ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Agro, Industria y Minería

| Artículos Periodísticos

La demanda de electricidad de industrias y grandes comercios en su peor nivel desde 2013

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
demanda eléctrica, industria, comercios, ajuste, desindustrialización, mercado interno



03-01-2017 | En base a datos de CAMMESA, el Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), encontró que la demanda de energía eléctrica para los sectores industrial y de grandes comercios en 2016 (enero-noviembre) fue el más bajo de los últimos tres años. Asimismo, la caída interanual para el período mencionado en relación al año pasado fue del 4,65%. Radiografía energética del proceso de desindustrialización y pauperización del mercado interno.


La demanda eléctrica para los sectores industrial y de grandes comercios registró, según últimos datos publicados por CAMMESA y elaborados por OETEC, su peor registro desde 2013. El gráfico que sigue ilustra el desplome:


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, Informe Mensual - Noviembre de 2016.

Al respecto, Federico Bernal, director general del OETEC manifestó: "No nos sorprende el último dato publicado por CAMMESA en 2016. Es la radiografía energética del proceso de desindustrialización y pauperización del mercado interno implementada por el macrismo desde el 10 de diciembre de 2015 a la fecha".

En cuanto a la variación interanual, se observa que la caída es más que drástica:


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, Informe Mensual - Noviembre de 2016.

"Debemos recordar cuando Cambiemos -precisa Bernal- afirmaba desde su rol opositor que la industria y el comercio se veían afectados por la supuesta crisis energética, lo cual las llevaba a disminuir su producción por falta de electricidad. Lo cierto es que, no sólo que jamás faltó energía eléctrica, sino que la demanda aumentó desde 2013 de forma sostenida (año en el que CAMMESA comenzó a medir discriminadamente por tipo de usuario): entre 2013 y 2014 la variación fue positiva en 0,39%; mientras que entre 2014 y 2015 fue aún mejor, 0,91%. Si hubiera faltado electricidad, dichos aumentos habrían sido imposible".