ÁREAS de
INVESTIGACIÓN

Energia

| Artículos de opinión

Marcado retroceso en el camino hacia el autoabastecimiento gasífero: ya se importa más gas que en 2015 (enero a agosto)

Autor | Federico Bernal


Conflictos de Interes
El autor no manifiesta conflictos de interés


Palabras Claves
importaciones de gas, sustitución de importaciones, demanda de gas por redes, usuarios de gas, caída, declinación, recuperación de YPF, Plan Gas, tarifazo, precios del gas en boca de pozo, Aranguren, Macri, Cristina Fernández de Kirchner, estafa, neoliberalismo



15-10-2017 | El hoy oficialismo, cuando era oposición, tenía como uno de sus principales caballitos de batalla la zoncera de la "crisis energética" y, en ella, la pérdida del autoabastecimiento durante el kirchnerismo. Hemos refutado este argumento innumerable cantidad de veces y desde múltiples abordajes (la sección "La Estafa del Tarifazo", en el portal oficial del OETEC, los incluye a todos). Por ejemplo, días atrás demostramos que, en 1 año y 8 meses de gestión, el macrismo importó un 4% más de petróleo que el importado entre 2008 y 2015. A comienzos de septiembre, y en materia de gas, informábamos que la sustitución de gas importado había caído un 70% durante el primer año de gestión macrista en relación a 2015. Es decir, si entre 2015 y 2014 conseguimos evitar la importación de 100 metros cúbicos de gas (al sustituirla por producción doméstica en permanente ascenso, como efectivamente ocurría), al finalizar el primer año macrista nos ahorrábamos de importaciones nada más que 30 metros cúbicos. Y hallamos algo todavía peor: entre enero y julio de 2017, las importaciones habían registrado un incremento del 4% en relación al mismo período de 2016. O sea, la sustitución había terminado, con el agravante de darse en simultáneo a una producción en retroceso y un mercado con demanda a la baja (enero a julio). No lo mencionamos entonces, pues quisimos esperar un mes más para ver si la insólita tendencia se mantenía. Ahora, con los datos publicados por el Ministerio de Energía al mes de agosto, podemos afirmar que el macrismo logró batir otro deplorable récord (como el de la extranjerización petrolera): transcurridos los primeros ocho meses del segundo año de mandato neoliberal las importaciones de gas natural ya superan a las de igual período de 2015.



Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Marcado retroceso en el camino hacia el autoabastecimiento gasífero: frenaron la sustitución de importaciones en 2016. Y ahora, importan más gas que en 2015 (enero a agosto). Juraron durante la campaña pondrían fin al supuesto descalabro importador y la pérdida del autoabastecimiento; impusieron, en función de tales objetivos, el "tarifazo", los precios del gas en boca de pozo más caros del mundo y una salvaje poda de derechos a los trabajadores petroleros. Mientras tanto, a los argentinos y las argentinas nos obligan a consumir cada vez menos para que un puñado de empresas -el año que viene, según adelantó el propio Aranguren- puedan volver a exportar nuestro gas a mansalva. La estafa del tarifazo parece no tener límites. Pero los argentinos y las argentinas, que somos cada vez menos los que accedemos al servicio público de gas por redes, tenemos cada vez menos hidrocarburos e importamos cada vez más. En fin, todos los días un poco más estafados; todos los días más empobrecidos y humillados.

Reducción de la sustitución de las importaciones de gas (2016-2015)
Las importaciones de gas -en un mercado interno en crecimiento, vale aclarar siempre- comenzaron a desacelerarse a partir de 2012, logrando en 2015 revertir la tendencia e importar un 10,4% menos que en 2014. Tal desempeño fue consecuencia de la notable recuperación en los niveles de producción nacional, sobre todo a partir de la renacionalización de YPF y al Plan Gas.

La sustitución de gas importado por producción doméstica, en un contexto de demanda en crecimiento, prosiguió durante 2016 aunque los volúmenes de sustitución de gas importado fueron un 70% menores en relación a 2015. Es decir, si entre 2015 y 2014 conseguimos evitar la importación de 100 metros cúbicos de gas (al sustituirla por producción doméstica en permanente ascenso, como efectivamente ocurría), al finalizar el primer año macrista nos ahorrábamos de importaciones nada más que 30 metros cúbicos.

En el gráfico de abajo, se ilustra el comportamiento mes a mes de los volúmenes de gas sustituidos entre los años indicados:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. En 2015, se sustituyeron 1.305.716 miles de m3 contra 399.927 miles de m3, esto es, un 70% menos.

Fin de la sustitución y crecimiento de las importaciones (2017-2016)
En 2017, a un año de vigencia del precio del gas en boca de pozo más caro del mundo, la producción de gas comenzó a caer por primera vez desde 2015. Este hecho, sumado al negociado de importación de gas desde Chile promovido por el Grupo Shell, condujeron a partir de marzo a desacelerar el ahorro de gas importado en relación a 2016, para pasar desde el mes de abril a registrar un incremento sostenido de las importaciones.

Es decir, y por primera vez desde el último año del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, entre enero y abril de 2017 la Argentina importó más gas que en igual período de 2016. De allí en más (línea roja), las importaciones no han parado de incrementarse:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas. Los recuadros indican: períodos enero a junio entre 2015/14 nos ahorramos de importaciones 954.286 miles de m3; en iguales meses, pero entre 2016/15 el volumen sustituido cayó a 298.530 miles de m3. Sin embargo, entre enero y junio entre 2017/16 se importaron 119.694 miles de m3 de más.

Ahora, obsérvese la diferencia entre los dos últimos años del segundo mandato de Cristina Fernández de Kirchner y los dos primeros del mandato de Mauricio Macri:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas.

Si entre 2015 y 2014 período enero-agosto se consiguieron sustituir (reducir las importaciones en…) 1.082.588 miles de m3, entre 2017 y 2016 las importaciones crecieron en 466.064 miles de m3.

Enero a agosto de 2017: Macri importó más gas que en iguales meses de 2015
Pero, no contentos con detenerse en interrumpir la tendencia a ahorrarnos importaciones, los volúmenes de gas comprados al exterior no paran de incrementarse, resultando en un marcado retroceso en el camino al autoabastecimiento gasífero iniciado a partir de 2012.

En efecto, durante los primeros ocho meses del segundo año de gestión neoliberal ya se importó más gas que en el mismo período de 2015, tendencia que cabe recordar, comenzó en el mes de julio. El incremento no es menor: 5,8% (y 5,7% contra 2016).


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas.

Deberá recordarse, por último, que este incremento de las importaciones de gas entre 2017 y 2015 se da en dos contextos diferentes: en tiempos de Macri, con una expansión del servicio público de gas por redes tocando mínimos históricos desde 1993, con una producción local y demanda interna de gas por redes en caída (1); en tiempos de Cristina Fernández de Kirchner, con una producción en ascenso y una demanda igualmente en crecimiento.

Conclusiones
La renacionalización de YPF, en abril de 2012, sumada al Plan Gas y a la implementación de un nuevo marco regulatorio hidrocarburífero en la República Argentina (2) permitió recuperar de forma realmente espectacular la producción de gas. El resultado: en un mercado interno cuya demanda de gas creció 2% en 2015 con respecto al año anterior, las importaciones de gas -que venían desacelerándose desde 2012- cayeron por primera vez desde 2008.

La sustitución de importaciones, en sintonía con una demanda creciente, prosiguió en 2016, aunque como fuera dicho, los volúmenes ahorrados fueron 70% menores en relación a los de 2015.

La tendencia declinante en la sustitución de importaciones culminó en abril de 2017. A partir de entonces, las importaciones comenzarían a aumentar nuevamente.

Como consecuencia de esta insólita pero buscada decisión de atentar contra la autosuficiencia energética nacional, dilapidando casi cinco años de recuperación, el macrismo consiguió batir otro deplorable récord. Si con el petróleo ya importó más cantidad en 1 año y 8 meses de gestión que todo el crudo importado entre 2008 y 2015, con el gas natural algo parecido: en el acumulado enero a agosto del corriente, después de 20 meses de tarifazo y con los precios del gas en boca de pozo más caros del mundo, lleva importados un 5,8% más que en igual período de 2015. A propósito, en este gráfico se ilustra la diferencia con el último año del tercer gobierno kirchnerista. Nótese como la curva de 2017, para los últimos dos períodos estudiados solapan primero y superan después la de los dos años previos:


Fuente: Elaboración propia en base a datos del Ministerio de Energía, Tablas Dinámicas.

Juraron durante la campaña pondrían fin al supuesto descalabro importador y la pérdida del autoabastecimiento; impusieron, en función de tales objetivos, el "tarifazo", los precios del gas en boca de pozo más caros del mundo y una salvaje poda de derechos a los trabajadores petroleros.

Mientras tanto, a los argentinos y las argentinas nos obligan a consumir cada vez menos para que un puñado de empresas -el año que viene, según adelantó el propio Aranguren- puedan volver a exportar nuestro gas a mansalva.

La estafa del tarifazo parece no tener límites. Pero los argentinos y las argentinas, que somos cada vez menos los que accedemos al servicio público de gas por redes, tenemos cada vez menos hidrocarburos e importamos cada vez más. En fin, todos los días un poco más estafados; todos los días más empobrecidos y humillados.

---

(1) La demanda de gas a nivel nacional, entre enero y junio de 2017 cayó 1,3% en relación a 2016. Al comparar los primeros semestres, la caída se ubicó en 0,3%. En el acumulado a agosto, la demanda fue positiva en 0,4%. El incremento, no obstante, es muy magro cuando se lo mide contra el de 2015/14 (1,8%). Esta gran diferencia debe analizarse en el marco de mayores importaciones para el corriente año. Es decir, se importa más a pesar de una demanda cuyo crecimiento recién se verifica ocho meses después de iniciado el año, crecimiento que además es sensiblemente inferior al verificado entre los últimos dos años kirchneristas.

(2) Nos referimos a: 1) la Ley 26.741 (4 de mayo de 2012) y con ella la creación del Consejo Federal de Hidrocarburos y la declaración de Interés Público Nacional al autoabastecimiento; y 2) el Decreto 1277/2012 (25 de Julio 2012) o Reglamento del Régimen de Soberanía Hidrocarburífera, el cual crea el Plan Nacional de Inversiones Hidrocarburíferas y la Comisión de Planificación y Coordinación Estratégica.



Bibliografia
OETEC (10/10/2017) Macri: en 1 año y 8 meses importó más petróleo que Cristina Fernández de Kirchner (2008-2015)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2850&area=1

OETEC (6/10/2017) Maravillas del "derrame" (y del tarifazo): el gas sigue cayendo (-1,03%)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2837&area=1

OETEC (4/10/2017) Nuevos usuarios de gas (enero a julio de 2017): el peor registro de los últimos quince años
http://www.oetec.org/nota.php?id=2834&area=1

OETEC (10/09/2017) Macri y el fin de la sustitución de importaciones gasíferas
http://www.oetec.org/nota.php?id=2807&area=1

OETEC (7/09/2017) Gas natural en los hogares argentinos: la peor caída de la demanda de los últimos 24 años
http://www.oetec.org/nota.php?id=2805&area=5

OETEC (6/09/2017) Primeros siete meses de 2017: se acentúa la caída de la producción gasífera (-1,05%)
http://www.oetec.org/nota.php?id=2803&area=1

OETEC (3/09/2017) Demanda de gas no detiene su caída: -1,3% para el primer semestre de 2017
http://www.oetec.org/nota.php?id=2796&area=5