ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Hidrocarburos

| Artículos de opinión

La barbarie del ajuste petrolero no detiene su marcha: De Neuquén a Chubut

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
Chubut, Neuquén, flexibilización laboral, acuerdo, ajuste de trabajadores, Cuenca del Golfo San Jorge, Vaca Muerta, Santa Cruz, no convencionales, Aranguren, Grupo Shell, PAE, YPF



03-05-2017 | Tituló el diario La Nación, boletín oficial de facto de la administración macrista: "Avanza un acuerdo para mejorar la productividad petrolera en Chubut" (21/04/2017). Pero lo que avanzaba era la flexibilización laboral sobre la primera provincia petrolera, luego de haberse ejecutado en Neuquén desde febrero pasado, a la sazón, primera provincia gasífera. Quince días más tarde, el adelanto de La Nación se plasmó al papel y convirtió en realidad. El 2 de mayo, un día después del Día del Trabajador, comenzó a regir para Chubut el ajuste a los trabajadores del petróleo, aplicable hasta febrero de 2019. En el marco de lo ya elaborado por este Observatorio, nuestro análisis del salvaje ajuste petrolero que, lejos de detener su marcha y habiéndose engullido a las dos principales provincias hidrocarburíferas, va por la tercera en importancia, Santa Cruz. Es que en la Argentina macrista sobran hidrocarburos para el mercado interno (sobra mercado interno) y, por ende, sobran trabajadores petroleros.



Imagen publicada por el diario Clarín, en artículo del 2 de mayo de 2017 con motivo de la celebración del acuerdo petrolero para la provincia de Chubut. Dicho acuerdo, que evitará despidos por 180 días, se propone asegurar "la sustentabilidad de la industria" y permitir "superar la actual coyuntura internacional de precios internacionales desfavorables" para lograr una "mayor productividad". Nótese "productividad" en lugar de "producción". Entre 2012 y 2015, se registró una ostensible recuperación de los niveles de producción hidrocarburífera a escala nacional, así como de las inversiones de las principales empresas -como quedó testimoniado por ellas mismas durante las dos audiencias públicas del gas-. Las economías regionales se expandieron notablemente al ritmo de más empleos para el sector y mejores remuneraciones. Y todo, a pesar del histórico desplome en los precios internacionales a partir de mediados de 2014. Para evitar "importar" la crisis petrolera, el gobierno anterior a Macri decidió proteger la producción doméstica mediante los "precios sostén". Claro que haber mantenido dicha política hubiera atentado contra los intereses del cartel de empresas al frente del Ministerio de Energía presididos por el Grupo Shell, en consonancia con los objetivos del granero del mundo de achicar el mercado interno y de reconvertir el sistema energético de uno progresivo, reindustrializador e igualador en lo social y provincial a uno caro, primarizado, commoditizado y vinculado al mercado de exportación.

Repaso al ajuste petrolero en Vaca Muerta (Neuquén)
El 10 de enero de 2017, el Presidente de la Nación informó de un supuesto "nuevo" plan para Vaca Muerta. Dicho plan, nos aseguró Macri, traería aparejado una "revolución de empleo en todo el país" y una lluvia de inversiones por "5.000 millones de dólares para el primer año".

Este Observatorio demostró, no obstante, que el "nuevo" plan de Cambiemos no tenía nada de nuevo: las inversiones anunciadas ya estaban comprometidas con anterioridad a su mandato y la producción de Vaca Muerta, lejos de estar abandonada, registró un crecimiento exponencial desde 2012 -impulsada por la renacionalización de YPF- (ver bibliografía). Por tanto, afirmábamos, el gran cuento de la "reactivación" fue la excusa que puso en práctica la primera iniciativa de flexibilización laboral en la Argentina como no se recuerde desde los noventa. Los trabajadores petroleros, los conejillos de indias.


Fuente: Elaboración OETEC en base a datos del Ministerio de Energía. Se tomaron las concesiones de Loma Campana, El Orejano, Rincón del Mangrullo, Bajada de Añelo, La Amarga Chica y Bandurria.

Del gráfico se puede observar el exponencial crecimiento de la producción de shale (gas y petróleo) para YPF, que por ser la primera empresa del país y la de mayor número de concesiones en Vaca Muerta resulta extrapolable a la producción total de shale. Dicho comportamiento no precisó de ningún ajuste a los trabajadores, siquiera durante el desplome del precio internacional del crudo a principios de 2015. Ahora, lo ocurrido en Neuquén:


Fuente: Elaboración OETEC en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Entre 2012 y 2015, la producción de gas y petróleo se recuperó un 4% y 0,3%, respectivamente. En materia de gas natural, principal recurso de la provincia, la recuperación fue altamente significativa: 4% interanual en 2014 y 7% en 2015. Por supuesto que no hizo falta quitarle derechos a los trabajadores del sector para lograr semejante recomposición de la producción provincial.

La producción de Neuquén se recuperó ostensiblemente entre 2013 y 2015, en paralelo a trabajadores felices y con plenos derechos y garantías. Nuevamente, no hubo necesidad de ningún ajuste laboral.

Pesada herencia petrolera en Chubut
Esta provincia patagónica es la primera productora de crudo del país, con el 29% del total (datos a 2016). Veamos qué sucedió con sus niveles de producción desde la recuperación de YPF hasta fines de 2015:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Es importante destacar que el precio internacional del barril (WTI) se desplomó entre 2014 y 2015, profundizándose la caída incluso durante 2015 (últimos meses). A pesar de ello, y gracias a la política nacional de proteger los precios internos, a partir de diciembre de 2014 el precio del Escalante se mantuvo por encima del WTI.

Con la renacionalización de YPF, se desaceleró fuertemente la caída en la producción de crudo. Entre 2013 y 2014, la producción fue positiva en un 2,8%; el porcentaje de recuperación se mantuvo en 2015. Preguntamos: ¿Cómo pudo recuperarse la producción sin flexibilizar trabajadores, en un contexto incluso de caída en los precios internacionales del petróleo? El gráfico que sigue responde el interrogante:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía. El desplome del precio internacional (WTI) a partir de mediados de 2014 fue desacoplado del precio doméstico vía subsidios del Estado nacional (precio sostén). Con la llegada de Macri, la alineación de los precios locales con los internacionales es política de Estado. El CEO-ministro Aranguren manifestó a fines de 2016 que para mediados de este año ambos precios convergerán -consecuencia de achicar el precio del barril criollo- y que sólo habrá "sostén" cuando el WTI caiga por debajo de los 55 (Medanito) y 47 dólares (Escalante).

Ahora, véase lo sucedido específicamente con las principales operadoras de la provincia:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. PAE es la primera productora de petróleo de Chubut, con cerca del 57% de la producción. Sigue YPF, con el 23%. Muy detrás, Tecpetrol, con menos del 10%.

Del gráfico precedente observamos la notable recuperación -a partir de la renacionalización de YPF- de las dos primeras productoras y que juntas explican poco más del 80% del crudo extraído en Chubut. La recuperación de PAE fue, a todas luces, importantísima. La de YPF, si bien más aguda entre 2013 y 2014, se vio más afectada por la caída del precio internacional aunque nunca se tornó negativa. A lo anterior, debe agregarse la decisión de la empresa de focalizarse en los no convencionales.

Volvemos a preguntarnos: ¿Cómo hicieron PAE e YPF para recuperar su producción tan espectacularmente -en el caso de la primera incluso duplicar las tasas positivas entre 2014 y 2015- sin afectar los derechos y las garantías de los trabajadores petroleros?

La "crisis" fabricada para justificar el ajuste
Como ya fuera analizado por este Observatorio (ver bibliografía), 2016 cerró con una producción petrolera en caída libre tras un 2015 positivo, el primero desde la renacionalización de YPF. La caída fue del 3,8%, esto es, el mayor desplome de la producción de petróleo desde 2011 (-5,89% fue la variación de 2011 sobre 2010).

Discriminado a nivel provincial, todas las productoras de crudo se vieron sumamente afectadas a excepción de Mendoza, como se aprecia de la siguiente imagen:


Fuente: Elaboración OETEC en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Las primeras tres productoras registraron una caída promedio del 4,4%.

Que la primera productora de petróleo (Chubut) haya producido menos crudo en 2016 respecto de 2015 y que además encabece el ranking con la tasa de declinación más elevada de las restantes jurisdicciones petroleras (pasó de un 2,6% de crecimiento entre 2014 y 2015 a una caída del 5,1%) es sumamente preocupante.

Pero más importante que esto, es advertir que existió una decisión política de tirar abajo la producción de crudo a nivel nacional, lo que se logró a través de la liberalización de los precios sostén del crudo doméstico alineándolos al precio internacional. La estrategia beneficia claramente a las empresas al frente del cartel ministerial energético vinculadas al mercado de importación. Obsérvese lo acontecido con las principales operadoras en Chubut:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas.

Lógicamente, al terminar con la política de protección de la producción local vía precios sostén, sumado a una caída sostenida de la demanda doméstica por un mercado interno en contracción, no queda otra alternativa para las empresas que quieran mantener sus niveles de producción (a la baja desde diciembre de 2015) que compensar por la vía de una reducción en sus costos, entre ellos, los de sus trabajadores.

Los trabajadores como variable de ajuste
La administración neoliberal de Mauricio Macri, y cuya política energética es digitada por el Grupo Shell, ha decidido terminar con la protección a la producción local de petróleo (y de gas) a través de la política de precios sostén iniciada durante el segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner.

El panorama en materia petrolera para las provincias productoras resulta desalentador, más aún para los trabajadores del sector. Sobre el acuerdo de flexibilización laboral que ya se engulló a Chubut, el cartel de empresas ministerial expresó que "el acuerdo logrado para una cuenca madura como la chubutense, confirma el camino iniciado en la Cuenca Neuquina para el desarrollo de la explotación no convencional y marca el rumbo para la exploración y explotación convencional de hidrocarburos en todo el país".

Traduciendo a la realidad el lenguaje marketinero y mentiroso de la Alianza Cambiemos, significa que para recuperar la caída del 5% en la producción de crudo registrada en el último año (debajo, el ejemplo para la Cuenca del Golfo San Jorge), los trabajadores deberán convertirse en variable de ajuste. De lo contrario, no habrá ninguna posibilidad de recuperación.


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas.
Además de la mitad sur de Chubut, dicha Cuenca contiene el norte de la provincia de Santa Cruz. La producción de Chubut, por su parte, se desplomó en 2016 un 5,1%.


En otras palabras, menos trabajadores para una producción menor de acuerdo a un mercado interno menos demandante.


Fuente: "Informe Cadenas de Valor - Hidrocarburos, Agosto de 2016". Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas. Se aprecia una constante evolución en el empleo que cada subsector generó. La tendencia positiva se acentúa a partir de 2012, estabilizándose recién en 2015. No resulta difícil deducir que la recuperación hidrocarburífera -que el Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas no pudo ocultar, como no pudo ni puede hacerlo el propio Ministerio de Energía- fue codo a codo con la recuperación del empleo petrolero. Se trata, en definitiva del círculo virtuoso del desarrollo. En la Argentina macrista sobran hidrocarburos para el mercado interno y, por tanto, sobran trabajadores petroleros.

Conclusiones
El injustificado y bárbaro ajuste laboral sobre los trabajadores petroleros ya se engulló a las provincias de Neuquén y Chubut, aislando cada vez más a Santa Cruz (tercera productora de gas y petróleo).

La crisis fabricada en materia energética va rindiendo sus frutos: los subsidios estatales que protegieron la producción de gas y petróleo entre 2012 y fines de 2015, promoviendo y apuntalando un mercado interno en expansión, con empresas recuperando sus inversiones, incrementando su plantilla de trabajadores (con cada vez mejores remuneraciones) y aumentando progresivamente sus niveles de producción ya son historia.

El acuerdo petrolero suscripto en Chubut se propone durante un plazo de dos años "preservar" una producción en decadencia -desde Macri Presidente- en la principal provincia productora de crudo del país a costa de menores derechos y garantías para los trabajadores.

Como hiciéramos con nuestro informe vinculado a la flexibilización petrolera en Neuquén, volvemos a preguntar y responder: ¿Puede recomponerse, crecer y consolidarse la industria hidrocarburífera nacional sin tener que llevarse puesto a sus trabajadores, a la vez que promoviendo una expansión del consumo local tanto del petróleo, como del gas y los servicios públicos de la electricidad y del gas por redes, ambos directa e indirectamente vinculados a dicha industria? Sí, claro que se puede. Basta replicar lo hecho entre 2012 y 2015.



Bibliografia
OETEC (19/04/2017) Las provincias de la OFEPHI camino a su extinción
http://www.oetec.org/nota.php?id=2514&area=1

OETEC (2/04/2017) Un "boom" en Vaca Muerta… hasta la llegada de Macri y Aranguren
http://www.oetec.org/nota.php?id=2488&area=1

OETEC (20/02/2017) Flexibilización petrolera: De la "irrigación" al "derrame" (y de cómo el Ministerio de Hacienda desnuda el fraude laboral)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2375&area=14

OETEC (16/02/2017) Así se fabrica una "crisis energética": desplome petrolero y su impacto en la oferta primaria de energía
http://www.oetec.org/nota.php?id=2371&area=1

OETEC (2/02/2017) Flexibilización laboral e hidrocarburos: trabajadores felices y con plenos derechos… ¡SÍ SE PUEDE!
http://www.oetec.org/nota.php?id=2336&area=2

OETEC (11/01/2017) La contrarrevolución del empleo. ¿Despedir y cercenar derechos a los trabajadores para apuntalar Vaca Muerta?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2281&area=1

OETEC (10/01/2017) Inversiones por 5.000 millones en Vaca Muerta: ¿Nuevas inversiones? ¿Boom del shale macrista?
http://www.oetec.org/nota.php?id=2280&area=1

Diarios La Nación y Clarín sobre el acuerdo en Chubut
http://www.lanacion.com.ar/2014283-avanza-un-acuerdo-para-mejorar-la-productividad-petrolera-en-chubut

https://www.clarin.com/ieco/chubut-firma-acuerdo-petrolero-formula-vaca-muerta_0_HkBDVY81W.html