ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Las autoridades argentinas han aceptado que nuestro país limita al sur con el Imperio Británico

Autor | Néstor Forero


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Malvinas, Acuerdos de Madrid, entrega, imperio británico, desmalvinización



20-09-2016 | Con referencia al nuevo acuerdo realizado por la administración Macri con el Reino Unido con relación a Malvinas, debemos decir, en una primera aproximación al tema:


1) Ratifica el Acuerdo de Madrid de 1989 y profundiza los lazos de dependencia nacional a la potencia invasora. Es la continuidad de la política exterior del menemismo.

2) El texto no hace mención al reclamo permanente de soberanía por parte de la República Argentina sobre las islas y las aguas territoriales. Dicha omisión es una renuncia tácita a la soberanía.

3) En una parte del mismo se señala "un compromiso para todos los involucrados". De esta manera, se reconoce a los kelpers como parte interesada. Paso previo para su reconocimiento como estado asociado al Commonwealth.

4) La colaboración para el crecimiento y el desarrollo del comercio, pesca, navegación e hidrocarburos, permitirá dar sustentabilidad económica a la fuerza de ocupación y a la vez dar seguridad jurídica los futuros inversores en la depredación de los recursos naturales de la zona, al disipar la posibilidad de conflicto.

5) "La colaboración entre gobiernos regionales , provinciales y entre ciudades, así como los intercambios culturales y educativos" tenderá a desmalvinizar la cultura argentina y la educación en un grado superlativo.

6) El agradecimiento del Reino Unido por el permanente apoyo nacional contra el crimen organizado, el narcotráfico, la trata de personas y el lavado de dinero, es una burla y un intento de borrar su propia injerencia en esos temas, y la de sus bancos.

La supuesta colaboración recíproca es un eufemismo para encubrir la dependencia histórica de nuestro país, solo interrumpida por escaso tiempo por los gobiernos nacionales y populares.

Hemos vivido todos estos años, con parte de nuestra casa común invadida por un ocupa imperial, sin que ello, fuera parte de la agenda propia y permanente de los argentinos.

De aquí en más, las autoridades argentinas han aceptado que nuestro país limita al sur con el Imperio Británico.