ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Desarrollo socioeconomico y Geopolitica del Desarrollo

| Artículos Periodísticos

Los subsidios no se eliminan… se transforman (sobre el "subsidio ciudadano" y el FMI como máximo responsable del saqueo energético)

Autor | OETEC-ID


Palabras Claves
subsidios a la energía, tarifazo, FMI, Proyecto de Ley Presupuesto, 2018, subsidios ciudadanos, neoliberalismo, endeudamiento, Macri, Aranguren, Luis Caputo, empobrecimiento



28-09-2017 | Según dicta el Manual del Perfecto Funcionario Macrista, los subsidios son el enemigo público número uno de la prosperidad de una nación. Llevado al plano de la energía, destruirían la eficiencia y la salud de un sistema energético. Su eliminación es, por tanto, cuestión de vida o muerte. ¿Será que tal posición es originaria del PRO? En absoluto. Se trata más bien, y como ya fuera analizado por este Observatorio (ver bibliografía), de conceptos históricamente esgrimidos por el FMI que vuelven al ruedo. El CEO-ministro Aranguren, que no se cansa de utilizarlos, los adoptó en las distintas normativas madres de la estafa del tarifazo -tanto del gas como de la electricidad y de los combustibles-. Y del tarifazo al Presupuesto 2018. Al ritmo de un endeudamiento voraz e inédito en la historia argentina y latinoamericana, la naturaleza neoliberal de la administración nacional se agudiza y perfecciona día a día. El FMI ordena al Poder Ejecutivo elevar a política de Estado la guerra a los subsidios. Tomar conciencia que detrás de la estafa energética macrista está el organismo responsable de las peores crisis de la historia argentina resulta clave para comprender que, lejos de una eliminación paulatina de los subsidios, el tarifazo es un mecanismo de compensación y cambio de figuras entre quién pone el dinero y quién lo recibe.



Portada del informe clave del FMI utilizado hasta el hartazgo por el oficialismo. Macri y Aranguren, desde el primer día del tarifazo, ejecutan una reforma energética basada en el libreto del FMI. La política de eliminación de los subsidios estatales a la energía -reflejada como pocas veces en el Proyecto de Ley 2018-, es crucial para reducir las erogaciones del Estado (heredadas), y que se destinaban a la totalidad de la ciudadanía, las pequeñas y medianas empresas e industrias a lo largo y ancho del país. Esas erogaciones se están sustituyendo con el dinero de los propios ciudadanos (vía tarifazo), para beneficio de un puñado de empresas. Mientras tanto, la plata que se ahorra el Estado se destina al pago de los intereses de una deuda infernal, con un pueblo cada vez más empobrecido y carente de energía.

Fraseología fondomonetarista anti-subsidios del macrismo
Dijimos en la introducción que, para el neoliberalismo, los subsidios son el enemigo público número de la prosperidad de una nación. De esta máxima se desprenden infinidad de argumentos críticos, médula del relato Cambiemos.

En materia energética, entre los más frecuentes destacamos: que los subsidios son un "gasto" excesivo que se come el "gasto" público (desplazan erogaciones en infraestructura, educación, salud, etc.); que generan desbalances fiscales; que crean inflación; que promueven situaciones de "crisis energética"; que desalientan la inversión privada; que al abaratar la energía conducen al derroche y al daño medioambiental; que al incentivar el consumo estimulan la extracción y, con ella, aceleran la deficiencia para generaciones futuras; y, finalmente, que son injustos y fomentan la desigualdad social porque los "pobres" consumen menos energía que los "ricos" (captarían el grueso de los subsidios). Sin excepción, el macrismo los viene repitiendo como lorito, incluso con anterioridad a su triunfo electoral de 2015.

Sin embargo, la acuñación de estas frases no es patrimonio del macrismo. Todas figuran, a veces textualmente, en diversos documentos e informes del FMI, a la sazón máximo responsable de digitar la política económica argentina y controlar se cumplan a rajatabla las metas de reducción del "gasto" heredado del "populismo". ¿Cómo reducir los subsidios hasta eliminarlos? En noviembre de 2016, el Fondo publicó su tradicional reporte sobre la economía argentina. En la imagen y su epígrafe, las recetas de siempre:


Fuente: 2016 - ARTICLE IV CONSULTATION, PRESS RELEASE. IMF Country Report No. 16/346. El subrayado es nuestro. Se lee: "El presupuesto de 2017 prevé una modesta (sic) reducción del déficit fiscal federal primario para el próximo año, a 4,2 por ciento del PIB, principalmente debido a mayores recortes de subsidios a la energía". La poda para 2018 es todavía mayor, dado el ingente crecimiento de la deuda externa.

La biblia de todo perfecto macrista anti-subsidios
El FMI desarrolló una sección específica en Internet para uso de funcionarios y su guerra a los subsidios energéticos:


Portada de la web oficial del FMI en materia de subsidios (ver bibliografía).

Traducidas en varios idiomas, el lector encontrará allí la fraseología anti-subsidios completa que hemos descripto en el primer apartado, acompañada de informes, conferencias, citas a "especialistas" y decenas de ilustrativos gráficos. Por ejemplo, obsérvese la imagen que sigue, y en ella, la bajada que acompaña el título:


Informe en español del FMI, portador de los habituales argumentos oficialistas contra los subsidios energéticos..

En la imagen que sigue (subrayado es nuestro), extraída del informe en cuestión, el clon de cientos de frases y expresiones del funcionariado Cambiemos:



Cuando la administración Macri dice que se dejará de subsidiar a la oferta para subsidiar la demanda:



Cuando se internacionalizan los precios de los combustibles:



Cuando se mercantiliza la energía, haciéndole creer al ciudadano que es un producto más como cualquier otro; también cuando se afirma que consumir mucha energía daña el medioambiente:



La "reforma" energética de Macri es la del FMI
Cuando se analizan los pilares de la reforma energética del macrismo y la supuesta reducción/eliminación de los subsidios al sector, los 6 puntos que figuran en el documento del Fondo emergen como sus indiscutibles pilares (subrayados nuestros):



1) Plan de reforma "exhaustivo" del sector energético. VIGENTE a través de las resoluciones y decretos para la fijación de los nuevos cuadros tarifarios de los servicios públicos del gas por redes y la electricidad, así como los nuevos precios del gas en boca de pozo, la internacionalización de los combustibles, la flexibilización laboral y la reapertura exportadora de gas y petróleo. Y todo, en el marco del libre giro de utilidades y desregulado pago de dividendos en ausencia de compromisos de inversión/reinversión.

2) "Proteger a los pobres (sic)". VIGENTE a través de ridículas y exiguas tarifas sociales. Va de suyo el año y medio que tardaron en la aceptar tarifas diferenciales para los electro-dependientes. Ni Macri ni Aranguren se cansan de usufructuar la excusa de los "pobres". Pero los "pobres" no necesitan ser protegidos, sino rescatados de la pobreza. El FMI dicta que el empobrecimiento progresivo y masivo consecuencia de administraciones neoliberales debe ser paliado con programas específicos (siempre y cuando los "pobres" se hagan sentir en las calles); de ninguna manera ofrece soluciones para resolver la pobreza. Todo lo contrario.

3) Conferencias de prensa, audiencias públicas, etc. Mostrarse democráticos, abiertos y tolerantes siempre.

4) Tarifazo.

5) Privatización o desguace de las empresas públicas; en tres letras: YPF.

6) Despolitización en la fijación de precios de la energía. ¿Qué significa? Que la ciudadanía no responsabilice a funcionarios y al gobierno por las políticas de incremento de tarifas y precios, sino a la regulación del mercado (o de las empresas).

A propósito, a poco de conocerse la liberalización de los precios de los combustibles esta fue la explicación que dio Daniel Artana, economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), a Infobae (ver bibliografía): "Si uno aplicaba la fórmula, los combustibles en octubre tenían que subir. Con la liberación no sabemos, va a depender de lo que se determine el mercado. Creo que es difícil que bajen. Si no los liberaban, iba a ir para arriba por la fórmula. Capaz que ahora no sube tanto, o no sube, o sube más". Notable, ¿no es así?

Ejecución fondomonetarista anti-subsidios en el Presupuesto 2018
El Proyecto de Ley de Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio 2018 (ver bibliografía), presentada al Congreso Nacional en septiembre, coloca a la cuestión de los subsidios en el pedestal de las críticas y las soluciones para, supuestamente, "avanzar en la reducción de la pobreza, la generación de empleo, la implementación de un acuerdo productivo nacional, el desarrollo de infraestructura y el desarrollo humano sustentable". Sin embargo, y como se objeta siempre entre líneas, la eliminación de los subsidios persigue el claro objetivo de superar de una buena vez la "pesada herencia" y los vestigios de "populismo".

El sello fondomonetarista en el proyecto de ley es incuestionable. Algunos pasajes dignos de destacar (subrayados nuestros):

"Mucho del aumento del gasto público resultó en gasto de muy baja calidad. Las prestaciones no mejoraron, el gasto social no estuvo dirigido a quienes más lo necesitaban y la infraestructura se deterioró. Los subsidios a los servicios públicos, por ejemplo, experimentaron un marcado crecimiento especialmente a partir del 2006. Mientras que en ese año representaban menos del 1% del PBI, en 2015 ascendieron al 4,3%, convirtiéndose en una carga fiscal significativa. Este incremento de las transferencias económicas se distribuyeron entre todos los grupos de ingresos, en lugar de focalizarse en quienes más los necesitaban" (Pág. 10).

"Entre 2012 y 2015 se gastaron en subsidios al gas, electricidad, agua y transporte un total de USD 82.000 millones -en promedio, el 40% de los subsidios fue a electricidad, el 29% a gas, el 28% a transporte (automotor, ferroviario y aerocomercial) y el 3% a agua-. Esta cifra es equivalente al 15% del PBI actual o a la inversión total pública y privada en un año. Con los niveles de pobreza que tiene Argentina cabría esperar que estos subsidios hubieran estado enfocados en los más necesitados. Sin embargo, sucedió precisamente lo opuesto. Según un documento de trabajo del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Universidad Nacional de La Plata, realizado a partir del análisis de la distribución de subsidios por decil de ingreso, se destinaron más fondos a subsidiar a los ricos que a los pobres..." (Pág. 10).

"El aumento del gasto público no se vio reflejado en una mejor infraestructura… El deterioro de la infraestructura se vio reflejado en los datos. Argentina tuvo, entre 2006 y 2015, el peor desempeño entre 24 países de América Latina y el Caribe en la evolución de su infraestructura. A nivel sectorial, Argentina tuvo la peor performance en oferta energética…" (Págs. 11 y 12).

Al respecto de este último párrafo, los autores del Proyecto de Ley citan una nota al pie como fuente de lo aseverado. ¿Cuál es esa fuente? ¡Un informe del FMI! Debajo, la portada del documento referenciado:


Portada del Informe del FMI sobre infraestructura en América Latina.

Para justificar el ajuste en su proyecto de presupuesto de 2018, el macrismo recurre al organismo internacional ajustador por excelencia y que define la política económica nacional. ¿Por qué no recurrieron a datos oficiales a la hora de analizar si existió o no evolución de indicadores en infraestructura general y energética entre 2003 y 2015? ¿Por qué no compara, más importante que entre países, intra país? Es decir, porque no analiza entre 1983 y 2015 solamente para la Argentina, distinguiendo entre décadas y gobiernos. Esta comparación habremos de hacerla próximamente desde OETEC.

Los subsidios no se eliminan… se transforman (subsidios ciudadanos)
¿Por qué le preocupan tanto al FMI los subsidios a la energía? Lógicamente que donde el Fondo penetra, es porque se le permite. Y si se le permite, es porque estamos en presencia de una administración neoliberal. Y si estamos en presencia de una administración neoliberal, entonces se padecerá de progresivo endeudamiento odioso, reparto regresivo del ingreso, explotación colonial de los recursos y las riquezas, aumento de la pobreza y del atraso, gobierno mínimo y corporaciones al poder.

En este escenario, una administración neoliberal que se hace de un país con altos subsidios, debe aplicar una reforma tal que logre lo siguiente:


Fuente: OETEC.

¿Por qué? La supuesta eliminación de los malditos subsidios no es más el cambio entre la figura que PONE el dinero y la figura que lo RECIBE. En lugar de hacerse cargo el Estado con dinero de sus arcas, como ocurría con anterioridad a Macri, que los empiece a pagar la ciudadanía, de sus propios bolsillos; y el Estado, cada vez menos.

¿Y la plata que antes ponía el Estado y que beneficiaba a millones?


Fuente: OETEC.

La flecha del medio simboliza la transición en materia de subsidios bajo reforma energética fondomonetarista, tal y como está siendo ejecutada por Mauricio Macri. El dinero que el Estado antes invertía en la ciudadanía, su aparato científico, tecnológico, productivo e industrial, es redirigido al pago de los servicios de la deuda más su pasaje a disponibilidad como blindaje de cara a los recurrentes desbalances propios de toda economía neoliberal (deterioro de los términos del intercambio; menor recaudación por recesión; fuga de capitales; giro indiscriminado de utilidades y dividendos; etc.).

Ahora bien, los subsidios ciudadanos implican que el dinero que millones de hogares, empresas, fábricas, comercios, etc. se ahorraban producto de una energía barata, invirtiéndola en vivir mejor, en comprarse ropa, celulares, plasmas, vacacionar, pagar en cuotas un buen automóvil e ir todos los fines de semana a cenar, al cine o al teatro -González Fraga dixit-, todo ese dinero se vuelca masivamente a "subsidiar" a las empresas energéticas dueñas y amigas del Poder. Con un agravante, reciben inmensas sumas de dinero en un mercado en retracción, sin ninguna obligación ni compromisos de inversión/reinversión, y con vía libre para el giro de utilidades al extranjero y pago indiscriminado de dividendos a sus accionistas.


La frase de González Fraga que más trascendió fue la del desubicado argentino medio que había osado comprarse plasmas, celulares, motos y autos. Pero en el programa de Alfredo Leuco, expresó textualmente: "La plata que yo me ahorré por pagar una tarifa subsidiada, me la gasté en el shopping, en el supermercado, en otras cosas; y eso generó un aumento de la demanda. Entonces, el aumento de las tarifas, producido por una caída de los subsidios, va a generar una caída del consumo que va a aplacar las expectativas inflacionarias. Nadie va a ir a pedir un aumento de sueldo especial porque le aumentó la luz. Esto no está dentro de la lógica". Aquí le síntesis perfecta del "subsidio ciudadano".

Conclusiones
Para alivianar la pesada carga que supone la quita de subsidios, el FMI propone políticas focalizadas para los sectores más empobrecidos en lugar de la universalización del servicio. Por ejemplo, afirma el Fondo, "se puede expandir el sistema de autobuses de transporte público, como en Ghana; lanzar programas de distribución de alimentos para los más vulnerables, como en Namibia; o crear programas de empleo del joven y la mujer, como en Nigeria. Otra alternativa consiste en mantener subsidios para los artículos que los pobres usan mucho, como el queroseno, o para el consumo de electricidad por debajo de cierto nivel".

En pocas palabras: "africanización" para el mundo entero. Para los más vulnerables micros y no autos; bolsas de comida y no salario decente; programas de empleo diferenciales y no trabajo digno; queroseno y no gas natural ni electricidad. Un discurso similar, por lo conservador y repulsivo, al del Ministro Buryaile que nos invitó a no comer carne, al del CEO-Ministro Aranguren que nos dice que si la nafta está cara no carguemos el tanque o al del Presidente Macri que nos pide usar el buzo del "ex" o el tejidito de la abuela dentro de casa para cuidar juntos el gas (mientras su administración desploma la producción).

Con la reforma energética macrista, diseñada y gestionada por el FMI, los subsidios no desaparecen, sino que se transforman (como la energía, valga la metáfora). Ahora somos millones de ciudadanos los que, en paralelo a vernos obligados a reducir nuestro consumo y acceso a la energía, subsidiamos un conjunto selecto de empresas energéticas socias o amigas del presidente de la Nación y de algunos de sus funcionarios claves, empresas que ganan cada vez más pero invierten cada vez menos.

Mientras tanto, los miles de millones de dólares que antes invertía el Estado en un sistema energético barato, accesible, asequible, en calidad de derecho humano y herramienta de desarrollo, esos miles de millones de dólares -conforme se sustituyen con nuestro dinero vía tarifazo- los recibe todos juntitos el ministro de Finanzas Luis Caputo para hacer frente una deuda odiosa, ilegal e insostenible de proporciones históricas.



Bibliografia
OETEC (22/09/2017) Tarifazo post-elecciones: mínimo 50% - máximo INDETERMINABLE
http://www.oetec.org/nota.php?id=2829&area=1

OETEC (20/09/2016) Subsidios a la energía: La coincidencia del macrismo con el FMI (entrevista a Noemí Brenta)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2080&area=4

OETEC (7/09/2016) Hacia la Audiencia Pública: Subsidios. Aranguren miente, el FMI lo desmiente
http://www.oetec.org/nota.php?id=2057&area=1

OETEC (29/08/2016) La notable omisión de Aranguren respecto de los subsidios energéticos
http://oetec.org/nota.php?id=2034&area=1

OETEC (11/08/2016) Por qué el FMI (y Macri) no quieren subsidios energéticos
http://www.oetec.org/nota.php?id=2009&area=14

OETEC (6/08/2016) Subsidios a la energía: ¿Hacia EE.UU. o hacia Kenia?
http://www.oetec.org/nota.php?id=1985&area=1

OETEC (26/07/2016) Argentina: ¿Único país del mundo que subsidia la energía? El FMI desmiente a Lanata http://www.oetec.org/nota.php?id=1965&area=1

OETEC (16/12/2015) Quita de subsidios y tarifazo eléctrico http://www.oetec.org/nota.php?id=%201478&area=%201

Revisión del FMI, Noviembre de 2016
http://www.imf.org/external/pubs/ft/scr/2016/cr16346.pdf

Informe del FMI citado por el oficialismo en el Proyecto de Ley de 2018
https://www.imf.org/external/pubs/ft/wp/2016/wp16185.pdf

Proyecto de Ley, Presupuesto 2018
https://drive.google.com/file/d/0BxCBD5ri9y9UUHd5TlVEeGxwTk0/view

Portal del FMI para la reforma de los subsidios a la energía
http://www.imf.org/external/np/fad/subsidies/index.htm

Declaraciones de Artana en Infobae
http://www.infobae.com/economia/2017/09/26/el-gobierno-libero-los-precios-de-las-naftas-como-impactara-la-medida-en-los-surtidores/