ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos Periodísticos

Reivindicar la gestión de Julio De Vido profundiza la inevitable derrota del oficialismo en octubre

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
Julio De Vido, Stornelli, Elisa Carrió, denuncia, plan de infraestructura, opereta



06-07-2017 | El Observatorio de la Energía, la Tecnología y la Infraestructura para el Desarrollo (OETEC), se solidariza con el ex ministro de Planificación Federal, Arq. Julio De Vido, ante lo que es un nuevo, vergonzoso y desembozado ataque contra quien ha sido uno de los pilares de la Argentina autosuficiente, genuinamente federal y socialmente justa construida y consolidada entre 2003 y 2015. Reivindicar la gestión de Julio De Vido profundiza la inevitable derrota del oficialismo en octubre, porque los inéditos avances y logros del plan de infraestructura más importante de los últimos doscientos siete años de historia exponen como ninguna otra cuestión la desastrosa gestión de Mauricio Macri y su estafa electoral. Algunas reflexiones sobre la opereta contra el ex ministro, el Presidente, el juez Stornelli y la diputada Elisa Carrió…


¿Por qué contra De Vido?
A escasos meses de cumplirse la mitad del mandato neoliberal, nos preguntamos: ¿cuáles son los logros que el actual Presidente puede exhibir en materia de planificación, federalismo, obra pública, energía, ciencia y tecnología, etc.? Absolutamente ninguno. Por el contrario, las poquísimas obras inauguradas -a excepción de la de Odebrecht en Córdoba-, así como la inmensa mayoría de los programas o planes en ejecución (los poquitos que dejaron vivos) provienen de la gestión del ex ministro. En materia energética, el desastre -y el daño- es inconmensurable: todos los indicadores en petróleo y gas, en expansión de los servicios de gas por redes y electricidad, así como de demanda arrojan inéditas caídas. Siquiera el Plan RenovAr -que es importación pura de equipos- funciona correctamente. Finalmente, en ciencia y tecnología basta con ver el repudio generalizado de la comunidad científica.

Un caso emblemático de lo anterior tiene que ver con el gas natural: el 90% del gas producido en 2016 por encima de la producción heredada obedece a un yacimiento que fue puesto en funcionamiento desde el Ministerio de Planificación, en 2013, gracias a un acuerdo multimillonario de inversiones entre el gobierno anterior y la empresa Total Austral.
Asimismo, y según este Observatorio que ha estudiado en detalle los planes y programas emanados desde el Ministerio de Planificación entre 2003 y 2015, el ataque a De Vido por parte del "mejor equipo mafioso entre políticos, periodistas y juristas carentes de toda autoridad moral" cumple un doble rol de cara a las aspiraciones de Cambiemos en las elecciones legislativas. Primero, intenta degradar los resultados irrefutables que los 25.000 millones de dólares invertidos en materia energética y los cerca de 107.000 millones de dólares en infraestructura significaron en la calidad de vida de los argentinos y en el desarrollo de las 23 provincias durante doce años. Segundo, al hacerlo se oculta el desmadre de la administración macrista, la más corrupta e ineficiente que se recuerde y pueda atribuirse a una gestión neoliberal.

En este sentido, vale recordar que la inversión pública total en materia de infraestructura ejecutada por el Ministerio de Planificación superó los 107.000 millones de dólares contra los escasos 18.000 millones invertidos entre 1990 y 2002, y los inexistentes entre 2016 y junio de 2017. En obras viales, el Ministerio de Planificación desembolsó 25.263 millones de dólares, 14.952 millones para el Plan Federal de Viviendas, 11.944 millones para el Fondo Federal Solidario, 11.790 millones para obras hídricas y de saneamiento, 10.814 millones para infraestructura urbana, 4.935 millones para comunicaciones y cultura, 2.649 millones para educación y salud, y 1.023 para obras en municipios enmarcadas dentro del Plan Más Cerca.

En cuanto a las inversiones en energía, debe tenerse en cuenta que los 24.455 millones del Plan Energético Nacional no sólo permitieron la construcción incesante de centrales energéticas, entre las que sobresalen Yacyretá y la Central Nuclear Néstor Kirchner (ex Atucha II); no sólo concretaron la interconexión eléctrica del país y la construcción de gasoductos para el mercado interno, así como una histórica expansión de los servicios de gas y electricidad desde 1983 (en base a datos estadísticos del ENARGAS y del Ministerio de Energía); en definitiva, no sólo todo esto y mucho más también, sino que el 60% de la potencia instalada por el macrismo en lo que va de gestión obedece a esos 24.455 millones.

Y más cosas para tener en cuenta: El empleo en el sector de la construcción creció un 144%, pasando de 322.491 en 2003 a 787.201 en 2015. ¿Y en el año y medio de Macri? El consumo de servicios públicos subió un 227% (en la década previa al 2003 tan sólo había crecido un 34%). ¿Y en el año y medio de Macri? En materia de viviendas, se crearon 1.150.083 soluciones habitacionales (destacándose el Plan Federal de Viviendas y el Plan Procrear). ¿Y en el año y medio de Macri? La salud contó con la realización de 136 obras en hospitales y centros de salud (con un 87% ejecutado en el Conurbano y en el país más allá de Buenos Aires). ¿Y en el año y medio de Macri? Y así podríamos seguir y seguir...

¿Por qué Stornelli?
Como sea, insistimos: ¿Qué tiene Ud. para mostrar señor Presidente que no sea abandono, pobreza, miseria y exclusión? ¿Qué tiene Ud. para mostrar que no sea corrupción imposible de justificar? Recordemos: Macri sigue sin poder explicar las cerca de 50 empresas offshore que lo involucran en los Panamá Papers, como tampoco los 800 millones de dólares que le cargó de más a su primo (IECSA) y a Odebrecht en el soterramiento del Sarmiento. Para cubrirse él, sus parientes y sus socios, se valen de jueces impresentables como Stornelli -el mismo que imputó a Cristina Fernández de Kirchner y a otros de sus funcionarios-.

Aprovechamos para preguntarle a Stornelli, a la sazón amigo del Presidente de la Nación y su empleado en Boca Junios, además de amigo íntimo del barrabrava Rafael de Zeo, por qué no le consulta a Macri qué pasó con el proyecto de Ley del FpV para auditar toda la obra pública entre 2003 y la fecha.

Pero lo más grave y repudiable de la opereta contra De Vido (y que la pinta de cuerpo entero), es justamente su cerebro y brazo ejecutor. Nos referimos por supuesto a Elisa Carrió.

¿Por qué Elisa Carrió?
En la sección "discursos" del portal oficial de la diputada (www.elisacarrio.com.ar), se publicaba completa hasta hace unos meses la alocución que ella misma brindó en 2003, en el Congreso Nacional y también en calidad de legisladora, con motivo de la sesión por el Juicio político a Moliné OConnor. Para ilustrar el país de la impunidad y la corrupción desenfrenada, la diputada explicó que (subrayamos) "Los tres casos que hoy analizamos son calcados de cómo funcionó el régimen de saqueos en el país. Eran negocios entre contratistas o empresarios privados y el Estado, con defraudación por evasión impositiva, contrabando, etcétera. Podían llamarse Macri o Meller, que son los dos nombres más asociados a determinadas vinculaciones con el ex gobierno, pero podrían ser otros…".

Macri constituía para Carrió un ejemplo paradigmático de cómo funcionaba el "régimen de saqueos" (sic) en la Argentina. Lo denunció públicamente y a viva voz por haber negociado entre contratistas con "defraudación por evasión impositiva" (sic) y "contrabando" (sic). Al final de su discurso, volvería a insistir con igual gravísima acusación (volvemos a subrayar): "Si Moliné OConnor, como tal, firmó y revisó el caso no podía sino revocar la sentencia por arbitraria y por grave defraudación al Estado. En consecuencia, esa no revisión por argumentación dogmática es una connivencia dolosa con el negocio que se estaba gestando desde abajo; no hay dudas. Más difícil es el caso Macri, donde evidentemente estamos ante un caso de contrabando…".

Llegado a este punto volvemos a Stornelli, porque hay que pedirle que le pregunte a Carrió por qué eliminó de su portal dichas palabras. Debajo, la prueba:


Portal de Carrió. Donde antes figuraba su discurso completo referido al Juicio de Moliné OConnor, ahora aparece un error. Sin embargo, olvidó la diputada se borre la URL original (marcada por OETEC con la flecha amarilla: "http://www.elisacarrio.com.ar/discursos/juicio_politico_moline.htm").

Elisa Carrió brindó ese discurso a comienzos de agosto de 2003. Unas semanas después, entrevistada por Jorge Lanata en Día D, la diputada confiaba al periodista en relación al resultado desfavorable de Macri en las elecciones de la Ciudad: "Que haya sido derrotado Macri era como un parto. Yo no podía creer, no sabía cómo le iba a poder explicar a mis hijos que empresarios ligados al robo del país pudieran ganar" (ver imagen de abajo). A propósito, no podemos dejar de mencionar cuando en el mismo programa, pero de abril de 2003, mencionó que "González Fraga está en el informe de lavado como el representante de Farallón del lavado de narcotráfico en la Argentina". Qué bueno sería que Carrió recordara semejante antecedente cada vez que el nefasto ajustador sale a defender un pueblo cada vez más pobre y humillado.


Elisa Carrió fue aliada estratégica para el triunfo de Macri, quien en sus propias palabras se trata de un "empresario ligado al robo del país". La diputada está en todo su derecho de cambiar de opinión, pero debe explicarle a la sociedad por qué y qué pasó con todas las denuncias dirigidas contra Macri entre 2003 y al menos 2014.

Conclusión
La opereta contra De Vido va dirigida a borrar y denigrar los avances de una Argentina que, para colocarse en función de su ciudadanía, no necesitó endeudarse ni en un centavo ni ajustar salvajemente a los trabajadores ni cerrar una sola industria ni aplicar injustificados y vergonzosos tarifazos.

Por tanto, y sin olvidar los antecedentes del juez que dirige el circo ni a su máxima autoridad, reivindicar la gestión del ex ministro de Planificación resulta clave para profundizar la inevitable derrota del oficialismo en octubre, pues los inéditos avances y logros del plan de infraestructura más importante de los últimos doscientos siete años de historia exponen como ninguna otra cuestión la desastrosa gestión de Mauricio Macri y su estafa contra el pueblo argentino.