ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Infraestructura de Obras Públicas

| Artículos de opinión

¿Emergencia del Sector Eléctrico Nacional? ADEERA responde…

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
tarifazo, tarifazo eléctrico, audiencia pública, Emergencia Eléctrica, Emergencia Energética, Decreto 134, demanda energética, demanda de electricidad, federalismo, provincias, Ministerio de Energía, ADEERA, CAMMESA, Edenor, Edesur, Rolando, Aranguren, subsidios, De Vido



28-10-2016 | Basándose en una supuesta progresiva escasez del suministro (oferta), nulas o insuficientes inversiones e infraestructura, creciente demanda insatisfecha y ausencia de federalismo (centralismo energético), el Decreto 134 del 16 de diciembre declaró la "emergencia del Sector Eléctrico Nacional". En la primera parte de este trabajo analizamos los últimos reportes anuales de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA), organismo presidido por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación y responsable de la operación técnica del sistema eléctrico argentino. Al igual que con los argumentos supuestamente favorables al tarifazo gasífero -a la sazón demolidos durante la audiencia pública de septiembre por el ministro de Energía de Neuquén (provincia oficialista y primera productora de gas) y las principales empresas del sector- los argumentos favorables al tarifazo eléctrico (Decreto 134) son destruidos nada más ni nada menos que por CAMMESA. Pero parece que CAMMESA no está sola en la cruzada. En esta segunda parte, analizaremos los informes anuales de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA), uno de los accionistas privados de CAMMESA, asociación a la que pertenecen además entre otras empresas, Edenor y Edesur. Cabe agregar, porque se supo hace poco, que ADEERA pidió al Poder Ejecutivo la estatización de la deuda que sus asociadas mantienen justamente con CAMMESA y que asciende a 21.000 millones de pesos. Queda claro que es el pueblo argentino el único actor que debe vivir endeudado. Como sea, veamos si los informes de ADEERA justifican la "Emergencia del Sector Eléctrico Nacional".


CAMMESA demuele Decreto 134
En la primera parte de nuestro informe sobre la "emergencia del Sector Eléctrico Nacional", estudiamos con lujo de detalles los datos provistos por CAMMESA en relación al estado del sistema eléctrico argentino heredado por Cambiemos. Los seis puntos estratégicos que se desprenden del último reporte anual de CAMMESA (2015) son: 1) "La demanda [de energía eléctrica] pudo ser abastecida" durante el último año (ídem para el período 2003-2015), en un diagnóstico coincidente con el fallo de la Corte Suprema del 18 de agosto en relación a la cuestión gasífera. Si la demanda fue abastecida, los segmentos de la generación, distribución y transporte estuvieron a la altura de las necesidades del consumo doméstico; 2) Se registró la mejor disponibilidad del parque térmico de los últimos años; 3) La generación ingresante -expandida en casi un 50% en relación a 2003- acompañó el incremento de la demanda (para una demanda 4,5% superior en 2015 en relación a la de 2014); 4) El segmento del Transporte se expandió de forma inédita e histórica, tanto en longitud como en su aspecto federal; 5) El gobierno anterior dejó planificado a 2022 un mínimo de 26% de incremento en la potencia instalada total de 2015; y 6) La matriz energética nacional registró un importante nivel de diversificación.

Decreto 134, "estado de emergencia energética" y cuestión federal
Entre muchos considerandos del Decreto 134 se afirma que "… habiendo evaluado la situación actual y futura del sistema eléctrico resulta necesario adoptar aquellas medidas de corto, mediano y largo plazo que permitan asegurar el adecuado suministro eléctrico a toda la población del país siendo impostergable declarar el estado de emergencia energética con el objeto de asegurar el estricto cumplimiento, en el ámbito nacional y por parte de todas las empresas y los ciudadanos de las medidas que se dicten en consecuencia".

Al respecto, cabe preguntarse, ¿se aseguró un adecuado suministro eléctrico a toda la población del país entre 2003 y 2015? Claro que sí. Y fue por esta razón que para ganarse a los ciudadanos de las provincias a favor del tarifazo eléctrico, la estrategia del oficialismo -exitosa, por cierto- se centró en una supuesta injusticia federal en términos de tarifas de electricidad. A poco de iniciada su gestión, el ex CEO de Shell nos proporcionó esta imagen, extraída de Fundelec, como para darle más objetividad a su fundamentación:



Cabe aclarar que el dispositivo cultural neoliberal venía implantando la idea del supuestamente injusto "federalismo energético K" desde el mes de noviembre (ver imagen de abajo), en la tradicional estrategia de avanzar contra una política nacionalizadora esgrimiendo la bandera de un falso federalismo.



El Grupo Clarín -lo propio hizo el diario La Nación- y más tarde Aranguren, se basaron en el informe de Fundelec (ver bibliografía). Pero ni el informe en cuestión ni la crítica al "centralismo energético K" tuvieron en cuenta lo siguiente y que desarrollaremos a continuación, objetivo de este informe: ¿Qué sucedió con el consumo energético en las provincias aparentemente asfixiadas por el centralismo porteño en tiempos de Cristina Kirchner? Fundelec lo deja planteado, aunque no lo desarrolla: "Si esto se debe o no a un consumo más controlado por parte de residenciales del Interior por tener que hacer frente a tarifas más altas no es algo que pueda contestar este informe". ¿Se debe o no? Que mayores tarifas hayan o no hayan tenido impacto en el consumo es el meollo de la cuestión y, adelantándonos a los resultados, explica la ausencia en el discurso oficialista (como en el Decreto 134) de este trascendental factor.

Además, dos consideraciones adicionales. La primera, de orden cultural. Vuelva el lector a posar la mirada sobre la imagen que ilustra las diferencias entre las boletas de luz según las distintas jurisdicciones. Ahora, reemplacemos las tarifas de electricidad por el precio de un kilo de pan, y remontémonos a la época de los grandes caudillos federales del siglo XIX. ¿Qué cree el lector, que Facundo Quiroga hubiera reclamado, en nombre del federalismo, que los pueblos por él protegidos siguieran pagando más caro el pan y que los porteños y bonaerenses lo paguen igual de caro que ellos, para todos padecerla o perecer al unísono? O, por el contrario, hubiera luchado para bajar el precio del pan en sus tierras al mismo nivel que el precio pagado por bonaerenses y porteños.


Facundo Quiroga, el enorme caudillo que fuera asesinado en Barranca Yaco, ¿hubiera reclamado, en nombre del federalismo, que los porteños y los bonaerenses paguen más por la electricidad para así todos los pueblos de las Provincias Unidas pagar mayores tarifas? El federalismo -hay que recordarles a quienes hoy administran el país con los manuales de Rivadavia, Mitre, Martínez de Hoz y Cavallo-, el federalismo jamás igualó para abajo, esto es, de forma regresiva o reaccionaria. Invocar el federalismo para justificar el tarifazo es un absurdo que no resiste el menor análisis.

La segunda consideración tiene que ver con un dato sutil y desconocido, pero que explica la disparidad en las boletas de luz a nivel nacional. Citamos textuales palabras del ex ministro de Planificación, Julio De Vido, en su nota publicada en OETEC donde responde a la crítica oficialista por la diferencia de las tarifas entre provincias heredada (ver bibliografía): "El gráfico [se refiere al mismo gráfico de Fundelec] muestra una disparidad de más de 7 veces del costo de una boleta de luz entre los que más cobran (Córdoba, Santa Fe, Río Negro, etc.) y las boletas de Edenor y Edesur, estas dos últimas reguladas por el Gobierno Nacional". Luego agregó: "… debe quedar claro que las grandes diferencias tarifarias no se deben a un reparto desigual de los subsidios de origen nacional, sino al distinto costo del valor agregado de distribución (VAD), es decir al costo de la distribuidora local determinado por cada jurisdicción provincial". Y concluyó: "En el año 2015, el Estado Nacional destinó $ 90.000 millones a subsidiar el precio eléctrico mayorista que pagan por igual todas las distribuidoras del país. Ese monto subsidió cada factura de luz de los 40 millones de habitantes, cuestión que no dejó en claro Aranguren en sus anuncios". En otras palabras, fue decisión de las provincias y no del Estado Nacional que sus ciudadanos paguen más cara la boleta de luz que en la zona del Gran Buenos Aires.
Y aquí es donde volvemos a la cuestión fundamental: ¿Qué pasó con el consumo eléctrico en las provincias más allá de Buenos Aires? Porque si la tarifa más cara es una decisión provincial, un Estado Nacional no federal (neoliberal) hubiera priorizado la mejora en la recaudación provincial en lugar de estimular la demanda y, por tanto, la demanda del país profundo se hubiera tenido que desplomar (efecto buscado por toda administración unitarista).

Reiteramos entonces la pregunta de arriba: ¿Qué pasó con el consumo eléctrico en las provincias más allá de Buenos Aires? Dejemos que la respondan las empresas de distribución, accionistas de CAMMESA, nucleadas en ADEERA, las que piden transferirnos a los argentinos y argentinas 21.000 millones de pesos de deuda que les pertenece.

ADEERA y el ex Edesur como subsecretario del Ministerio de Energía
La Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA), se define como "una organización sin fines de lucro creada en 1992 y conformada en la actualidad por 46 distribuidoras de energía eléctrica de origen público, privado y cooperativo. El conjunto de las distribuidoras asociadas a ADEERA presta el servicio público de electricidad a más de 13 millones de clientes en todo el país y la población beneficiada llega a 32,5 millones de habitantes. Las distribuidoras de ADEERA operan el 97% de la energía eléctrica que se consume en la Argentina". Son socios de esta asociación, entre otros, Edenor y Edesur.

Es importante recordar también, que el último Presidente de ADEERA, Ingeniero Osvaldo Rolando, fue designado por Aranguren como Subsecretario de Energía Térmica, Transporte y Distribución Eléctrica. En el portal web del Ministerio, sin ningún tipo de prurito se lee del CV de Rolando: "Fue Presidente de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADERA, 2012-2015). Desempeñó distintos cargos en la empresa EDESUR: Jefe de Departamento de Distribución (1992-1999); Jefe de Departamento Operación Sistema Eléctrico (1999-2000); Gerente de SACME (2000-2009); Director Técnico (2009-2011) y Director del Plan de Calidad (2011-2013)". SACME, refrescamos la memoria al lector, es la empresa representante de Edenor y Edesur en la gestión operativa ante CAMMESA. En suma, ningún conflicto de interés.

Veamos ahora qué dice ADEERA -como para citar una fuente insospechada de kirchnerismo- de la provisión de energía eléctrica durante los últimos años y que según el Decreto 134 de Emergencia Energética fue un desastre.

Reporte anual 2015 (ADEERA) - Demanda
Para mayor tranquilidad de escépticos, copiamos del reporte original los fragmentos más sustanciales que demuestran el éxito del Plan Energético Nacional vigente entre 2003 y diciembre de 2015, particularmente durante el último año de presumida hecatombe energética:



Como puede observarse, la demanda eléctrica aumentó un 4,38%, crecimiento que para el neoliberalismo es suficientemente alto como para declarar "derroche" y "fiesta populista". ¿Faltaba energía? Se lee del reporte que "el segmento de demanda con mayor crecimiento fue el Residencial con el 7,12%". Entonces preguntamos: ¿Tan mal vivían los argentinos, tanto padecieron la supuesta escasez, desinversión y ausencia de señales de precios que demandaron casi un 10% más de electricidad entre el año del caos total (2015) y el del caos en ciernes (2014)?

Reporte anual 2015 (ADEERA) - Federalismo
En materia federal, ¿acaso el centralismo porteño K asfixió el consumo eléctrico más allá de la General Paz y del Conurbano? Algunas provincias registraron mayor crecimiento que otras, pero aparentemente todas habrían crecido. ¿Verdadero? Veamos…



Se observa y confirma entonces de los propios datos de ADEERA que 22 de las 23 provincias constitutivas de la República Argentina (Tierra del Fuego no figura por estar desvinculada del SADI) mejoraron su desempeño en materia de consumo eléctrico entre 2014 y 2015. El mapa de la izquierda muestra la participación de cada provincia en la demanda total. Si bien el país no pudo abandonar su lógica de desarrollo desigual y combinada implícita desde 1810 (¡cómo podría en una década!), el crecimiento fue sumamente parejo cuando se compara entre regiones. Y con un dato elemental: las regiones que más crecieron en su demanda fueron justamente las más necesitadas de desarrollo. En otras palabras, las históricamente más postergadas. Nos referimos a la Patagonia (Chubut y Santa Cruz) y al NEA (Chaco, Misiones, Formosa y Corrientes).

Ahora bien, nos preguntamos con razón: si la afrenta unitarista y la anarquía en el desabastecimiento no se verificó entre 2014 y 2015 como nos quieren hacer creer -lo cual invalida de por sí cualquier declaración de "emergencia del Sector Eléctrico Nacional" (Decreto 134)-: ¿Habrá sido anterior a 2014 la catástrofe eléctrica? Nos tomamos el trabajo de revisar todos los informes anuales publicados por ADEERA desde 2009 (año del primer reporte anual) y, en ellos, evaluar la evolución de la demanda por provincia. La siguiente tabla, que analiza las variaciones porcentuales de la demanda para los períodos referidos, es el resultado obtenido:


Fuente: Elaboración propia en base a datos de ADEERA, "Informe Anual Demanda 2015". Tierra del Fuego está excluida por no estar incorporada al SADI.

Hallazgos:
1) Entre 2014 y 2015, las 23 jurisdicciones analizadas (a excepción de Tierra del Fuego) registraron un crecimiento de la demanda. El promedio fue del 5,2%.

2) Durante el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, 22 jurisdicciones registraron un crecimiento de la demanda, con la sola excepción de la provincia del Neuquén. El promedio fue del 23,9% para el período 2011-2015.

3) Durante el período 2009-2015, el promedio de crecimiento de la demanda fue del 37%.

4) Durante el quinquenio 2010-2015, las 23 jurisdicciones (en total son 24) registraron un crecimiento de la demanda, cuyo promedio fue del 31%.

5) Ninguna de las que está por encima del promedio para el período 2010-2015 son las tradicionales pampeanas o cuyanas.

6) Las ocho que están por encima del promedio explican perfectamente las dotes federales de la política energética kirchnerista. El gráfico de abajo resume este punto y el anterior. Subrayamos el promedio en azul oscuro.


Fuente: Elaboración propia en base a datos de ADEERA, "Informe Anual Demanda 2015". Tierra del Fuego está excluida por no estar incorporada al SADI.

¿Fue magia?
¿Cómo fue que la demanda creció a nivel nacional un 31% entre 2010 y 2015, o si se prefiere, un 37% entre 2009 y 2015? Respondemos a partir de los datos referidos al segmento Transporte de líneas de Alta Tensión y de Distribución Troncal provistos por CAMMESA y que ya fueran analizados por este Observatorio (ver bibliografía). Recordemos que dicha organización es presidida por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación.

Según CAMMESA en su informe anual del año pasado (publicado en 2016), la longitud de líneas de distribución troncal a diciembre de 2015 fue de 19.532 km. De ese total, 7.061 km fueron construidos entre 2003 y 2015. Es decir, un 36% del total de líneas troncales construidas en el país se realizaron en los últimos doce años. En relación a líneas de alta tensión, el porcentaje de lo construido en igual período sobre el total histórico fue del 35%.

Síntesis de esto, del carácter genuinamente federal y del éxito de la política eléctrica de los gobiernos kirchneristas, la comparación entre 1995, 2000, 2010 y 2015 en cuanto a evolución de las longitudes de líneas de transporte (totales) por región:


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, Reporte Anual 2015.

¿Fue producto de la magia el crecimiento espectacular de la demanda? No, fue planificación, fueron inversiones, fue presencia y protagonismo estatal, y fue una orientación auténticamente federal de desarrollo del país. A propósito, y para explicar el notable incremento de millones de argentinos incorporados al servicio de electricidad en los últimos años, citamos nuevamente a De Vido en su artículo mencionado: "A partir del año 2014, el Gobierno Nacional convocó a las provincias del país que adhirieron en su totalidad al "Programa de Convergencia Tarifaria" a través del cual se comprometieron a mantener las tarifas eléctricas inalteradas y el Estado Nacional le financiaba sus principales obras de expansión y mejora de redes". Y cerró así: "Este programa es una muestra clara de Federalismo inclusivo. El Estado Nacional, habiendo detectado las disparidades de tarifas que aplicaban los gobiernos de provincias diseñó un programa destinado a la convergencia de tarifas y se aseguró que los gobiernos provinciales le mejoren las redes a sus usuarios".

Borrar de un plumazo el combo populista de subsidios eficientes y un pueblo feliz
CAMMESA y ADEERA, insospechadas de kirchnerismo como ya fuera dicho, confirman lo aseverado por el ex ministro: "El Estado Nacional financiando las principales obras de expansión y mejora de redes". Se explica pues el objetivo popular de la Resolución 32 de febrero de 2015, destacada por Edenor y Edesur en sus Memorias y Balances por haber mejorado su rentabilidad: "Que justo es tener en cuenta que el ESTADO NACIONAL ha venido aplicando distintos mecanismos para garantizar la prestación del servicio público de distribución de energía eléctrica y, a su vez, evitar incrementos en la tarifa de los usuarios finales, priorizando la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos.

Subsidios eficientes, en efecto, pues priorizaron la calidad de vida de la ciudadanía, acompañando la demanda creciente, mejorando la calidad del servicio (ver bibliografía) y sin incrementar la tarifa de los usuarios finales. Tal, el exitoso combo populista que debe ser borrado de un plumazo -igual que sucedió con el Plan Gas (ver bibliografía)-.

Finalmente, y aún más importante, CAMMESA y ADEERA confirman que no existe ninguna razón ni justificación técnica para declarar la "Emergencia del Sector Eléctrico Nacional" y aplicar un incremento exponencial de la tarifa en nombre de una supuesta progresiva escasez del suministro, nulas o insuficientes inversiones e infraestructura, creciente demanda insatisfecha y ausencia de federalismo (centralismo energético).

En palabras del propio Decreto 134: "… los sistemas de remuneración establecidos en el MERCADO ELÉCTRICO MAYORISTA (MEM) a partir de 2003 no han dado señales económicas suficientes para hacer que los actores privados realicen las inversiones que se requieren en el Sistema Eléctrico para permitir el crecimiento necesario de la oferta de energía eléctrica para abastecer el crecimiento de la demanda de dicho servicio". ¿Cómo que no? ¿El parámetro es la inversión de los actores privados o el crecimiento de la demanda? ¿Creció la demanda? ¿Su crecimiento fue federal?

Edenor y Edesur, por su parte y como ya analizamos en informes anteriores, confirmaron en sus Memorias y Balances de 2014 y 2015 haber realizado inversiones extraordinarias, históricas e inéditas. Al respecto, conviene entonces preguntarle a ADEERA qué sucedió en las zonas del Gran Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, competencia de las referidas distribuidoras. Como se aprecia de los informes ya citados, la demanda sumada para esta región creció un 5,3% entre 2014 y 2015, un 13,5% durante el segundo gobierno de Cristina Kirchner y un 23,3% para el período 2009-2015. ¿Acaso el oficialismo considera que con semejantes números no hubo un "crecimiento necesario de la oferta"?

Iluminen: ¿Qué demanda pretenden? (¿O va la máxima de Bezzecheri?)
En función de lo expuesto y a modo de cierre, OETEC solicita al oficialismo fije y divulgue públicamente qué variaciones interanuales de crecimiento de la demanda de energía eléctrica -dividida por provincias y regiones, y discriminada por tipo de usuarios- proponen para 2017, 2018 y 2019. Esto sin dudas aclarará el panorama.

Adelantamos por supuesto que, en función de la Emergencia Energética decretada al 31 de diciembre de 2019, se justificaría optimizar las políticas energéticas para el Sector Eléctrico Nacional tomadas durante los últimos doce años sí y sólo sí las metas de incremento interanual para 2019 al menos dupliquen el 5,2% del supuesto desastre K para 2014-2015 o, lo que es igual, tripliquen o cuadrupliquen el 23,9% registrado durante el segundo mandato de Cristina Kirchner. Si no la Emergencia del Sector Eléctrico Nacional y el tarifazo para qué.

Es que nos negamos a creerle a Maurizio Bezzecheri, CEO de Edesur, quien en entrevista brindada a un afamado matutino porteño, unos meses atrás, confió que "Para hacer inversiones, hay que cambiar el modelo, porque el anterior no funcionaba. Nadie invertía. El tema de la tarifa permite a la empresa volver a ser dueño de la planificación y modular el tema de las inversiones".

Más claro imposible: el tema de la tarifa (léase tarifazo en un contexto de anarquía mercadista al frente de la energía) permite a Edesur -y Edenor- ser dueño de los subsidios que antes gestionaba el Estado nacional a través del Ministerio de Planificación y desde el FOCEDE, obligando a la empresa a invertir de forma inédita en su historia (como la misma Edesur reconoce). El tarifazo y el nuevo marco regulatorio eléctrico coloca en manos de Edesur y Edenor los subsidios y, lo que es más importante, las utilidades (antes reinvertidas en su mayoría). ¿Y en manos del pueblo? Menos ingresos, menor calidad de vida y más endeudamiento.



Bibliografia
OETEC (24/10/2016) Todo tarifazo tiene su estafa: del gas a la electricidad. ¿Qué nos dice CAMMESA?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2140&area=1

OETEC (11/10/2016) La insostenible estafa del tarifazo: la única verdad es la realidad
http://www.oetec.org/nota.php?id=2120&area=1

OETEC (17/08/2016) Edesur desmiente a su propio CEO Maurizio Bezzeccheri
http://www.oetec.org/nota.php?id=2021&area=1

OETEC (09/08/2016) ¿Puede Edenor mantener un servicio aceptable (o mejorarlo) sin tarifazo? Edenor responde...
http://www.oetec.org/nota.php?id=1998&area=1

OETEC (8/08/2016) Marcelo Torres miente y extorsiona a la ciudadanía: "Si Edenor se queda sin recursos un gobierno serio le quitaría la concesión"
http://www.oetec.org/nota.php?id=1997&area=1

OETEC (4/08/2016) A todo tarifazo suspendido le sigue la extorsión. El caso de Edenor y su "pesada herencia"
http://www.oetec.org/nota.php?id=1980&area=1

OETEC (14/07/2016) Tarifazo "cero": Edesur y Edenor ganaron más de 1.000 millones de pesos en 2015 http://www.oetec.org/nota.php?id=1924&area=1

ADEERA
http://www.adeera.com.ar/quienes-somos.asp

ADEERA - Reporte Anual 2015
http://www.adeera.com.ar/archivos/Informe%20Anual%20Demanda%20-%202015.pdf

ADEERA - Reporte Anual 2014
http://www.adeera.com.ar/archivos/Informe%20Anual%20Demanda%20-%202014.pdf

CV de Rolando en el portal del Ministerio
https://www.minem.gob.ar/www/706/24562.html

Informe Fundelec
http://www.fundelec.com.ar/informes/informe_tarifas2015.pdf

Nota de Julio De Vido (OETEC - 30/01/2016) La política de subsidios de NK y CFK se destinó a los 40 millones de argentinos
http://www.oetec.org/nota.php?id=1549&area=1

La extorsión de Edesur (Infobae) "El tarifazo no existe", aseguró el CEO de Edesur http://www.infobae.com/sociedad/2016/08/15/el-tarifazo-no-existe-aseguro-el-ceo-de-edesur/

Edesur. Memoria y Balance 2014
http://www.edesur.com.ar/documentos/MemoriayBalance2014.pdf

Edenor. Memoria y Balance 2015 http://www.edenor.com.ar/cms/files/SP/RI/reportesFinancieros/Anuales/2015repAnual.pdf