ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos Periodísticos

Totalmente falso que nuestro consumo sea "inusualmente alto" y que despilfarramos energía que es escasa. Ni despilfarramos ni es escasa

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Mauricio Macri, eficiencia energética, consumo eléctrico per cápita, inusualmente alto, mentira, medioambiente, despilfarro, Chile, Uruguay, servicio público



18-12-2016 | El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, manifestó esta semana al inaugurar una jornada sobre eficiencia energética que en nuestro país "dado que los precios de las tarifas (sic) eran ridículamente bajos, llevaron a consumos inusualmente altos comparados con cualquier otro ciudadano de la región. Entonces eso generó un mal comportamiento cultural de todo el país, porque claro, como pensábamos que era gratis empezamos a despilfarrar algo que es escaso". El Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC) rechaza tales afirmaciones por carecer de todo sustento técnico y evidencia empírica. En pocas palabras, los dichos del Presidente son absoluta mentira: ni el consumo per cápita es inusualmente alto comparado con otro ciudadano de la región ni se despilfarra nada ni la energía es escasa.


El Observatorio OETEC acaba de publicar un informe titulado "La barbarie energética del señor Presidente (sobre el consumo per cápita)" (ver bibliografía), donde se refutan las afirmaciones de Macri.

Sabido es que Chile y Uruguay son ejemplos a emular para la administración macrista. Pues bien, del citado informe se desprende que el consumo eléctrico per cápita de la Argentina es inferior al chileno y prácticamente similar al uruguayo.



Fuente: Elaboración OETEC en base a datos del Banco Mundial, estadísticas de consumo eléctrico per cápita (kWh).

A propósito, Federico Bernal, director general del OETEC explica que "La Argentina no experimentó ningún consumo inusualmente alto. De hecho, su consumo per cápita sigue estando por debajo del anhelado modelo energético chileno. Incluso, se observa que la evolución en el crecimiento del consumo argentino fue casi idéntica al experimentado por Uruguay, otro emblema de su administración". Y agregó: "En 2013, nuestro consumo eléctrico per cápita fue inferior al chileno y apenas superior al uruguayo. Por tanto, sería bueno explique comparado con qué países nuestro consumo fue tan anormalmente elevado".

¿Y comparada la Argentina con los países de América del Sur, México y Haití -como para tener una muestra representativa de Latinoamérica? El informe del OETEC encuentra que la evolución medida en porcentaje de variación entre 2003 y 2013 para las naciones seleccionadas (ver gráfico) en cuanto a su consumo eléctrico per cápita, coloca a la Argentina apenas por debajo del promedio y coincidiendo con la mediana (valor central).



Fuente: Elaboración OETEC en base a datos del Banco Mundial, estadísticas de consumo eléctrico per cápita (kWh). ¿Inusualmente alto el consumo? Sólo en relación a Venezuela (siempre dada como ejemplo a no seguir) y a México (una de las naciones más desiguales de la región con Chile).

Bernal explica que "La expansión en el consumo de energía eléctrica por persona para la República Argentina durante 2003 y 2013 fue del 43%, ubicándose en la séptima posición respecto de los países seleccionados de América Latina y el Caribe. En otras palabras, no sólo que no fue "inusualmente alto" como dijo el Presidente sino que estuvo debajo del promedio".

El informe concluye que "las tarifas bajas de electricidad durante el kirchnerismo no condujeron a ningún crecimiento inusual (infrecuente o no común) del consumo per cápita en la Argentina en relación a los países "modelo energéticos" de Cambiemos (Chile y Uruguay). Igual cuando se compara con los países más representativos de América Latina, tanto por su desigualdad y subdesarrollo como por su progresividad. En este caso, la Argentina registró un crecimiento cercano al promedio".

El director del OETEC termina explicando que "las mentiras del Presidente Macri en relación a la energía tienen un claro objetivo: hacernos creer que nuestro consumo era aberrante y que disminuirlo drásticamente resulta obligado. ¿Y además por qué? Porque nos dice que consumir energía daña el medioambiente y que la energía es escasa. Un enfoque serio y responsable del medioambiente no puede priorizar nunca el bienestar del ecosistema por sobre el del ser humano. Nosotros decimos en este sentido que los daños que deben mitigarse primero son los vinculados a la pobreza. Y la falta de energía, como una energía cara y enajenada al mercado -tal y como padecemos desde diciembre de 2015 a esta parte- es el peor enemigo de una nación socialmente justa".

Finalmente, Bernal se refiere a la supuesta escasez energética alegada por Macri: "Otra mentira más. ¿De dónde sacó que no hay energía suficiente? La Argentina tiene una de las mayores reservas de combustibles fósiles del planeta; su producción de hidrocarburos venía mejorando desde 2012 sin pausa, logrando sustituir importaciones el último año por casi 5.000 millones de dólares; no tiene problemas de generación de electricidad y su dependencia energética es totalmente controlable así como baja en relación a las naciones más desarrolladas del globo".

Y remata: "Quieren hacernos creer que es escasa para justificar vendérnosla más cara. Y digo "vendérnosla" porque esa fue la palabra que usó el Presidente hace poco al referirse a los nuevos cuadros tarifarios del servicio público de electricidad. Es decir, no son servicios públicos para Macri sino una mercancía más, por otra parte en poder de sus empresarios amigos así como de Nicolás Caputo", su "hermano".



Bibliografia
Informe original: OETEC (16/12/2016) La barbarie energética del señor Presidente (sobre el consumo per cápita)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2241&area=1