ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Tecnología Nuclear

| Artículos Periodísticos

Síntesis de la actualidad del sector nuclear argentino, febrero de 2017

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Plan Nuclear Argentino, PIAP, Dioxitek, CAREM-25, RA-10, CNEA, NA-SA, INVAP, Atucha II, Embalse, dióxido de uranio, 4ta central nuclear, Ministerio de Planificación, Subsecretaría de energía nuclear, Plan Energético Nacional, Julio De Vido, Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner



23-02-2017 | En este informe se caracteriza la situación actual de los proyectos industriales y de generación nucleoeléctrica en curso y pendientes de ejecución lanzados y relanzados en 2006 en el marco del Plan Nuclear Argentino. Se destaca, como punto negativo, las demoras en la ejecución de los proyectos 4ta Central Nuclear y 5ta Central Nuclear, cuyo inicio de construcción lleva un atraso de 14 meses. Como punto positivo, los avances de obras en el CAREM-25 y su impacto en la industria nacional ya que, de continuarse con lo definido por el ex Ministerio de Planificación Federal, la CNEA deberá priorizar las ofertas de la industria metalúrgica nacional -respetando así el Régimen de Compre Trabajo Argentino establecido por la Ley 25.551- a la hora de comprar los componentes electromecánicos. Ello permitirá lograr que alrededor del 70% de los componentes electromecánicos de las áreas nuclear y convencional del Prototipo CAREM-25 sean fabricados por la industria nacional. Otro punto positivo es el avance de obras del RA-10, reactor nuclear multipropósito de 30 MW de potencia térmica -proyecto nacido a mediados de 2010-, que tendrá como principal objetivo reemplazar al reactor RA-3 (puesto en marcha en 1967) en la producción comercial de radioisótopos para aplicaciones médicas e industriales. Desde el Observatorio OETEC, instamos a las autoridades nacionales a continuar el camino recorrido entre los años 2006 y 2015, respetando la seguridad jurídica de nuestros industriales y trabajadores establecida por la Ley 25.551 en todos y cada uno de los proyectos aquí mencionados, para que de esta suerte se defiendan los intereses vitales de las industrias radicadas en nuestro país y con ellos los respectivos puestos de trabajo que demandan, más aún en este contexto de retracción del empleo, desplome de una política científica y tecnológica genuinamente argentina y apertura comercial indiscriminada.



Fuente: Nucleoeléctrica Argentina S.A. Presidente de la Nación Argentina, Dr. Néstor Carlos Kirchner durante un acto en la Central Nuclear Atucha II. En el contexto del Plan Energético Nacional puesto en marcha en mayo de 2004, Néstor Kirchner tomó la decisión estratégica de reactivar el Plan Nuclear Argentino en agosto de 2006, implementado desde entonces y hasta 2015 por el Ministerio de Planificación Federal. Los dos mandatos de Cristina Fernández de Kirchner direccionaron todos los esfuerzos e ingentes recursos para desarrollar al sector nuclear de forma inédita en su historia. Entre 2006 y 2015, el Plan Nuclear demandó una inversión de 11.000 millones de dólares, dejando planificados 31.000 millones hasta el 2025. Desde 2003, se formaron 5.200 nuevos especialistas en el sector, esto es, un crecimiento del 174% en el número de especialistas (3.000 a 8.220).

Reactivación de la PIAP
En 2017, la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) producirá unas 50 toneladas de agua pesada que serán suministradas a la empresa pública Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA) para el abastecimiento de las centrales nucleares de potencia operativas en el país. Según informó la Subsecretaría de Energía Nuclear de la Nación, a largo plazo se deberían producir unas 1.000 toneladas, que mayoritariamente serían destinadas para el Proyecto 4ta Central Nuclear, cuyo inicio de construcción lleva actualmente un atraso de 14 meses. También anunció que la reactivación de la PIAP demandó una inversión pública de AR$ 850 millones.

Cabe destacar que la PIAP es operada por la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), y es propiedad de la Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería S.E. (ENSI), perteneciente a la CNEA y a la provincia del Neuquén. Esta planta produce y comercializa a nivel nacional e internacional agua pesada virgen grado reactor (D2O), el cual se emplea como moderador y refrigerante en reactores nucleares que utilizan uranio natural como combustible. Su capacidad instalada es de 200 toneladas anuales (dos líneas de 100 c/u).


Fuente: CNEA. Inaugurada por la CNEA en 1994 y abandonada años más tarde, la PIAP comenzó su proceso de reactivación en 2006 en el contexto del relanzamiento del Plan Nuclear Argentino durante el gobierno de Néstor Kirchner, logrando suministrar en 2013 las 600 toneladas de agua pesada a NA-SA requeridas por Atucha II.

Como resultado de las demoras producidas por la actual administración nacional en la ejecución del Proyecto 4ta Central Nuclear, la PIAP tuvo suspendida la producción en sus dos líneas. El anuncio efectuado por la Subsecretaría de Energía Nuclear el mes pasado corresponde a la puesta en marcha de una de las dos líneas, para satisfacer la demanda de las centrales nucleares operativas del país, previéndose recuperar la segunda línea de producción una vez que se encuentre en ejecución el Proyecto 4ta Central Nuclear de NA-SA.

Auditoría en la NPUO2
La Nueva Planta de Producción de Dióxido de Uranio (NPUO2) de la empresa pública Dioxitek S.A., se está construyendo desde 2015 en el predio del Polo Científico, Tecnológico y de Innovación de la provincia de Formosa, ubicado a unos 15 km de la capital provincial. En noviembre de 2016, el Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés), realizó una auditoría a las obras de la NPUO2, concluyendo con opiniones totalmente favorables tanto en la ingeniería de la planta como en los niveles de seguridad, tanto ambientales como radiológicos, exigidos por la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) de Argentina y también los recomendados por la IAEA.


Fuente: CNEA. Obra en Formosa. El proyecto NPUO2 fue concebido durante la gestión del ex ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, Arq. Julio De Vido, con el propósito de garantizar el futuro suministro local de dióxido de uranio requerido para la fabricación del combustible que consumen los reactores nucleares de potencia y de investigación en el país, respetando una rigurosa política ambiental a través del cumplimiento de los estándares nacionales e internacionales en la materia.

La NPUO2 implica el diseño, construcción, montaje y puesta en marcha de una planta industrial que contará con la tecnología más avanzada que existe actualmente para este tipo de instalaciones a nivel mundial. La nueva planta de Dioxitek tendrá capacidad para producir 460 toneladas anuales de dióxido de uranio (UO2), lo que significa triplicar el actual nivel de producción con el que cuenta nuestro país. Se estima que la NPUO2 sea puesta en marcha en 2019.

Reactivación de la planta de Alta Córdoba
Por otra parte, en enero de 2017 la Subsecretaría de Energía Nuclear de la Nación anunció que la Municipalidad de Córdoba y Dioxitek lograron un acuerdo en la Justicia Federal por el cual se permite retomar la producción de dióxido de uranio en la planta que Dioxitek posee en Alta Córdoba (había sido cerrada por el citado municipio el 10 de noviembre del 2016).


Fuente: CNEA. Interior de la Planta de Dióxido de Uranio, en Córdoba. Dioxitek es propiedad de la CNEA (99%, mientras que el 1% restante pertenece a la provincia de Mendoza).

En su planta industrial de Alta Córdoba produce el polvo de UO2 de pureza nuclear grado cerámico, que luego es vendido a la empresa CONUAR, ubicada en el Centro Atómico Ezeiza de la CNEA, que lo emplea en la fabricación del combustible nuclear utilizado por las centrales nucleares del país.

Avance de obras en el CAREM-25
El 6 de febrero de 2017 se inició la primera de tres fases de hormigonado que favorecerán el montaje del módulo 3 del liner, que es el de mayor tamaño (tendrá un diámetro de 19 m, una altura de 12 m y un peso de 160 ton) y se compone de varias piezas separadas que serán ensambladas dentro de la obra. Cabe recordar que dos días después, el 8 de febrero, se cumplieron 3 años del inicio de las obras civiles del CAREM-25, en un predio que la CNEA posee en el Complejo Nuclear Atucha de NA-SA. Según la CNEA, la primera criticidad se debería alcanzar en 2019.


Fuente: CNEA. Este prototipo recibió el apoyo del Congreso Nacional mediante la sanción de la Ley 26.566 en 2009 que declara de interés nacional encomendar a la CNEA concretar el diseño, ejecutar su construcción y lograr la puesta en marcha del mismo.

Por pedido del ex Ministerio de Planificación Federal, la CNEA se encuentra realizando las compras y contrataciones públicas de componentes electromecánicos priorizando las ofertas de la industria metalúrgica nacional, respetando así el Régimen de Compre Trabajo Argentino establecido por la Ley 25.551. De esta manera, gracias a la gestión kirchnerista se logrará que alrededor del 70% de los componentes electromecánicos de las áreas nuclear y convencional del Prototipo CAREM-25 sean fabricados por la Industria Metalúrgica Nacional.

El CAREM-25 es un prototipo de reactor nuclear de potencia del tipo PWR avanzado diseñado íntegramente en el país, perteneciente a la categoría SMR (Small Modular Reactor). Tendrá una potencia instalada de 27 MWe, empleará como combustible uranio de bajo enriquecimiento (entre 1,8% y 3,1%) y como moderador y refrigerante agua natural. Este reactor no sólo le permitirá a la Argentina dar un paso clave en la creación de un sistema propio de generación nucleoeléctrica, sino que también abrirá las puertas a la exportación de centrales de baja y mediana potencia, como ya ocurre con los reactores de investigación y producción de radioisótopos diseñados por la prestigiosa empresa rionegrina de sistemas tecnológicos complejos INVAP Sociedad del Estado, empresa que originalmente contrató la CNEA para el diseño de la ingeniería conceptual del CAREM-25, junto al diseño y construcción del reactor experimental RA-8. A propósito de este último, entre 1997 y 2001 se lo empleó para comprobar la calidad del diseño de los elementos combustibles y del diseño del núcleo a escala real del reactor de potencia CAREM.

Avance de obras en el RA-10
Las obras civiles del Proyecto RA-10 se iniciaron en marzo de 2016 en un predio del Centro Atómico Ezeiza de la CNEA. A fines de enero de 2017 habían alcanzado un 30% de avance las excavaciones y tareas relacionadas al edificio del reactor, según informó la CNEA. Por otra parte, es importante señalar que finalizó el primer ciclo del plan de capacitación de los primeros operadores del reactor, el cual demanda alrededor de 4 años y se realiza mediante la "Especialización en Reactores Nucleares y Ciclo de Combustible" que dicta el Instituto Dan Beninson de la CNEA; además, en diciembre de 2016 se inició el concurso para que ingresen y se capaciten 36 nuevos egresados de escuelas técnicas.


Fuente: CNEA. Maqueta del reactor. El RA-10 es un reactor nuclear multipropósito de 30 MW de potencia térmica que tendrá como principal objetivo reemplazar al reactor RA-3 (puesto en marcha en 1967) en la producción comercial de radioisótopos para aplicaciones médicas e industriales. Este proyecto nació a mediados de 2010, cuando el ex Ministerio de Planificación Federal autorizó a la CNEA su ejecución.

Por último, cabe destacar que la CNEA contrató a INVAP para elaborar la ingeniería básica y la ingeniería de detalle del reactor, mientras que los suministros electromecánicos serán provistos por la Industria Metalúrgica Nacional. La CNEA estima que la obra civil y los montajes electromecánicos deberían finalizar en 2019, y que la ARN emita la licencia de operación ese mismo año o en el siguiente.

Proyectos 4ta Central Nuclear y 5ta Central Nuclear
El 3 de enero de 2017, NA-SA firmó la escritura para la compra y tomó posesión del predio de 110 hectáreas donde se emplazará la 4ta Central Nuclear, que formará parte del Complejo Nuclear Atucha de NA-SA. Esta central nuclear tendrá una potencia bruta instalada de aproximadamente 740 MWe, será de tecnología tubos de presión (CANDU), similar a la que se emplea en la Central Nuclear Embalse.

Si bien la nueva administración nacional asumió en diciembre de 2015, todavía no se logró firmar ningún acuerdo técnico-comercial y financiero con China, socio estratégico de la Argentina para la construcción de la 4ta y 5ta centrales de NA-SA. Se espera que en el viaje del presidente de la Nación en mayo de 2017 a China se logren concretar estos acuerdos, para que de esa forma se inicien las obras civiles correspondientes a la 4ta Central Nuclear, y posteriormente, las de la 5ta (esta última será un PWR de diseño chino). Hasta el momento estos proyectos acumulan un atraso de 14 meses.


Fuente: U-238. Maqueta de la 4ta Central Nuclear. La futura cuarta central nuclear tendrá una potencia bruta instalada de 740 MW, podrá generar el equivalente al 5% de la demanda nacional de electricidad y sustituir alrededor de 1.200 millones de m3 anuales de gas natural, contribuyendo así a la diversificación de la matriz de suministro eléctrico, brindando energía barata, limpia, segura y abundante. A propósito de centrales nucleares, Atucha II fue importante no sólo porque sumó 745 MW de potencia al SADI, sino porque permitió la recuperación de la industria metalúrgica nuclear de nuestro país y la formación de más de 5.220 científicos, ingenieros y técnicos calificados en la actividad.

Nuevamente, es justo mencionar que en febrero de 2015 el ex Ministerio de Planificación Federal había anunciado que la Industria Metalúrgica Nacional debería suministrar al menos el 70% de los componentes electromecánicos del Proyecto 4ta Central Nuclear (CANDU), e incluso la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) elaboró un informe que demuestra un potencial de suministros, prestación de servicios de ingeniería y montajes electromecánicos por parte de la industria nacional que podría superar el anterior porcentaje.

Conclusiones y llamado a la actual administración
Las cuatro centrales nucleares de 600 MW de potencia (incluyendo Atucha II) que debían entrar en funcionamiento en los años 1987, 1991, 1994/5 y 1997, y sus instalaciones complementarias (correspondientes al ciclo de combustible y a la fabricación de agua pesada) quedaron en el olvido más absoluto por parte de las administraciones de Raúl Alfonsín, Carlos Menem, Fernando de la Rúa y Eduardo Duhalde. El Plan Nuclear, en coma intensiva durante casi dos décadas, sería revivido por el Presidente Néstor Kirchner en agosto de 2006, ejecutado desde entonces y hasta 2015 por el Ministerio de Planificación Federal y profundizado durante los dos mandatos de Cristina Kirchner.


Fuente: Nucleoeléctrica Argentina S.A. Cristina Fernández de Kirchner, el 28 de septiembre de 2011, en el acto por la finalización de la primera etapa del Proyecto Atucha II. Dicha central fue la piedra fundamental del Plan Nuclear relanzado en agosto de 2006, reactivando a la industria nuclear, que tuvo una participación del 88% durante el período 2006-2014, conformando una cadena de valor industrial y tecnológica de 129 empresas, y generando en el sector 5.220 nuevos puestos de trabajo altamente calificados. Señaló entonces la Presidenta: "Estamos ante un hito al incorporar al sistema energético la tercera central nuclear. Hay que garantizar que quien conduzca este Estado tenga las mismas ideas sobre soberanía, autonomía, ingreso popular, trabajo, ciencia y tecnología. Ésta es la mejor herencia que debemos dejar".

Desde el Observatorio OETEC, instamos a las autoridades nacionales a continuar por dicho camino, ya que los años entre 2006 y 2015 demostraron ingentes beneficios a nivel: 1) formación de una nueva generación de profesionales y técnicos calificados; 2) la recuperación de las capacidades perdidas en la cadena de valor de la industria nuclear; 3) desarrollo del know how y la cadena productiva industrial requeridos para los proyectos actualmente en ejecución (la extensión de vida de la Central Nuclear Embalse, el desarrollo del prototipo CAREM-25 y el Proyecto RA-10, entre otros); 4) sustitución de importaciones de gas y generación de energía de base con nula emisión de gases de efecto invernadero; y 5) formación de recursos científico-técnicos e industriales para el inicio de las dos nuevas centrales nucleares de potencia.

Finalmente, instamos también al Poder Ejecutivo Nacional a que se respete la seguridad jurídica de nuestros industriales y trabajadores establecida por la Ley 25.551 "Régimen Compre Trabajo Argentino" en todos y cada uno de los proyectos mencionados, para que de esta suerte se defiendan los intereses vitales de las industrias radicadas en nuestro país y con ellos los respectivos puestos de trabajo que demandan, más aún en este contexto de retracción del empleo, desplome de una política científica y tecnológica genuinamente argentina y apertura comercial indiscriminada.



Bibliografia
OETEC (2/03/2016) Primer aniversario de Atucha II a plena potencia
http://oetec.org/nota.php?id=1610&area=17

OETEC (11/02/2016) Proyecto IV° Central Nuclear: energía barata, limpia, segura y abundante
http://www.oetec.org/nota.php?id=1567&area=8

OETEC (8/06/2015) "Atucha II permitió la recuperación de la industria metalúrgica nuclear de nuestro país"
http://oetec.org/nota.php?id=1217&area=1

OETEC (12/03/2015) Central Nuclear Néstor Kirchner: el mundo alecciona al Menemismo del Siglo XXI (y al señor Jorge Oviedo)
http://www.oetec.org/nota.php?id=1074&area=1

OETEC (19/02/2015) La Central Nuclear Néstor C. Kirchner (Atucha II)
http://oetec.org/nota.php?id=1042&area=1

OETEC (3/06/2014) La Central Nuclear Néstor Kirchner y el proyecto político del pueblo argentino
http://oetec.org/nota.php?id=497&area=1

ADIMRA: http://www.adimra.org.ar

ARN: http://www.arn.gov.ar

CNEA: http://www.cnea.gov.ar

CONUAR: http://www.conuar.com

DIOXITEK: http://www.dioxitek.com.ar

ENSI: http://www.ensi.com.ar

Gobierno de Formosa: https://www.formosa.gob.ar/polocientifico

IAEA: https://www.iaea.org

INVAP: http://www.invap.com.ar

NA-SA: http://www.na-sa.com.ar

Subsecretaría de Energía Nuclear de la Nación: https://www.minem.gob.ar/energia-electrica/nuclear.html