ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos Periodísticos

Reivindicación histórica de la política gasífera K (cuando siquiera FIEL puede callar la estafa energética macrista) - Tercera parte

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
parte tres, reivindicación



25-01-2017 | Semanas atrás, el diario La Nación advertía que las competidoras de YPF estaban librando una guerra de precios para "cercar a la reina", es decir, a la mismísima YPF. Nuestro Observatorio profundizó el análisis en sendos informes (ver bibliografía). Allí se aprecia en toda su dimensión el rol que el cartel de petroleras y energéticas apoderado del Ministerio de Energía está jugando en detrimento de la seguridad energética nacional. En esta oportunidad, nos centraremos en la crítica que FIEL realiza a la aventura exportadora gasífera del macrismo cuya autoría pertenece al economista jefe del ultra-neoliberal think tank, Fernando Navajas. Se trata del artículo "Exportaciones de gas: ¿Por qué tanto apuro?", publicado por El Cronista el 18 de enero y que motivó una urgente respuesta del mismísimo Aranguren, este 23 de enero. Sigue debajo la tercera y última parte de nuestro aporte a la crítica de Navajas.



Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía y del ENARGAS, Datos Operativos. Si el kirchnerismo heredó más de la mitad de la estafa exportadora -terminó exportando incluso más que los responsables de la estafa-, con una producción a la baja durante buena parte de sus gobiernos (cayó un 16%), debiendo erogar cerca de 24.000 millones de dólares en importaciones entre 2003 y 2015, entonces preguntamos: ¿Cómo fue que, a pesar de todo esto, logró incorporar un 29% más de argentinos y argentinas al servicio público de gas por redes (60% más para el período 2003-2015)? ¿Cómo fue que, a pesar de todo eso, logró una expansión de la demanda del 39% (2003-2013) vs. el 28% (1993-2002)? En igual sentido, ¿cómo hizo para entregar hasta un 54% más de gas al mercado interno de lo que lo hizo el período 1993-2002? ¿Habrá sido magia?

Así rechaza FIEL el tarifazo del gas (e ignora el rol de la YPF renacionalizada)
Escribió el ex Jefe de Gabinete de López Murphy (el subrayado es nuestro): "De todos estos anuncios [los de Macri en relación a Vaca Muerta], el que se plasmó en la resolución de re-autorización de exportaciones de gas natural es el más llamativo, porque… las autorizaciones de exportación de energía… pueden conducir a un problema de seguridad energética (un energo-crunch) de gran magnitud". Y agregó: "No estoy diciendo que el desabastecimiento energético de los 2000 fue exclusivamente por haber autorizado exportaciones. Más bien el control de precios fue un causante primario de una colosal caída de la oferta (y un estímulo irracional a la demanda) que el gobierno anterior recién pudo terminar de entender en 2013 y que dio lugar a los planes de estímulo a precios altos, que causaron la reversión de la caída de la oferta. Es decir, está claro que aún no habiendo exportado gas igual hubiéramos tenido un faltante muy importante". Responderemos por partes.

Tres importantes consideraciones que podemos sacar en limpio de las afirmaciones de Navajas:

1) ¿Si la oferta se viene recuperando desde la mitad del mandato de Cristina, por qué el tarifazo macrista? FIEL reconoce que a partir de 2013 se revirtió la caída de la oferta de gas natural. Esta valoración no es menor, ya que demuele la justificación del tarifazo. Si logramos revertir las tendencias declinantes e incrementar la producción, con señales de precios que permitieron a las empresas invertir y percibir utilidades, a la vez que no trasladando el costo de los subsidios a la ciudadanía ni aplicando ninguna reforma laboral sobre los trabajadores del sector, entonces: ¿Por qué cambiar un modelo a todas luces exitoso, donde todos ganaron? ¿Por qué los nuevos cuadros tarifarios del gas?


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía y Minería "Producción de Petróleo y Gas (Tablas Dinámicas). A esta recuperación se refiere Navajas.

2) ¿"Control de precios" o control de inversiones, re-inversiones y rentabilidades empresarias (priorización del mercado interno)? La producción de gas natural desaceleró su tendencia declinante entre 2013 y 2014, para pasar a una tasa positiva del 3,43% entre 2014 y 2015. La mejora fue tan espectacular que, incluso, se extendió en 2016. En efecto, la tasa de variación entre enero y noviembre del año pasado fue 4,85% en relación a 2015 y 8% sobre 2013, el año señalado por Navajas como el de la gran recuperación. A lo largo de aquellos años, el gobierno de Cristina Kirchner nunca dejó de "controlar" (exigir inversiones) a las empresas ni de fijar precios para el mercado interno de acuerdo a los costos locales. En realidad, sucede que Navajas confunde "control de precios" con un Poder Ejecutivo que a la industria petrolera la convenció de volcar sus recursos y utilidades a la promoción del bienestar de la ciudadanía y la salud del aparato productivo e industrial nacionales.

3) Desvincular la renacionalización de YPF de los "planes de estímulo a precios altos" de 2013 (léase, Plan Gas). Esta desvinculación no es error, sino una conveniente desatención. La renacionalización de YPF en 2012 jugó un rol indispensable en la recuperación gasífera registrada desde entonces. Y es por este mismo motivo que el Plan Gas que Macri anunció proseguirá aplicando, no reportará ningún beneficio al país desde que la YPF macrista dejó de ser la YPF renacionalizada. A esto sumemos que el cartel de empresas al frente del Ministerio de Energía presidido por el Grupo Shell le declaró la guerra a todo o nada (ver bibliografía).


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía. En ausencia de una YPF alineada a un proyecto político socialmente inclusivo y económicamente autosuficiente -en ausencia de dicho proyecto, para ser más precisos- el Plan Gas se reduce a ingentes subsidios destinados a intereses que no son los del pueblo argentino.

Navajas cerró su razonamiento concluyendo así: "… está claro que aún no habiendo exportado gas igual hubiéramos tenido un faltante muy importante". ¿Es cierto? Analicemos de qué manera repercutieron las exportaciones en las importaciones.

FIEL a la mentira y a la desinformación…
Apenas seguido a la frase anterior, el economista de FIEL añade, en una fragrante contradicción consigo mismo: "En números, la Argentina exportó desde fines de los 1990s hasta comienzos de los 2010s algo así como 40 mil millones de metros cúbicos (que es equivalente al 10% de su demanda en un lapso digamos de 10 años) mientras que importó desde 2005 a la fecha algo así como 70 mil millones de metros cúbicos, de los cuales algo más de 30 mil millones provienen de costosísimas importaciones de LNG".

Precisemos estos números porque son clave para nuestro aporte al señor Navajas y, sobre todo, a aquellos críticos de la política energética entre 2003 y 2015:

1) 60% de ahorro de importaciones. Si exportamos "algo así" como 40.000 millones e importamos 70.000 millones, quiere decir que, según cálculos de Navajas, de no haber exportado podríamos habernos ahorrado un… ¡60% de las importaciones! Ningún crítico de la política energética K jamás tuvo el decoro de mencionar tamaño ahorro de no haberse dado la estafa exportadora noventista.

2) El sesgo de Navajas. Pero los números del descalabro gasífero son, a decir verdad, mucho peores. Complementamos con más detalles y datos el análisis del hombre de FIEL, ajustando los años bajo estudio pues circunscribirlos a la vaguedad y sesgo de "fines de los 1990s hasta comienzos de los 2010s" resulta inadmisible.

Las exportaciones de gas comenzaron en diciembre de 1996 y prosiguen hasta la fecha, aunque en cantidades insignificantes desde hace más de un lustro. Para simplificar el análisis, fijemos el período entre 1996 y 2015 (inclusive). Durante dicho período se exportó un total de 54.919 millones de metros cúbicos. Recordemos con el siguiente gráfico la evolución de las exportaciones (también sugerimos ver la primera parte de este informe):


Fuente: Elaboración propia en base a datos del ENARGAS, Datos Operativos. Las exportaciones resultan de sumar las realizadas directamente de productores con las realizadas por licenciatarias de gas y usuarios en boca. El pico se alcanzó en 2004. A partir de ese año, gracias a la Resolución 265 emitida por la Secretaría de Energía -dependiente del Ministerio de Planificación Federal- las exportaciones se vinieron a pique. Los volúmenes exportados en 2015 fueron un 1,2% de lo exportado en 2004.

3) El kirchnerismo exportó más que el neoliberalismo. Entre 1996 y 2015, la Argentina exportó 54.919 millones de metros cúbicos. El 59,9% lo exportó entre 2003 y 2015. Este dato es más que llamativo, puesto que el neoliberalismo -que como con la estafa de la deuda se la hizo pagar a quienes no endeudaron al país- obligó a exportar a quien nada tuvo que ver con poner en marcha la sangría de recursos propios en detrimento del interés nacional.


Fuente: Elaboración propia en base a datos del ENARGAS, Datos Operativos. Las exportaciones resultan de sumar las realizadas directamente de productores con las realizadas por licenciatarias de gas y usuarios en boca. Del total exportado, el 54,7% se dio entre 2003 y 2007; 4,6% durante el primer gobierno de Cristina Kirchner y 0,6% en su segundo mandato. En otras palabras, de 2003 a 2015 se cumplimentaron el 60% de las exportaciones producto de la estafa gasífera de los noventa, estafa heredada por Néstor y Cristina Kirchner.

Y con un agravante para el caso del gas en relación a la deuda: a la hora de criticar al kirchnerismo, se le espeta haber interrumpido las exportaciones de gas cuando, en verdad, exportó mayores volúmenes y durante más tiempo. Después se verá por qué esta "mayor exportación" viene en realidad a enaltecer aún más al modelo energético K. Debajo, un ejemplo de la intencionalidad de la mentira:


Fuente: Diario Clarín, 11 de enero de 2017. Típica frase y su subliminal mensaje: con el kirchnerismo supuestamente dejamos de exportar gas, lo cual nos perjudicó como país. Pero como vimos antes, el kirchnerismo exportó más gas natural de lo que lo hizo el modelo energético neoliberal profesado por el Presidente. Si ambos exportaron, entonces ¿qué modelo consiguió simultáneamente un mayor proceso de industrialización (léase en idioma presidencial, llenarnos de fábricas)? En la segunda parte de este informe vimos, en base a datos del ENARGAS, que entre enero de 1993 y enero de 2003 desaparecieron 2.200 usuarios industriales; mientras que entre enero de 2003 y enero de 2013, se incorporaron al servicio de gas por redes 2.312 fábricas nuevas. El kirchnerismo exportó gas y llenó de fábricas al país. Qué bueno que Macri quiera seguir el ejemplo.

4)"Exportaciones vs. importaciones". Navajas mencionó unos 40.000 millones de m3 exportados contra unos 70.000 millones importados. Siendo más precisos con las fechas, y como ya fuera dicho en el caso de las exportaciones, entre 1996 y 2015 se exportaron 54.919 millones. ¿Y las importaciones? Navajas parte de 2005 caprichosamente, cuando lo correcto hubiese sido arrancar desde la asunción de Néstor Kirchner. Entre 2003 y 2015, se importaron 65.463 millones de m3 (datos oficiales). El gráfico resume lo anterior:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del ENARGAS y del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Exportamos 54.919 millones de metros cúbicos e importamos 65.463 millones (año 2008 se tomó del IAPG; año 2009 se sumaron IAPG para GNL y Ministerio para gas boliviano). De no haber tenido el kirchnerismo que hacerse cargo de una parte de la estafa exportadora, ¿cuánto en importaciones se podría haber ahorrado el pueblo argentino?

5) Cero importaciones entre 2011 y 2015. El gráfico precedente nos introduce en las "importaciones" y su correlato con las exportaciones. Exportamos 54.919 millones de metros cúbicos e importamos 65.463 millones. Recordemos ahora la frase de Navajas: "… está claro que aún no habiendo exportado gas igual hubiéramos tenido un faltante muy importante". ¿Esto es todo lo que hay para decir? Aportamos al respecto la imagen de abajo, la cual permite vislumbrar en toda su magnitud la estafa exportadora de los noventa heredada por los gobiernos kirchneristas:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. En negro los años en los que se hubieran podido evitar las importaciones de gas natural. La sumatoria de los mismos da 54.996 millones de metros cúbicos, esto es, apenas por encima del total exportado entre 1996 y 2009 (inclusive).

Es decir, de no haber exportado gas natural, el segundo gobierno de Cristina Kirchner se hubiera podido ahorrar el total de importaciones efectuadas durante aquellos cinco años, evitando incluso las importaciones de 2004 y 2008. ¿Hubiéramos tenido igual un faltante muy importante, señor Navajas? Claro que no. Evaluemos ahora desde los montos en dólares.

6) Ahorro de 22.819 millones de dólares. Navajas no fue tan específico en su artículo con el ahorro medido en dólares de lo que lo fue con los volúmenes de gas (que también dejó mucho que desear). Su única mención fue "costosísimas importaciones de LNG" que podríamos haber prescindido. Vamos a ayudarlo…

El Ministerio de Energía publica las importaciones de gas natural (gas boliviano + GNL) y sus correspondientes costos en dólares desde noviembre de 2016 (últimos datos informados) hasta 2010. A partir de 2009 hacia atrás, las tablas dinámicas no discriminan entre gas de gasoducto y GNL. Por tanto, restringiremos el análisis a las importaciones entre 2010 y 2015 (inclusive).


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. En negro los años en los que se hubieran podido evitar las importaciones de gas natural. La suma de las erogaciones para cada uno de ellos es de 22.781 millones de dólares, casi cuatro veces superior a los falsos 5.000 millones anunciados por Macri en relación a Vaca Muerta. Si sumamos los años 2008 y 2004, el total asciende a 22.819.

7) A pesar de no haber sido responsable de la estafa exportadora, el kirchnerismo terminó su último mandato ahorrando importaciones y haciéndole ahorrar también a los responsables de la aventura exportadora (la vieja y la nueva). Entre 2014 y 2015, producto de sustitución de importaciones, el ahorro fue de 2.335 millones de dólares. Entre 2015 y 2016 (acumulado enero a noviembre), el ahorro fue de 1.798 millones.


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Los datos de 2016 son entre enero y noviembre (inclusive). Las flechas indican los ahorros internanuales, por caída de las importaciones.

Este gráfico brinda un elemento adicional muy valioso, por supuesto también ignorado por Navajas. Por si el lector no lo vio: la desaceleración de las erogaciones a partir de 2012; y la notable disminución desde 2014. ¿A qué se debió esta mejora? ¿A una menor demanda o a una recuperación de la producción tal que permitiera incluso acompañar una demanda creciente? Veamos…

8) A pesar de no haber sido responsable de la estafa exportadora, el kirchnerismo terminó su mandato ahorrando importaciones, sin afectar la demanda. ¿Qué significa esto? Que sustituyó importaciones con producción local sin afectar la provisión de gas para un mercado interno en expansión.


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía y del ENARGAS. La demanda no incluye venteos, inyección a formación y otras (ídem para los restantes gráficos de este informe.

Y es este aspecto del análisis -la introducción de la variable "demanda"- la que nos lleva, finalmente, a la cuestión de fondo.

Navajas la toca muy al pasar. Refiere que el volumen exportado en relación a la demanda fue de un 10%. En realidad, fue un 11%, tomando la demanda entre 2003 y 2015. Sin embargo, no es este análisis ni uno muy justo ni muy correcto.

La "eficiencia" de los modelos energéticos neoliberal vs. popular
Primera aclaración: consideramos más "eficiente" no al modelo que exportó más o registró menor déficit de la balanza comercial energética, sino al que obtuvo una mayor incorporación de usuarios al servicio de gas por redes, enmarcado en un servicio público de tarifas sociales y acorde a los costos argentinos, tanto para la ciudadanía como para los actores económicos (industria, comercio, generadoras, etc.).

Decíamos al concluir la primera parte de este informe que "la demanda de gas para el mercado interno no sólo creció un 42% [entre 2003 y 2015], comparado con el muy magro 6% durante la fiesta neoliberal [1996-2002]…", sino que lo hizo "… a pesar de haber heredado un sistema gasífero absolutamente pauperizado y librado a las fuerzas del mercado, esto es, con producción a la baja que recién sería revertida con la renacionalización de YPF".

Y agregábamos: "Sin embargo, como la prioridad de los gobiernos kirchneristas no fueron los balances de las petroleras sino de las familias argentinas, con importaciones que irían en exponencial aumento a partir de 2003 y miles de millones de dólares que podrían haberse evitado de no haberse embarcado el neoliberalismo en la fiesta exportadora, la economía, el consumo, el mercado interno, el PBI industrial y los usuarios argentinos de gas natural argentino fueron todos acreedores de una expansión récord inédita en la historia".

En la segunda parte, dábamos cuenta de esto último, por cierto, objetivo de todo sistema energético bajo un proyecto nacional y popular: "Comparando ambas décadas [1993/2003 vs. 2003/2013], se advierte que la última permitió incorporar un 29% más de ciudadanos al servicio público de gas por redes". Luego, y comparando los períodos 1993-2003 vs 2003-2015, hallamos que el segundo "permitió incorporar un 60% más de ciudadanos al servicio público de gas por redes".

Ahora bien, en razón de todo lo expuesto surge inevitable el siguiente lógico interrogante: si el kirchnerismo heredó más de la mitad de la estafa exportadora -terminó exportando incluso más que los responsables de la estafa-, con una producción a la baja durante buena parte de sus gobiernos (cayó un 16%) -consecuencia de Repsol al frente de YPF y de empresas desinteresadas del mercado interno-, debiendo erogar 23.747 millones de dólares en importaciones entre 2010 y 2015, sumados a 611 millones desde 2003 a 2009 sólo en gas natural de Bolivia, entonces preguntamos:

¿Cómo fue que, a pesar de todo esto, logró incorporar un 29% más de argentinos y argentinas al servicio público de gas por redes (60% más para el período 2003-2015)?

¿Cómo fue que, a pesar de todo eso, logró una expansión de la demanda del 39% (2003-2013) vs. el 28% (1993-2002)?

En igual sentido, ¿cómo hizo para entregar hasta un 54% más de gas al mercado interno de lo que lo hizo el período 1993-2002?

Sintetizamos gráficamente las incógnitas. ¿Habrá sido magia?


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía y del ENARGAS.

Conclusiones
El modelo energético (gasífero) neoliberal entre 1989 y 2002 -al igual que el vigente desde diciembre de 2015 y que pretende retomar la estafa exportadora- convivió con una producción en ascenso, menores volúmenes exportados y cero erogaciones en importaciones. Sin embargo, sus avances se ubicaron muy por debajo de los registrados durante los últimos doce años, a pesar de haberse padecido en este período peores condiciones "gasíferas". ¿Por qué? El modelo energético neoliberal prioriza la seguridad jurídica de empresas y empresarios inescrupulosos, avasallando la seguridad jurídica ciudadana y la seguridad energética nacional. La versión macrista, con su CEO-ministro y el cartel de petroleras y empresas energéticas con poder ministerial, emula a sus maestros de antaño.

¿Y por qué habrá sido que el kirchnerismo superó con creces al modelo energético neoliberal? Vale la pena recordar la frase de Néstor Kirchner pronunciada el 25 de marzo de 2004, en San Juan (ver primera parte de este informe), con motivo de anunciar a la sociedad y a las empresas que el gas argentino primero se destinaría a los argentinos (recordar que a partir de dicho año se desplomaron las exportaciones): "Yo no vine a tratar de durar en el sillón o a silenciarme por más fuerte que sean los intereses, pero las empresas productoras de petróleo y gas han ganado mucho dinero en la Argentina y a nosotros no nos molesta que ganen dinero, pero que no se lo lleven, sino que lo inviertan en el país para generar más energía, que es lo que nosotros necesitamos aquí: energía, trabajo y producción".

Y a dicha posición, agregamos esta otra, pronunciada al momento de lanzar el Plan Energético Nacional, el 11 de mayo de 2004, mes y medio después de sus palabras en San Juan: "También les puedo asegurar que si un día dije que no iba a dejar mis convicciones en la puerta de la Casa de Gobierno, hoy les aseguro a los ciudadanos argentinos y a ustedes, señores empresarios, que no estoy dispuesto a consentir cualquier funcionamiento; les pido entendimiento y acompañamiento, creo que es hora de definitivamente empezar a buscar cómo recreamos la posibilidad de acompañar este fenomenal crecimiento que tiene y puede tener la Argentina; pero también les quiero ser absolutamente sincero: voy a tomar todas las medidas que sean necesarias para que la Argentina tenga el abastecimiento de gas, solucione y pueda superar este 2004, tenga una estabilidad en 2005 y un horizonte estratégico definitivo en la ecuación energética en el 2006". Vaya si lo hizo.

El Plan Energético Nacional, creado por el Presidente Kirchner y profundizado por Cristina Kirchner, implementado por el Ministerio de Planificación Federal durante los tres mandatos, fue la herramienta política y ejecutiva que permitió colocar al pueblo argentino y al interés de las grandes mayorías por encima de intereses particulares, tanto de los sanos como de los mezquinos; a una economía autosuficiente y desarrollada por sobre una atrasada y sometida. Aquí la razón del éxito del modelo energético entre 2003-2015, pilar del proyecto político practicado en igual período.

Y todavía quedará por responder: ¿Cuántos más hubieran sido los logros de no haberse heredado la estafa exportadora y ahorrado los más de 22.000 millones de dólares destinados a las importaciones? Cuantas más centrales como Yacyretá y Atucha II (congeladas por el neoliberalismo y concluidas por el "populismo") se hubieran podido construir. Cuantos más kilómetros de gasoductos a los 3.000 kilómetros construidos; cuantos más kilómetros a los 5.800 kilómetros de líneas de alta y extra alta tensión construidos; cuanta más potencia a los más de 12.000 MW incorporados… Y súmese a los 22.000 millones que debió desembolsarse en importaciones la cancelación del endeudamiento externo de la que también se hizo cargo el kirchnerismo y que no contrajo.



Bibliografia
OETEC (24/01/2017) Reivindicación histórica de la política gasífera K (cuando siquiera FIEL puede callar la estafa energética macrista) - Segunda parte
http://www.oetec.org/nota.php?id=2305&area=1

OETEC (23/01/2017) Reivindicación histórica de la política gasífera K (cuando siquiera FIEL puede callar la estafa energética macrista) - Primera parte
http://www.oetec.org/nota.php?id=2303&area=1

OETEC (18/01/2017) Bienvenido el binomio "Exportador-Importador" del gas natural (análisis de la Resolución 8)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2296&area=1

OETEC (31/12/2016) Balance de la estafa energética (2016) y las 20 peores mentiras de Aranguren (y sus respectivas desmentidas)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2269&area=1

OETEC (29/12/2016) El diario La Nación confirma sabotaje a YPF (o la estafa de Shell al frente del Ministerio de Energía) http://www.oetec.org/nota.php?id=2263&area=1

OETEC (06/12/2016) Macri: la segunda marca más baja de incorporación de usuarios totales a la red de gas desde 1993
http://www.oetec.org/nota.php?id=2232&area=1

OETEC (1/08/2016) De la falta de gas natural a la exportación. Breve análisis del Decreto 893/2016
http://www.oetec.org/nota.php?id=1978&area=1

OETEC (29/7/2015) Crítica a Fernando Navajas y al programa energético del saqueo y la exclusión (FIEL-Macri)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1340&area=1

OETEC (20/06/2015) Análisis de la producción e importación de gas natural en el primer cuatrimestre de 2015
http://oetec.org/nota.php?id=1248&area=1

OETEC (8/04/2015) A once años de la renacionalización del gas natural
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201112&area=%201

Datos del IAPG para importación de GNL
http://www.iapg.org.ar/estadisticasnew/impoexporpais2.htm