ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos Periodísticos

La hiperdesindustrialización: el déficit comercial de la industria metalúrgica fue de US$ 19.000 millones en 2016

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
ADIMRA, desindustrialización, hiperdesindustrialización, comercio exterior, consumo energético, industrias, demanda de gas, acerías, industria metalúrgica, siderurgia



21-03-2017 | En el último informe de comercio exterior publicado por la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA), se destaca que si bien el resultado comercial de 2016 alcanzó un superávit de US$ 2.128 millones -gracias al crecimiento observado en la exportación de productos primarios- en la industria metalúrgica el panorama fue completamente diferente: déficit comercial de US$ 19.000 millones, el cual representó una caída interanual de 6,5% como consecuencia de una disminución en las exportaciones del 10,5%. Exponemos a continuación una serie de datos específicos del sector, más una síntesis del alarmante proceso de desindustrialización (hiperdesindustrialización) que lleva adelante de forma deliberada la administración macrista.



Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, Informe mensual - Diciembre de 2016. La hiperdesindustrialización: el desplome de las acerías, las fundiciones, las siderúrgicas, las metalúrgicas y cementeras, entre otras, ha sido alarmante. Por su parte, el desempeño negativo de la actividad metalúrgica se debió a la caída en la producción de "Equipos y aparatos eléctricos", "Equipamiento médico", "Productos de metal", "Fundición", "Bienes de capital" y "Autopartes".

En el año 2016 el resultado de la balanza comercial alcanzó un superávit de US$ 2.128 millones, explicado por el crecimiento observado en la exportación de Productos Primarios (PP). El alza más significativa se registró en los PP con 18% de incremento, mientras que las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) la variación porcentual no registró cambios (0%). Sin embargo, las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) y los Combustibles/Energía mostraron disminuciones de 6,6% y 11,5%, respectivamente.


Fuente: Departamento de Estudios Económicos de ADIMRA en base a INDEC. Se señala allí que: "Los rubros importados que más disminuyeron fueron: "Combustibles y lubricantes" (-31%), "Bienes intermedios" (-14%) y "Piezas para bienes de capital" (-11%). Por el contrario, aumentaron las compras al exterior en los rubros "Vehículos de pasajeros" (+34%), "Bienes de consumo" (+9%) y "Bienes de capital" (+2%)". En cuanto a los "productos primarios exportados que registraron mayor crecimiento en 2016 en términos de variación interanual fueron: lanas sucias, tabaco sin elaborar, animales vivos, hortalizas y legumbres sin elaborar y fibras de algodón".

En la industria metalúrgica se observó en 2016 un déficit comercial de US$ 19.000 millones, el cual representó una caída interanual de 6,5%, consecuencia de una disminución en las exportaciones de 10,5% (US$ 2.560 millones) y de una declinación de 7% en las importaciones (US$ 21.560 millones). Cabe agregar que en el acumulado del total de 2016 el comercio exterior metalúrgico mantuvo su participación sobre el total de ventas al exterior de la Argentina, representando el 15% de las exportaciones de MOI, de las cuales un 21% correspondió a bienes de capital.

El informe de ADIMRA señala que los principales destinos de exportación en orden decreciente fueron los siguientes: ASEAN (junto con China, Corea del Sur, Japón e India), MERCOSUR (Brasil), UE y NAFTA (EE.UU.). Mientras que las principales zonas de origen fueron ASEAN (China), MERCOSUR (Brasil), UE y NAFTA. En particular, el intercambio con el bloque MERCOSUR arrojó un déficit comercial superior a los US$ 3.000 millones, mientras que con ASEAN el rojo fue de US$ 1.155 millones.

Conclusiones
Durante el primer año de macrismo no sólo se perdieron 2.497 usuarios industriales del servicio de gas por redes, sino que se trató del peor registro de los últimos 23 años (y muy seguramente del último cuarto de siglo):


Fuente: OETEC en base a Datos Operativos del ENARGAS.

En igual sentido, se observa que la demanda de energía eléctrica para las industrias y grandes comercios se vino abajo un 4,64% interanual, siendo el peor registro desde 2013:


Fuente: Elaboración propia en base a datos de CAMMESA, Informe Mensual - Diciembre de 2016. Hiperdesindustrialización: la peor caída de la demanda de electricidad desde que CAMMESA registra este indicador (2013).

La demanda energética de una nación está íntimamente ligada al nivel de industrialización, el desarrollo de su economía y la calidad de vida de su población.

Una economía que prioriza el tradicional modelo agro-exportador precisa muchísima menos energía (y en ella, energía eléctrica) de lo que un modelo industrial y productivo. La diferencia, como ya fuera analizado por este Observatorio (ver bibliografía), tranquilamente puede ser de 10 a 1.

Y es esta diferencia lo que explica la anarquía energética imperante, el incremento de los precios de la electricidad y del gas natural, la extranjerización, desregulación, privatización y mercantilización del sector, así como la diversificación de la matriz con renovables intermitentes, más costosas e irregulares en su suministro.


Fuente: OETEC en base a datos del Banco Mundial (PBI per cápita PPA es a valores de 2015; consumo de energía primaria a 2013). El PIB por paridad del poder adquisitivo (PPA) es el producto interno bruto convertido a dólares internacionales utilizando las tasas de paridad del poder adquisitivo.

Ninguna Nación que aspira a modernizar su economía -y en ella su aparato productivo, industrial y científico-tecnológico con manufacturas y exportaciones de alto valor agregado, a la vez que mejorando la calidad de vida de la población en su conjunto- puede tomar las políticas energéticas que el macrismo viene tomando desde diciembre de 2015. Salvo que, por supuesto, el objetivo buscado sea retrotraer la Argentina a la época del Centenario (con suerte y viento de cola a favor), emporio del modelo agroexportador con el 99% de la población y más de dos tercios de las provincias excluidas.

No de otra forma se explica lo acontecido con el aparato productivo e industrial nacional, y en él, el estratégico que constituyen las empresas metalúrgicas nucleadas en ADIMRA.



Bibliografia
OETEC (20/03/2017) A qué nivel de consumo energético nos quieren llevar: ¿Kenia, Etiopía…? Favor indicarle a la ciudadanía
http://www.oetec.org/nota.php?id=2449&area=1

OETEC (15/03/2017) Macrismo: la administración neoliberal más eficiente en la destrucción del mercado interno gasífero
http://www.oetec.org/nota.php?id=2437&area=1

OETEC (7/03/2017) En defensa del empleo, la industria y el mercado interno
http://www.oetec.org/nota.php?id=2418&area=1

OETEC (9/01/2017) Radiografía energética del proceso de desindustrialización y reprimarización económica
http://www.oetec.org/nota.php?id=2277&area=17

OETEC (3/01/2017) La demanda de electricidad de industrias y grandes comercios en su peor nivel desde 2013
http://www.oetec.org/nota.php?id=2271&area=1

ADIMRA. Informe de Comercio Exterior - 4to. trimestre de 2016. Departamento de Estudios Económicos. http://www.adimra.org.ar/index.do?sid=86&nid=2507