ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo Económico

| Artículos Periodísticos

Flexibilización petrolera: De la "irrigación" al "derrame" (y de cómo el Ministerio de Hacienda desnuda el fraude laboral)

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
ART, flexibilización laboral, Vaca Muerta, Neuquén, Jorge Sapag, YPF, PAE, empleo, irrigar, derrame, círculo virtuoso del desarrollo, sinergia, Ministerio de Hacienda, Informe Cadenas de Valor, consumo, mercado interno, desarrollo genuino, fraude, estafa laboral, Mauricio Macri



20-02-2017 | La reforma al régimen de las ART es la segunda etapa del fraude laboral contra el pueblo trabajador. Repasemos la primera etapa, y en ella, el primer sector atacado. El 10 de enero de 2017, el Presidente de la Nación informó de un supuesto "nuevo" plan para Vaca Muerta. Dicho plan, nos aseguró Macri, traería aparejado una "revolución de empleo en todo el país" y una lluvia de inversiones por "5.000 millones de dólares para el primer año". Este Observatorio demostró, no obstante, que el "nuevo" plan de Cambiemos no tiene nada de nuevo: las inversiones anunciadas ya estaban comprometidas con anterioridad a su mandato y la producción de Vaca Muerta, lejos de estar abandonada, registró un crecimiento exponencial desde 2012 -impulsada por la renacionalización de YPF- (ver bibliografía). Por tanto, el gran cuento de la "reactivación" fue la excusa que puso en práctica la primera iniciativa de flexibilización laboral en la Argentina, como no se recuerde desde los noventa. Los trabajadores petroleros, los conejillos de indias. A continuación, el cuarto informe del OETEC destinado a poner en evidencia la estafa implícita en los convenios para "impulsar la explotación de gas no convencional de Vaca Muerta" -suscriptos oficialmente el 31 de enero de 2017-. De igual forma a lo procedido siempre, nuestro Observatorio se basa en datos de la administración nacional. En este caso, del ex Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas.



Fuente: Diario Clarín, 16 de julio de 2015. Se lee: "El gobernador de Neuquén Jorge Sapag anunció ayer la que puede considerarse, al menos en teoría, la mayor inversión de la historia petrolera en Vaca Muerta. A través de un video en YouTube, Sapag adelantó que YPF junto a Pan American Energy (PAE, de los Bulgheroni) y la alemana Wintershall invertirán en total US$ 30.000 millones en las concesiones no convencionales Bandurria Sur, Centro y Norte. Además, en el yacimiento Lindero Atravesado, del que participan PAE (62,5%) e YPF (37,5%) se invertirán otros US$ 8.000 millones, completando los US$ 38.000 millones". Y más adelante: "El anuncio conmueve a una industria que soporta un barril de crudo por debajo de los US$ 60 a nivel internacional (aunque en el país hay un valor interno más alto)… El gobernador aseguró que se generarán 20 mil puestos y podrían surgir 700 empresas de servicios". ¿Cómo hicieron el gobierno nacional de entonces y la gobernación neuquina para lograr inversiones históricas en Vaca Muerta (las anunciadas por Macri en enero) generando miles de nuevos puestos de trabajo y sin cercenar el más mínimo derecho laboral?

La sinergia entre la recuperación petrolera y el empleo
El Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas -entonces en cabeza de Alfonso Prat Gay-, publicó en 2016 una interesante serie de trabajos titulados "Informes de Cadenas Productivas". Tales informes "tienen por objeto una descripción analítica y estructural de diversas cadenas de valor del aparato productivo argentino". El correspondiente al sector hidrocarburífero nacional más reciente data de agosto de 2016.

En su página 6 aparecen detallados en una tabla los "Indicadores Seleccionados". La colocamos debajo:


Fuente: "Informe Cadenas de Valor - Hidrocarburos, Agosto de 2016". Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas.

En primer lugar, obsérvese la evolución positiva de prácticamente todos los indicadores entre 2014 y 2015, dando cuenta de la importantísima recuperación de la que tanto hablamos en informes anteriores del OETEC. Asimismo, adviértanse las caídas espectaculares en las importaciones de gas natural e hidrocarburos. En segundo lugar, notar lo sesgado de haber tomado como segundo período de análisis al ocurrido entre 2010 y 2015. Los cambios positivos en materia de hidrocarburos se registran desde 2012, esto es, desde la recuperación de YPF. Partir de 2010 licua dichas mejoras.

Ahora bien, y yendo al objetivo de este trabajo, observar que al final de la tabla aparecen los indicadores de "empleo registrado" para la extracción de petróleo y gas, la refinación y el procesamiento, la fabricación y distribución de gas. La variación interanual en puestos de trabajo generados entre 2014 y 2015 es de 4,53%, 1,3% y 3,39%, respectivamente.

En otras palabras, existió una relación directamente proporcional entre la generación de empleo para el sector y la recuperación hidrocarburífera, esto es, una producción en sintonía con un mercado interno en expansión. Ahora bien, ¿se habrán tratado de puestos de trabajo peor remunerados? Veamos…

Evolución del empleo en el sector hidrocarburos
En la página 21 del citado informe, se publica el siguiente gráfico:


Fuente: "Informe Cadenas de Valor - Hidrocarburos, Agosto de 2016". Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas. Se aprecia una constante evolución en el empleo que cada subsector generó. La tendencia positiva se acentúa a partir de 2012, estabilizándose recién en 2015. No resulta difícil deducir que la recuperación hidrocarburífera -que el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas no pudo ocultar, como no pudo ni puede hacerlo el propio Ministerio de Energía- fue codo a codo con la recuperación del empleo petrolero. Se trata, en definitiva y como se verá luego, del círculo virtuoso del desarrollo.

Dicho gráfico es acompañado de una serie de párrafos que merecen la pena citarse (subrayado es nuestro): "El empleo del sector mostró una evolución creciente a lo largo de los años analizados, promediando un incremento agregado del 26,7% entre los extremos de la serie; un desempeño que se muestra muy por encima de la velocidad de crecimiento total (9,6% entre 2015 y 2010). En cuanto al peso del sector sobre el empleo nacional, durante el año 2015, los puestos generados representaron poco más del 1,2% del empleo privado registrado del país".

"Por otra parte, la evolución del empleo por actividad remarca el apalancamiento que posee la etapa de extracción que, además de contribuir con el 80% del trabajo registrado, evoluciona a un ritmo cinco veces mayor que los puestos asociados a la refinación".

Y por último, el más jugoso: "En referencia a los salarios, se destaca que exceptuando las remuneraciones promedio de los trabajadores de las estaciones de servicio, el resto de las actividades de la cadena se ubica por encima del nivel de la remuneración promedio de toda la economía. Esto se explica en mayor medida por la alta calificación que se requiere en esa etapa, donde los subsectores no sólo obtuvieron remuneraciones que duplicaron el promedio, sino que además consiguieron aumentos salariales con mayor velocidad que la media nacional".

De lo anterior podemos sintetizar que: 1) La etapa de extracción contribuye con el 80% del trabajo registrado de toda la cadena; 2) Los subsectores aguas arriba implican remuneraciones por encima de la media de toda la economía; y 3) Se trata de un sector cuyos trabajadores consiguen aumentos salariales más rápidamente que la media nacional.

Obviamente que para sostener semejante dinámica, las empresas deben resignar utilidades y dividendos, en paralelo a ejecutar altos volúmenes de reinversión que permitan compensar los egresos por el lado de una mayor producción (mayores ingresos). Y todo esto, con un Estado detrás que incentive y proteja esas reinversiones, como efectivamente sucedió (ejemplo: precio sostén para el barril interno, tal y como reconoció el diario Clarín en la citada nota). Aquí, en definitiva, la importancia capital de los subsidios como herramienta de desarrollo socioeconómico.

El círculo virtuoso del desarrollo ("irrigación" vs. "derrame")
Posemos nuevamente la mirada en la tabla del apartado anterior. En la variación 2015/2014, los indicadores de producción (extracción), refinación (a excepción GLP y fueloil), consumo interno e importaciones mejoraron marcadamente. ¿Y los de empleo? ¿Cayeron o aumentaron? Aumentaron, al ritmo de excelentes salarios muy por encima de la media nacional, tal y como reconoció la propia administración macrista.

Los indicadores positivos en materia de empleo petrolero, extracción, refinación y procesamiento de hidrocarburos, desde la renacionalización de YPF hasta finales de 2015, fueron apalancados por un mercado interno pujante y en expansión, incluso a pesar del desplome registrado en el precio internacional del crudo gracias a la protección con precios sostén. Al respecto, el ex Ministerio presidido por Prat Gay en referido informe no nos deja mentir (subrayados nuestros): "La cadena de los hidrocarburos produce principalmente combustibles que son esenciales para el sector doméstico y de servicios, pero son sensiblemente especiales para la actividad industrial. Los derivados del petróleo y el gas como insumos difundidos capturan el 9,6% de las compras realizadas por las actividades económicas nacionales. Este promedio se explica principalmente por las actividades productivas del sector secundario y de la construcción (10,8%), obteniendo los servicios una menor demanda en los productos de la cadena (7,0%)".

Y agrega: "La participación de las compras al interior de la cadena es muy importante y representa el 65% del total, a su vez un 23% de los insumos son de origen importado y organizándolos en cadenas de valor el transporte y los petroquímicos son los que generan mayor abastecimiento. En relación a las ventas de la cadena se destaca que las colocaciones en el mercado interno representan el 88% de las mismas, dentro de estas, el 36% se realiza dentro de la cadena y el resto se reparte para el consumo final y a otros sectores productivos; donde se destacan la cadena de logística y la petroquímica. Por consiguiente, esta industria produce productos finales e intermedios, de muy difícil sustitución, que son altamente estratégicos para el funcionamiento del sistema productivo nacional".


Fuente: "Informe Cadenas de Valor - Hidrocarburos, Agosto de 2016". Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas.

Volvamos ahora al artículo del diario Clarín mencionado al comienzo (ver primera imagen). Refiriéndose a Sapag se lee: "El mandatario indicó que por regalías la provincia recibirá $180.000 millones en 20 años". Acto seguido, se lo cita textualmente: "Con estos acuerdos estamos asegurando importantes inversiones para los próximos años en Neuquén, y la generación de empleo e ingresos fiscales sostenidos que nos permitirán apuntalar nuestro modelo de crecimiento". Debajo, el mismo reporte pero del diario Río Negro:


Fuente: Diario Río Negro, 16 de julio de 2015. Se lee: "Las megainversiones que YPF, Pan American Energy (PAE) y Wintershall realizarán en Vaca Muerta generarán unos 12.000 puestos de trabajo en las próximas décadas. Así lo aseguró ayer el gobernador Jorge Sapag, que anunció los nuevos proyectos no convencionales a través de un video grabado y publicado en YouTube. Se trata de una verdadera explosión laboral en un sector que, en apenas cinco años, produjo 5.500 nuevos puestos según datos oficiales".

El artículo en cuestión termina señalando que "El dinero traerá consigo una verdadera explosión laboral. La sola puesta en marcha de los pilotos en estos dos yacimientos (que en realidad serán cuatro, porque el bloque Bandurria se dividió en tres) creará cientos de puestos de empleo en el corto plazo y 12.000 en todo su desarrollo, aseguró el gobernador. Sapag también señaló que se crearán unas 700 pymes y que las arcas del Estado también se engordarán con unos 180.000 millones de pesos en las próximas décadas".

De esto se trata el círculo virtuoso del desarrollo: el Estado apancalando desde las empresas públicas y/o acompañando al sector privado para viabilizar inversiones; las inversiones precediendo el desarrollo, generando empleo, estimulando el consumo, propagando la industrialización y afianzando el mercado interno; mercado interno que a su vez requerirá de una mayor producción (garantiza la compra futura de insumos, bienes y servicios), lo cual conducirá a las empresas a decidirse por aumentar sus inversiones (previsibilidad y confianza). A esta acción de fomento genuino del desenvolvimiento económico le llamamos "irrigar", pues se inicia de abajo hacia arriba, siendo la antítesis del fracasado modelo del "derrame".

Y así fue que entre 2012 y 2015 se construyó, paciente pero progresivamente, una Vaca Muerta acorde a las necesidades de una Argentina autosuficiente y con plenos derechos laborales y sociales para sus trabajadores. La política nacional emanada del gobierno anterior lo hizo posible, y entre todos, se comenzó a poner en valor para y por el pueblo argentino uno de los principales reservorios de gas y petróleo del mundo.

Conclusiones
Sin el más mínimo resquicio a dudas, se advierte que lo anunciado por Mauricio Macri en relación a Vaca Muerta es humo, por un lado, así como el anticipo de un cambio estructural para el sector, por el otro: si las inversiones ya están comprometidas -han sido heredadas- y la flexibilización laboral petrolera es un hecho, las utilidades no se reinvertirán, mucho menos se destinarán a generar más y mejor empleo.


Fuente: Ámbito Financiero, 15 de julio de 2015. La actual administración de Neuquén debe explicar cómo fue que la gestión anterior logró ingentes inversiones a cambio de mayor empleo y sin reducir un ápice los derechos de los trabajadores?

El resultado: la flexibilización laboral confirma el abrupto descenso de las inversiones y reinversiones -el desplome petrolero de 2016 en producción y perforación de pozos es ilustrativo al respecto (ver bibliografía)-, capital que habrá de destinarse a maximizar utilidades y pago de dividendos, en detrimento del mercado interno y de una Argentina industrial. En este nuevo contexto, los trabajadores y sus derechos sobran, mientras que la salud del mercado doméstico y la autosuficiencia económica pasan a ser un estorbo más que otra cosa.



Bibliografia
OETEC (16/02/2017) Así se fabrica una "crisis energética": desplome petrolero y su impacto en la oferta primaria de energía
http://www.oetec.org/nota.php?id=2371&area=1

OETEC (2/02/2017) Flexibilización laboral e hidrocarburos: trabajadores felices y con plenos derechos… ¡SÍ SE PUEDE!
http://www.oetec.org/nota.php?id=2336&area=2

OETEC (12/01/2017) Se desploma la producción de petróleo: la peor caída desde 2011
http://www.oetec.org/nota.php?id=2284&area=1

OETEC (11/01/2017) La contrarrevolución del empleo. ¿Despedir y cercenar derechos a los trabajadores para apuntalar Vaca Muerta?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2281&area=1

OETEC (10/01/2017) Inversiones por 5.000 millones en Vaca Muerta: ¿Nuevas inversiones? ¿Boom del shale macrista?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2280&area=1

Diario Clarín dando cuenta del anuncio de 2015 en Vaca Muerta
http://www.clarin.com/empresas-y-negocios/ypf-pae-wintershall-megaproyecto-vaca_muerta_0_BkZGIFDQe.html

Diario Río Negro y los anuncios de Jorge Sapag
http://www.rionegro.com.ar/region/esperan-12-000-empleos-por-inversion-petroler-EBRN_7821225

Diario Ámbito Financiero y los anuncios de Neuquén por Vaca Muerta
http://www.ambito.com/799215-por-vaca-muerta-neuquen-recibira-inversiones-por-us-38000-m