ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Shell: desempeño en el área downstream durante la última década

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
downstream, Shell, refinería, Dock Sud, nafta súper, nafta ultra, gasoil, combustibles, declinación, especulación, daño



31-01-2014 | Se caracteriza la evolución de la empresa Shell en el área de negocios downstream de nuestro país entre los años 2003 y 2013, particularmente en el procesamiento de crudo y en la elaboración de nafta súper, nafta ultra y gasóleos. Asimismo, se analiza su participación en el mercado para cada uno de los ítems y el factor de utilización de la capacidad instalada de su refinería de Dock Sud.


En términos generales, la empresa Shell ocupa un lugar en el podio de la producción de combustibles en la Argentina. Aquí nos ocuparemos de evaluar su desempeño durante la última década en algunos rubros del downstream.

Shell ocupa actualmente el tercer lugar en el procesamiento de crudo nacional, con el 14,79% del mercado, detrás de YPF y de Esso. A lo largo de la década, alternó el segundo puesto con esta última. Su participación más alta en el mercado fue en el año 2011 con el 16,65% cuando procesó 4.978.961 m3, mientras que su participación más baja fue en 2008 con el 13,98% al procesar 4.645.082 m3. Con todo, su mínimo de producción fue al comienzo del período de estudio, en 2003, con solo 4.335.392 m3. A su vez, fue el año en el que menos usó su capacidad instalada (74,7%), teniendo en cuenta que su refinería de Dock Sud, ubicada en el partido de Avellaneda, provincia de Buenos Aires, procesa un máximo de 15.900 m3 por día. Por el contrario, el mayor uso de su capacidad instalada fue en el 2007 (86,88%) cuando procesó 5.042.217 m3. En los primeros diez meses de 2013 se observa un incremento del 6,31% del procesamiento respecto al mismo período del año anterior, elevando el factor de utilización de la capacidad instalada hasta el 83,72% y ganando una mayor participación del mercado con el 15,95% (ver GRAFICO 1).



En cuanto a la elaboración de nafta súper, aumentó un 73,32% entre 2003 y 2012, pasando de 583.350 m3 a 1.011.089 m3, aunque con algunos altibajos. En el año 2005 tuvo su participación más alta en el mercado, con el 28,16%, mientras que en 2009 fue su participación más baja con el 15,98%. Entre enero y octubre de este año se observa una caída del 3,16% respecto a los mismos meses del año anterior, contando con una participación del 17,3% del mercado (ver GRAFICO 2).



El incremento de la elaboración de nafta ultra fue más pronunciado: casi un 125% al pasar de 177.206 m3 en 2003 a 398.672 m3 en 2012. De manera que en el primer año tenía una participación del 14,31% en este rubro y en el segundo del 22,52%. La tendencia de Shell a producir más nafta premium en detrimento de la súper se corrobora en los primeros diez meses de 2013, al aumentar un 14,52% respecto a los mismos meses del año anterior, ganando una mayor cuota del mercado: 25,68% (ver GRAFICO 3).



Por último, la elaboración de gasoil de Shell muestra una tendencia negativa. Entre 2003 y 2012 disminuyó un 6,88%, de 1.584.699 m3 a 1.475.691 m3, pese al aumento de la demanda durante la década. En este segmento su participación en el mercado es más baja: un máximo de 13,96% en 2011 y un mínimo de 12,06% en 2008. La producción de 2013 se redujo un 0,93% respecto al mismo período del año 2012, con una participación del mercado del 12,48% que le permite sostenerse en el tercer lugar, detrás de YPF y Esso y por encima de Petrobras y Oil (ver GRAFICO 4).



En síntesis, el desempeño de Shell en la última década es positivo en elaboración de naftas -más en el segmento premium que en el de súper- y es negativo en la elaboración de gasóleos. Los niveles de procesamiento de crudo revelan una considerable capacidad ociosa que podría ser aprovechada para atender el rápido crecimiento de la demanda del proyecto político-económico vigente. Si a esa capacidad ociosa se le agrega la flamante participación de la empresa en el área del upstream (shale) -y que analizaremos próximamente-, se verá que no existe ninguna razón más allá de la especulativa para que la refinería no esté funcionando a pleno.



Bibliografia
- Shell
- Secretaría de Energía de la Nación