ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos de opinión

La pesada herencia hidrocarburífera de Ramón Peralta y el remate macrista (y pro-británico) contra Santa Cruz

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Santa Cruz, Alicia Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner, producción petrolera, producción de gas, Ramón Peralta, pesada herencia, Grupo Shell, YPF, renacionalización, intereses pro-británicos, relaciones carnales, Reino Unido, Antártida, Atlántico Sur, Patagonia, geopolítica, Ministerio de Energía, macrismo, Mauricio Macri, defensa, seguridad nacional, represas, Río Turbio, Corte Suprema



24-04-2017 | Con la renacionalización de YPF, Santa Cruz escaló del tercer al segundo puesto como provincia petrolera gracias a un repunte del 19% en su producción (2012/2011). Sin embargo, el notable impulso dado por aquella estratégica medida (y que se proyectó a escala nacional), no pudo ser sostenida por la provincia a diferencia de lo ocurrido en las restantes jurisdicciones. En efecto, durante el segundo mandato de Ramón Peralta (2011-2015), la producción de crudo fue siempre negativa a excepción, como se dijo, del primer año de la YPF recuperada. De las primeras cuatro productoras, Santa Cruz cargó con el peor desempeño petrolero entre 2012 y 2015. El resultado, lógico: Peralta se despidió de la gobernación con una provincia retrocediendo nuevamente a la tercera posición (desbancada por Neuquén). En materia gasífera y para igual período, Santa Cruz tuvo la más flaca de todas las recuperaciones en comparación con las otras tres grandes productoras (Neuquén, Chubut y Tierra del Fuego). La gobernación Peralta culminó hace más de un año, pero doce meses de administración neoliberal en la Rosada vinieron a rematar su desastrosa gestión: en 2016, la producción santacruceña de petróleo fue la más baja de las primeras cuatro provincias productoras y desde la renacionalización de YPF. El golpe a las arcas provinciales por el desplome en las regalías trepó a los 61 millones de dólares (por debajo de lo recaudado en 2015), una diferencia que no se veía desde 2004. En gas natural, la extracción de Santa Cruz -tercera productora del país- apenas creció un 0,9% en relación a 2015, ubicándose muy detrás de lo ocurrido con las provincias oficialistas Neuquén (7%) y Tierra del Fuego (30%). Si bien 2016 fue malo para la inmensa mayoría de las provincias productoras (ver bibliografía), hilando fino se advierte que fue justamente en Santa Cruz donde YPF tuvo su peor desempeño en comparación con los restantes Estados provinciales donde también opera. ¿Casualidad? Y más importante aún: ¿Casualidad el ascenso del Grupo Shell en materia energética y la profundización de las relaciones carnales entre Casa Rosada y Londres con una Santa Cruz devastada? ¿Acaso hay algo más conveniente a los intereses de la potencia invasora y su proyección de poder en la Patagonia, el Atlántico Sur y la Antártida que una Santa Cruz eternamente dedicada a las ovejas, repleta de extranjeros en calidad de mesiánicos protectores de llanuras y ríos para perpetuo usufructo de animales, arqueólogos y paleontólogos (en lo posible primermundistas)? La continuidad de la gobernación de Alicia Kirchner, así como una Santa Cruz económicamente sólida, protagónica en hidrocarburos, próspera en lo social e interconectada al país a través de obras de infraestructura masivas emplazadas en su propio territorio trasciende la mera defensa de la democracia, las instituciones y el respeto a la voluntad popular del pueblo santacruceño. Desde diciembre de 2015, la defensa de Santa Cruz pasó a ser una cuestión de seguridad nacional.



Fuente: OETEC. La segunda gobernación de Peralta contó con una YPF genuinamente estatal y alineada a un proyecto industrialista y redistributivo. Pero, desde diciembre de 2015, la YPF macrista (sometida a los designios del Grupo Shell) devino en una poderosa herramienta de asfixia económica, financiera y social para la emblemática provincia. La llegada del neoliberalismo a la Rosada vino a rematar la pesada herencia de Peralta para así alcanzar un doble objetivo: por un lado, una Santa Cruz patio trasero del poder central, clave para la sumisión de la Patagonia al Puerto de Buenos Aires; por el otro, contribuir a los viejos anhelos colonialistas del Reino Unido en el Atlántico Sur y la Antártida. La histórica alianza entre los intereses de las clases dominantes argentinas y sus viejos y preferidos socios europeos vuelve al ruedo como nunca desde la Argentina del Centenario.

Gestión petrolera de Ramón Peralta
El ex gobernador asumió su segundo mandato en diciembre de 2011. Debajo, dos gráficos. El primero, con lo sucedido en materia petrolera en la provincia por él comandada; el segundo, comparando con las principales productoras de crudo (se analiza a partir de 2012, año de la renacionalización de YPF):


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Durante el segundo mandato de Ramón Peralta (2011-2015) al frente de la provincia, la producción de crudo fue siempre negativa a excepción, como se dijo, en la introducción del primer año de la YPF recuperada. Obsérvese el impacto de la renacionalización en los niveles de producción. Santa Cruz fue en 2016 el tercer productor de petróleo del país, con el 20% del total.

De las primeras cuatro productoras (representaron en 2016 el 85% del total de crudo extraído en la República Argentina), Santa Cruz destacó por registrar el peor desempeño petrolero entre 2012 y 2015. El resultado no se hizo esperar: Peralta se despidió haciendo descender su provincia a la tercera posición (desbancada por Neuquén).


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Con la renacionalización de YPF, Santa Cruz pasó de la tercera posición en producción de petróleo a la segunda, mientras que su producción se recuperó un 19% (2012/2011). El notable impulso que aquella estratégica medida dio al sector (y que se reflejó sobremanera en Santa Cruz), no pudo ser mantenida por la gestión de Peralta a diferencia de lo ocurrido en las demás provincias. La curva roja permite dimensionar la involución.

Gestión gasífera de Ramón Peralta
En el primer gráfico se analiza lo sucedido en la provincia con la producción de gas natural; en el segundo, la comparación con las principales productoras de crudo (se analiza a partir de 2012, año de la renacionalización de YPF):


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Con la renacionalización de YPF, la producción de gas en la provincia mejoró notablemente. Sin embargo, Peralta no pudo sostener el incremento. Su producción se vino a pique en 2013. Recién en 2015 pudo incrementar su producción un magro 1%.

En la comparación con las restantes provincias gasíferas la diferencia en detrimento de Santa Cruz queda más que de manifiesto:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. La tasa de producción de gas de Santa Cruz, exceptuando 2012, fue la menor en comparación con las otras tres grandes productoras (Neuquén, Chubut y Tierra del Fuego). La caída de esta última sería compensada con creces a partir de 2016 como consecuencia de los ingentes niveles de producción del yacimiento Vega Pléyade, iniciado en 2013. Santa Cruz fue en 2016 el tercer productor de gas del país, con el 9% del total.

Importa destacar que Santa Cruz, producto de su muy lenta recuperación en comparación con las principales provincias gasíferas, fue desplazada por Tierra del Fuego en 2016 a la tercera posición, posición que no tenía desde 2011.

Remate macrista
Al finalizar el primer año de gestión neoliberal, la producción de crudo a nivel nacional se desplomó un 3,8% en relación a 2015. Fueron 1.228.995 metros cúbicos menos, equivalentes a casi la totalidad de la caída en la producción ocurrida en 2012, 2013 y 2014 sumadas. Aquí la eficiencia de los que venían a revertir la supuesta crisis energética heredada. En cuanto al gas natural, el macrismo registró una expansión interanual del 4,9%. Sin embargo, el 90% del incremento obedeció a un único yacimiento -Vega Pléyade- que comenzó a producir en febrero de 2016 habiendo sido iniciado en 2013. De no haber sido por él, la tasa hubiera declinado del 3,4% (2015/2014) al 0,5%.

Al extrapolar ambos resultados a escala provincial, observamos que solamente Mendoza tuvo una variación interanual positiva entre 2016 y 2015 en sus niveles de producción de crudo. En relación al gas natural, cayeron la mitad de las ocho productoras -con excepción de Tierra del Fuego y Río Negro-.

En este sentido, Santa Cruz recibió un fortísimo golpe en materia petrolera así como la más floja de las recuperaciones gasíferas, principal logro de la gestión de Cristina Fernández de Kirchner durante su segundo mandato. Sigue el gráfico que sintetiza lo anterior:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. La producción gasífera se desaceleró (0,1 puntos porcentuales), mientras que la petrolera se desplomó un 5,1%, le peor caída desde 2012.

La caída registrada en petróleo durante el primer año de macrismo implicó para la provincia de Santa Cruz 61 millones de dólares menos de recaudación por regalías (-18% en relación a 2015). Se trata, por cierto, de la disminución interanual más significativa desde 2004.

Ahora bien, ¿dónde reside la clave de lo sucedido en Santa Cruz desde la renacionalización de YPF en 2012 hasta diciembre de 2016? Como ya fuera advertido por este Observatorio, el desplome de YPF explicó casi la mitad de la retracción en sus volúmenes petroleros. ¿Será que habrá existido alguna decisión oficial de perjudicar a la emblemática provincia?


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. En Santa Cruz, YPF explicó en 2016 el 58% de la producción total de crudo provincial. Analizando la participación de las petroleras en la retracción de los volúmenes, se observa que YPF explicó el 40% de la caída.

YPF como variable de ajuste
De las primeras cuatro provincias petroleras, a saber y en orden decreciente: Chubut, Neuquén, Santa Cruz y Mendoza, la gobernada por Alicia Kirchner es aquella donde YPF extrajo la mayor cantidad de crudo entre 2012 y 2016 (inclusive). Y esto, a pesar de ser YPF en Neuquén responsable de más del 60% de su producción conteniendo la provincia además la joya de Vaca Muerta. En Santa Cruz, por su parte, la petrolera de bandera explicó en 2016 un 58% del total. El gráfico que sigue ilustra lo sucedido con la estatal en esta provincia desde su recuperación hasta finales de 2016:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, Tablas Dinámicas.

Nótese el incremento sostenido de la producción, con tasas siempre positivas (2015, debe recordarse, se produjo el desplome del precio internacional del barril de petróleo). Esto demuestra el respaldo que Casa Rosada -por medio de YPF- brindó a la provincia entonces gobernada por Peralta. El contraste con 2016 es, por supuesto, irrefutable. ¿Habrá sucedido lo mismo con YPF en las demás provincias productoras? El gráfico debajo responde el interrogante:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, Tablas Dinámicas. De izquierda a derecha, las provincias con los mayores volúmenes extraídos de crudo por YPF entre 2012 y 2016 (inclusive). En Santa Cruz se desplomó un 3,5% en 2016 en relación al año anterior. La siguiente peor caída obedeció a Chubut (-2,6%), donde YPF tiene una participación muchísimo menor sobre el total (24%). Por su parte, e inversamente, tanto en Mendoza como en Neuquén YPF mejoró su desempeño.

YPF en Santa Cruz registró la peor caída interanual para las principales cuatro provincias petroleras, y eso que aún no fue bendecida por la flexibilización en este sector (ya se cobró como víctima a Neuquén y avanza sobre Chubut). ¿Sorprende encontrarse a una YPF como variable de ajuste, cuando como sabemos, la estatal está en poder del Grupo Shell desde que Macri asumió la presidencia de la nación?

Conclusiones
La YPF comandada de facto por el CEO-ministro Juan José Aranguren debe agregarse a la lista de herramientas económicas, financieras y sociales de destitución de la gobernadora Alicia Kirchner. En otras palabras, y por más triste que suene, Yacimientos Petrolíferos Fiscales debe agregarse a la paralización de la explotación del carbón y su central térmica en Río Turbio, así como a las igualmente paralizadas represas sobre el Río Santa Cruz (las obras principales siguen frenadas por orden de la Corte Suprema al haber aceptado vergonzosas cautelares del fundamentalismo ambiental).

En este sentido, resulta clave advertir que la asfixia económica y financiera de Santa Cruz no comenzó con Macri sino que viene de la gestión de Peralta. En la tercera productora de gas y petróleo de la República Argentina, donde YPF explica 58 de 100 metros cúbicos extraídos de crudo y, más importante aún, donde prácticamente toda la actividad económica gira en torno a los hidrocarburos, qué mejor que utilizar a la petrolera de bandera para terminar con el apellido "Kirchner" y su significado político, cultural y hasta geopolítico. Y ya que de geopolítica hablamos, el párrafo que sigue a modo de cierre.

Quedará para un próximo trabajo, pero creemos que el ataque a una Santa Cruz diversificada y desarrollada debe analizarse también desde la amalgama entre Casa Rosada y Londres, y que por el grado de sus "relaciones carnales" nada tiene que envidiar a Rivadavia, Mitre ni a la Argentina del Centenario.

¿Qué más pueden pedir los intereses de la potencia invasora y su proyección de poder en la Patagonia, el Atlántico Sur y la Antártida que una Santa Cruz eternamente dedicada a las ovejas, repleta de extranjeros en calidad de mesiánicos protectores de llanuras y ríos para perpetuo usufructo de animales, arqueólogos y paleontólogos (en lo posible primermundistas)? Santa Cruz explica un 6,5% de la superficie total nacional y un 50% de la Patagonia; frente a sus costas decenas de miles de millones de dólares en barriles de petróleo y recursos ictícolas; frente a sus costas, la base militar más poderosa de la OTAN en el Atlántico, puente directo y obligado hacia la Antártida.


Fuente: Diario Clarín, en nota publicada el 31 de enero del corriente. Su título: "Ahora cuestionan las expropiaciones para las represas en Santa Cruz". El epígrafe que acompaña la imagen del artículo (y que es justamente la de arriba): "El majestuoso Río Santa Cruz, uno de los más importantes de la Patagonia, perderá su fisionomía para siempre". Rechazar la explotación del carbón en Río Turbio y las represas hidroeléctricas en la provincia es rechazar el desenvolvimiento socioeconómico de una de las regiones geopolíticas más trascendentales de la Argentina, la región y el mundo. Nada más funcional a la administración pro-británica de Mauricio Macri que el discurso tremendista del fundamentalismo ambiental.

La continuidad de la gobernación de Alicia Kirchner, así como una Santa Cruz económicamente sólida, protagónica en hidrocarburos, próspera en lo social e interconectada al país a través de obras de infraestructura masivas emplazadas en su propio territorio trasciende la mera defensa de la democracia, las instituciones y el respeto a la voluntad popular del pueblo santacruceño.

La defensa de Santa Cruz pasó a ser una cuestión de seguridad nacional.



Bibliografia
OETEC (19/04/2017) Las provincias de la OFEPHI camino a su extinción
http://www.oetec.org/nota.php?id=2514&area=1

OETEC (27/03/2017) Juan José Aranguren: CEO-ministro del 2016 y los años que vendrán…
http://www.oetec.org/nota.php?id=2476&area=1

OETEC (23/03/2017) La destrucción de YPF - Año 2016
http://oetec.org/nota.php?id=2462&area=1

OETEC (10/03/2017) El yacimiento heredado del kirchnerismo que salvó del cuasi estancamiento a la producción gasífera de 2016
http://www.oetec.org/nota.php?id=2432&area=1

OETEC (8/03/2017) Crecimiento de la producción gasífera en 2016: gracias a un solo yacimiento y de la pesada herencia
http://www.oetec.org/nota.php?id=2422&area=1

OETEC (6/03/2017) El efecto "derrame" del tarifazo: la perforación de pozos en su peor año desde 2009
http://www.oetec.org/nota.php?id=2411&area=1

OETEC (22/02/2017) Tres de las principales cuatro provincias petroleras registraron fuertes caídas en 2016 (promedio del desplome: -4,4%)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2380&area=2

OETEC (16/02/2017) Así se fabrica una "crisis energética": desplome petrolero y su impacto en la oferta primaria de energía
http://www.oetec.org/nota.php?id=2371&area=1

OETEC (2/02/2017) Flexibilización laboral e hidrocarburos: trabajadores felices y con plenos derechos… ¡SÍ SE PUEDE!
http://www.oetec.org/nota.php?id=2336&area=2

OETEC (13/12/2016) 13 de diciembre, día del petróleo y la paradoja británica: del carbón galés al GNL de Shell
http://www.oetec.org/nota.php?id=2238&area=2

OETEC (23/11/2016) Río Turbio, el Plan RenovAr chino y la hipocresía "verde"
http://www.oetec.org/nota.php?id=2201&area=1

OETEC (17/11/2016) La Argentina en la COP-22: confirmado el ajuste por vía medioambiental
http://www.oetec.org/nota.php?id=2194&area=1

OETEC (5/01/2016) China y Argentina. Las represas del Río Santa Cruz. Macri: ¿cambiemos o volvieron? El retorno del país chico y las viejas "relaciones" ¿internacionales?
http://oetec.org/nota.php?id=1504&area=21

OETEC (29/12/2015) Las represas de Santa Cruz: en defensa del empleo, la industria y la seguridad energética
http://www.oetec.org/nota.php?id=1493&area=1

OETEC (10/02/2015) Las nuevas represas en Santa Cruz: empleo, desarrollo y seguridad energética
http://www.oetec.org/nota.php?id=%201027&area=%201