ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo Económico

| Artículos de opinión

El pueblo chileno estafado y sin jubilación: ¿Espejo de la Argentina macrista?

Autor | Octavio Ciaravino


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
AFP, jubilaciones, pensiones, Fondos de Pensión, FGS, AFJP, Chile, Argentina, neoliberalismo, estafa, seguridad jurídica popular, Movimiento "No + AFP", No + AFP, 4 de noviembre



02-11-2016 | Actualmente, Chile muestra los verdaderos efectos de la privatización del sistema de pensiones y jubilaciones. Las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) cumplen 35 años y empiezan a pagar. La hora de la verdad ha llegado y millones de chilenos mayores de 65 años se encuentran con la triste realidad detrás de los anuncios publicitarios de "vejez dorada" que las AFP incrustan en todas las ciudades. Las jubilaciones son miserables para el 90% de los trabajadores pero las ganancias para los bancos y las "familias tradicionales" son fabulosas. El próximo 4 de noviembre se realizará el primer Paro Nacional contra las AFP, una gesta histórica que tratará de refundar la economía chilena, en defensa de la seguridad jurídica de la ciudadanía. La sobrevivencia de las AFP es "la madre de todas las batallas", como la definió recientemente su creador José Piñera Echenique, creador del sistema de AFP, hermano del ex presidente y último ministro de Trabajo de Pinochet. Echenique defiende su creación desde el bagaje cultural ultra-neoliberal que trae del CATO Institute de EEUU. Por cierto, las clases acomodadas defenderán las AFP dado que sin ellas el "modelo chileno" neoliberal se cae como un castillo de naipes. ¿Por qué? Simple: las élites del país dependen en alguna medida de intermediar con dichos fondos. Tantas veces citado como modelo por Mauricio Macri, ¿serán las AFP chilenas el modelo a seguir en la Argentina?


En Chile, el eje de las movilizaciones callejeras no apunta solamente contra la educación privada y elitista; ahora también nos encontramos en la calle con el llamado "NO + AFP". Detrás de este lema, una multisectorial de ONG, representantes políticos, fundaciones y centros de estudio universitarios tratan de darle forma a un reclamo desesperado de millones de chilenos que se han jubilado o están por hacerlo y cobrarán una miseria. A esto se suma el creciente endeudamiento de las familias vía tarjetas de crédito, que compromete seriamente la capacidad de ahorro para cumplimentar las magras jubilaciones.



Frase del Movimiento "No + AFP" con la que convoca al paro del 4 de noviembre “Que tiemble el Estado chileno, que tiemble para que esta casta política que hace oídos sordos ante las peticiones de nuestro pueblo, sienta que los estamos empezando a controlar y los vamos a hacer caer, porque no puede ser que miren con tanto desprecio y desdén a la ciudadanía”.

Un reciente informe de la Fundación SOL (ver bibliografía) -organismo dedicado a estudios económicos-, muestra la dinámica de este sistema donde se incluyen a los grandes bancos privados de Chile, un puñado de familias tradicionales y el Estado como pagador de última instancia. En efecto, el citado informe explica que "La situación de las pensiones en Chile no da para más. Estamos viviendo una crisis profunda que lamentablemente se agudizará en los próximos años si seguimos transitando por la misma ruta. El sistema de ahorro privado forzoso (capitalización individual) actualmente paga 1.120.000 pensiones de vejez, invalidez y sobrevivencia, cuyo monto promedio apenas es de $205.000 y con el aporte previsional solidario del Estado llega a $219.000".

A propósito, el peso chileno cotiza actualmente a $654 cada U$S 1, lo que significa unos U$S 320 por mes. Sin embargo, hay pensiones mucho menores, ya que el sistema sólo paga una proporción de lo que cada jubilado posee en su cuenta. De esta forma, si alguien estuvo desempleado o el patrón no realizó los aportes correspondientes, puede recibir pensiones de 60.000 pesos chilenos, unos 90 dólares. A su vez, la situación empeora porque Chile no cuenta con obra social para jubilados.

Asimismo, en el hermano país existe una especie de "seguro de salud" que no ofrece la variedad de cobertura del equivalente argentino PAMI. De tal forma, los medicamentos o las prótesis deben abonarse aparte.

Volviendo al informe, la Fundación SOL afirma que "En particular, si consideramos las 336.000 pensiones de Vejez Edad que pagan las AFP -retiro programado-, el 91% se encuentra "por debajo" de los $156.000, lo que equivale al 62% del Salario Mínimo nacional. Una auténtica catástrofe social, considerando que esta modalidad es la de mayor masividad en relación con el tipo de pensiones pagadas por el sistema privado".

En otras palabras, 156 mil pesos chilenos equivalen a unos 240 dólares. Muy poco para un país con un PBI per cápita de U$S 5.000, aunque ciertamente lógico para una de las economías más concentradas e inequitativas del continente. En este sentido, la organización "NO+AFP" viene redefiniendo sus proclamas sobre la necesidad de una transformación profunda para que la economía chilena garantice mayor equidad.

Es que la sobrevivencia de las AFP es "la madre de todas las batallas", como la definió recientemente su creador José Piñera Echenique, creador del sistema de AFP, hermano del ex presidente y último ministro de Trabajo de Pinochet. Echenique defiende su creación desde el bagaje cultural ultra-neoliberal que trae del CATO Institute de EEUU. Por cierto, las clases acomodadas defenderán las AFP dado que sin ellas el "modelo chileno" neoliberal se cae como un castillo de naipes. ¿Por qué? Simple: las élites del país dependen en alguna medida de intermediar con dichos fondos.



Acto del 16 de octubre, convocando a la marcha del 4 de noviembre. "El vocero de No+AFP anunció además una arremetida ante los oídos sordos a las demandas. Convocó a la desafiliación masiva de los cotizantes de las aseguradoras privadas Cuprum y Provida, las más grandes del sistema, como una forma de castigar las recientes fusiones que intentaron llevar a cabo, con AFP “de papel”, como es el caso de Cuprum-Argentum y Provida-Acquisition, que significarían un perjuicio a las arcas fiscales por casi 500 millones de dólares. “Mañana comienza la fuga masiva de abandonar las AFP Provida y Cuprum de todos los chilenos. Estas dos AFP estafaron a los chilenos, con la evasión tributaria, en 420 millones de dólares" (Prensa OPAL-Chile)

Lo anterior está reflejado en el informe de Fundación SOL. Según dicho organismo, "Hay que tener en cuenta que la rentabilidad anual promedio de los últimos 20 años para las empresas propietarias de Administradoras de Fondos de Pensiones ha sido de un 26%, esto además del elevadísimo nivel de ganancias que obtienen las AFP para sus dueños -en su mayoría empresas estadounidenses-, las que en 2015 llegaron a los $1.558 millones diarios. Por otra parte, no se puede dejar a un lado el poder que implica el enorme capital que administran las AFP, el cual proviene principalmente de los ahorros de quienes trabajan y cotizan, monto que supera los US$167.000 millones, equivalentes a cerca del 70% del PIB".

Al respecto, un hecho particularmente contrastante es la comparación entre lo que ganan las AFP como ganancia propia y la rentabilidad que obtienen para los jubilados. Como ejemplo podemos tomar a la República Dominicana, donde también existe un modelo de pensiones parecido al chileno. Allí, un estudio de la organización Médicos del Mundo con la Fundación J. Bosch y la Fundación Sol (ver bibliografía), afirma sobre el sistema de pensiones de República Dominicana que "En particular, entre 2004 y 2015, el negocio de las AFP registró una rentabilidad anual promedio sobre su patrimonio de 35.8%, mientras la rentabilidad real anualizada de los fondos ha sido de 4.98%".

Por lo tanto, la ganancia de las AFP para sí mismas es mucho mayor que la que ganan para sus clientes, los jubilados. En consecuencia, dichas organizaciones no asumen el riesgo inversor que si asumen obligatoriamente los trabajadores y los jubilados que las sostienen. Así las cosas, las ganancias de las AFP se las quedan los administradores
-bancos y financieras que organizan el negocio- y no las incorporan al patrimonio que están administrando. Y esto es posible porque las AFP no asumen absolutamente ningún riesgo, obtienen ganancias absolutamente garantizadas porque cobran por adelantado al trabajador, independientemente de la rentabilidad que obtienen gestionando los fondos.
En igual dirección, si la pensión resulta ser baja, es el Estado el que tiene que complementar o indemnizar al trabajador. La paradoja es la siguiente: lo mejor para los jubilados sería invertir en "gerenciar" una AFP (ganando el 30% anual) en lugar de "colocar" sus ahorros para que sean "gerenciados" por la AFP (ganando un 5% anual). De allí, "estatizar" los fondos y su gestión implicaría el próximo paso. Y esto es, precisamente, lo que propone "NO+AFP".

Pero el círculo no se cierra todavía. El enorme capital que movilizan las AFP las convierten en el principal sostén de los partidos políticos. En Chile existe una relación incestuosa entre funcionarios del Estado de los partidos dominantes y las AFP, algo así como una "puerta giratoria" permanente entre los altos cargos de dirección de las AFP y los ministerios, además de ser el reservorio donde habitan y lucran todos los miembros amnistiados del régimen pinochetista. Es que todo se encuentra encadenado en Chile: las AFP invierten el dinero que reciben de los trabajadores en negocios concentrados que luego realizan ganancias a costa de los mismos trabajadores, que sería sus accionistas pero terminan por convertirse en sus deudores.

Al respecto, la Fundación Sol afirma que "actualmente, las AFP invierten más de US$31.000 millones en 10 Bancos que operan en Chile. De esta forma -y sin que nadie les haya preguntado-, los trabajadores chilenos, a través de sus cotizaciones, terminan financiando a los bancos de los grupos Luksic, Matte, Yarur, Saieh o a grupos multinacionales. Paradójicamente, esos mismos trabajadores, cuando piden un crédito de consumo a estos bancos, deben pagar tasas de interés anuales que pueden superar el 20%, 30% e incluso el 40%."

Con todo, las AFP están protegidas por la enorme superestructura política, mediática y judicial chilena, y en este sentido, las AFP explican las pobres jubilaciones por lo bajo de los salarios y la escasa proporción que se destina para la jubilación. Al mismo tiempo, argumentan que la demografía ha cambiado y que ahora se vive más de viejo que de joven, cuestión que no es su problema, aclaran.

Finalmente, el informe SOL concluye que "Cuando el capital obtiene ciertos privilegios, en poco tiempo los presenta como derechos adquiridos y los naturaliza utilizando los aparatos que controla y produce en la superestructura -medios de comunicación, publicidad, centros de pensamiento, consultores a pedido-, como si fuera parte constitutiva del acervo cultural de la sociedad."

Mientras tanto, en la Argentina los intentos por reapropiarse de los fondos de pensión por parte de los bancos se acentúan. Es que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES acumula unos 750.000 millones de pesos y una cantidad de paquetes accionarios dentro de las principales empresas que le permite "organizar" el mercado e independencia total para garantizar jubilaciones. Como puede apreciarse, un negocio demasiado tentador para los CEOs que ven allí la "puerta giratoria" del ámbito privado al público que tanto anhelan.

Por su parte, el pueblo chileno ha comenzado su resistencia a semejante estafa y este 4 de noviembre realiza el primer paro nacional contra las AFP. El video de abajo de 8 minutos de duración sintetiza el nivel de conciencia de la ciudadanía trasandina. Conciencia que además va por más: también se propone la conformación de un sistema de reparto y una economía nueva para el país. Tiempos en los que los corsi e ricorsi de la historia llenan de sol la cara oeste de la Cordillera de los Andes.





Bibliografia
Facebook Movimiento "No + AFP"
https://www.facebook.com/prensaopal/photos/a.1120779584677986.1073742123.366526483436637/1120782031344408/?type=3&theater

Fundación Sol: ¿A quién sirven realmente las AFP" http://www.fundacionsol.cl/2016/07/quien-sirve-negocio-las-afp/

Médicos del Mundo: "¿Seguridad social o gran negocio? A 15 años de la creación del Sistema Dominicano de Seguridad Social"
http://www.mdm.org.ar/informes/38/16-10-17_Estudio-sobre-Sistema-de-Pensiones-en-Republica-Dominicana.pdf