los días- sin energía no hay desarrollo. ¿Y por qué el ajustazo de potencia a las represas entonces, señores funcionarios?

Con la nueva potencia instalada, la energía generada irá a parar a la región centro, a Buenos Aires y a su ciudad puerto. Se repite la historia del centralismo porteño en el poder: el usufructo de las riquezas de las provincias más allá de Buenos Aires (y a veces incluso de la General Paz) en detrimento de esas mismas provincias. Y con un agravante que bien hace en remarcar el informe del OETEC mencionado: 450MW menos de potencia en un contexto de supuesta Emergencia Eléctrica. Señor accionista de la Royal Dutch Shell y ministro de Energía de la Nación, ¿acaso no nos había dicho Ud. en diciembre pasado que nos dirigíamos a un colapso energético por tener una demanda insatisfecha que además iba en ascenso?

Le recordamos este "considerando" del Decreto 134 de Emergencia Energética: "A partir de 2003 no han dado [los kirchneristas] señales económicas suficientes para hacer que los actores privados realicen las inversiones que se requieren en el Sistema Eléctrico para permitir el crecimiento necesario de la oferta de energía eléctrica para abastecer el crecimiento de la demanda de dicho servicio". Entonces y parafraseándolo le consultamos: ¿Para "permitir el crecimiento necesario de la oferta para abastecer el crecimiento de la demanda" Ud. elimina de un plumazo 450MW de las represas? Para que nuestros lectores entiendan de qué hablamos, se trata de casi la mitad de la potencia instalada del parque nucleoeléctrico nacional. ¿O será que el ajustazo está en sintonía con su deliberada política de tirar abajo el consumo, como pidió Macri? En fin, otra vergonzosa e insalvable contradicción de una administración cada vez más oscura y a oscuras.